*

Agencia Uruguaya de Noticias
Loading
con firma
José W. Legaspi José W. Legaspi
Venezuela, la izquierda y el poder corrompido
Calos Visca Calos Visca
A más de 7 años y tercer gobierno
Homero Bagnulo y Carlos Vivas Homero Bagnulo y Carlos Vivas
Sucesos que no debieran ocurrir nunca
Juan Raúl Ferreira Juan Raúl Ferreira
Elecciones del big ben a la Torre Eiffel
Juan Santini Juan Santini
La historia oficial
Mauricio Zieleniec Mauricio Zieleniec
1 de Mayo, la clase obrera se fue al paraíso
Felipe Sierra Felipe Sierra
El instinto biológico de enseñar
William Marino William Marino
Presidente y Fuerza Política
Esteban Valenti Esteban Valenti
Mi opinión sobre Fernández Huidobro
Eduardo Vaz Eduardo Vaz
¿Será cuestión del nombre?
Thays Peñalver Thays Peñalver
Los Presidentes Ricos y. La Herencia de Chávez
Aureliano Rodríguez Larreta Aureliano Rodríguez Larreta
Cuchillo de Palo: Gernika
Carlos Garramón Carlos Garramón
Dos concepciones políticas sustancialmente diferentes: populismo e izquierda democrática
Jorge Ángel Pérez Jorge Ángel Pérez
Las Dicotomías de Aleida Guevara March
Carlos Wuhl Carlos Wuhl
Primer turno de la presidencial en Francia. 3 constataciónes para un Resultado
Edgardo Sandoya Edgardo Sandoya
El resultado del tratamiento no es blanco o negro
Rubens Stagno Rubens Stagno
Sin viento de cola
Pablo Mieres Pablo Mieres
Derogación de abuso de funciones, encerrados en su burbuja
Ana Jerozolimski Ana Jerozolimski
En Iom Hashoa, a los negadores y antisemitas
David Malowany David Malowany
Estudiantes, a los libros
Dr. Federico Arregui Mondada Dr. Federico Arregui Mondada
Vamos mal
Gol de actualidad Gol de actualidad
Volvió GOL DE ACTUALIDAD. Esta vez un partidazo: el gobierno de Venezuela vs. la OEA. Juegan Almagro, Maduro, Tabaré y otros. ¡Prendete!
Lilián Hirigoyen Lilián Hirigoyen
Otras literaturas: Pablo Silva Olazábal
Mónica Xavier Mónica Xavier
Un nuevo pacto social para seguir creciendo
Jorge Aniceto Molinari Jorge Aniceto Molinari
Los límites importan (Abordando eso gris, que parece la teoría)
Leonardo Padrón* Leonardo Padrón*
El último chance de Nicolás Maduro
Andrea recomienda Andrea recomienda
Cuando llueve y cuando no, también
Héctor Musto Héctor Musto
Sobre mexicanos, perros y las redes sociales
Jorge Rodríguez Jorge Rodríguez
Daniel Sosa Días
#MonitorProDaVinci #MonitorProDaVinci
¿Qué pasó en la marcha del #6Abr convocada por la oposición?
Milton A. Ramírez Milton A. Ramírez
Una oposición dividida e incompetente
Luis C. Turiansky Luis C. Turiansky
Nuevo acto del drama venezolano
Jaime Igorra Jaime Igorra
Juan Lacaze. Una desafiante y hermosa oportunidad
Ismael Blanco Ismael Blanco
“Felices los normales”
Adriana Marrero Adriana Marrero
¿Cómo se aprende a ser mujer? Sobre el cine infantil, la marcha del ocho, y los modos de hacer política
más columnistas



 
banner cablevision 300 x 138
banner argentino hotel 300 x 138
banner nicatel interna
Te encuentras en: Inicio | Columnas

Ley de cuotas, sí

Valentina Rapela

01.02.2017

La presente ley, que volvió a estar encima de la mesa política en los últimos días, viene a tratar un problema de equidad. Y hablo de equidad, equidad material, para lograr la efectiva igualdad.

José Batlle y Ordóñez creó la Universidad de Mujeres. Les dio su espacio, su oportunidad, para que pudieran evidenciar sus capacidades, en todo iguales a las de los varones. Luego, salieron a la calle a ganar su sustento, a convertirse en nuevos factores de la actividad productora uruguaya. Y el final del proceso fue haber llegado a una coeducación integral.

La "Universidad de Mujeres", creada ya hace más de 100 años, sirve de analogía para el debate de hoy: se implementa cierta medida que busca equiparar en derechos a ambos sexos para, luego de efectivizada la igualdad, eliminarse.

Las mujeres que tenemos representación en el Parlamento Nacional, no sólo llegamos por la ley de cuotas, sino por nuestros méritos apoyados por la ley. Y hoy tenemos la posibilidad -así como las mujeres de hace 100 años- gracias a la ley vigente de demostrar; de demostrar que podemos, que somos fuertes, inteligentes, y capaces. Que somos mediadoras, sensibles, y tenaces. Trabajadoras, racionales, y persistentes. Nuestra lucha no es por los privilegios de ser mujer, sino por la posibilidad de demostrar que somos tan competentes como los varones. Medidas equitativas para igualdades efectivas.

Igualmente, hay un tipo de igualdad que no se "compra" con derechos, y es la igualdad valorativa. Es decir, cómo valora nuestra sociedad a la mujer, cómo la respeta, cómo la trata. Ya lo he dicho: mi partido no es machista, y Martha Montaner nos dejó el legado de mostrar día a día que nosotras, mujeres, no somos ni más ni menos por nuestro sexo,  así lo mostró y lo vivió en toda su vida política. Pero la realidad es innegable: vivimos en una sociedad machista. Una sociedad que nos objetiviza, nos encasilla en roles sociales y que nos cree incapaces para ciertas tareas. Que nos gritan por la calle, que nos acosan, que sentimos miedo de que se abusen. Que no nos contraten, o que nos paguen menos por el mismo trabajo. Y todo esto, por el único motivo de ser mujer.

Hay cosas que el Derecho no nos puede asegurar, como el respeto a nuestro sexo. Y la lucha de hombres, y mujeres, debe ser hacia una sociedad más respetuosa, más libre y tolerante. Una sociedad que incorpore en su seno el concepto "HOMBRES = MUJERES". Y todos, todos debemos aportar nuestro granito de arena, día a día, buscando concientizar. Éste es el verdadero cambio hacia la igualdad de género que ninguna ley nos garantizará. Éste será el verdadero cambio social, donde no necesitaremos ninguna "Ley de Cuotas".

 

Valentina Rapela - Representante Nacional por Montevideo. Partido Colorado.



UyPress - Agencia Uruguaya de Noticias


MVDCMS  Volver arriba    |    Contacto: uypress@uypress.net