*

Agencia Uruguaya de Noticias
Loading
con firma
Esteban Valenti Esteban Valenti
Política y vida cotidiana
Marcelo Marchese Marcelo Marchese
Reforma EDUY21, un nuevo tentáculo sobre Uruguay (1)
Fernando Gil Díaz Fernando Gil Díaz
Gracias, Mario!
Homero Bagnulo y Carlos Vivas Homero Bagnulo y Carlos Vivas
La responsabilidad social de los médicos en el ejercicio de su profesión
Eduardo Vaz Eduardo Vaz
Seamos utópicos, pidamos lo posible
Pablo Mieres Pablo Mieres
EDUY21: una bocanada de esperanza y un desafío para los partidos políticos
Ana Jerozolimski Ana Jerozolimski
Jerusalem no está ocupada
Alfredo Correa Reissig Alfredo Correa Reissig
LA GRAN OPORTUNIDAD HISTÓRICA PARA EL SR. FISCAL PACHECO (Segunda Parte)
Enrique Gerschuni Enrique Gerschuni
¿Como poder explicar, cómo poder transmitir.?
Carlos Visca Carlos Visca
¿Qué es lo primero?
Jorge Aniceto Molinari Jorge Aniceto Molinari
Argentina dividia por la moneda. (Abordando eso gris, que parece la teoría).
William Marino William Marino
La Militancia y los Comités
Michael Añasco Michael Añasco
El Coro de Hombres de Londres vs el Coro de Hombres del Ejército Rojo
Dr. Federico Arregui Dr. Federico Arregui
Las expresiones del ciudadno Mario Layera
José Antonio Vera José Antonio Vera
Marqués de Sade nacionalizado paraguayo
Gustavo Firpo Gustavo Firpo
El Memorial del Penal de Libertad...
Milton A. Ramírez Milton A. Ramírez
La grieta social en Uruguay y sus 25 barrios excluidos
Edmundo Roselli Edmundo Roselli
Wilson Netto debe renunciar
Fernando López D’Alesandro Fernando López D’Alesandro
Vivian Trías y el proceso hacia el marxismo leninismo
Daniel Vidart Daniel Vidart
CRISTOBAL COLON: IGNORANCIAS Y OLVIDOS DE LA HISTORIA OFICIAL. (Primera parte)
Mario Peralta Mario Peralta
Algunas reflexiones sobre la Hiperinflación, Dolarización y Desocupación en la Argentina durante el periodo 1973-1991
William Marino William Marino
Las redes sociales
Roberto Soria Roberto Soria
Cómo hacer izquierda(s) con palabras: Respuesta a Marcelo Marchese
Héctor Musto Héctor Musto
El Frente Amplio, ¿nos quiere echar?
Carlos Wuhl Carlos Wuhl
Dos payasos desesperados por tocar el botón
Mauricio Zieleniec Mauricio Zieleniec
Los extremos se unen desde el Medio Oriente hasta nuestras latitudes
Ismael Blanco Ismael Blanco
"Volemos a través de la niebla y del aire corrompido"
Daniel Feldman Daniel Feldman
We are fantastic!
Luis C. Turiansky Luis C. Turiansky
No es lo mismo venderse que colaborar
Jorge Ángel Pérez Jorge Ángel Pérez
Laringitis, la enfermedad más común en Cuba el 2 de mayo
Jorge Balseiro Savio Jorge Balseiro Savio
Cuidado del río Negro…
Alejandro Domostoj Alejandro Domostoj
TLC: Un ejemplo de los dilemas frenteamplistas que hacen dudar de la viabilidad de un cuarto gobierno
Gustavo Guarino Gustavo Guarino
Ley de Riego: qué debemos saber
Juan Raúl Ferreira Juan Raúl Ferreira
La gloriosa Paysandú: Wilson renace con Leandro Gómez
Pablo Martínez Bengochea Pablo Martínez Bengochea
¿Segmentación socio-territorial o fractura social?
Jaime Secco Jaime Secco
A 50 años del Mayo Francés
Germán Moldes Germán Moldes
El "garantismo" y la gente*
Juan Pedro Ribas Juan Pedro Ribas
El otro día en el INISA; fuimos adolescentes
José W. Legaspi José W. Legaspi
Te equivocaste, Gonzalo Mujica
Adriana Marrero Adriana Marrero
La universidad de la educación: ¿será posible una síntesis? (*)
David Malowany David Malowany
Explicando lo inexplicable
Claudio Martinez Debat Claudio Martinez Debat
Rosalind Franklin y la doble hélice del ADN
Mónica Xavier Mónica Xavier
Un Uruguay para todos
Jorge Braun Jorge Braun
¿Por qué Svalbard justo ahora?
Juan Santini Juan Santini
Miras la paja en el ojo ajeno, y no consideras la viga en el tuyo propio
Bertha Sanseverino Bertha Sanseverino
Diputados estudia proyecto ley Trata de Personas
Andrea recomienda: desplastificate Andrea recomienda: desplastificate
Diseño, Arte, Gastronomía & Co.
Edgardo Carvalho Edgardo Carvalho
El juez Moro y la historia universal de la infamia
Joan Cañete Bayle Joan Cañete Bayle
El espejo de Gaza (CTXT*)
Claudio Visillac Claudio Visillac
Astori ya fue
Roberto Savio Roberto Savio
Reflexiones sobre la crisis
Daniel Mordecki Daniel Mordecki
El dilema del encuestador
más columnistas



