*

Agencia Uruguaya de Noticias
Loading
con firma
William Marino William Marino
Donald Trump: el presupuesto y otras yerbas
Esteban Valenti Esteban Valenti
El espionaje prisionero del software
Edgardo Sandoya Edgardo Sandoya
¿Es aceptable la incertidumbre en medicina?
Pablo D. Dans Pablo D. Dans
La madre de todos los descubrimientos: La entrada en escena de la doble hélice en la primavera del 53
Juan Santini Juan Santini
La gran vergüenza nacional
Carlos Wuhl Carlos Wuhl
Campaña electoral por la presidencia en Francia (III)
Adriana Marrero Adriana Marrero
¿Cómo se aprende a ser mujer? Sobre el cine infantil, la marcha del ocho, y los modos de hacer política
Jaime Igorra Jaime Igorra
Desde 1995 el Frente Amplio gobierna Montevideo. Valores fuertes en su programa de gobierno
Héctor Musto Héctor Musto
Ya no entiendo al FA
Mónica Xavier Mónica Xavier
Política, financiamiento, institucionalidad, credibilidad
Pablo Mieres Pablo Mieres
Investigar todo lo que haya que investigar
Edgardo Carvalho Edgardo Carvalho
Palos porque bogas…y si no bogas, palos
Ana Jerozolimski Ana Jerozolimski
Un aniversario que atañe a todo Uruguay, no sólo a sus judíos
Federico Arregui Federico Arregui
El Banco Central no es responsable...la responsabilidad es de los medios...(la responsabilidad es de los demás...)
Luis C. Turiansky Luis C. Turiansky
Eramos pocos y apareció Zealandia
Aureliano Rodríguez Larreta Aureliano Rodríguez Larreta
Cuchillo de Palo: de una estafa, a la financiación de los partidos
Ademar Campos Ademar Campos
¿Un trolebús llamado deseo?
Homero Bagnulo y Carlos Vivas Homero Bagnulo y Carlos Vivas
Cuánto impacta la situación socio-económica como predictor de la mortalidad
José W. Legaspi José W. Legaspi
La vida sigue
Bertha Sanseverino Bertha Sanseverino
Recomendaciones de la Institución Nacional de Derechos Humanos sobre los Hogares Beraca
Lilián Hirigoyen Lilián Hirigoyen
Otras literaturas: Elena Solís
Ismael Blanco Ismael Blanco
“El Rata”
Hebert Abimorad Hebert Abimorad
Amor romántico y violencia de género
Adriana Santos Melgarejo Adriana Santos Melgarejo
Nuevos cultores del tango. Un encuentro con la danza y la identidad
Juan Raúl Ferreira Juan Raúl Ferreira
El tiro por la culata
Constanza Moreira Constanza Moreira
¡PARE! Mujeres en alerta
Roberto Savio Roberto Savio
Pablo Piacentini nos ha dejado
Luis Fernández Luis Fernández
¿Dónde están los compañeros de Comunicación y/o Propaganda del FA?
Mathías Dávalos Mathías Dávalos
Luz de luna, de Barry Jenkins
Valentina Rapela Valentina Rapela
Ministros atornillados
Isabel Oronoz Isabel Oronoz
Libre de Furia
más columnistas



 
banner cablevision 300 x 138
banner argentino hotel 300 x 138
banner nicatel interna
Te encuentras en: Inicio | Columnas

Ley de cuotas, sí

Valentina Rapela

01.02.2017

La presente ley, que volvió a estar encima de la mesa política en los últimos días, viene a tratar un problema de equidad. Y hablo de equidad, equidad material, para lograr la efectiva igualdad.

José Batlle y Ordóñez creó la Universidad de Mujeres. Les dio su espacio, su oportunidad, para que pudieran evidenciar sus capacidades, en todo iguales a las de los varones. Luego, salieron a la calle a ganar su sustento, a convertirse en nuevos factores de la actividad productora uruguaya. Y el final del proceso fue haber llegado a una coeducación integral.

La "Universidad de Mujeres", creada ya hace más de 100 años, sirve de analogía para el debate de hoy: se implementa cierta medida que busca equiparar en derechos a ambos sexos para, luego de efectivizada la igualdad, eliminarse.

Las mujeres que tenemos representación en el Parlamento Nacional, no sólo llegamos por la ley de cuotas, sino por nuestros méritos apoyados por la ley. Y hoy tenemos la posibilidad -así como las mujeres de hace 100 años- gracias a la ley vigente de demostrar; de demostrar que podemos, que somos fuertes, inteligentes, y capaces. Que somos mediadoras, sensibles, y tenaces. Trabajadoras, racionales, y persistentes. Nuestra lucha no es por los privilegios de ser mujer, sino por la posibilidad de demostrar que somos tan competentes como los varones. Medidas equitativas para igualdades efectivas.

Igualmente, hay un tipo de igualdad que no se "compra" con derechos, y es la igualdad valorativa. Es decir, cómo valora nuestra sociedad a la mujer, cómo la respeta, cómo la trata. Ya lo he dicho: mi partido no es machista, y Martha Montaner nos dejó el legado de mostrar día a día que nosotras, mujeres, no somos ni más ni menos por nuestro sexo,  así lo mostró y lo vivió en toda su vida política. Pero la realidad es innegable: vivimos en una sociedad machista. Una sociedad que nos objetiviza, nos encasilla en roles sociales y que nos cree incapaces para ciertas tareas. Que nos gritan por la calle, que nos acosan, que sentimos miedo de que se abusen. Que no nos contraten, o que nos paguen menos por el mismo trabajo. Y todo esto, por el único motivo de ser mujer.

Hay cosas que el Derecho no nos puede asegurar, como el respeto a nuestro sexo. Y la lucha de hombres, y mujeres, debe ser hacia una sociedad más respetuosa, más libre y tolerante. Una sociedad que incorpore en su seno el concepto "HOMBRES = MUJERES". Y todos, todos debemos aportar nuestro granito de arena, día a día, buscando concientizar. Éste es el verdadero cambio hacia la igualdad de género que ninguna ley nos garantizará. Éste será el verdadero cambio social, donde no necesitaremos ninguna "Ley de Cuotas".

 

Valentina Rapela - Representante Nacional por Montevideo. Partido Colorado.



UyPress - Agencia Uruguaya de Noticias


MVDCMS  Volver arriba    |    Contacto: uypress@uypress.net