*

Agencia Uruguaya de Noticias
Loading
con firma
Pablo Rudich Pablo Rudich
A cien años de la gran transformación en Europa
Juan Raúl Ferreira Juan Raúl Ferreira
Francisco en los Andes: vuelan el Águila y el Cóndor
William Marino William Marino
¿El fin del dólar?
Esteban Valenti Esteban Valenti
Hyundai y la cultura del trabajo en el Uruguay
Aureliano Rodríguez Larreta Aureliano Rodríguez Larreta
Cuchillo de Palo: Cataluña insensata
Pablo Mieres Pablo Mieres
No nos engañemos, se viene un año muy complicado
Luis Fernández Luis Fernández
¿Se puede elaborar una estrategia sin considerar al poder?
Alejandro Domostoj Alejandro Domostoj
A 10 días del nuevo año: Quisiera ser creyente
Jaime Secco Jaime Secco
Entender la crisis del campo, cuatro claves para gente de asfalto
Ana Jerozolimski Ana Jerozolimski
Clara y pura discriminación
Jorge Aniceto Molinari Jorge Aniceto Molinari
Analizamos una salida al problema. (Abordando eso gris, que parece la teoría).
Roberto Savio Roberto Savio
Hay que regular el turismo antes que sea demasiado tarde
José Antonio Vera José Antonio Vera
Arsénico y cianuro
Jorge Ángel Pérez Jorge Ángel Pérez
La “revolución” no triunfó el primero de enero
Marcelo Marchese Marcelo Marchese
Un error de Sanguinetti acerca de los musulmanes y algunas consideraciones en torno a la laicidad y el Ejército
Jorge Balseiro Savio Jorge Balseiro Savio
A la búsqueda del tren perdido
Gol de Actualidad cierra el año y se despacha con todo y sobre todos Gol de Actualidad cierra el año y se despacha con todo y sobre todos
CIERRE DE AÑO
Eduardo Vaz Eduardo Vaz
Seregni amigo
Mónica Xavier Mónica Xavier
Feliz 2018 para todas y todos
Fabricio Cerna Salazar Fabricio Cerna Salazar
Indulto humanitario en Perú como regalo de Nochebuena
Eduardo Contreras Eduardo Contreras
Saudades del 17
Roberto Cyjón Roberto Cyjón
TRUMP, por favor: “gracias por tu ayuda”
Ernesto Nieto Ernesto Nieto
Cristo era Gitano
Joaquín Roy Joaquín Roy
España: un castillo como nación
Edmundo Roselli Edmundo Roselli
Salir de la encrucijada
Ismael Blanco Ismael Blanco
Absolución y castigo
Carlos Visca Carlos Visca
Desguace tres. Se sigue por el mismo camino. ¿Hasta cuándo?
Adriana Marrero Adriana Marrero
Ecuador: la educación que legó Correa
Carlos Garramón Carlos Garramón
Cumbre de la OMC en Buenos Aires
David Malowany David Malowany
Nazismo y cristianismo
Daniel Mordecki Daniel Mordecki
Garantías
Edgardo Carvalho Edgardo Carvalho
El País reescribe la historia
Carlos Vivas y Homero Bagnulo Carlos Vivas y Homero Bagnulo
Salud alimentaria. ¿Derecho individual o segmento del mercado?
Luis C. Turiansky Luis C. Turiansky
Jerusalén, la manzana de la discordia
más columnistas



 
banner cablevision 300 x 138
banner argentino hotel 300 x 138

Como mejorar la adhesión de los pacientes a su medicación

Carlos Vivas y Homero Bagnulo

19.05.2017

En los Estados Unidos, donde sistemáticamente se realizan estadísticas y se recogen datos antes de decidir políticas, se conoce que 3 de cada 5 personas adultas toman al menos una medicación diaria.

También se sabe que al 35% de las personas mayores de 65% años se le ha prescripto 5 o más medicaciones y  que este número viene incrementándose. Sin embargo, más de la mitad de las personas con enfermedades crónicas, no toman su medicación tal como le fue prescripta. Esta falta de adhesión, puede tener importantes consecuencias  que van desde síntomas que interfieren en la realización de las actividades de la vida diaria, hasta llegar hasta determinar la muerte. Pero las implicancias de esta no adhesión tiene también importantes costos sociales  ya que estos pacientes requerirán más internaciones, seguimientos más cercanos y una mayor dedicación en tiempo y en costos por parte de sus cuidadores. 

Intentaremos analizar algunos de los factores que contribuyen a esta problemática y explorar algunas posibles soluciones.

