*

Agencia Uruguaya de Noticias
Loading
con firma
Jorge Eiris Jorge Eiris
Prof. Delia Echegoimberry
Homero Bagnulo y Carlos Vivas Homero Bagnulo y Carlos Vivas
Cómo explicar el incremento de las pandemias y de los brotes infecciosos que han aparecido últimamente
Jorge Aniceto Molinari Jorge Aniceto Molinari
El partido moralista. (Abordando eso gris, que parece la teoría).
William Marino William Marino
El Golpe del 27 de Junio
Esteban Valenti Esteban Valenti
La bobera en política se paga
Mónica Xavier Mónica Xavier
Transparencia, sí. Macartismo, no.
Bertha Sanseverino Bertha Sanseverino
Uruguay y los avances en la agenda de derechos para la población trans
Adriana Marrero Adriana Marrero
La educación de paro
Pablo Mieres Pablo Mieres
No se puede mirar para el costado
Edgardo Sandoya Edgardo Sandoya
Ya se lo que tengo que hacer, pero.
Alma Sendeza Alma Sendeza
Homenaje a Juan Ramón Cabrera
Carlos Garramón Carlos Garramón
La República en marcha: aplastante mayoría
Eduardo Vaz Eduardo Vaz
20 de Junio de abrazos y recuerdos
Federico Arregui Mondada Federico Arregui Mondada
Estado de Situación
Milton A. Ramírez Milton A. Ramírez
Luis Lacalle Pou Presidente
Niles Lehman Niles Lehman
El mundo del ARN
Lilián Hirigoyen Lilián Hirigoyen
Otras Literaturas: Enrique Umbre
Jorge Ángel Pérez Jorge Ángel Pérez
¡Oh, los que entráis, dejad fuera toda esperanza!
José W. Legaspi José W. Legaspi
Otra izquierda es posible y necesaria
Ismael Blanco Ismael Blanco
“La necesidad de los muertos”
Luis C. Turiansky Luis C. Turiansky
El Jacobinismo en América
Ana Jerozolimski Ana Jerozolimski
A 50 años de la Guerra de los Seis días
Juan Raúl Ferreira Juan Raúl Ferreira
Hasta muy Pronto
Carlos Visca Carlos Visca
Logística y Desarrollo de las FF.AA.
Joaquín Roy Joaquín Roy
El periplo de Trump*
Héctor Musto Héctor Musto
Sgt. Pepper's Lonely Hearts Club Band
Fotografías de Germán Acosta Fotografías de Germán Acosta
¿Hasta cuándo los silencios?
Mauricio Zieleniec Mauricio Zieleniec
50 Años de la unificación de Jerusalem ¿Eterna y sagrada?
Manuel González Lago Manuel González Lago
De esto no se habla: el precio de los medicamentos
Hebert Abimorad Hebert Abimorad
Correcto, incorrecto, consenso
Mauricio Stelkic Mauricio Stelkic
El "macrismo", fenómeno no exportable
más columnistas



 
banner cablevision 300 x 138
banner argentino hotel 300 x 138
banner nicatel interna
Te encuentras en: Inicio | Internacionales
imagen del contenido Macron sobre Cataluña: "Mi socio es España entera y mi interlocutor es Rajoy"
mundo.sputniknews

REUNIDO CON RAJOY

Macron sobre Cataluña: "Mi socio es España entera y mi interlocutor es Rajoy"

17.06.2017

PARÍS (Uypress)- Emmanuel Macron afirmó sobre Cataluña lo que el Gobierno español deseaba oír: "Mi socio y amigo es España entera y mi interlocutor es Mariano Rajoy, a quien tengo aquí a mi lado; lo demás no me concierne".

El nuevo presidente de Francia, que este domingo conseguirá una aplastante mayoría parlamentaria y se convertirá en el líder más pujante de la Unión Europea, recibió a Rajoy en el Elíseo, compartió con él un almuerzo y le dispensó el trato reservado a los mejores aliados.

