*

Agencia Uruguaya de Noticias
Loading
con firma
Esteban Valenti Esteban Valenti
Compañero o cómplice
William Marino William Marino
Los comités
Mónica Xavier Mónica Xavier
Neoliberalismo nunca más
Pablo de los Reyes Pablo de los Reyes
La arenga
Jaime Secco Jaime Secco
¿Qué puede pasar en el Frente Amplio?
Ciro Invernizzi y Karina Antúnez Ciro Invernizzi y Karina Antúnez
La importancia de los insectos polinizadores
Dres.  Carlos Vivas y Homero Bagnulo Dres. Carlos Vivas y Homero Bagnulo
Hacia una cirugía más segura
Pablo Mieres Pablo Mieres
Bienvenidos al tren
Juan Raúl Ferreira Juan Raúl Ferreira
El voto consular y el artículo del Dr. Sanguinetti
Jorge Aniceto Molinari Jorge Aniceto Molinari
Las posibilidades actuales de un stalinismo. (Abordando eso gris, que parece la teoría).
Edgardo Carvalho Edgardo Carvalho
¿La democracia es como un tren?
Ana Jerozolimski Ana Jerozolimski
¡Cómo entiendo a Barcelona!
Edgardo Sandoya Edgardo Sandoya
Elegir sabiamente respecto a su salud
Dr. Federico Arregui* Dr. Federico Arregui*
¿Quién es quien.?
Luis Fernández Luis Fernández
De la interna... y no tanto
Pablo Urreta Pablo Urreta
Alianza para el retroceso
Lilián Hirigoyen Lilián Hirigoyen
Otras literaturas: Víctor Cunha
Edmundo Roselli Edmundo Roselli
La revolución que cambiará la agropecuaria nacional
Alberto Rodríguez Genta Alberto Rodríguez Genta
“A mí me pasa lo mismo que a usted” Respondiendo a Emiliano Cotelo.
Adriana Santos Melgarejo Adriana Santos Melgarejo
Montevideo fue un madrigal
Carlos Garramón Carlos Garramón
La fuga autoritaria de Maduro
Jorge Braun Jorge Braun
De Sendic, comunistas, picenetistas, mpepistas y otras yerbas
Héctor Musto Héctor Musto
Barranca abajo
José W. Legaspi José W. Legaspi
Para seguir cambiando sin cambiar nada
Gustavo Salinas Gustavo Salinas
Al rojo vivo: la resistencia a antihelmínticos en el ganado
Felipe Michelini Felipe Michelini
Día de la Justicia Internacional: ¡tercamente optimistas!
Luis C. Turiansky Luis C. Turiansky
La tecnología moderna y la posverdad
Joaquín Roy Joaquín Roy
El referéndum catalán
Hoenir Sarthou Hoenir Sarthou
El Sexo en la Escuela
Martin Papich Martin Papich
Cuando la palabra "oportunidad" se llena de contenido-audiovisual
Bertha Sanseverino Bertha Sanseverino
URUGUAY: La otra cara de la malnutrición:aumenta la obesidad
Fernando López D'Alesandro Fernando López D'Alesandro
Venezuela hacia un domingo trágico
Roberto Savio Roberto Savio
La decadencia de la democracia pasa desapercibida
Manuel Gonzalez Lago Manuel Gonzalez Lago
Como se explica el precio de los nuevos medicamentos: una visión crítica
Jaime Igorra Jaime Igorra
El puerto de Montevideo. Bahía de conflictos, muelles de esperanza
Rafael Guarga Rafael Guarga
2017, centenario del nacimiento del Ing. Eladio Dieste
Jorge Eiris Jorge Eiris
Un video recorre las redes
Fabricio Cerna Salazar Fabricio Cerna Salazar
Espejo latinoamericano. Emblemática justicia peruana
Gerardo Rey Gerardo Rey
Sin perder la línea
Maria Laura Bulanti Maria Laura Bulanti
Italia: historia de un doble discurso.
Ximena Olmedo Ximena Olmedo
Generación “Peter Pan”
Marcelo Marchese Marcelo Marchese
Inclusión financiera versus bancarización forzosa (el problema de las palabras)
David Malowany David Malowany
El exterminio como política pública
Adriana Marrero Adriana Marrero
¿Renta básica ya, acá?
más columnistas



 
banner cablevision 300 x 138
banner argentino hotel 300 x 138
MET-ROND-POINT_Banner200x73
Te encuentras en: Inicio | Columnas | Florencio Luzardo

FIFA: una organización para delinquir

Florencio Luzardo

26.06.2014

Hace tiempo que no me sumo a los muchos columnistas de Uypress, estaba perezoso. La brutalidad de la sanción aplicada por la fifa (con minúsculas.) contra Luis Suarez me agitó las neuronas o simplemente la indignación.

