*

Agencia Uruguaya de Noticias
Loading
con firma
Carlos Wuhl Carlos Wuhl
Tres días que sacudirán Francia
Juan Raúl Ferreira Juan Raúl Ferreira
Lalo Paz: Recuerdos de Hace 3 Décadas
Esteban Valenti Esteban Valenti
La crítica cuesta mucho
Jorge Ángel Pérez Jorge Ángel Pérez
La “revolución’’ al pie de un árbol navideño
Homero Bagnulo y Carlos Vivas Homero Bagnulo y Carlos Vivas
Medición de la seguridad asistencial. Los riesgos de ignorar los indicadores cualitativos
Mónica Xavier Mónica Xavier
No es tiempo de carrera electoral
Pablo Mieres Pablo Mieres
Debilitando el control del Estado
Jorge Aniceto Molinari Jorge Aniceto Molinari
Atraso cambiario. (Abordando eso gris, que parece la teoría).
William Marino William Marino
Los días del después
Dr. Federico Arregui Dr. Federico Arregui
Mirar hacia adelante
Gerardo Rey Gerardo Rey
Culmina la electrificación de Cañas, Departamento de Cerro Largo
Jorge Braun Jorge Braun
Mujica, Topolansky y la bancada MPP, los grandes ganadores
Edmundo Roselli Edmundo Roselli
El equivocado mensaje del Dr. Vázquez
Fernando López D’Alesandro Fernando López D’Alesandro
La izquierda después de Sendic
Lilián Hirigoyen Lilián Hirigoyen
Otras literaturas: Ana Lacoste
José W. Legaspi José W. Legaspi
La unidad triunfa sobre la ética, otra vez
Edgardo Sandoya Edgardo Sandoya
Revisando lo que comemos y bebemos
Jaime Secco Jaime Secco
Reflexiones del día después
Roberto Soria Roberto Soria
De eufemismos y justificaciones en torno a la Ley 19.210
Adriana Marrero Adriana Marrero
El cántaro fresco: educación, hoy
Aureliano Rodríguez Larreta Aureliano Rodríguez Larreta
Cuchillo de Palo: no habrá vicepresidente
Alejandro Domostoj Alejandro Domostoj
Ética vs Unidad: Falacia frenteamplista
Alfredo Correa Alfredo Correa
Apuntes para un plenario
Luis Garibaldi Luis Garibaldi
De viáticos y rendiciones
Luis Fernández Luis Fernández
El TCP del FA, nueva “arma” de la derecha y el imperialismo!!
Héctor Musto Héctor Musto
Palabras con cansancio sobre Sendic y el FA
Alberto Rodríguez Genta Alberto Rodríguez Genta
“Habla, para que yo te conozca.” ¡Y Sócrates no usaba pantalones!
Daniel Feldman Daniel Feldman
Manzanita se hace a la mar
Ismael Blanco Ismael Blanco
El Fiscal Pacheco y la doctrina del Derecho Penal Temerario
Marcelo Marchese Marcelo Marchese
Cuentos chinos
Carlos Visca Carlos Visca
Algunos temas a considerar en la Reglamentación de la Ley Marco de Defensa Nacional Nº 18650
Pablo de los Reyes Pablo de los Reyes
La arenga
más columnistas



 
banner cablevision 300 x 138
banner argentino hotel 300 x 138
MET-ROND-POINT_Banner200x73
Te encuentras en: Inicio | Internacionales
imagen del contenido El fin del hambre y la desnutrición podría llegar en 2025
Foto: Kristin Palitza/IPS

IPS

El fin del hambre y la desnutrición podría llegar en 2025

24.11.2015

NACIONES UNIDAS (IPS/Thalif Deen) - La Organización de las Naciones Unidas (ONU) tiene como objetivo erradicar el hambre y la desnutrición, dos de “los mayores flagelos” que enfrenta la humanidad, para el año 2030.

Pero el independiente Instituto Internacional de Investigación en Política Alimentaria (IFPRI, en inglés), con sede en Washington, lanzó una iniciativa para acabar con el hambre del mundo en 2025, cinco años antes de la meta de la ONU.

El IFPRI cree que su iniciativa, llamada Compact2025, prosperará si se aplican las estrategias que funcionaron en Brasil, China y Tailandia, donde se avanzó mucho en el combate al hambre.

“Podemos eliminar el hambre y la desnutrición, y podemos hacerlo en 2025, lo cual también ayudará a erradicar la pobreza extrema y contribuirá a conseguir varios (de los 17) Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS)”, aprobados en septiembre de este año, dice el IFPRI.

Pero existen importantes lagunas de conocimiento en este sentido que antes hay que rellenar para lograr medidas eficaces y rentables, añadió.