La adhesión a la medicación está influida por factores sociales y económicos, o sea por el nivel educacional y la posibilidad de pagar para acceder a la medicación.

 Pero también, la motivación del enfermo hacia su enfermedad y la percepción del beneficio que la medicina puede aportarle influirán en el problema. No debe desconocerse  que el compromiso cognitivo y la capacidad visual determinan una mayor dificultad para el acceso a la medicación. La propia condición que está siendo tratada, como por ejemplo en el caso de afecciones psiquiátricas, hace que la persona no adopte los cuidados recomendados. También debe considerarse que frecuentemente las instrucciones que se les dan a los enfermos pueden ser confusas, o son trasmitidas en forma apresurada o no se utiliza la estrategia conocida como "read back"  o sea, que el paciente nos devuelva en sus propias palabras cuanto entendió de las instrucciones que le diéramos.

También hay factores vinculados a la propia medicación, como por ejemplo la propia complejidad de los regímenes propuestos: dosis frecuentes, elevado número de medicamentos, instrucciones con diferentes requerimientos, como por ejemplo tomarlas con el estómago vacío o ingerirlas durante la comida, etc.  Todo esto constituye lo que hoy conocemos como "carga de tratamiento" y que determina en gran parte la baja adhesión. En las situaciones de pacientes con cierto deterioro cognitivo, con polifarmacia e instrucciones complejas, es imprescindible entrenar a un cuidador que apoye al paciente y le provea de   herramientas de ayuda, tal como relojes con alarmas que avisen el momento en que debe recibir la medicación y cajas con reparticiones que permitan que los cuidadores organicen la toma diaria o semanal de la medicación. Finalmente la accesibilidad a los servicios de salud, la capacidad de comunicación entre el equipo tratante y el paciente y sus cuidadores , así como un mejor monitoreo por parte de las farmacias institucionales en la dispensación de la medicación,  nos permitirán mejorar la adhesión.

Por todo lo reseñado, creemos que queda fundamentada la importancia de que  los pacientes y sus cuidadores estén comprometidos en la adhesión a la medicación. Quienes tratan a estos pacientes deben tener una conducta proactiva, buscando los problemas que pueda suscitar una baja adhesión a la medicación  y, en caso de comprobarse, desarrollar todos los mecanismos a su alcance para conseguir el más amplio compromiso del paciente y de su entorno. Ciertas características  tanto de los pacientes  como de su entorno,  nos pueden llevar a sospechar la falta de adhesión. La constancia de esta sospecha debiera anotarse en la historia clínica para orientar en posibles futuras consultas. Es importante que las instituciones desarrollen programas e intervenciones para mejorar la adhesión a los tratamientos, para lo cual pueden utilizarse llamadas telefónicas, SMS, y las diferentes formas de comunicación vía internet.

Para obtener un mayor compromiso de los pacientes con su medicación es indispensable que este conozca los beneficios que puede obtener y desarrolle confianza en las indicaciones del médico, que aprenda a automonitorear sus síntomas y la mejora de estos en relación a las dosis más apropiadas. Es útil que los pacientes participen en los ajustes de las dosis pues ellos son quienes mejor perciben las mejoras que la medicación puede introducir en sus actividades diarias. Las instituciones debieran facilitar el acceso a la medicación a través de la reducción de los costos, ya que está ampliamente demostrado que facilitando el acceso a la medicación se evitan reconsultas e ingresos hospitalarios, abaratando por tanto sus propios costos

Un problema frecuente que debe ser previsto por los médicos es lo que el paciente debe hacer si  se saltea o se retarda la ingesta de una dosis apropiada. Esto sucede frecuentemente con los cambios en la rutina diaria, por ejemplo cuando los pacientes van de vacaciones.

Una de las mayores dificultades a la adhesión a los tratamientos se presenta cuando la afección que se está tratando es asintomática, caso típico de la hipertensión arterial, donde el paciente no percibe el riesgo que implican sus cifras elevadas y al mismo tiempo puede presentar algún efecto adverso de la medicación, por lo que no alcanza a visualizar la ganancia que el medicamento aporta, pero sí tiene presente las desventajas del mismo. En estos casos, es imprescindible incorporar las preferencias, creencias, objetivos y barreras que el paciente nos relate. De allí la necesidad de incluir, como ya hemos manifestado, una evaluación de la adhesión a la medicación y adoptar una estrategia centrada en los objetivos del paciente que nos permita mejorar el cuidado.



Dres. Homero Bagnulo; Carlos Vivas


MVDCMS  Volver arriba    |    Contacto: uypress@uypress.net