*

Agencia Uruguaya de Noticias
Loading
con firma
Esteban Valenti Esteban Valenti
¿Existe la derecha y la izquierda?
Pablo Mieres Pablo Mieres
Bienvenidos al tren
Juan Raúl Ferreira Juan Raúl Ferreira
El voto consular y el artículo del Dr. Sanguinetti
Jorge Aniceto Molinari Jorge Aniceto Molinari
Las posibilidades actuales de un stalinismo. (Abordando eso gris, que parece la teoría).
Edgardo Carvalho Edgardo Carvalho
¿La democracia es como un tren?
Ana Jerozolimski Ana Jerozolimski
¡Cómo entiendo a Barcelona!
William Marino William Marino
Los Mártires estudiantiles
Homero Bagnulo y Carlos Vivas Homero Bagnulo y Carlos Vivas
Percepción de beneficios y daños del despistaje del cáncer de mama mediante la mamografía
Mónica Xavier Mónica Xavier
Uruguay aún tiene medio millón de proscriptos
Edgardo Sandoya Edgardo Sandoya
Elegir sabiamente respecto a su salud
Dr. Federico Arregui* Dr. Federico Arregui*
¿Quién es quien…?
Luis Fernández Luis Fernández
De la interna... y no tanto
Jaime Secco Jaime Secco
¿Otra vez Sendic y Venezuela?
Pablo de los Reyes Pablo de los Reyes
Cada comienzo, es una esperanza, un nacimiento, o más bien, un renacer
Pablo Urreta Pablo Urreta
Alianza para el retroceso
Lilián Hirigoyen Lilián Hirigoyen
Otras literaturas: Víctor Cunha
Edmundo Roselli Edmundo Roselli
La revolución que cambiará la agropecuaria nacional
Alberto Rodríguez Genta Alberto Rodríguez Genta
“A mí me pasa lo mismo que a usted” Respondiendo a Emiliano Cotelo.
Adriana Santos Melgarejo Adriana Santos Melgarejo
Montevideo fue un madrigal
Carlos Garramón Carlos Garramón
La fuga autoritaria de Maduro
Jorge Braun Jorge Braun
De Sendic, comunistas, picenetistas, mpepistas y otras yerbas
Héctor Musto Héctor Musto
Barranca abajo
José W. Legaspi José W. Legaspi
Para seguir cambiando sin cambiar nada
Gustavo Salinas Gustavo Salinas
Al rojo vivo: la resistencia a antihelmínticos en el ganado
Felipe Michelini Felipe Michelini
Día de la Justicia Internacional: ¡tercamente optimistas!
Luis C. Turiansky Luis C. Turiansky
La tecnología moderna y la posverdad
Joaquín Roy Joaquín Roy
El referéndum catalán
Hoenir Sarthou Hoenir Sarthou
El Sexo en la Escuela
Martin Papich Martin Papich
Cuando la palabra "oportunidad" se llena de contenido-audiovisual
Bertha Sanseverino Bertha Sanseverino
URUGUAY: La otra cara de la malnutrición:aumenta la obesidad
Fernando López D’Alesandro Fernando López D’Alesandro
Venezuela hacia un domingo trágico
Roberto Savio Roberto Savio
La decadencia de la democracia pasa desapercibida
Manuel Gonzalez Lago Manuel Gonzalez Lago
Como se explica el precio de los nuevos medicamentos: una visión crítica
Jaime Igorra Jaime Igorra
El puerto de Montevideo. Bahía de conflictos, muelles de esperanza
Rafael Guarga Rafael Guarga
2017, centenario del nacimiento del Ing. Eladio Dieste
Jorge Eiris Jorge Eiris
Un video recorre las redes
Fabricio Cerna Salazar Fabricio Cerna Salazar
Espejo latinoamericano. Emblemática justicia peruana
Gerardo Rey Gerardo Rey
Sin perder la línea
Maria Laura Bulanti Maria Laura Bulanti
Italia: historia de un doble discurso.
Ximena Olmedo Ximena Olmedo
Generación “Peter Pan”
Marcelo Marchese Marcelo Marchese
Inclusión financiera versus bancarización forzosa (el problema de las palabras)
David Malowany David Malowany
El exterminio como política pública
Adriana Marrero Adriana Marrero
¿Renta básica ya, acá?
más columnistas



 
banner cablevision 300 x 138
banner argentino hotel 300 x 138
MET-ROND-POINT_Banner200x73
Te encuentras en: Inicio | Columnas
imagen del contenido Carlos Wuhl

