*

Agencia Uruguaya de Noticias
Loading
con firma
Esteban Valenti Esteban Valenti
Compañero o cómplice
William Marino William Marino
Los comités
Mónica Xavier Mónica Xavier
Neoliberalismo nunca más
Pablo de los Reyes Pablo de los Reyes
La arenga
Jaime Secco Jaime Secco
¿Qué puede pasar en el Frente Amplio?
Ciro Invernizzi y Karina Antúnez Ciro Invernizzi y Karina Antúnez
La importancia de los insectos polinizadores
Dres.  Carlos Vivas y Homero Bagnulo Dres. Carlos Vivas y Homero Bagnulo
Hacia una cirugía más segura
Pablo Mieres Pablo Mieres
Bienvenidos al tren
Juan Raúl Ferreira Juan Raúl Ferreira
El voto consular y el artículo del Dr. Sanguinetti
Jorge Aniceto Molinari Jorge Aniceto Molinari
Las posibilidades actuales de un stalinismo. (Abordando eso gris, que parece la teoría).
Edgardo Carvalho Edgardo Carvalho
¿La democracia es como un tren?
Ana Jerozolimski Ana Jerozolimski
¡Cómo entiendo a Barcelona!
Edgardo Sandoya Edgardo Sandoya
Elegir sabiamente respecto a su salud
Dr. Federico Arregui* Dr. Federico Arregui*
¿Quién es quien.?
Luis Fernández Luis Fernández
De la interna... y no tanto
Pablo Urreta Pablo Urreta
Alianza para el retroceso
Lilián Hirigoyen Lilián Hirigoyen
Otras literaturas: Víctor Cunha
Edmundo Roselli Edmundo Roselli
La revolución que cambiará la agropecuaria nacional
Alberto Rodríguez Genta Alberto Rodríguez Genta
“A mí me pasa lo mismo que a usted” Respondiendo a Emiliano Cotelo.
Adriana Santos Melgarejo Adriana Santos Melgarejo
Montevideo fue un madrigal
Carlos Garramón Carlos Garramón
La fuga autoritaria de Maduro
Jorge Braun Jorge Braun
De Sendic, comunistas, picenetistas, mpepistas y otras yerbas
Héctor Musto Héctor Musto
Barranca abajo
José W. Legaspi José W. Legaspi
Para seguir cambiando sin cambiar nada
Gustavo Salinas Gustavo Salinas
Al rojo vivo: la resistencia a antihelmínticos en el ganado
Felipe Michelini Felipe Michelini
Día de la Justicia Internacional: ¡tercamente optimistas!
Luis C. Turiansky Luis C. Turiansky
La tecnología moderna y la posverdad
Joaquín Roy Joaquín Roy
El referéndum catalán
Hoenir Sarthou Hoenir Sarthou
El Sexo en la Escuela
Martin Papich Martin Papich
Cuando la palabra "oportunidad" se llena de contenido-audiovisual
Bertha Sanseverino Bertha Sanseverino
URUGUAY: La otra cara de la malnutrición:aumenta la obesidad
Fernando López D'Alesandro Fernando López D'Alesandro
Venezuela hacia un domingo trágico
Roberto Savio Roberto Savio
La decadencia de la democracia pasa desapercibida
Manuel Gonzalez Lago Manuel Gonzalez Lago
Como se explica el precio de los nuevos medicamentos: una visión crítica
Jaime Igorra Jaime Igorra
El puerto de Montevideo. Bahía de conflictos, muelles de esperanza
Rafael Guarga Rafael Guarga
2017, centenario del nacimiento del Ing. Eladio Dieste
Jorge Eiris Jorge Eiris
Un video recorre las redes
Fabricio Cerna Salazar Fabricio Cerna Salazar
Espejo latinoamericano. Emblemática justicia peruana
Gerardo Rey Gerardo Rey
Sin perder la línea
Maria Laura Bulanti Maria Laura Bulanti
Italia: historia de un doble discurso.
Ximena Olmedo Ximena Olmedo
Generación “Peter Pan”
Marcelo Marchese Marcelo Marchese
Inclusión financiera versus bancarización forzosa (el problema de las palabras)
David Malowany David Malowany
El exterminio como política pública
Adriana Marrero Adriana Marrero
¿Renta básica ya, acá?
más columnistas



 
banner cablevision 300 x 138
banner argentino hotel 300 x 138
MET-ROND-POINT_Banner200x73
Te encuentras en: Inicio | Columnas | Florencio Luzardo
imagen del contenido Florencio Luzardo

