*

Agencia Uruguaya de Noticias
Loading
con firma
José Antonio Vera José Antonio Vera
Paraguay con nuevo capataz
William Marino William Marino
¡Dios por aquí NO paso!
Jorge Aniceto Molinari Jorge Aniceto Molinari
170 años. (Abordando eso gris, que parece la teoría).
Ana Jerozolimski Ana Jerozolimski
No se puede dar nada a Hamas hasta que devuelva a los soldados y civiles que secuestró”
Hugo Rodríguez Almada Hugo Rodríguez Almada
Facultad de Medicina: El statu quo y los conflictos
Esteban Valenti Esteban Valenti
Mujica el gran elector
Milton A. Ramírez Milton A. Ramírez
La primera vez que vi a Mujica
Carlos Vivas; Homero Bagnulo Carlos Vivas; Homero Bagnulo
Las “innovaciones” en Medicina y los medios de información
Michael Añasco Michael Añasco
American Space Forces. Donald Trump contra los extraterrestres
Fernando Gil Díaz Fernando Gil Díaz
Pepe, el último profeta...
Roberto Sansón Mizrahi Roberto Sansón Mizrahi
En la encrucijada contemporánea no más ajuste sino transformación
Luis Sabini Luis Sabini
Una maldecidísima trinidad: Assange, Sala, palestinos
Dr. Guillermo Chiribao Dr. Guillermo Chiribao
Tacuarembó y el triste protagonismo de los últimos días
Dr. Federico Arregui Mondada Dr. Federico Arregui Mondada
Votaremos con el Frente Amplio. O a este mismo
Ismael Blanco Ismael Blanco
Balbi: el toro y la muerte
Jorge Balseiro Jorge Balseiro
El turismo visto desde la celulosa
Pablo Mieres Pablo Mieres
Promesas rotas
Rafael Sanseviero Rafael Sanseviero
La marea verde y la siesta de las izquierdas
Alejandro Domostoj Alejandro Domostoj
La venta del Dique Maua y la crónica de una metamorfosis: El FA de estatizador a continuador de la obra de Aparicio Méndez
Laura Alemán Laura Alemán
Predios del dique Mauá. Vender el alma: tres perlas de un collar oscuro
Charles Carrera Charles Carrera
Tan uruguayos como nosotros
Luis Fernández Luis Fernández
Detalles de la inmigración africana
Carlos Wuhl Carlos Wuhl
No lo digo yo, lo dicen Daniel Barenboin y otros, que se aplica el « apartheid » en Israel
Juan Raúl Ferreira Juan Raúl Ferreira
Desinteligencias de la Inteligencia
Daniel Mordecki Daniel Mordecki
La ley de los pequeños números
Enrique Gerschuni Enrique Gerschuni
Gobiernos y derechos
Marcelo Marchese Marcelo Marchese
UPM 2 NO, cuando la mentira es la verdad
Daniel Vidart Daniel Vidart
Gauchos de las cuchillas y vaqueros de las praderas -II
Juan Pedro Ciganda Juan Pedro Ciganda
¿En qué nos parecemos, tú y yo a la nieve?
Juan Pedro Ribas Juan Pedro Ribas
Cuidado señores candidatos. ¡Oso! del futbol
Edgardo Carvalho Edgardo Carvalho
El programa del FA y los arbolitos de Navidad
Jorge Ángel Pérez Jorge Ángel Pérez
Matrimonio homosexual en Cuba: ¿Buena voluntad o representación?
Iván Solarich Iván Solarich
GRIEZMANN, Y EL PARTIDO DE LA ÉTICA
Agustín Deleo Agustín Deleo
Aleluya hermanos
Fernando Gil Díaz Fernando Gil Díaz
Largaron!!
Daniel Feldman Daniel Feldman
Hacen falta poetas
Fernando López D’Alesandro Fernando López D’Alesandro
El Frente Amplio debe irse del Foro de San Pablo
E. Canon-F. López D’Alesandro E. Canon-F. López D’Alesandro
Democracia, propuestas y el verdadero cambio
más columnistas



 
banner cablevision 300 x 138
banner argentino hotel 300 x 138
imagen del contenido Carmen Viera

Columna de ciencia y tecnología

Carmen Viera

31.08.2016

Las arañas han sido siempre popularmente consideradas como alimañas o bichos dañinos debido a su aspecto peludo, con muchas patas, "venenosas". Todo ese combo resulta en un animal que no nos resulta atractivo a primera vista, pero a medida que los conocemos, empezamos a considerarlos, no meramente atractivos, sino fascinantes.

Las arañas son predadores, carnívoros en todas las etapas de su ciclo vital. Son uno de los enemigos naturales más numerosos y megadiversos de los insectos-plaga en todos los cultivos de producción. Solamente este aspecto, teniendo en cuenta un punto de vista antropocéntrico y funcionalista, hace que podamos considerar a las arañas necesarias por su papel en el funcionamiento de los ecosistemas terrestres y en la salud humana.

La eficiencia en la depredación o captura de mayoritariamente insectos presenta muchas aristas. Son, como los buenos carnívoros, oportunistas, por eso ante la presencia de presas capturan el máximo de lo que pueden, aunque estén saciadas y pueden sobrevivir a períodos más o menos prolongados de ayuno. Esta voracidad es reconocida como un valor, cuando da cuenta de explosiones demográficas ocasionales, impidiendo un aumento en la densidad de poblaciones de insectos-plaga. Además el generalismo le permite cambiar su dieta de acuerdo a la disponibilidad de recursos, asegurando su permanencia en el medio.