Campaña electoral por la Presidencia en Francia (II)

Carlos Wuhl

20.02.2017

Marine Le Pen (47 años), es la líder inconturnable de la extrema-derecha francesa. Un largo camino ha recorrido para que en esta próxima elección presidencial se encuentre sin lugar a duda en el segundo turno frente a una otra figura, pero proveniente de un "medio" muy diferente aunque algunas semejanzas pueden encontrarse, el "joven" (39 años) Emmanuel Macron, el ex Ministro de Economía del presidente Hollande, el mismo que había estado en la Secretaría del Eliseo al comienzo del quinqueño.

SOPLA UN VIENTO DE FIN DE REINO - II


LA EXTREMA DERECHA Y EL"JOVEN" MACRON

Hoy por hoy, a unos 80 días del primer turno de las elecciones, los institutos de sondeo dan a la candidata de la extrema-derecha, cerca de 30%, lejos de quienes la siguen como el propio Macron, unos 25%, la caida del candidato de la derecha Fillon, unos 20%, y restan el nuevo candidato del PS Benoît Hamon, y Jean-Luc Mélenchon, en unos 15 a 17% por los representantes de la izquierda francesa.

EL HUEVO DE LA SERPIENTE

Antes de analisar, la progresión evidente del Front National de Marine Le Pen, este movimiento politico que lo hereda de su padre Jean Marie Le Pen, se debe tener una cierta idea de que se nutre este extremismo, y quienes en el presente hacen que el Front National sea el Partido mas votado en las últimas contiendas, como Municipales y Regionales.

Para no remontarnos mucho en la historia de Francia, partamos de un hecho que mismo hasta hoy sigue siendo un ejemplo, de como la pasión politica, como la división frontal de los ciudadanos franceses, llegó a su máxima expresión. Fue el caso del capitan Dreyfus, oficial de origen judío que fue acusado de traición por el Estado Mayor del Ejército, y fue el desencadenamiento de toda una historia, en que entran a jugar los lugares comunes, de hoy día, el nacionalismo y la integración, el "nosotros los cristianos de la Gaulia", y los otros, "del complot judeo-masónico-comunista internacional", desde ese enfrentamiento entre pro y contra Dreyfus, se enfrentaron, Emilio Zola,Jean Jaurés, Georges Clemenceau contra Charles Maurras, Maurice Barrès que serían los inspiradores de la derecha francesa y base de la extrema derecha. El antisemitismo, la xenofobia, el anti-masonico y anti-protestantismo son las bases esenciales que irán formando un "nacionalismo integral". Se irán agregando los movimientos pro-fascistas de los años 30, los resentidos contra el Frente Popular y su líder León Blum, junto a los comunistas. Vendrán aquellos que apoyaron la política y acción de la "colaboración" con la Alemania nazi, como quienes mantuvieron, hasta hoy mismo los principios de Vichy y del mariscal Petain. Mientras ya en los años actuales, el neo-fascismo, los "skin-heads" (craneos pelados) y sus métodos brutales de violencia, mientras que una otra intelectualidad fascista congeniaba con los nostálgico de la "Argelia francesa", aquellos de la OAS, los terroristas militares, anti- De Gaulle, "los paracaidistas" que usaron de la tortura y entre ellos un teniente, llamado Jean Marie Le Pen. Este mismo quien fundó el partido político Front National en 1972 junto con antiguos colaboracionistas Roland Gauche, y también François Duprat, el que agregó a ese movimiento "las tesis negacionistas" y se sumaron los "católicos tradicionalistas".