 
banner cablevision 300 x 138
banner argentino hotel 300 x 138
Te encuentras en: Inicio | Columnas | Florencio Luzardo
imagen del contenido Florencio Luzardo

La cruzada de las cúpulas empresariales. Tienen razones

Florencio Luzardo

14.08.2013

Las cúpulas de cinco cámaras empresariales emitieron una documento de 41 páginas directamente orientado contra el gobierno y como eso no les alcanzó prepararon un video que sintetiza, aumenta y agrava su argumentación. Y tienen sus razones. Como no.

No son razones empresariales, o económicas, son profundas y bien fundadas razones ideológicas, electorales y sociales. Y hay que analizarlas seriamente.

La bandera es la de la pérdida de la competitividad y para ello eligieron una serie de cuadros y de datos presentados como un análisis técnico, pero que en realidad es un soporte argumental parcial que oculta aspectos fundamentales de la realidad, de las políticas aplicadas en particular en el apoyo que han recibido las empresas en nuestro país. Lo único realmente criticable es que nos traten a todos de estúpidos y con caras angelicales declaren que es un aporte al debate. Tienen todo el derecho a disparar argumentos con el calibre que consideren conveniente, pero hay que asumir.

Para hacer un análisis de ese tipo hay que considerar toda la situación y no elegir a gusto y placer los datos. Por ejemplo el informe no logra explicar ni se lo propone porque las exportaciones en el Uruguay baten record todos los años desde hace 9 años, ni la importancia que para las empresas uruguayas ha tenido el constante aumento de la capacidad de compra de la población. Eso si, embiste, como no podía ser de otra manera contra los salarios y la inflexibilidad de las leyes sociales.

En realidad es un manifiesto electoral e ideológico de las cúpulas empresariales contra el gobierno de izquierda y como un aporte a los alicaídos partidos opositores. Como notan que sus referentes políticos no logran despegar decidieron salir al campo abierto con todas sus baterías. Es loable, les ha ido bien, porque al país le fue muy bien, han tenido tasas de ganancias pocas veces registradas en el país, han invertido como nunca, han contratado personal como nunca, han exportado como nunca, han vendido como nunca, pero antes que todo quieren volver con sus representantes o en forma directa a la conducción política del país. Y hacen su aporte.

El gobierno les ha contestado, pero parcialmente. Les ha recordado todas las políticas de apoyo a las empresas, a las inversiones, de subsidios a los sectores más débiles, en particular a los sectores industriales, pero también de servicios, como en el caso del turismo, con las renuncias fiscales. Todo ello es cierto y ha sido prolijamente ocultado por el documento de las cúpulas, pero es parcial.

Naturalmente los partidos de oposición, en particular los colorados sumergidos en un 15% de intención de votos, mostraron la hilacha enseguida. Si alguien tenía dudas de la coincidencia objetiva de carácter ideológico, las declaraciones de blancos, colorados e independientes (independientes del gobierno y de la izquierda...siempre) nos aclararon la situación. Y dejo constancia, no se trata de una conjura, no hace falta, es en realidad la confluencia de un enfoque político, electoral e ideológico. Y social.

Las cúpulas empresariales protestan porque se destinan recursos a políticas sociales, como nunca en la historia nacional, pero se quejan de que ellos necesitan más ayuda, más renuncias fiscales, más incentivos. De eso hablaremos.

