*

Agencia Uruguaya de Noticias
Loading
con firma
Esteban Valenti Esteban Valenti
Organigrama de ANCAP y Rendición de Cuentas
Jaime Secco Jaime Secco
Secundaria, ¿qué se discute en la izquierda?
Lilián Hirigoyen Lilián Hirigoyen
Otras literaturas: Nedy Varela
Joaquín Roy Joaquín Roy
Conseguí mi empleo gracias a The New York Times
Mónica Xavier Mónica Xavier
Dictadura y omertá
Juan Raúl Ferreira Juan Raúl Ferreira
Los Ultimos Minutos de la Democracia del 73
Pablo Mieres Pablo Mieres
Sin agenda y salteando los temas de fondo
Jorge Braun Jorge Braun
Claro Oscuro
Ana Jerozolimski Ana Jerozolimski
La alianza impura contra los palestinos
Jorge Eiris Jorge Eiris
Prof. Delia Echegoimberry
Homero Bagnulo y Carlos Vivas Homero Bagnulo y Carlos Vivas
Cómo explicar el incremento de las pandemias y de los brotes infecciosos que han aparecido últimamente
Jorge Aniceto Molinari Jorge Aniceto Molinari
El partido moralista. (Abordando eso gris, que parece la teoría).
William Marino William Marino
El Golpe del 27 de Junio
Bertha Sanseverino Bertha Sanseverino
Uruguay y los avances en la agenda de derechos para la población trans
Adriana Marrero Adriana Marrero
La educación de paro
Edgardo Sandoya Edgardo Sandoya
Ya se lo que tengo que hacer, pero…
Alma Sendeza Alma Sendeza
Homenaje a Juan Ramón Cabrera
Carlos Garramón Carlos Garramón
La República en marcha: aplastante mayoría
Eduardo Vaz Eduardo Vaz
20 de Junio de abrazos y recuerdos
Federico Arregui Mondada Federico Arregui Mondada
Estado de Situación
Milton A. Ramírez Milton A. Ramírez
Luis Lacalle Pou Presidente
Niles Lehman Niles Lehman
El mundo del ARN
Jorge Ángel Pérez Jorge Ángel Pérez
¡Oh, los que entráis, dejad fuera toda esperanza!
José W. Legaspi José W. Legaspi
Otra izquierda es posible y necesaria
Ismael Blanco Ismael Blanco
“La necesidad de los muertos”
Luis C. Turiansky Luis C. Turiansky
El Jacobinismo en América
Carlos Visca Carlos Visca
Logística y Desarrollo de las FF.AA.
Héctor Musto Héctor Musto
Sgt. Pepper's Lonely Hearts Club Band
Fotografías de Germán Acosta Fotografías de Germán Acosta
¿Hasta cuándo los silencios?
Mauricio Zieleniec Mauricio Zieleniec
50 Años de la unificación de Jerusalem ¿Eterna y sagrada?
Manuel González Lago Manuel González Lago
De esto no se habla: el precio de los medicamentos
más columnistas



 
banner cablevision 300 x 138
banner argentino hotel 300 x 138
banner nicatel interna
Te encuentras en: Inicio | Columnas

Daniel Sosa Días

Jorge Rodríguez

11.04.2017

El sábado 8 de abril pasado falleció Daniel Sosa Días. Las nuevas generaciones quizás no hayan sentido de él. Fue un gran protagonista en los años más difíciles y duros que la República atravesó en el siglo XX.

Daniel Sosa Días, abogado, católico, hombre de familia, fue uno de los más destacados dirigentes que tuvo la Democracia Cristiana uruguaya en su historia. Desde Montevideo acompañó resueltamente a Juan Pablo Terra, Presidente del PDC de la época, en el proceso que llevó a la fundación del Frente Amplio en 1971.

Fue, sin duda, un gran protagonista del proceso fundacional frentista, en aquellos años en que, como recientemente nos recordaba Javier Miranda en el Congreso del FA, Cuadernos de Marcha en la fundación del FA, ponía en su tapa, 'Cristianos y Marxistas ', marcando el rasgo esencial con que nacía el FA, su pluralidad ideológica y un hecho histórico, cristianos y marxistas confluían en una acción política común, bajo un mismo programa y un candidato común.

Daniel Sosa Días fue un pilar de ese proceso. Así, en las elecciones de noviembre de 1971 encabezó la lista 808 a la diputación por Montevideo, siendo electo Representante Nacional y siendo el principal referente de aquella bancada de 7 diputados del PDC 808.

Tuvo una muy destacada actuación parlamentaria hasta el golpe de estado de 1973.

Eran años muy difíciles. El FA y el PDC enfrentaban el autoritarismo de derecha y a los prolegómenos de la dictadura. En ese clima, Daniel Sosa Días realizó uno de los actos más importantes de la época, la interpelación al Ministro de Defensa Nacional, Gral. Enrique Magnani.

El 25 de mayo de 1972, en un cuartel de Treinta y Tres, moría por torturas el militante demócrata cristiano Luis Batalla. Era el primer muerto por torturas de una larga y trágica lista de compatriotas.

Enterado de la muerte por el Edil DC de Treinta y Tres, Francisco Laxalte, Sosa Días viaja inmediatamente a Treinta y Tres. Ahí hizo todo lo imaginable y posible. Logró que médicos vieran el cadáver, se presentó en la Jefatura y en el Batallón de Infantería Nº 10, presentó denuncia en el Juzgado Letrado y logró que se dispusiera una autopsia que resultó lapidaria, Luis Batalla había muerto por golpes salvajes.

El 6 de junio presentó una moción de interpelación al Ministro de Defensa Nacional, que se efectuó el 22 de junio de 1972. Daniel Sosa Días estuvo brillante y contundente. Demostró cabalmente lo sucedido y logró que por primera vez el Parlamento reconociera las torturas que se vivían en la época. Unos días después el Gral. Magnani renunció a su cargo.

El Uruguay nunca dejará de reconocer esa acuación tan valiente y brillante a favor de la democracia y los derechos humanos.

Siguió siendo un gran protagonista en la defensa de la democracia hasta el día en que Juan María Bordaberry y las FFAA disolvieron el Parlamento.

En los años de la dictadura volvió a tener una actitud valiente y destacada como abogado de sus compañeros perseguidos. Junto al Dr. Hugo Batalla fue el abogado del Gral. Líber Seregni durante su oprobiosa prisión. Fue así el nexo permanente entre el Gral. en prisión y el PDC y la resistencia, en general.

Lo recuerdo sentado en primera fila en el estrado del acto del Obelisco en el histórico 27 de noviembre de 1983.

En la salida de la dictadura y primeros años de la democracia, tuvo diferencias importantes con la línea estratégica del PDC que lo llevó a su alejamiento de las filas del Partido.

En ocasión del 40º aniversario de la muerte de Luis Batalla, en acto organizado por el PDC en la Plaza Libertad, Héctor Lescano, Presidente del PDC, destacó la presencia y homenajeó a Daniel Sosa Días en el acto, en el que, más allá de las diferencias, nos encontrábamos todos para recordar la tragedia y reconocer a los valientes que la denunciaron.

Los demócratas cristianos inclinamos nuestra bandera en señal de respeto y reconocimiento a quien fue uno de los más grandes de todos nosotros. Siempre recordaremos a Juan Pablo Terra y siempre recordaremos a su brillante compañero Daniel Sosa Días.

 Jorge Rodríguez



UyPress - Agencia Uruguaya de Noticias


MVDCMS  Volver arriba    |    Contacto: uypress@uypress.net