*

Agencia Uruguaya de Noticias
Loading
con firma
Esteban Valenti Esteban Valenti
Compañero o cómplice
William Marino William Marino
Los comités
Mónica Xavier Mónica Xavier
Neoliberalismo nunca más
Pablo de los Reyes Pablo de los Reyes
La arenga
Jaime Secco Jaime Secco
¿Qué puede pasar en el Frente Amplio?
Ciro Invernizzi y Karina Antúnez Ciro Invernizzi y Karina Antúnez
La importancia de los insectos polinizadores
Dres.  Carlos Vivas y Homero Bagnulo Dres. Carlos Vivas y Homero Bagnulo
Hacia una cirugía más segura
Pablo Mieres Pablo Mieres
Bienvenidos al tren
Juan Raúl Ferreira Juan Raúl Ferreira
El voto consular y el artículo del Dr. Sanguinetti
Jorge Aniceto Molinari Jorge Aniceto Molinari
Las posibilidades actuales de un stalinismo. (Abordando eso gris, que parece la teoría).
Edgardo Carvalho Edgardo Carvalho
¿La democracia es como un tren?
Ana Jerozolimski Ana Jerozolimski
¡Cómo entiendo a Barcelona!
Edgardo Sandoya Edgardo Sandoya
Elegir sabiamente respecto a su salud
Dr. Federico Arregui* Dr. Federico Arregui*
¿Quién es quien…?
Luis Fernández Luis Fernández
De la interna... y no tanto
Pablo Urreta Pablo Urreta
Alianza para el retroceso
Lilián Hirigoyen Lilián Hirigoyen
Otras literaturas: Víctor Cunha
Edmundo Roselli Edmundo Roselli
La revolución que cambiará la agropecuaria nacional
Alberto Rodríguez Genta Alberto Rodríguez Genta
“A mí me pasa lo mismo que a usted” Respondiendo a Emiliano Cotelo.
Adriana Santos Melgarejo Adriana Santos Melgarejo
Montevideo fue un madrigal
Carlos Garramón Carlos Garramón
La fuga autoritaria de Maduro
Jorge Braun Jorge Braun
De Sendic, comunistas, picenetistas, mpepistas y otras yerbas
Héctor Musto Héctor Musto
Barranca abajo
José W. Legaspi José W. Legaspi
Para seguir cambiando sin cambiar nada
Gustavo Salinas Gustavo Salinas
Al rojo vivo: la resistencia a antihelmínticos en el ganado
Felipe Michelini Felipe Michelini
Día de la Justicia Internacional: ¡tercamente optimistas!
Luis C. Turiansky Luis C. Turiansky
La tecnología moderna y la posverdad
Joaquín Roy Joaquín Roy
El referéndum catalán
Hoenir Sarthou Hoenir Sarthou
El Sexo en la Escuela
Martin Papich Martin Papich
Cuando la palabra "oportunidad" se llena de contenido-audiovisual
Bertha Sanseverino Bertha Sanseverino
URUGUAY: La otra cara de la malnutrición:aumenta la obesidad
Fernando López D’Alesandro Fernando López D’Alesandro
Venezuela hacia un domingo trágico
Roberto Savio Roberto Savio
La decadencia de la democracia pasa desapercibida
Manuel Gonzalez Lago Manuel Gonzalez Lago
Como se explica el precio de los nuevos medicamentos: una visión crítica
Jaime Igorra Jaime Igorra
El puerto de Montevideo. Bahía de conflictos, muelles de esperanza
Rafael Guarga Rafael Guarga
2017, centenario del nacimiento del Ing. Eladio Dieste
Jorge Eiris Jorge Eiris
Un video recorre las redes
Fabricio Cerna Salazar Fabricio Cerna Salazar
Espejo latinoamericano. Emblemática justicia peruana
Gerardo Rey Gerardo Rey
Sin perder la línea
Maria Laura Bulanti Maria Laura Bulanti
Italia: historia de un doble discurso.
Ximena Olmedo Ximena Olmedo
Generación “Peter Pan”
Marcelo Marchese Marcelo Marchese
Inclusión financiera versus bancarización forzosa (el problema de las palabras)
David Malowany David Malowany
El exterminio como política pública
Adriana Marrero Adriana Marrero
¿Renta básica ya, acá?
más columnistas



 
banner cablevision 300 x 138
banner argentino hotel 300 x 138
MET-ROND-POINT_Banner200x73
Te encuentras en: Inicio | Columnas

Puerto y río: de un sueño a una realidad

Ruben Stagno

27.03.2017

Cuando en el año 2004 se organizó en Paysandú un foro denominado “Puerto, Río y Región, desde una visión progresista”, las ponencias eran coincidentes en la necesidad de recuperar el puerto, dragar los pasos y balizarlos, como forma de integrarnos a un sistema nacional de puertos, y a un sistema multimodal de transporte.