Es con esta "historia", que en el 2002, el viejo caudillo Jean Marie Le Pen, llega a la segunda rueda de las elecciones presidenciales, eliminando a Lionel Jospin del Partido Socialista, y poniendo a su partido en marcha hacia otras conquistas políticas. Será a comienzos del 2008, en medio de la crisis económica, de un aumento de la desocupación, y de un profundo resentimiento dentro de las clases populares, en que Marine Le Pen, toma el mando del Front National, intentando un cambio de "fachada", mas respetable que la de su padre, y encaminandose a una "desdiabolización" del tal partido de la extrema derecha, para ello estará el reclutamiento de "cabezas nuevas", algunas  como de Florian Philippot proveniendo del movimiento del socialista Jean Pierre Chévenement, el cual con dotes de organizador y su propia trayectoria en la "cuna de los gobernantes" de Francia, la famosa ENA (Escuela Nacional de Administración) dará un profundo cambio al Frente National, y que traerá una "savia nuevas" dentro de la juventud y el recambio de viejos principios y acciones de Jean Marie Le Pen. Con esta "nueva orientación" el FN tendrá éxitos dentro de las elecciones europeas, las municipales y regionales, configurandose como el inconturnable movimiento hacia el poder nacional.

¿QUIEN ES MARINE LE PEN?

Nació el 5 de agosto de 1968, en Neuilly-sur-Seine, Francia. Estudió Derecho en la Universidad Assas-Pantheon, conocida por su profesorado ultraderechista. En esa etapa también estableció lazos de amistad con los jefes del Grupo Unión Defensa (GUD), una organización juvenil neofascista conocida por su violencia.

 Ejerció como abogada durante seis años e, irónicamente, representó a clientes pobres, incluyendo inmigrantes ilegales, sin costo alguno. Se unió al partido de su padre a los 18 años en 1986 y abandonó su carrera de abogada en 1998 para proporcionar asesoramiento legal al partido. Fue elegida por primera vez para un cargo político en 1998 como consejera regional en el norte de Francia y después tuvo el mismo papel en la zona de París, antes de regresar al área industrial del norte en el 2010 donde optó por establecer su sede.

Es miembro del Parlamento Europeo desde el 2004. Por lo general, sus opiniones no indignan tanto como las de su padre. De hecho, se ha desmarcado de él, en apariencia, en algunas ocasiones. Así fue cuando se apresuró en repudiar los comentarios de Jean-Marie Le Pen de que las cámaras de gas nazis eran sólo "detalles" en la historia.

Finalmente no pudieron superar sus diferencias y, tras una larga serie de desavenencias políticas, Marine expulsó a su padre del partido. Cuenta con varias polémicas 'perlas' en su historial.  "Hace unos 15 años fue el velo; luego vino el burka, y ahora, las oraciones de los musulmanes en la calle". Después equiparó, esas oraciones en la calle con la ocupación nazi durante la II Guerra Mundial en Francia. "No se hace con blindados, ni con soldados, pero es también una ocupación".

Entre sus promesas estrella está la de acabar con el derecho a la nacionalidad francesa por el hecho de haber nacido en Francia. "La nacionalidad se hereda o se merece", repite siempre que puede. Y su programa para esta elección, consiste en los lugares comunes del pensamiento nacionalista y de ultra-derecha: salir de la Comunidad Europea, salida de la zona euro y retornar al franco equiparándolo al euro.

Otro de sus puntos de programa, la reducción de la inmigración propone de hacerla descender a un saldo de 10 000 personas por año (contra 40 000 las cifras actuales).

