*

Agencia Uruguaya de Noticias
Loading
con firma
José W. Legaspi José W. Legaspi
Venezuela, la izquierda y el poder corrompido
Calos Visca Calos Visca
A más de 7 años y tercer gobierno
Homero Bagnulo y Carlos Vivas Homero Bagnulo y Carlos Vivas
Sucesos que no debieran ocurrir nunca
Juan Raúl Ferreira Juan Raúl Ferreira
Elecciones del big ben a la Torre Eiffel
Juan Santini Juan Santini
La historia oficial
Mauricio Zieleniec Mauricio Zieleniec
1 de Mayo, la clase obrera se fue al paraíso
Felipe Sierra Felipe Sierra
El instinto biológico de enseñar
William Marino William Marino
Presidente y Fuerza Política
Esteban Valenti Esteban Valenti
Mi opinión sobre Fernández Huidobro
Eduardo Vaz Eduardo Vaz
¿Será cuestión del nombre?
Thays Peñalver Thays Peñalver
Los Presidentes Ricos y… La Herencia de Chávez
Aureliano Rodríguez Larreta Aureliano Rodríguez Larreta
Cuchillo de Palo: Gernika
Carlos Garramón Carlos Garramón
Dos concepciones políticas sustancialmente diferentes: populismo e izquierda democrática
Jorge Ángel Pérez Jorge Ángel Pérez
Las Dicotomías de Aleida Guevara March
Carlos Wuhl Carlos Wuhl
Primer turno de la presidencial en Francia. 3 constataciónes para un Resultado
Edgardo Sandoya Edgardo Sandoya
El resultado del tratamiento no es blanco o negro
Rubens Stagno Rubens Stagno
Sin viento de cola
Pablo Mieres Pablo Mieres
Derogación de abuso de funciones, encerrados en su burbuja
Ana Jerozolimski Ana Jerozolimski
En Iom Hashoa, a los negadores y antisemitas
David Malowany David Malowany
Estudiantes, a los libros
Dr. Federico Arregui Mondada Dr. Federico Arregui Mondada
Vamos mal
Gol de actualidad Gol de actualidad
Volvió GOL DE ACTUALIDAD. Esta vez un partidazo: el gobierno de Venezuela vs. la OEA. Juegan Almagro, Maduro, Tabaré y otros. ¡Prendete!
Lilián Hirigoyen Lilián Hirigoyen
Otras literaturas: Pablo Silva Olazábal
Mónica Xavier Mónica Xavier
Un nuevo pacto social para seguir creciendo
Jorge Aniceto Molinari Jorge Aniceto Molinari
Los límites importan (Abordando eso gris, que parece la teoría)
Leonardo Padrón* Leonardo Padrón*
El último chance de Nicolás Maduro
Andrea recomienda Andrea recomienda
Cuando llueve y cuando no, también
Héctor Musto Héctor Musto
Sobre mexicanos, perros y las redes sociales
Jorge Rodríguez Jorge Rodríguez
Daniel Sosa Días
#MonitorProDaVinci #MonitorProDaVinci
¿Qué pasó en la marcha del #6Abr convocada por la oposición?
Milton A. Ramírez Milton A. Ramírez
Una oposición dividida e incompetente
Luis C. Turiansky Luis C. Turiansky
Nuevo acto del drama venezolano
Jaime Igorra Jaime Igorra
Juan Lacaze. Una desafiante y hermosa oportunidad
Ismael Blanco Ismael Blanco
“Felices los normales”
Adriana Marrero Adriana Marrero
¿Cómo se aprende a ser mujer? Sobre el cine infantil, la marcha del ocho, y los modos de hacer política
más columnistas



 
banner cablevision 300 x 138
banner argentino hotel 300 x 138
banner nicatel interna
Te encuentras en: Inicio | Internacionales
imagen del contenido Histórico fallo: Monsanto comete crímenes de lesa humanidad
Foto: REUTERS/Denis Balibouse | Sputnik

Monsanto

Histórico fallo: Monsanto comete crímenes de lesa humanidad

21.04.2017

ITALIA (Sputnik) - Según el fallo del Tribunal Internacional, un órgano consultivo convocado por la sociedad civil, la corporación agroindustrial transnacional Monsanto es culpable de ‘ecocidio', una figura que recomiendan incluir en el Estatuto de Roma para que pase a la órbita de la Justicia ordinaria.

El fallo era esperado con ansias por varios sectores de la sociedad civil de todo el mundo, tras las audiencias que se llevaron a cabo en octubre de 2016. Se trata de un tribunal popular, integrado por seis juristas con una sólida experiencia en la magistratura, que fue conformado a pedido de actores sociales, explicó a Sputnik el médico Damián Verzeñassi, uno de los testigos del juicio.