Macron y Rajoy hablaron durante la comida de la cuestión catalana, aunque la mayor parte del tiempo (algo más de una hora) se reservó a los asuntos europeos.

El presidente del Gobierno español no debió necesitar demasiados argumentos para convencer al presidente de la República francesa, profundamente jacobino y centralista, sobre las maldades del independentismo. En la breve conferencia de prensa celebrada después en los jardines del palacio del Elíseo, Macron se refirió al proceso catalán como "una cuestión interna" sobre la que no tenía grandes comentarios que hacer, y luego afirmó lo de que no reconocía otro socio que España ni otro interlocutor que Rajoy.

Los dos se mostraron incómodos cuando se les preguntó sobre Albert Rivera, que se reclama como socio natural del reformismo de Macron. Pero lo que le interesaba a Mariano Rajoy era una frase contundente de su anfitrión sobre el independentismo catalán. La obtuvo.

Evidentemente, los favores se pagan. El francés espera de Rajoy un respaldo absoluto a sus posiciones sobre "la Europa que protege", muy especialmente en lo que se refiere a la normativa comunitaria sobre los trabajadores desplazados.

Macron se comprometió durante la campaña electoral a conseguir que los grandes concursos de obra pública dejaran de ser obtenidos por empresas que movilizan a trabajadores de los países del este, en especial de Polonia, con remuneraciones y condiciones salariales muy inferiores a las francesas.

Ese dumping es uno de los grandes argumentos antieuropeos de la extrema derecha. "Ya he dicho varias veces a los países que se oponen a reformar la normativa [los del este europeo] que si no cambian de postura y cooperan en poner fin a este fraude, todo el proyecto colectivo puede fracasar", declaró Macron.

Mariano Rajoy se mostró más o menos de acuerdo con el presidente francés sobre ese punto, dijo que se llegaría a un acuerdo y luego se explayó "sobre las excelencias de la Unión Europea y su alto nivel de vida".

Las relaciones bilaterales son muy buenas. Francia es el primer socio comercial de España, España es el segundo socio comercial de Francia, y aunque persisten ciertas tradiciones como los ataques a los camiones que exportan vino español a granel (que los bodegueros locales venden bajo denominación de origen francesa), no existen problemas políticos de fondo. En el apartado económico subsiste el  conflicto de las interconexiones eléctricas a través de los Pirineos. "Espero que el mercado único eléctrico sea pronto una realidad", manifestó Rajoy, sabiendo que eso no ocurrirá en el futuro previsible. Francia tardó muchos años en abrir la vía ferroviaria rápida entre Barcelona y París (aún no terminada) y todo parece indicar que tardará aún más en abrir su mercado eléctrico.

En cualquier caso, el trato es fluido. Rajoy trasladó a Macron una invitación del Rey Felipe para visitar España, y Macron confirmó que a principios del año próximo se celebrará una reunión entre los dos gobiernos.

Ni Rajoy ni Macron quisieron ahondar en el pantanoso problema de la deuda griega. El ministro español de Economía, Luis de Guindos, pareció confirmar que con las exigencias de la troika de acreedores, Grecia no solo ha perdido la soberanía, sino incluso sus instituciones: exigió que se desimputara a los tres miembros (uno de ellos español) de la comisión de privatizaciones que liquida los bienes públicos griegos, como condición para entregar los 8.500 millones de euros aprobados como nuevo tramo del proceso de rescate.

Es decir, dio por supuesto que los jueces griegos, que estiman que la comisión actuó de forma incorrecta en la venta y posterior alquiler de 28 inmuebles, no tienen derecho a la independencia. Rajoy se escudó en que "fue una decisión europea, no española". Macron, que de momento no ha podido imponer su idea de que Grecia devuelva su deuda según su ritmo de crecimiento, insistió en que el acuerdo alcanzado el jueves por los ministros de Finanzas "no era definitivo".

 

jwl



UyPress - Agencia Uruguaya de Noticias


MVDCMS  Volver arriba    |    Contacto: uypress@uypress.net