*

Agencia Uruguaya de Noticias
Loading
con firma
Esteban Valenti Esteban Valenti
Compañero o cómplice
William Marino William Marino
Los comités
Mónica Xavier Mónica Xavier
Neoliberalismo nunca más
Pablo de los Reyes Pablo de los Reyes
La arenga
Jaime Secco Jaime Secco
¿Qué puede pasar en el Frente Amplio?
Ciro Invernizzi y Karina Antúnez Ciro Invernizzi y Karina Antúnez
La importancia de los insectos polinizadores
Dres.  Carlos Vivas y Homero Bagnulo Dres. Carlos Vivas y Homero Bagnulo
Hacia una cirugía más segura
Pablo Mieres Pablo Mieres
Bienvenidos al tren
Juan Raúl Ferreira Juan Raúl Ferreira
El voto consular y el artículo del Dr. Sanguinetti
Jorge Aniceto Molinari Jorge Aniceto Molinari
Las posibilidades actuales de un stalinismo. (Abordando eso gris, que parece la teoría).
Edgardo Carvalho Edgardo Carvalho
¿La democracia es como un tren?
Ana Jerozolimski Ana Jerozolimski
¡Cómo entiendo a Barcelona!
Edgardo Sandoya Edgardo Sandoya
Elegir sabiamente respecto a su salud
Dr. Federico Arregui* Dr. Federico Arregui*
¿Quién es quien…?
Luis Fernández Luis Fernández
De la interna... y no tanto
Pablo Urreta Pablo Urreta
Alianza para el retroceso
Lilián Hirigoyen Lilián Hirigoyen
Otras literaturas: Víctor Cunha
Edmundo Roselli Edmundo Roselli
La revolución que cambiará la agropecuaria nacional
Alberto Rodríguez Genta Alberto Rodríguez Genta
“A mí me pasa lo mismo que a usted” Respondiendo a Emiliano Cotelo.
Adriana Santos Melgarejo Adriana Santos Melgarejo
Montevideo fue un madrigal
Carlos Garramón Carlos Garramón
La fuga autoritaria de Maduro
Jorge Braun Jorge Braun
De Sendic, comunistas, picenetistas, mpepistas y otras yerbas
Héctor Musto Héctor Musto
Barranca abajo
José W. Legaspi José W. Legaspi
Para seguir cambiando sin cambiar nada
Gustavo Salinas Gustavo Salinas
Al rojo vivo: la resistencia a antihelmínticos en el ganado
Felipe Michelini Felipe Michelini
Día de la Justicia Internacional: ¡tercamente optimistas!
Luis C. Turiansky Luis C. Turiansky
La tecnología moderna y la posverdad
Joaquín Roy Joaquín Roy
El referéndum catalán
Hoenir Sarthou Hoenir Sarthou
El Sexo en la Escuela
Martin Papich Martin Papich
Cuando la palabra "oportunidad" se llena de contenido-audiovisual
Bertha Sanseverino Bertha Sanseverino
URUGUAY: La otra cara de la malnutrición:aumenta la obesidad
Fernando López D’Alesandro Fernando López D’Alesandro
Venezuela hacia un domingo trágico
Roberto Savio Roberto Savio
La decadencia de la democracia pasa desapercibida
Manuel Gonzalez Lago Manuel Gonzalez Lago
Como se explica el precio de los nuevos medicamentos: una visión crítica
Jaime Igorra Jaime Igorra
El puerto de Montevideo. Bahía de conflictos, muelles de esperanza
Rafael Guarga Rafael Guarga
2017, centenario del nacimiento del Ing. Eladio Dieste
Jorge Eiris Jorge Eiris
Un video recorre las redes
Fabricio Cerna Salazar Fabricio Cerna Salazar
Espejo latinoamericano. Emblemática justicia peruana
Gerardo Rey Gerardo Rey
Sin perder la línea
Maria Laura Bulanti Maria Laura Bulanti
Italia: historia de un doble discurso.
Ximena Olmedo Ximena Olmedo
Generación “Peter Pan”
Marcelo Marchese Marcelo Marchese
Inclusión financiera versus bancarización forzosa (el problema de las palabras)
David Malowany David Malowany
El exterminio como política pública
Adriana Marrero Adriana Marrero
¿Renta básica ya, acá?
más columnistas



 
banner cablevision 300 x 138
banner argentino hotel 300 x 138
MET-ROND-POINT_Banner200x73
Te encuentras en: Inicio | Actualidad
imagen del contenido Restauran fachada de emblemático edificio de Montevideo

SPUTNIK

Restauran fachada de emblemático edificio de Montevideo

20.04.2017

MONTEVIDEO (Sputnik) - La fachada del Palacio Salvo, un emblemático edificio de Montevideo de 1928, idéntico al Barolo de Buenos Aires, será restaurada con dinero de una exoneración tributaria después de varios desprendimientos; su última reparación fue en los años 80.

