*

Agencia Uruguaya de Noticias
Loading
con firma
Esteban Valenti Esteban Valenti
Masa crítica
Manuel González Lago Manuel González Lago
De esto no se habla: el precio de los medicamentos
Pablo Mieres Pablo Mieres
La demanda de verdad y justicia: una deuda que no prescribe
Carlos Vivas y Homero Bagnulo Carlos Vivas y Homero Bagnulo
Como mejorar la adhesión de los pacientes a su medicación
Jorge Aniceto Molinari Jorge Aniceto Molinari
A propósito de una nota de Leandro Grille. (Abordando eso gris, que parece la teoría)
Fotografías de Héctor Musto Fotografías de Héctor Musto
Aleph
Eduardo Migliaro Eduardo Migliaro
Marcapasos y regulación cardíaca
Lilián Hirigoyen Lilián Hirigoyen
Otras literaturas: Dina Díaz
William Marino William Marino
Las mafias y la muerte
Bertha Sanseverino Bertha Sanseverino
Uruguay: construyendo su mejor historia
Hebert Abimorad Hebert Abimorad
Correcto, incorrecto, consenso
Juan Raúl Ferreira Juan Raúl Ferreira
El nunca más llego para quedarse
Jorge Ángel Pérez Jorge Ángel Pérez
Mariela Castro y su “conducta impropia”
Mauricio Stelkic Mauricio Stelkic
El "macrismo", fenómeno no exportable
Edgardo Sandoya Edgardo Sandoya
Cuando lo esperado no sucede
Mónica Xavier Mónica Xavier
Igualdad, inclusión y participación
Adriana Marrero Adriana Marrero
Vírgenes y sin embargo madres: la iglesia católica y la disputa por el espacio público
Adriana Santos Melgarejo Adriana Santos Melgarejo
Deformación de públicos. Sobre la indigestión cultural
Carlos Garramón Carlos Garramón
Los primeros cien días de Trump: lo único previsible es su imprevisibilidad
Ismael Blanco Ismael Blanco
¿Dónde está la rebeldía?
Luis Fernández Luis Fernández
Se nos vienen los ultras...
José W. Legaspi José W. Legaspi
Venezuela, la izquierda y el poder corrompido
Carlos Visca Carlos Visca
A más de 7 años y tercer gobierno
Juan Santini Juan Santini
La historia oficial
Mauricio Zieleniec Mauricio Zieleniec
1 de Mayo, la clase obrera se fue al paraíso
Eduardo Vaz Eduardo Vaz
¿Será cuestión del nombre?
Aureliano Rodríguez Larreta Aureliano Rodríguez Larreta
Cuchillo de Palo: Gernika
Rubens Stagno Rubens Stagno
Sin viento de cola
Ana Jerozolimski Ana Jerozolimski
En Iom Hashoa, a los negadores y antisemitas
David Malowany David Malowany
Estudiantes, a los libros
Dr. Federico Arregui Mondada Dr. Federico Arregui Mondada
Vamos mal
Leonardo Padrón* Leonardo Padrón*
El último chance de Nicolás Maduro
Andrea recomienda Andrea recomienda
Cuando llueve y cuando no, también
más columnistas



 
banner cablevision 300 x 138
banner argentino hotel 300 x 138
banner nicatel interna
Te encuentras en: Inicio | Columnas

Elecciones en el Frente Amplio, el emporio de las preguntas

Florencio Luzardo

21.03.2012

Luego de maratónicas sesiones, de negociaciones cruzadas entre todos los grupos, de declaraciones, filtraciones y apariciones en la prensa el Frente Amplio irá a las elecciones con 5 candidatos. Aunque todavía no se cerró la lista.

Los nombres confirmados por orden de aparición: Enrique Rubio, Mónica Xavier, Ernesto Agazzi, Juan Castillo y Sergio Mier. El último plenario determinó por 72 votos en 170 integrantes que el futuro presidente no podrá ser legislador. Los tres principales candidatos son senadores...y de los mejores que tiene el Frente, el cuarto es un diputado y el quinto es dirigente sindical. No se sabe todavía que sucederá con Alejandro Zavala.

La imagen que ofreció el Frente Amplio en todo el proceso previo a estas definiciones no fue por cierto muy edificante ni convocante para los ardores de los militantes y ni siquiera de los votantes. Lo que debía ser un trámite formal para asegurar el acto electoral del 27 de mayo se transformó en un rallador que duró 11 horas y dejó enojados a mucha gente e indiferente a la mayoría.

La danza previa de los nombres es interminable, o en el Frente Amplio hay una capacidad de generar liderazgos impresionante o simplemente el desconcierto y el desorden son mayúsculos. Queda a gusto de los lectores.

Los tres senadores participarán de la contienda, ¿que sucederá al final cuando sea elegido un nuevo plenario si el presidente o la presidenta es uno de los senadores? nadie lo sabe a ciencia cierta. Es sólo una de las interrogantes.