Indudablemente que se trataba de un sueño, para algunos muy difícil de concretar. Era el mismo sueño que tenían aquellos pioneros que habían conformado la Comisión Pro-Puerto de Ultramar de Paysandú (CIPUP), organización de la sociedad civil, que durante más de 19 años ha mantenido esta bandera en defensa del último puerto de ultramar del Río Uruguay.

En estos días despertamos con este titular: “Buque portacontenedores pasó por primera vez por el Canal de Casablanca”. Es la “frutilla de la torta” como comúnmente se dice. Este hecho es histórico pues además de contar con barcazas, hoy también contamos para el transporte de nuestras cargas con un buque que traslada contenedores refrigerados, que se complementa con otras en Concepción del Uruguay. Y un canal que asegura navegabilidad durante todo el año.

Es el fruto de acertadas políticas públicas aplicadas desde el 2006, cuando en reuniones interministeriales con fuerte participación de Paysandú, se decidió recuperar el puerto, pasar su administración a la ANP y dragar los pasos en principio Almirón que solo contaba con 80 cm de agua y en el futuro Casa Blanca. Se hicieron inversiones por más de 12 millones de dólares en infraestructura y equipamientos (entre ellos refuerzo de muelles, grúa para contenedores, etcétera) y se dragó Almirón en tres oportunidades (a cargo de Uruguay y a un costo de mas de  un millón de dólares cada vez) pues con cada creciente se comprobó que se colmataba.

Este esfuerzo de gobernantes y actores locales, del sector público y el privado, y de muchos otros, son parte de un proceso que necesariamente requería de negociaciones con la Argentina, (especialmente en el ámbito de la CARU), como el acuerdo de un Plan Bi-Nacional de Dragado, firmado por los Presidentes de Uruguay y Argentina en el año 2010, por el cual se encomendó a la CARU, su diseño y posterior ejecución.

Esta voluntad coincidente llevó a la reciente apertura de Casa Blanca (con suelos semi-duros), a un costo de U$S 7 millones financiado por ambos países dentro del Plan Bi-Nacional, el cual es reconocido de aquí en más como un canal alternativo con todas las prerrogativas jurídicas e internacionales que tenía Almirón como canal principal.

Cuando desde la Comisión Pro-Puerto de Paysandú (CIPUP), se levantó la justa aspiración, de tener la misma profundidad que Concepción del Uruguay, o sea 23 pies en Casa Blanca se dijo claramente que esta obra debía ser incluída en el Plan Bi-Nacional de Dragado o sea financiadas con aportes de ambos Estados.

En recientes declaraciones públicas algunos ediles  sostuvieron que la aspiración de profundizar de 19 a23 pies Casa Blanca,( lo cual implicaba un adicional de la obra que estaba en curso),debía ser financiado por Uruguay y en particular afectando la partida que envió el MTOP a la Intendencia para comenzar las obras de los accesos terrestres al Puerto. Sostener esa postura es un regreso al pasado y por otro lado como bien dijo otro ex edil, “de nada valdría tener 23 pies en Casa Blanca si los accesos terrestres fueran un impedimento para la llegada y salida de las cargas”. Esa partida que asciende a U$S 3.5 millones, fue también  una conquista,y no se debe tocar. La consultora contratada por ANP para estudiar los accesos terrestres, no solo tiene que proponer un trazado sino que debe entregar el proyecto ejecutivo que permita comenzar dicha obra con estos fondos aportados por el MTOP a la Intendencia, seguramente que este año.
Sin renunciar a insitir para que en un futuro próximo, Paysandú tenga la misma salida al mar que el resto de los puertos litoraleños, veamos la realidad.

Teníamos 15 pies en Almirón, que había que volver a dragar cada tanto. Hoy tenemos 19 pies en Casa Blanca, con un canal autolimpiante, lo cual permitirá arribar buques de 12 mil a 15 mil toneladas.
Como sanduceros debemos celebrar y sentirnos orgullosos de los logros obtenidos y tener siempre presente que cuando nos unimos por un objetivo común, los sueños se hacen realidad. Por eso siempre vamos a más.

Rubens Stagno
Exvicepresidente de la Delegación Uruguaya ante CARU



UyPress - Agencia Uruguaya de Noticias


MVDCMS  Volver arriba    |    Contacto: uypress@uypress.net