La cruzada de las cúpulas empresariales. Tienen razones

Florencio Luzardo

14.08.2013

Las cúpulas de cinco cámaras empresariales emitieron una documento de 41 páginas directamente orientado contra el gobierno y como eso no les alcanzó prepararon un video que sintetiza, aumenta y agrava su argumentación. Y tienen sus razones. Como no.

No son razones empresariales, o económicas, son profundas y bien fundadas razones ideológicas, electorales y sociales. Y hay que analizarlas seriamente.

La bandera es la de la pérdida de la competitividad y para ello eligieron una serie de cuadros y de datos presentados como un análisis técnico, pero que en realidad es un soporte argumental parcial que oculta aspectos fundamentales de la realidad, de las políticas aplicadas en particular en el apoyo que han recibido las empresas en nuestro país. Lo único realmente criticable es que nos traten a todos de estúpidos y con caras angelicales declaren que es un aporte al debate. Tienen todo el derecho a disparar argumentos con el calibre que consideren conveniente, pero hay que asumir.

Para hacer un análisis de ese tipo hay que considerar toda la situación y no elegir a gusto y placer los datos. Por ejemplo el informe no logra explicar ni se lo propone porque las exportaciones en el Uruguay baten record todos los años desde hace 9 años, ni la importancia que para las empresas uruguayas ha tenido el constante aumento de la capacidad de compra de la población. Eso si, embiste, como no podía ser de otra manera contra los salarios y la inflexibilidad de las leyes sociales.

En realidad es un manifiesto electoral e ideológico de las cúpulas empresariales contra el gobierno de izquierda y como un aporte a los alicaídos partidos opositores. Como notan que sus referentes políticos no logran despegar decidieron salir al campo abierto con todas sus baterías. Es loable, les ha ido bien, porque al país le fue muy bien, han tenido tasas de ganancias pocas veces registradas en el país, han invertido como nunca, han contratado personal como nunca, han exportado como nunca, han vendido como nunca, pero antes que todo quieren volver con sus representantes o en forma directa a la conducción política del país. Y hacen su aporte.

El gobierno les ha contestado, pero parcialmente. Les ha recordado todas las políticas de apoyo a las empresas, a las inversiones, de subsidios a los sectores más débiles, en particular a los sectores industriales, pero también de servicios, como en el caso del turismo, con las renuncias fiscales. Todo ello es cierto y ha sido prolijamente ocultado por el documento de las cúpulas, pero es parcial.

Naturalmente los partidos de oposición, en particular los colorados sumergidos en un 15% de intención de votos, mostraron la hilacha enseguida. Si alguien tenía dudas de la coincidencia objetiva de carácter ideológico, las declaraciones de blancos, colorados e independientes (independientes del gobierno y de la izquierda...siempre) nos aclararon la situación. Y dejo constancia, no se trata de una conjura, no hace falta, es en realidad la confluencia de un enfoque político, electoral e ideológico. Y social.

Las cúpulas empresariales protestan porque se destinan recursos a políticas sociales, como nunca en la historia nacional, pero se quejan de que ellos necesitan más ayuda, más renuncias fiscales, más incentivos. De eso hablaremos.

La cumbre de las coincidencias ideológicas la mostró un senador colorado, que como a pesar del esfuerzo, cada tanto lo atacan los reflejos condicionados, él ve amenazas detrás de cualquier declaración de un gobernante. Debe recordar cuando desde la casa de gobierno levantaban el teléfono y llamaban a los medios de prensa y a las empresas, para amenazarlos sutilmente. Y no tan sutilmente también. Por eso menta a Guillermo Moreno, porque ellos era muy liberales, pero....a veces un buen telefonazo no venía mal.
Yo desafió a algún empresario a que nos relate alguna amenaza del gobierno, para tranquilizar a los colorados inquietos.