 

Más que simbólico la parte del programa que había enunciado en el 2012: "el reconocimiento de la comunidad nacional a la vista de los harkis (milicias argelinas en el ejercito francés)  y oposición total a toda conmemoración del 19 de marzo de 1962, que es la fecha de los acuerdos de la ciudad de Evian, que puso fin a la guerra en Argelia, desapareció en este programa del 2017, lo que significa que ciertos cuadros de viejos militantes del partido, por los cuales la memoria de la "Argelia francesa" está aún presente, no les ha caido bien. Toda la situación actual en Francia, después de los atentados terroristas en un "pan bendito" para Marine, la xenofobia aumentada ahora a  toda acción de los musulmanes, incluso en las comidas servidas en escuelas y colegios, donde siempre hasta ahora había "plato de sustitución", los dias que se servían o carne de cerdo o carne que no fuera "halal" (corte por el servicio de musulmanes) dejaría de aplicarse.La enseñanza para hijos de inmigrantes será prohibida. Y aunque no figura el volver a la pena de muerte, ahora insiste en la aplicación de la reclusión a perpetuitad total.

 

EL "JOVEN" EMMANUEL MACRON

 

Posiblemente, de acuerdo a los "politologos" franceses, que se explayen por las mass-medias, el segundo turno de esta elección presidencial,  tiene ya solo dos candidatos: Marine Le Pen vs Emmanuel Macron.

El joven politico, Emmanuel Macron (39 años) es el puro producto del "ejecutivo", que ha tomado a la politica, como se dirige la preparación de un "projet". Esta expresión es típica de quienes preparan a los futuros integrantes de empresas o empleados altamente tecnificados, en que no es necesario tener claramente un final...sino simplemente el de "prepararse".

Macron, viene del mundo de finanzas, y en especial, ex alto funcionario de la Banque Rotschild, egresado de la ENA (Escuela Nacional de Administración) a la cual deberá reintegrarle la suma de 50 000 euros, por no cumplir en su totalidad el contrato que cada estudiante de esta Escuela, tiene un trabajo pago por Estado, durante 10 años.

Comenzó su trayectoria política apoyando la candidatura de François Hollande en las primarias de 2011. En mayo de 2012 se convirtió en secretario general adjunto del Elíseo, cuya función es aconsejar al presidente de la República sobre cuestiones económicas. Macron reivindica una postura liberal sin perder los valores de izquierdas. A él le achacan el giro que dio el Gobierno de Hollande en favor de las empresas.

Pero fundamentalmente su "project" es el de afirmar, de que se deben cumplir irremediablemente sobre 4 puntos:

1) Un diagnostico inconturnable. Que Francia es en tres de asfixiarse en las habitudes, de sus rentas, del corporativismo y finalmente de un conservatorismo de derecha como de izquierda, que no conduce a ninguna parte.

2) Constatación que el mundo ha cambiado, la economía se mundializó, y los sistemas de producción de riquezas y de distribución de esta riqueza han pasado al sistema digital y es el nuevo reino de "uberización".

3) Francia esta dividida en dos, de un costado una Francia que avanza, y separada de la otra que se repliga sobre si misma.

4) La politica pregonada, no se incluye en ninguna de las dos culturas politicas francesas. Ella no es de izquierda ni de derecha. Esta politica tampoco se reconoce como la del centrista François Bayrou. La fractura entre los modernos y los viejos, pasa en el interior mismo de los partidos tradicionales.

Ni siquiera cuando entró al Gobierno se afilió al Partido Socialista. Técnicamente, no está adherido a ningún partido. Sin embargo, en 2016 creó el movimiento político "En Marche" [En marcha] -que además lleva sus iniciales- para recaudar fondos (2,8 millones de euros en donaciones, según apunta su entorno) y federar a sus simpatizantes. Actualmente cuenta con 92.000 afiliados repartidos en comités locales.

Su entorno asegura que En Marcha no es un partido político como tal. Ese elemento lingüístico le permite recibir apoyos socialistas sin que esto les excluya del Partido Socialista.

