*

Agencia Uruguaya de Noticias
Loading
con firma
José Antonio Vera José Antonio Vera
Entre Dios y la Casa Blanca
David Malowany David Malowany
Nazismo y cristianismo
Jorge Ángel Pérez Jorge Ángel Pérez
Saque usted sus propias conclusiones
Daniel Mordecki Daniel Mordecki
Garantías
Jorge Aniceto Molinari Jorge Aniceto Molinari
Telómeros. (Abordando eso gris, que parece la teoría).
William Marino William Marino
La derecha y su Propaganda
Juan Raúl Ferreira Juan Raúl Ferreira
Honduras se mete vada vez en más honduras.
Esteban Valenti Esteban Valenti
La dictadura en Venezuela
Edgardo Carvalho Edgardo Carvalho
El País reescribe la historia
Jaime Secco Jaime Secco
El programa del cambio
Carlos Vivas y Homero Bagnulo Carlos Vivas y Homero Bagnulo
Salud alimentaria. ¿Derecho individual o segmento del mercado?
Ana Jerozolimski Ana Jerozolimski
Jerusalem, el mundo y la paz
Pablo Mieres Pablo Mieres
Con el país de rehén
Luis C. Turiansky Luis C. Turiansky
Jerusalén, la manzana de la discordia
Dr. Federico Arregui Dr. Federico Arregui
El Sistema Político uruguayo
Jorge Balseiro Savio Jorge Balseiro Savio
UPM no es solamente el cambio de nombre BOTNIA. Tampoco es simplemente celulosa.
Edgardo Sandoya Edgardo Sandoya
Cuando la esperanza sana
Luis Fernández Luis Fernández
Otra vez : “El Poder”
Falsos secuestros ¿Quién/Qué hay detrás de esto? Falsos secuestros ¿Quién/Qué hay detrás de esto?
Julio Gil Díaz
Mónica Xavier Mónica Xavier
Terminar con la violencia de género depende de todos
Bertha Sanseverino Bertha Sanseverino
Solo un compromiso político efectivo podrá erradicar el hambre y la malnutrición: El Plan CELAC y su vigencia
Fabricio Cerna Salazar Fabricio Cerna Salazar
Espejo latinoamericano: Bolivia o el vaticinio de una tercera Cuba
Marcelo Marchese Marcelo Marchese
UPM: negociación secreta, democracia a oscuras
Ismael Blanco Ismael Blanco
La asamblea
Hebert Abimorad Hebert Abimorad
# Metoo salpica a la Academia Sueca
Carlos Garramón Carlos Garramón
Un gran dilema se cierne sobre Alemania y Europa
Fernando López D’Alesandro Fernando López D’Alesandro
A la oposición uruguaya sólo le queda el pasado
Alfredo Correa Reissig Alfredo Correa Reissig
El clavo en el sillón o el silencio de los inocentes
Aldo Mazzucchelli Aldo Mazzucchelli
Ya no la busques, no la busco yo
Daniel Feldman Daniel Feldman
Alejandro Rey, el personaje tras bambalinas en el Solís
más columnistas



 
MET-ROND-POINT_Banner200x73 (2)
banner cablevision 300 x 138
banner argentino hotel 300 x 138
Te encuentras en: Inicio | Columnas

Puerto y río: de un sueño a una realidad

Ruben Stagno

27.03.2017

Cuando en el año 2004 se organizó en Paysandú un foro denominado “Puerto, Río y Región, desde una visión progresista”, las ponencias eran coincidentes en la necesidad de recuperar el puerto, dragar los pasos y balizarlos, como forma de integrarnos a un sistema nacional de puertos, y a un sistema multimodal de transporte.

Indudablemente que se trataba de un sueño, para algunos muy difícil de concretar. Era el mismo sueño que tenían aquellos pioneros que habían conformado la Comisión Pro-Puerto de Ultramar de Paysandú (CIPUP), organización de la sociedad civil, que durante más de 19 años ha mantenido esta bandera en defensa del último puerto de ultramar del Río Uruguay.