El mecanismo de comportamiento de captura incluye además de aspectos morfológicos y funcionales peculiares, la potencialidad de construir redes de caza que pueden llegar a ser una compleja obra de ingeniería. Todas las arañas producen seda con variados usos o funciones. Las glándulas sericígenas segregan diferentes tipos de seda para envolver sus puestas de huevos, para tapizar cuevas y refugios, para colocar el esperma previo a la cópula y para construir redes de capturas. Las construcciones varían en diseño y tipo de seda, pueden hacerlas con seda cribelada o lanosa, donde las presas son retenidas por enredo en las fuertes hebras  u otras con hilos de seda conteniendo gotas pegajosas, en las que se adhieren las presas. La construcción es realizada en etapas estereotipadas y sus elementos componentes, radios y espirales en el caso de las redes orbiculares, se colocan alternadamente siguiendo un patrón específico.

El diseño de construcción de la tela ha sido estudiado por ingenieros para usar como modelos para construir puentes colgantes, debido a la precisión y estabilidad de las redes aéreas. Respecto a la importancia y funcionalidad de los materiales usados en las redes existen numerosos estudios físico-químicos que explican alguna de sus cualidades más sobresalientes, como la elasticidad y resistencia y la presencia de sustancias antibióticas que se han usado tradicionalmente en heridas, para evitar infecciones y favorecer la regeneración de piel, por ejemplo.

Pese al famoso canibalismo, aún el de tipo sexual que ha llevado a nombrar a una de las arañas peligrosas como "viuda negra", debido a que esta araña se come al macho que la copuló, en realidad este tiene una función de cooperación sexual. Hay estudios en nuestro país que indican que los machos no canibalizados, mueren de todos modos, inmediatamente al terminar de copular y que los canibalizados tienen más probabilidades de procrear ya que las hembras eligen el esperma de estos machos (elección críptica de la hembra).

El comportamiento sexual también es muy interesante, porque las arañas tienen órganos de fecundación pares. La hembra tiene dos gonoporos y presenta un reservorio de esperma. Los machos tienen los gonoporos en el abdomen (8º segmento) pero deben realizar maniobras denominadas "inducción espermática" mediante las cuales construyen una tela donde depositan el esperma y luego con los palpos (apéndices anteriores modificados) lo absorben ("cargan los palpos") y buscan a la hembra para fertilizarla. La presencia de órganos pares permite realizar estudios donde los animales pueden ver afectado un órgano copulador y ser usado como grupo control simultáneamente. Esta peculiaridad las hace un modelo muy útil para estudiar el comportamiento sexual.

Pese a ser carnívoras y caníbales y en su gran mayoría solitarias, estos animales pueden presentar cuidados parentales y tolerancia hacia sus crías, siendo "maternales". La extensión en el tiempo del cuidado parental, puede ser uno de los factores que coadyuven a la permanencia en conjunto del grupo familiar (madre e hijos de una o más camadas), lo que se ha sentado como la base o núcleo básico de la vida subsocial y social.

Una vez que la pareja copuló, la madre se encarga de cuidar los huevos y en algunos casos el cuidado se prolonga. Cuando los huevos eclosionan y los juveniles pueden permanecer junto a su madre, puede observarse por ejemplo a la araña lobo (Lycosa) a menudo con arañitas en su dorso. Pero hay arañas que continúan viviendo juntas y pueden formar grupos subsociales o sociales. El cuidado parental involucra muchos aspectos, las arañitas son alimentadas con regurgitaciones maternas y luego la madre caza insectos que troza, permitiendo que los hijos se alimenten primero. En algunos casos de altruismo extremo, la madre se ofrece para ser comida, aún estando en buen estado de salud (matrifagia).

Tuve la suerte de encontrar en nuestro país una araña endémica que presenta todas las características señaladas y que un sistemático tuvo la deferencia de ponerle mi apellido en reconocimiento a los estudios comportamentales que ayudaron a su descripción, Anelosimus vierae. Esta araña que me ha ocupado algo más de una decena de años, tiene una gran ventaja a nivel evolutivo, es subsocial, intermedia entre arañas solitarias y las sociales emparentadas.

Para finalizar, las arañas son organismos que pueden ser utilizadas como modelo de estudio para diferentes disciplinas como sistemática, fisiología, ecología y etología. Son fáciles de criar, se pueden manejar en cantidades considerables y son en general poco sensibles al observador. Por todo ello se pueden manipular con cierta facilidad y podemos realizar trabajos a campo y en el laboratorio con un requerimiento de infraestructura mínimo.

Todas estas características inclinan la balanza hacia los beneficios y el interés en estudiarlas, lo que es el motivo de fondo de esta nota. Cuando nos permitimos la posibilidad de mirar una tela con gotas de rocío, cuando observamos con detenimiento cualquiera de sus comportamientos, como por ejemplo cómo eligen colocar sus redes cerca de un foco de luz, esperando retener insectos que luego muerden y envuelven en seda o como comparten su alimento con sus hijitos, pierden toda la ferocidad y se vuelven animales fascinantes.

Dra. Carmen Viera; Prof. Agregada Gdo. 4 Entomología, Facultad de Ciencias. Jefa del Laboratorio Ecología del Comportamiento, IIBCE. Investigadora Gdo. 5 PEDECIBA. Investigadora del SNI Nivel II.

anelosimus@gmail.com

Por entregas anteriores de nuestra Columna de Ciencia y Tecnología, visite aquí.



UyPress - Agencia Uruguaya de Noticias


MVDCMS  Volver arriba    |    Contacto: uypress@uypress.net