"Desde la década del 80 que la fachada del Salvo no se restaura; en ese momento se hizo con un préstamo del Banco Hipotecario (entidad estatal) que todavía se sigue pagando; en ese momento le sacaron todos los ornamentos originales", informó a Sputnik el integrante de la Comisión Administradora del Palacio Salvo, Aníbal Andrade.

Esa Comisión, integrada por vecinos que habitan el Salvo, contará ahora para restaurarlo con alrededor de 7,2 millones de pesos (257.142 dólares) en cuatro años por la exoneración de la contribución inmobiliaria (tributo).

"Hoy el edificio paga 1,8 millones de pesos (64.285 dólares) de contribución inmobiliaria por año y esta exoneración se extenderá por cuatro años", indicó Andrade.

La Junta Departamental de Montevideo "facultó a la Intendencia a exonerar a Palacio Salvo SA del impuesto de contribución inmobiliaria (…) por 2014 y de 2017 a 2020", según la resolución del 23 de marzo de ese órgano legislativo del departamento.

La exoneración de ese impuesto se da con la condición, según la resolución, de que el Salvo presente en "90 días a partir de la promulgación del presente decreto (…) un plan de recuperación del edificio".

Andrade estima que a fin de este año podrán comenzar las obras en la fachada.

En julio de 2015, la fachada sufrió desprendimientos: un trozo de su mampostería cayó sobre un auto.

Andrade indicó que después de esa fecha hubo otros desprendimientos debido a las vibraciones producidas por el desfile del Carnaval por la avenida 18 de Julio, la principal de Montevideo y donde se ubica el Salvo, y algunas manifestaciones.

El edificio comenzó a construirse "en 1923 en el predio que ocupaba el café y confitería 'La Giralda' donde se tocó por primera vez el tango 'La cumparsita' de Gerardo Matos Rodríguez (uruguayo)", indica la resolución por la cual la Comisión del Patrimonio, dependiente del Gobierno, lo declara Monumento Histórico Nacional en 1996.

El Salvo se inauguró en 1928, pero su obra culminó en 1930; en su época fue el edificio más alto del mundo construido en estructura de hormigón armado, según esa resolución.

Fue edificado por iniciativa de los hermanos empresarios Ángel, José y Lorenzo Salvo y diseñado por el arquitecto italiano Mario Palanti.

Como el Palacio Salvo no recibe financiamiento estatal, la Comisión Administradora precisaba de la exoneración tributaria para efectuar las obras debido a que con los gastos comunes que pagan sus habitantes (entre 3.000 y 9.000 pesos (107 y 321 dólares)) no les alcanza, indicó Andrade.

Tampoco es suficiente lo que obtienen por las visitas guiadas: entre diciembre y marzo pasado visitaron el Salvo 3.000 turistas que pagaron un ticket de entre 100 y 200 pesos (entre cuatro y ocho dólares).

CÚPULA ILUMINADA

El 27 de este mes será inaugurada una intervención lumínica en la cúpula del edificio a las 19:30 horas.

Hoy en la punta del edificio no hay nada; "la cúpula del Salvo nunca existió y si existió fue por poco tiempo y no hay registros", indicó Andrade.

En 2015, la Comisión Administradora fue a Buenos Aires a hablar con el arquitecto argentino Fernando Carral, quien restauró el faro que corona el Palacio Barolo de esa ciudad, para que hiciera lo mismo con el Salvo; el edificio de Montevideo es "mellizo" del de la capital argentina y fue construido por el mismo arquitecto.

Finalmente ese proyecto no se concretó porque no se encontró información de la cúpula original, pero surgió la iniciativa "Gran Salvo", que será "un remate lumínico no un faro", dijo Andrade.

El "Gran Salvo" surgió por impulso del alcalde del Municipio B de Montevideo (uno de los ocho de la capital uruguaya), Carlos Varela, y un grupo de arquitectos de la Facultad de Arquitectura de la Universidad de la República (estatal).

El proyecto es dirigido por el arquitecto Federico Lagomarsino y fue declarado de Interés Cultural por el Ministerio de Educación y Cultura.

La cúpula estará iluminada al menos por un año: en principio el Municipio B financiará la tarifa de luz por seis meses y "creo que la División de Cultura de la Intendencia por seis meses más", indicó Andrade.

El Salvo tiene 95 metros de altura y fue la segunda torre más alta de Sudamérica entre 1928 hasta 1935 cuando fue desplazado al tercer puesto por el Kavanagh de Buenos Aires.

Este edificio ha sido protagonista en varias películas uruguayas como en "El dirigible" (1994), la primera de esta nacionalidad en ser presentada en el Festival de Cannes, y el cortometraje de ciencia ficción "¡Ataque de pánico!" (2009), del director Fede Álvarez.

Sputnik



UyPress - Agencia Uruguaya de Noticias


MVDCMS  Volver arriba    |    Contacto: uypress@uypress.net