En base a las pruebas aportadas por científicos, el tribunal —cuyo fallo es consultivo, al no ser un órgano oficial— determinó que los organismos genéticamente modificados (OGM) y los pesticidas de la empresa la vuelven culpable de "ecocidio", por provocar "una acción de destrucción ambiental permanente y consistente, dirigida a alterar la vida en los territorios", indicó Verzeñassi.

"Desde el punto de vista jurídico, es un paso muy importante. Una vez hecho este reconocimiento el tribunal hizo algo que no previmos: sugerir con fuerza que se modifique el Estatuto de Roma para que las corporaciones puedan empezar a ser juzgadas por delitos de lesa humanidad. Hasta el día de hoy, la Corte Penal de La Haya solo puede juzgar a personas físicas o los Estados", comentó el médico argentino, un notorio activista que ha documentado el efecto nocivo de pesticidas como el glifosato en las poblaciones a proximidad de monocultivos de soja transgénica.

Verzeñassi, profesor de la Universidad Nacional de Rosario, destacó los argumentos del dictamen de la jueza senegalesa Dior Fall Sow, que opinó que los Gobiernos que permiten el uso de los productos de la empresa son "cómplices del delito de ecocidio".

El argentino precisó que los Estados tienen responsabilidad, ya que han firmado convenios internacionales para garantizar la protección al medioambiente, la salud, la alimentación saludable y la libertad científica.

El académico también destacó la parte del dictamen a cargo del juez mexicano Marcos Orellana, "un reconocimiento de que la introducción de OGM en los territorios puede considerarse un crimen", pues están asociados "al uso cada vez mayor de venenos", algo que ha sido "claramente demostrado en la salud de los territorios" con este tipo de cultivos.

"Al mismo tiempo, se demostró que estos OGM generan contaminaciones en producciones no transgénicas, entonces violan los derechos comerciales y de producción de quienes deciden no usar este tipo de elementos. Finalmente, estos agentes fueron introducidos en los territorios y liberados en sus estructuras comerciales sin pruebas científicas fidedignas y confiables de que son inocuos", valoró.

Aunque el fallo no obliga a Monsanto a cumplir ninguna sanción, "le genera una condena social muy importante" en un momento en el que la compañía tiene una oportunidad para "limpiar su cara" tras ser comprada por Bayer.

Los movimientos sociales, dijo Verzeñassi, temen que este cambio de propiedad sea una "estratagema comercial" de ambas empresas. En ese sentido, el argentino recordó los crímenes contra el territorio de la petrolera Texaco en Ecuador. Esa firma fue adquirida luego por Chevron, que se deslindó de toda obligación relativa a los desastres ambientales de la explotación petrolera previa a la compra.

"Pensamos que algo similar puede hacer Bayer, con el agravante de que es vendedor de productos farmacológicos que se usan para tratar las enfermedades que se generan con los productos agroindustriales de Monsanto", comentó el activista.

Asimismo, recordó el rol que tuvo Monsanto en la Guerra de Vietnam. La trasnacional es "productora y proveedora del agente naranja que usaba el Ejército de EEUU para arrasar los territorios vietnamitas", evocó. En 1966, cuando un juzgado popular integrado por intelectuales como Jean-Paul Sartre y Bertrand Russell abordó el conflicto, no existía la perspectiva de poder someter a las corporaciones a la Justicia internacional como ahora propone el TIM.

La jueza argentina Eleonora Lamm, integrante del TIM, dijo a Sputnik que se "recalcó la importancia de que las empresas empiecen a jugar otro papel en el Derecho, no solo en el local, sino especialmente en el internacional" a partir de un "interés general" desde el ámbito social y académico.

"En el Derecho Internacional se les exigen cosas a los Estados. La idea ahora es evolucionar en este sentido, para empezar a hacerlo a las empresas. Se procura que el ecocidio sea efectivamente incorporado en la Corte Penal Internacional. No sabemos si va a pasar o cuándo, pero lo cierto es que ya que se esté planteando en alguna instancia la necesidad de que esto sea incorporado a un marco legal internacional", indicó la magistrada.

Esta perspectiva jurídica que se basa en la protección de los derechos humanos y no de los económicos es "algo importantísimo", ya que "hay una brecha muy grande" entre las dos categorías. Según la jueza, a veces los magistrados de cada país tienen dificultades para encontrar los argumentos para dictar sentencias en casos de ecocidio. La relevancia de los integrantes del tribunal y las pruebas aportadas en el juicio les darán herramientas sólidas para poder utilizar de ahora en más.

Fuente: Sputnik



UyPress - Agencia Uruguaya de Noticias


MVDCMS  Volver arriba    |    Contacto: uypress@uypress.net