El Compact2025 apoyará a países, instituciones e iniciativas mediante la identificación de estrategias innovadoras y pragmáticas, orientadas a la acción, que abordarán los problemas en el terreno, a la vez que aprenderá de las partes interesadas en todos los niveles y de diversos sectores, como la agricultura, la nutrición y la salud.

La iniciativa del IFPRI también actuará como un Centro de Conocimiento e Innovación que ayudará a los países de guía en el desarrollo y la ejecución de acciones estratégicas para la seguridad alimentaria y la nutrición.

Shenggen Fan, director general del IFPRI, dijo a IPS que la erradicación del hambre y la desnutrición en un plazo de 10 años es una tarea enorme, pero se puede lograr.

Brasil, China, Perú, Tailandia y Vietnam redujeron drásticamente el hambre y la desnutrición en un tiempo relativamente corto, aseguró.

En el Sexto Foro del Frente Parlamentario contra el Hambre en América Latina y el Caribe, celebrado en Lima entre el domingo 15 y el martes 17, la declaración final adoptada por más de 60 legisladores aseguró que la región logró la mayor caída de las tasas de subalimentación en el mundo, al bajarlas a más de la mitad, en el marco de los Objetivos de Desarrollo del Milenio (ODM), vigentes los últimos 15 años.

Reunidos en la capital peruana, los delegados de los capítulos nacionales del Frente Parlamentario contra el Hambre reafirmaron la determinación de impulsar leyes que permitan “romper con el círculo de pobreza y realizar el derecho a la alimentación” en la región.

Fan opinó que con el aprendizaje de las experiencias de los cinco países de América Latina y Asia, y el “aprovechamiento de los fuertes compromisos internacionales y nacionales para acabar con el hambre y la desnutrición, es posible acelerar aún más el progreso”.

Aunque no se cumplieron todos los ODM, el mundo ha hecho un progreso increíble en la reducción de la pobreza extrema y el hambre, afirmó.

De hecho, la meta de reducción del hambre a la mitad no se cumplió por poco, ya que la proporción de personas subnutridas en las regiones en desarrollo cayó de 23,3 por ciento en 1990-1992 a 12,9 por ciento en 2015.

El IFPRI asegura que Compact2025 apoya plenamente el ODS 2, “poner fin al hambre, lograr la seguridad alimentaria y la mejora de la nutrición y promover la agricultura sostenible”.

La labor de Compact2025 también apoyará otros ODS, como el número 1, acabar con la pobreza en todas sus formas en todo el mundo, y el número 3, garantizar una vida sana y promover el bienestar para todos en todas las edades.

La erradicación del hambre y la desnutrición en 2025 se relaciona con muchos ODS porque es un peldaño para acabar con la pobreza extrema, según Fan.

Entre los ODS también se incluyen la erradicación de la pobreza para 2030.

A través de su Centro de Conocimiento e Innovación, Compact2025 proporcionará a los responsables políticos consejos basados ??en la evidencia y en el contexto para multiplicar las historias de éxito en la erradicación del hambre y la desnutrición.

El IFPRI añadió que Compact2025 también generará una base de conocimientos y promoverá  innovaciones para ayudar a los países a desarrollar, ampliar y comunicar las políticas para tener impactos mayores y más rentables, y al hacerlo ayudará a eliminar los programas ineficaces y prevenir la duplicación de los esfuerzos.

Para aprovechar el impulso existente, Compact2025 complementará redes establecidas, como  Scaling Up Nutrition e iniciativas como el Reto del Hambre Cero.

Además, también trabajará con quienes ya se dedican a la consecución de este objetivo en 2025, como Bangladesh, Etiopía y Ruanda en el ámbito nacional, la Unión Africana en el regional, y la Comisión Europea, el Fondo Internacional de Desarrollo Agrícola y el  Programa Mundial de Alimentos en el plano institucional.

Fan señaló que, según la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura, con una inversión de 50.000 millones de dólares por año se puede erradicar el hambre para 2025.

El  Banco Mundial, entre otros, calcula que las metas para prevenir el retraso en el crecimiento infantil para 2025 se lograrán con 50.000 millones de dólares dedicados a aplicar un conjunto de intervenciones de micronutrientes en los próximos 10 años.

Además, la investigación del IFPRI concluyó que, con una inversión de 100 dólares por año por niño o niña, equivalente a 75.000 millones de dólares, se puede ayudar a reducir el retraso en el crecimiento infantil en un plazo de cuatro años. Estas estimaciones corresponden a apenas una fracción de los fondos necesarios por año para cumplir con los ODS.

Traducido por Álvaro Queiruga



IPS Noticias

UyPress - Agencia Uruguaya de Noticias



MVDCMS  Volver arriba    |    Contacto: uypress@uypress.net