En estos días despertamos con este titular: “Buque portacontenedores pasó por primera vez por el Canal de Casablanca”. Es la “frutilla de la torta” como comúnmente se dice. Este hecho es histórico pues además de contar con barcazas, hoy también contamos para el transporte de nuestras cargas con un buque que traslada contenedores refrigerados, que se complementa con otras en Concepción del Uruguay. Y un canal que asegura navegabilidad durante todo el año.

Es el fruto de acertadas políticas públicas aplicadas desde el 2006, cuando en reuniones interministeriales con fuerte participación de Paysandú, se decidió recuperar el puerto, pasar su administración a la ANP y dragar los pasos en principio Almirón que solo contaba con 80 cm de agua y en el futuro Casa Blanca. Se hicieron inversiones por más de 12 millones de dólares en infraestructura y equipamientos (entre ellos refuerzo de muelles, grúa para contenedores, etcétera) y se dragó Almirón en tres oportunidades (a cargo de Uruguay y a un costo de mas de  un millón de dólares cada vez) pues con cada creciente se comprobó que se colmataba.

Este esfuerzo de gobernantes y actores locales, del sector público y el privado, y de muchos otros, son parte de un proceso que necesariamente requería de negociaciones con la Argentina, (especialmente en el ámbito de la CARU), como el acuerdo de un Plan Bi-Nacional de Dragado, firmado por los Presidentes de Uruguay y Argentina en el año 2010, por el cual se encomendó a la CARU, su diseño y posterior ejecución.

Esta voluntad coincidente llevó a la reciente apertura de Casa Blanca (con suelos semi-duros), a un costo de U$S 7 millones financiado por ambos países dentro del Plan Bi-Nacional, el cual es reconocido de aquí en más como un canal alternativo con todas las prerrogativas jurídicas e internacionales que tenía Almirón como canal principal.

Cuando desde la Comisión Pro-Puerto de Paysandú (CIPUP), se levantó la justa aspiración, de tener la misma profundidad que Concepción del Uruguay, o sea 23 pies en Casa Blanca se dijo claramente que esta obra debía ser incluída en el Plan Bi-Nacional de Dragado o sea financiadas con aportes de ambos Estados.

En recientes declaraciones públicas algunos ediles  sostuvieron que la aspiración de profundizar de 19 a23 pies Casa Blanca,( lo cual implicaba un adicional de la obra que estaba en curso),debía ser financiado por Uruguay y en particular afectando la partida que envió el MTOP a la Intendencia para comenzar las obras de los accesos terrestres al Puerto. Sostener esa postura es un regreso al pasado y por otro lado como bien dijo otro ex edil, “de nada valdría tener 23 pies en Casa Blanca si los accesos terrestres fueran un impedimento para la llegada y salida de las cargas”. Esa partida que asciende a U$S 3.5 millones, fue también  una conquista,y no se debe tocar. La consultora contratada por ANP para estudiar los accesos terrestres, no solo tiene que proponer un trazado sino que debe entregar el proyecto ejecutivo que permita comenzar dicha obra con estos fondos aportados por el MTOP a la Intendencia, seguramente que este año.
Sin renunciar a insitir para que en un futuro próximo, Paysandú tenga la misma salida al mar que el resto de los puertos litoraleños, veamos la realidad.

Teníamos 15 pies en Almirón, que había que volver a dragar cada tanto. Hoy tenemos 19 pies en Casa Blanca, con un canal autolimpiante, lo cual permitirá arribar buques de 12 mil a 15 mil toneladas.
Como sanduceros debemos celebrar y sentirnos orgullosos de los logros obtenidos y tener siempre presente que cuando nos unimos por un objetivo común, los sueños se hacen realidad. Por eso siempre vamos a más.

Rubens Stagno
Exvicepresidente de la Delegación Uruguaya ante CARU



UyPress - Agencia Uruguaya de Noticias


MVDCMS  Volver arriba    |    Contacto: uypress@uypress.net