*

Agencia Uruguaya de Noticias
Loading
con firma
Ismael Blanco Ismael Blanco
Las cinco palabras
Esteban Valenti Esteban Valenti
El dinero no es todo
Pablo Mieres Pablo Mieres
Lo mejor y lo peor de la política en una semana
Valentina Rapela Valentina Rapela
Ministros atornillados
Mathías Dávalos Mathías Dávalos
Luz de luna, de Barry Jenkins
William Marino William Marino
Un ser humano
Roberto Savio Roberto Savio
Con Trump termina un ciclo
Isabel Oronoz Isabel Oronoz
Libre de Furia
Jorge Aniceto Molinari Jorge Aniceto Molinari
Ecuador no tiene moneda propia. (Abordando eso gris, que parece la teoría)
Ademar Campos Ademar Campos
¡Ojo, tu heladera puede estar atacando al Pentágono!
Daniel Feldman Daniel Feldman
Modernidad con ribetes “vintage”
Bertha Sanseverino Bertha Sanseverino
Uruguay galardonado por su calidad democrática, libertades e inclusión social
Carlos Vivas y Homero Bagnulo Carlos Vivas y Homero Bagnulo
Los pacientes deben estar mejor informados sobre los tratamientos que reciben
Adriana Marrero Adriana Marrero
Marx, el comunismo azul y la educación celeste: ¿tan mal estamos?
Mónica Xavier Mónica Xavier
Se mata a la mujer por ser mujer
Carlos Wuhl Carlos Wuhl
Campaña electoral por la Presidencia en Francia (II)
José W. Legaspi José W. Legaspi
Gárgaras de independencia
Héctor Musto Héctor Musto
¿Y si el FA pierde las próximas elecciones?
Luis C. Turiansky Luis C. Turiansky
Un solo estado para israelíes y palestinos: ¿es solución?
Ana Jerozolimski Ana Jerozolimski
Cuidado con los festejos
Tabaré Gallardo Tabaré Gallardo
Sincronías en el Sistema Solar
Juan Raúl Ferreira Juan Raúl Ferreira
Trump, entre esquives y trumpadas
Eduardo de León Eduardo de León
Por un nuevo compromiso histórico
Aníbal Gloodtdofsky Aníbal Gloodtdofsky
Batlle y Ordoñez y Mister Trump
Edgardo Carvalho Edgardo Carvalho
El discreto encanto de las fiscalías militares
Dr. David Malowany Dr. David Malowany
La patria es la infancia
Aureliano Rodríguez Larreta Aureliano Rodríguez Larreta
Cuchillo de Palo: ¿Jorge Batlle o Florencio Sánchez?
Jaime Igorra Jaime Igorra
Tratado comercial entre el Gral. Artigas y el Comandante de las Fuerzas Navales inglesas
Federico Arregui Federico Arregui
Golpe demoledor a la clase media
Adriana Santos Melgarejo Adriana Santos Melgarejo
Carmen Barradas, la vanguardia olvidada
Marcelo Marchese Marcelo Marchese
La izquierda latinoamericana ante las revoluciones árabes
más columnistas



 
banner cablevision 300 x 138
banner argentino hotel 300 x 138
banner nicatel interna
Te encuentras en: Inicio | Columnas
imagen del contenido Ademar Campos

La transformación de AMDET en tres cooperativas, una operación de la dictadura

Ademar Campos

26.01.2017

Este 26 de enero se cumplen 25 años del último viaje de un trolebús en Montevideo. COOPTROL, cooperativa de trolebuses fundada en 1975 dejaba así de funcionar.

Es buen momento para recordar algunos hechos que incidieron drásticamente en todo el curso de la vida de la empresa y estuvieron -entre otras- en la base de su desaparición. En COOPTROL incidió particularmente la dictadura y se expresó nítidamente la colaboración estrecha entre civiles y militares. El documento que adjuntamos, firmado por las autoridades de COOPTROL, solicitando al Esmaco la intervención militar de la cooperativa eximiría de mayores comentarios. Sobre todo si lo contextualizamos con un conjunto de hechos que intentaremos desarrollar.