Afortunadamente la FIFA no tiene sede en Uruguay… no alcanzarían todas las fuerzas armadas y la policía. Pero tiene una filial, la Asociación Uruguaya de Fútbol, con sus autoridades y abogados, que una vez más obtuvieron resultados maravillosos. Para colmo en la “defensa” de Suarez, además de los representantes de la auf se sumó Eugenio Figueredo. Y los resultados están a la vista, la única duda es ¿que hubieran sucedido si no intervenían, posiblemente la sanción hubiera sido menor? Nunca lo sabremos.

Es la sanción más grave aplicada por la fifa, 9 partidos oficiales de suspensión más 4 meses de suspensión y una multa de cien mil dólares y como parece que tienen miedo al contagio, le prohíben a Suarez acercarse a la concentración de Uruguay.

Un tribunal inapelable, designado a dedo por el vicepresidente de la mafia futbolística, nacido en Inglaterra, que violando todas las reglas opinó antes de que se pronunciara esa parodia de justicia deportiva, sancionó a un jugador por una jugada o una acción sin exigir pruebas firmes y sólidas. Una jugada que no tuvo la menor influencia en el partido, que el juez no vio, que ningún equipo, ni siquiera Italia denunció. La fifa y su tribunal de la inquisición actuó de oficio.

Es tan impresionante la injusticia y desnuda de tal manera el horror de que el principal espectáculo-negocio y deporte del planeta esté en manos de un organismo que la inmensa mayoría de los habitantes de la Tierra considera un centro de corrupción mundial. El episodio más reciente es la compra de votos con intervención de empresas de parientes de los directivos de la uefa y de la propia fifa para otorgarle la sede de un mundial a Qatar. País notoriamente de gran tradición futbolística, que además tiene un clima ideal para correr de 7 a 12 kilómetros en un partido. El tribunal no se preocupa ni sanciona esas “mordidas” de millones de dólares.

No quiero especular, pero la verdad es que las suspicacias caen como una catarata gigante. Joseph Blatter y sus adláteres y siervos cometieron una nueva fechoría. Contra la selección de un pequeño país cuyo pecado es tener en la actualidad una selección altamente competitiva, con alguno de los mejores jugadores, en particular Luis Suarez. ¿De donde viene Blatter? De un país que nunca ganó un mundial, ni una copa de Europa, ni uno de sus cuadros ganó alguno de los campeonatos y las copas europeas, ni siquiera estuvo en alguna final de algo. Lo pusieron en la fifa por haber sido la mano derecha de otro jefe de banda Jean-Marie Faustin Goedefroid de Havelange (presidente de la fifa de 1974 hasta 1998) y conocedor de todos los secretos de la organización. Hace 16 años que sufrimos a Blatter

Otros de los grandes protagonistas de esta condena son muchos de los medios de prensa de Inglaterra, de Italia, de Brasil y de otros países que antes que el tribunal se pronunciara ya habían condenado a Luis Suarez.

Hay otro aspecto de esta injusticia que hay que considerar: la desproporción. En ningún caso y comparando las sanciones que se aplicaron en otras oportunidades, con agresiones que dejaron heridas y consecuencias graves, alcanzó estas dimensiones. Sancionar a Suarez de esta manera es golpear a un jugador de la peor manera, golpear a un país entero, porque son burros y miserables, pero saben lo que es el fútbol para Uruguay y es golpear el espectáculo del juego. ¿Cuál es la cúspide del fútbol? No hay duda, es el gol y Suarez es uno de los máximos exponentes del gol en la actualidad. En este mundial, lo demostró contra Inglaterra y en Europa con el Liverpool.

Hago una preguntita incomoda: ¿Qué sucedería para la fifa y su diseño universal del fútbol-negocio que Uruguay, que ya dejó afuera nada menos que a Inglaterra y a Italia siguiera avanzando en este mundial y pusiera en peligro los arreglos? Sería devastador.

Para que una organización delictiva exista deben existir complicidades, silencios y muchos siervos. Y la fifa es un compendio de siervos a todos los niveles.

Lo que los uruguayos debemos preguntarnos es si nosotros, en nuestro ambiente no cobijamos una banda muy similar, que fue dirigida durante muchos años por un mercante como Figueredo que ahora da cátedra en Asunción y donde hace pocos meses dieron un golpe de estado para derrocar a un presidente y una directiva que defendió y promovió a esta selección, a este cuerpo técnico. Viendo en imágenes y en declaraciones a algunos de los máximos representantes de la filial de la fifa en tierras orientales da lástima, no son dignos de este país de apasionados futboleros y de grandes futbolistas. Son parte de la misma mentalidad que hizo del fútbol casi exclusivamente un enorme negocio.

Veremos si algunos de esos personajes siente la necesidad de explicarnos algo. Mientras tanto los jugadores y el cuerpo técnico seguirán combatiendo, rigurosamente sin Suarez y los millones de hinchas uruguayos sufriendo, no por el fútbol – estamos acostumbrados – sino por la injusticia de los poderosos y de los indecentes. Ah y de los incapaces.



Florencio Luzardo

UyPress - Agencia Uruguaya de Noticias



MVDCMS  Volver arriba    |    Contacto: uypress@uypress.net