Y es interesante saber quiénes han tomado "el tren Macron", viejas figuras conocidas de los últimos 30 años, en primer lugar Jacques Attali, ex eminencia gris en el gobierno de François Mitterrand, un "toca todo" y en todos los gobiernos que vinieron después de Mitterrand, también hay que recordar, que le habían "entregado la fundación de un Banco de ayuda a los países del Este", en el momento que se produjo el final de la Unión Soviética y todo el bloque de "gobiernos socialistas". Este personaje, lo primero que efectuó, fue edificar ese Banco, en la ciudad de Londres de formas faraónicas, en el cual pusieron a su disposición más de 15 000 millones de euros para planificar esa ayuda, pero lo único que realizó Jacques Attali, fue la de viajar y dar gastos por cada desplazamiento de centenas de miles de euros, hasta que pidieron su renuncia, y lo aceptó con la condición, que no sería perseguido judicialmente. Queda claro que este Banco, jamás funcionó.

Otra figura, es el "french doctor" Bernard Kushner, ex ministro también en el gobierno de François Mitterrand, pero en el 2007 entra en el gobierno de Nicolás Sarkozy, ocupando el Ministerio de Relaciones Exteriores, y es uno de los creadores del: "derecho de intervenir humanitariamente", pero nada menos que fue el que sostuvo la guerra contra Kadafi, con el resultado que se conoce, con el aumento de las guerras que llevaron adelante Al Kaida y luego el Estado Islámico, en tierras de Siria e Irak.

Alain Minc, economista, ex miembro de la dirección económica del diario "Le Monde", ex consultante al costado de Nicolás Sarkozy, y que ahora se acopla al tren de Macron, por sus declaraciones, que es el único candidato verdaderamente europeo, por supuesto que además comparte la orientación del liberalismo económico. Pero aclara que se encontró decepcionado por la derrota del candidato de la derecha, Alain Juppé, expresando que si éste hubiera ganado, Macron no tendría lugar dentro del espacio político. Justamente al enterarse de los dichos de Alain Minc y su apoyo al "jóven político", no alegró para nada a Richard Ferrand, que es el Secretario general de "En marcha" de Macron.

Por el momento, Macron no ha revelado su programa, apostando por una larga "meditación" de consultas y de diagnósticos. En principio no iba a presentarse como candidato hasta que no se publicara su programa. Pero si, a través de entrevista con las mass-medias, ha ido destilando de a poco "sus ideas", un verdadero cocktail de valores de izquierda, y al mismo tiempo de las medidas liberales, que lo hicieron ser el "cerebro" de dos leyes presentadas por el gobierno de Hollande, las cuales tuvieron como síntomas de poner a millones de franceses en manifestaciones en contra, una, la Ley llamada "Macron" sobre las formas de trabajo, una uberización del mundo laboral, hacer trabajar los días domingos y la otra que cambiaba considerablemente el Código de Trabajo, que significa en la práctica un retraso de casi 100 años, las dos leyes, el entonces Primer Ministro, Manuel Valls, las hizo pasar utilizando el famoso 49.3 de la Constitución, es decir impidiendo la discusión tanto en diputados como senadores. Es liberal tanto en el plano económico como en el moral: se mantiene hostil a la línea identitaria anti musulmana, se pronunció a favor de la prohibición del burkini estudiando caso por caso y en contra de la pérdida de nacionalidad para los terroristas, y ahora en medio de un viaje a Argelia, tuvo palabras de que el "colonialismo francés fue un crimen de Lesa Humanidad" y que se sentía "tocado", por la humillación de quienes estaban en contra del casamiento para todos (Ley Taubira) y fundamental designaban de la derecha los elementos más retrógrados.

Hoy por hoy, tanto en los medios de radio-televisión, y los sondeos realizados por "expertos" politólogos, ponen ya que el final de las elecciones, sería el duelo Marine Le Pen vs Emmanuel Macron, como siempre, estos expertos, jamás tienen en cuenta las movilizaciones populares, en que se repudiaban a estos dos elementos del panorama político francés. Y que solamente pueden presentar el deseo de los verdaderos "dueños del poder", para quienes siempre apoyarán, un liberal o la extrema-derecha, que no tocarán la sacrosanta economía de mercado.

Carlos Wuhl

El próximo y tercer capitulo se titula: "La izquierda, posibilidad única de una VI República".



UyPress - Agencia Uruguaya de Noticias


MVDCMS  Volver arriba    |    Contacto: uypress@uypress.net