No entienden que las políticas de apoyo a los sectores en dificultad no son las prebendas que ellos daban por encima y por debajo de la mesa. Por debajo de la mesa a través de los prestamos incobrables del Banco República o del sistema bancario privado. ¿Lo recuerdan? Son políticas estatales que forman parte de políticas más generales y equilibradas que no corresponden a un modelo sino a objetivos. Que en lo fundamental se han logrado.

Lo que más favoreció a las empresas no fueron las medidas parciales, incluso las más importantes, como por ejemplo la ley de promoción de inversiones, o el apoyo al sector automotor (¿Por qué la Cámara de Industria, tan prolifera en cifras no nos da los porcentajes de reintegros en los costos de este y otros sectores?, o el apoyo a muchos otros sectores productivos. Eso no es lo más importante, lo fundamental es la política económica y social en su conjunto. Indivisibles.

Los niveles de inversión record ¿qué son, generosidad de los empresarios, o conveniencia porque se los permite la tasa de ganancia y las expectativas del país? La contratación de personal que llevó la desocupación al 6% desde hace años, tan lejos del 17% o el 13% que los gobiernos afines a las cúpulas nos acostumbraron ¿fueron generosidad de las empresas o el libre juego del mercado en materia de mano de obra?

¿Cuánto hace que no escuchamos hablar o lamentos sobre el endeudamiento de los diversos sectores productivos. ¿Los recuerdan? Eran una letanía. ¿Qué sucedió, un milagro o la marcha de la economía, las políticas públicas y las propias empresas lograron resolver la situación del endeudamiento?

Cuando en el 2009 todos los países del mundo entraron en recesión, con caídas de su PBI, incluyendo América Latina, ¿Por qué Uruguay siguió creciendo, fue uno de los poquísimos países que creció? ¿No habrá sido que el mercado interno sostuvo el nivel de actividad? ¿Y en eso no tiene nada que ver los salarios, las políticas sociales, la caída de la pobreza, la capacidad de compra de la gente?

Las cúpulas empresariales manejan datos comparativos de los costos entre los diferentes países de la región. No dicen, ocultan que el Uruguay por primera vez en su historia tiene un PBI per capita más alto que Chile y superior a todos los países de la región. Todos. Si tanto les gusta la protección de la industria nacional con los costos que se manejan en Argentina que son en sus cuadros los más baratos ¿por qué no reclaman directamente el modelo argentino, del cual Moreno es el máximo sacerdote?
En realidad, utilizan los cuadros a su antojo, para un lavado y sobre todo para un fregado.

Es un lamento ideológico, político y electoral que utiliza el manejo de los datos económicos y la queja permanente y perpetua, el famoso llanto del enano llorón como el gran argumento.

La declaración de las cúpulas empresariales es muy buena, es un manifiesto contra el gobierno de izquierda que muestra a que política quieren volver, cual es el programa que los enamora y los seduce: uno solo, volver al gobierno.

Dudo que la gran mayoría de las empresas uruguayas, de las cuales ayer se presentó un completo informe sobre la micro, pequeñas y medias empresas y su crecimiento en todos los aspectos, en su número, en sus ventas al estado, en su participación en la exportación, en su acceso a servicios financieros y en la mejora en la relación entre empresarios hombres y mujeres, tengan la misma opinión de las cúpulas, que por otro lado comenzaron a recular en chancletas.

A no hacerse ilusiones, volverán a la carga, es una cruzada histórica, es la reconquista del poder en manos de los "infieles".

Valga eso también de lección para algunos impacientes y bocones. A veces y lamentablemente las reacciones de clase e ideológicas, son más claras del otro lado.



Florencio Luzardo

UyPress - Agencia Uruguaya de Noticias



MVDCMS  Volver arriba    |    Contacto: uypress@uypress.net