La dictadura uruguaya, impuesta en 1973 dedicó grandes "esfuerzos" al transporte. El transporte fue una de las columnas centrales de la Huelga General de 15 días, primera respuesta organizada y masiva de enfrentamiento a la dictadura. En esa huelga participaron activamente los trabajadores de AMDET, la empresa municipal de transporte. Finalizada la huelga las autoridades de AMDET aplicaron el máximo rigor sancionatorio a gran parte de los participantes. Los sumarios sin goce de sueldo a muchos de los dirigentes sindicales llegaron a durar 16 meses. Ya en 1974 el Estado Mayor Conjunto de las FFAA (Esmaco) comenzó a planificar el desmembramiento de AMDET, para atomizar el poderío de los trabajadores organizados por un lado y transferirles la profunda crisis y la totalidad de las deudas contraídas por la Administración Municipal por otro. Deciden dividirla en tres cooperativas.

A lo largo de 1975 la dictadura desarrolló su principal campaña para eliminar a la izquierda organizada de la vida política del Uruguay. Es en ese marco de ilegalizaciones, despidos, detenciones, torturas, desapariciones y muertes que los trabajadores del transporte enfrentaron el intento de hacer desaparecer AMDET, transformándola en cooperativas.

Muchos de los que participaron de ese proceso integraban partidos de izquierda que en aquella época miraban de reojo al movimiento cooperativo, en donde, si bien los medios de producción estaban en manos de los trabajadores, se "perdía de vista" el enfrentamiento central de las luchas de clase al no tener una patronal a la que enfrentar, elemento clave de la formación revolucionaria.

El proceso de desintegración de AMDET no pudo frenarse y es así que surge Cotsur en marzo y Raincoop en mayo de 1975.

En esa coyuntura quienes se oponían a la desaparición de AMDET cambiaron su estrategia. Para mantener unidos a la mayor parte de los trabajadores sindicalizados de AMDET que no habían ingresado a las otras cooperativas se inició el proceso para formar una cooperativa de trolebuses. Así se juntaron las firmas para llegar al número de trabajadores exigidos para hacerla viable y se presentaron ante el Esmaco. La propuesta fue rechazada por considerar que sería dirigida por trabajadores de "notoria filiación izquierdista", según el vocabulario de la dictadura.

Poco después, con una fuerte presencia de personal jerárquico del área de Tránsito, pero también con trabajadores sindicalizados de AMDET se presenta ante el Esmaco la solicitud para formar COOPTROL. Es aprobada y comienza a funcionar el 25 de octubre de 1975.

Desde el principio muchas de las decisiones de su primer Consejo Directivo fueron digitadas desde la Oficina Laboral del Esmaco en el MTSS. Entre ellas una lista de socios que no podrían acceder a ningún cargo en la Cooperativa por contar con algún antecedente gremial o político. Más de 100 en una empresa de 500, que se agregaban a los que ya estaban presos o exiliados. Quizás uno de los primeros antecedentes de lo que luego sería una política extendida a toda la sociedad: ciudadanos separados en categorías A, B y C por un censor de la dictadura que así limitaba el acceso a las empresas e instituciones de personas que no comulgaban con el régimen

Las contradicciones internas se agudizaron en los primeros años y en noviembre de 1977 el Consejo Directivo solicita la intervención militar de COOPTROL en documento que se adjunta. Con inusitada franqueza esta nota desnuda los intereses de los solicitantes e ilumina también la profundidad de los enfrentamientos que atravesaban a la sociedad uruguaya en los 60 y 70.

La dictadura fue expulsada en 1984 pero sus efectos se siguieron sintiendo hasta mucho después. No fue la única causa del cierre de COOPTROL, pero fue una carga pesada que se agregó a su ya flaco "capital inicial": parte de la flota de AMDET parada por falta de repuestos, pagar la deuda de los trolebuses con Italia impaga por la administración municipal, parte de la red de cables subterráneos y usinas provenientes de la empresa tranviaria inglesa Sociedad Comercial de Montevideo, obsoletas e ineficientes.



UyPress - Agencia Uruguaya de Noticias


MVDCMS  Volver arriba    |    Contacto: uypress@uypress.net