La cumbre de las coincidencias ideológicas la mostró un senador colorado, que como a pesar del esfuerzo, cada tanto lo atacan los reflejos condicionados, él ve amenazas detrás de cualquier declaración de un gobernante. Debe recordar cuando desde la casa de gobierno levantaban el teléfono y llamaban a los medios de prensa y a las empresas, para amenazarlos sutilmente. Y no tan sutilmente también. Por eso menta a Guillermo Moreno, porque ellos era muy liberales, pero....a veces un buen telefonazo no venía mal.
Yo desafió a algún empresario a que nos relate alguna amenaza del gobierno, para tranquilizar a los colorados inquietos.

No entienden que las políticas de apoyo a los sectores en dificultad no son las prebendas que ellos daban por encima y por debajo de la mesa. Por debajo de la mesa a través de los prestamos incobrables del Banco República o del sistema bancario privado. ¿Lo recuerdan? Son políticas estatales que forman parte de políticas más generales y equilibradas que no corresponden a un modelo sino a objetivos. Que en lo fundamental se han logrado.

Lo que más favoreció a las empresas no fueron las medidas parciales, incluso las más importantes, como por ejemplo la ley de promoción de inversiones, o el apoyo al sector automotor (¿Por qué la Cámara de Industria, tan prolifera en cifras no nos da los porcentajes de reintegros en los costos de este y otros sectores?, o el apoyo a muchos otros sectores productivos. Eso no es lo más importante, lo fundamental es la política económica y social en su conjunto. Indivisibles.

Los niveles de inversión record ¿qué son, generosidad de los empresarios, o conveniencia porque se los permite la tasa de ganancia y las expectativas del país? La contratación de personal que llevó la desocupación al 6% desde hace años, tan lejos del 17% o el 13% que los gobiernos afines a las cúpulas nos acostumbraron ¿fueron generosidad de las empresas o el libre juego del mercado en materia de mano de obra?

¿Cuánto hace que no escuchamos hablar o lamentos sobre el endeudamiento de los diversos sectores productivos. ¿Los recuerdan? Eran una letanía. ¿Qué sucedió, un milagro o la marcha de la economía, las políticas públicas y las propias empresas lograron resolver la situación del endeudamiento?

Cuando en el 2009 todos los países del mundo entraron en recesión, con caídas de su PBI, incluyendo América Latina, ¿Por qué Uruguay siguió creciendo, fue uno de los poquísimos países que creció? ¿No habrá sido que el mercado interno sostuvo el nivel de actividad? ¿Y en eso no tiene nada que ver los salarios, las políticas sociales, la caída de la pobreza, la capacidad de compra de la gente?

Las cúpulas empresariales manejan datos comparativos de los costos entre los diferentes países de la región. No dicen, ocultan que el Uruguay por primera vez en su historia tiene un PBI per capita más alto que Chile y superior a todos los países de la región. Todos. Si tanto les gusta la protección de la industria nacional con los costos que se manejan en Argentina que son en sus cuadros los más baratos ¿por qué no reclaman directamente el modelo argentino, del cual Moreno es el máximo sacerdote?
En realidad, utilizan los cuadros a su antojo, para un lavado y sobre todo para un fregado.

Es un lamento ideológico, político y electoral que utiliza el manejo de los datos económicos y la queja permanente y perpetua, el famoso llanto del enano llorón como el gran argumento.

La declaración de las cúpulas empresariales es muy buena, es un manifiesto contra el gobierno de izquierda que muestra a que política quieren volver, cual es el programa que los enamora y los seduce: uno solo, volver al gobierno.

Dudo que la gran mayoría de las empresas uruguayas, de las cuales ayer se presentó un completo informe sobre la micro, pequeñas y medias empresas y su crecimiento en todos los aspectos, en su número, en sus ventas al estado, en su participación en la exportación, en su acceso a servicios financieros y en la mejora en la relación entre empresarios hombres y mujeres, tengan la misma opinión de las cúpulas, que por otro lado comenzaron a recular en chancletas.

A no hacerse ilusiones, volverán a la carga, es una cruzada histórica, es la reconquista del poder en manos de los "infieles".

Valga eso también de lección para algunos impacientes y bocones. A veces y lamentablemente las reacciones de clase e ideológicas, son más claras del otro lado.



Florencio Luzardo

UyPress - Agencia Uruguaya de Noticias



MVDCMS  Volver arriba    |    Contacto: uypress@uypress.net