Tratemos de enumerarlas:

¿Quién será electo/a como presidente o presidenta?

¿Quiénes serán los vicepresidentes que deben ser propuestos por el futuro presidente y aprobados por el Plenario?

¿Quiénes serán los presidentes de las 19 departamentales del Frente Amplio?

¿Como se distribuirán los algo más de 50 cargos que le corresponde a los grupos del FA?

De los 85 cargos (la mitad del Plenario Nacional) que le corresponden a los grupos y partidos, cerca de 30 son ocupados con un delegado por cada uno de los grupos, la llamada “base uno”, lo que reduce la cifra de los electos en las elecciones abiertas y con afiliación simultanea.

¿Cuántos votos habrá a las listas partidarias y cuantos a los candidatos de los Comités de base?

Es un dato político trascendente, porque en las elecciones del 2006, las listas obtuvieron 220 mil votos y los representantes de la bases no superaron los 30.000 votos. Cómo se podrá justificar que el 100% elige a 85 representantes y un 15%-20% elige a la misma cantidad, será un ejercicio que todos seguiremos con mucha atención democrática.

Y al final la gran pregunta: ¿cuál será el total de los votantes? Este es un dato fundamental para la fuerza política, la última referencia fueron los 220 mil votos del 2006. Difícil para Sagitario...

Pero hay preguntas más sutiles y mucho más complejas. El Frente Amplio fue siempre una fuerza con delicados equilibrios internos, con fuerzas diversas que fueron ocupando las principales posiciones y por ello mismo asumieron con cuidado esa situación.
 
Ahora, por primera vez se plantea la posibilidad de que una fuerza política, el MPP ocupe nada menos que la Presidencia de la República y del Frente Amplio. ¿Cómo le caería eso a los otros frenteamplistas? Pesado, muy pesado.

La senadora Lucia Topolansky el pasado 13 de febrero declaraba en una entrevista con Emiliano Cotelo en la radio El Espectador.

“Nosotros resolvimos en primer término que no íbamos a presentar un candidato perteneciente al MPP, que vamos a apoyar un candidato que no sea nuestro, primera cosa. Esto se fundamenta en que no queremos que se lea que queremos copar la fuerza política y el Gobierno, porque de todos modos, en la construcción de la fuerza política se puede participar desde las comisiones, desde las vicepresidencias y desde el plenario y el congreso. Queríamos correr ese fantasma, que no se leyera eso.”

Ahora el fantasma anda suelto. ¿Qué pasó? Se habló de lo negativo que era la polarización dentro del Frente, muchos se rasgaron las vestiduras. Uno de los polos, el Frente Liber Seregni desde un principio apoyó a una dirigente del Partido Socialista, con quien comparte posiciones pero también mantiene diferencias, mientras que el otro polo, el MPP terminó promoviendo su propio candidato.

No hay duda que los frenteamplistas quieren cambios en su fuerza política, no quieren repetir la experiencia de otros partidos de izquierda en el mundo, devorados por el poder o del Partido Colorado en el Uruguay ¿Cómo se puede leer que el presidente del FA sea del mismo sector que el Presidente de la República? No hay duda que es la ruptura de una larga tradición de equilibrio y de pluralidad.

¿Cuánto puede afectar eso a los próximos 3 años de gobierno de José Mujica? ¿cómo influenciará la decisión que deberá adoptar en algún momento Tabaré Vázquez sobre su candidatura? y ¿sobre los cambios que deberían representar a la mayoría del pueblo frenteamplistas y que deben operarse en el FA?

El Frente Amplio vive en medio de tensiones y contradicciones. La mayoría actual del pueblo frenteamplista no pertenece a ningún sector, es frenteamplista, a la hora de votar tiene que elegir entre las diversas opciones, pero la estructura supuestamente independiente y del “movimiento” es actualmente una ficción, es ocupada en forma abrumadora por militantes de algunos sectores. Lo que hace que represente todavía menos a los ciudadanos del FA. Hay un lento pero firme proceso de perdida de entusiasmo, de pasión, de interés en las actividades, en las convocatorias y ni que hablar en las estructuras, pero, hasta ahora se mantenía la atención y el compromiso de los diferentes sectores que integran el FA. ¿Qué sucede si eso también se debilita por la imposición de un grupo dominante con tendencia a ocupar demasiados espacios?

Lo insólito de la situación es que la izquierda en el gobierno está muy lejos de vivir una crisis, al contrario, tiene excelentes resultados en aspectos fundamentales y aunque mantenga problemas de gestión en algunas áreas no hay duda que tiene altos índices de aprobación. Las tres figuras políticas con más apoyo y muy distanciadas del resto son frenteamplitas.

Lo que no hay dudas es que el 28 de mayo comienza otra historia para el Frente Amplio.
 
 



Florencio Luzardo

UyPress - Agencia Uruguaya de Noticias



MVDCMS  Volver arriba    |    Contacto: uypress@uypress.net