*

Agencia Uruguaya de Noticias
Loading
con firma
Pablo Rudich Pablo Rudich
A cien años de la gran transformación en Europa
Juan Raúl Ferreira Juan Raúl Ferreira
Francisco en los Andes: vuelan el Águila y el Cóndor
William Marino William Marino
¿El fin del dólar?
Esteban Valenti Esteban Valenti
Hyundai y la cultura del trabajo en el Uruguay
Aureliano Rodríguez Larreta Aureliano Rodríguez Larreta
Cuchillo de Palo: Cataluña insensata
Pablo Mieres Pablo Mieres
No nos engañemos, se viene un año muy complicado
Luis Fernández Luis Fernández
¿Se puede elaborar una estrategia sin considerar al poder?
Alejandro Domostoj Alejandro Domostoj
A 10 días del nuevo año: Quisiera ser creyente
Jaime Secco Jaime Secco
Entender la crisis del campo, cuatro claves para gente de asfalto
Ana Jerozolimski Ana Jerozolimski
Clara y pura discriminación
Jorge Aniceto Molinari Jorge Aniceto Molinari
Analizamos una salida al problema. (Abordando eso gris, que parece la teoría).
Roberto Savio Roberto Savio
Hay que regular el turismo antes que sea demasiado tarde
José Antonio Vera José Antonio Vera
Arsénico y cianuro
Jorge Ángel Pérez Jorge Ángel Pérez
La “revolución” no triunfó el primero de enero
Marcelo Marchese Marcelo Marchese
Un error de Sanguinetti acerca de los musulmanes y algunas consideraciones en torno a la laicidad y el Ejército
Jorge Balseiro Savio Jorge Balseiro Savio
A la búsqueda del tren perdido
Gol de Actualidad cierra el año y se despacha con todo y sobre todos Gol de Actualidad cierra el año y se despacha con todo y sobre todos
CIERRE DE AÑO
Eduardo Vaz Eduardo Vaz
Seregni amigo
Mónica Xavier Mónica Xavier
Feliz 2018 para todas y todos
Fabricio Cerna Salazar Fabricio Cerna Salazar
Indulto humanitario en Perú como regalo de Nochebuena
Eduardo Contreras Eduardo Contreras
Saudades del 17
Roberto Cyjón Roberto Cyjón
TRUMP, por favor: “gracias por tu ayuda”
Ernesto Nieto Ernesto Nieto
Cristo era Gitano
Joaquín Roy Joaquín Roy
España: un castillo como nación
Edmundo Roselli Edmundo Roselli
Salir de la encrucijada
Ismael Blanco Ismael Blanco
Absolución y castigo
Carlos Visca Carlos Visca
Desguace tres. Se sigue por el mismo camino. ¿Hasta cuándo?
Adriana Marrero Adriana Marrero
Ecuador: la educación que legó Correa
Carlos Garramón Carlos Garramón
Cumbre de la OMC en Buenos Aires
David Malowany David Malowany
Nazismo y cristianismo
Daniel Mordecki Daniel Mordecki
Garantías
Edgardo Carvalho Edgardo Carvalho
El País reescribe la historia
Carlos Vivas y Homero Bagnulo Carlos Vivas y Homero Bagnulo
Salud alimentaria. ¿Derecho individual o segmento del mercado?
Luis C. Turiansky Luis C. Turiansky
Jerusalén, la manzana de la discordia
más columnistas



 
banner cablevision 300 x 138
banner argentino hotel 300 x 138
Te encuentras en: Inicio | Columnas | Gerardo Rey
imagen del contenido Gerardo Rey

Sin perder la línea

Gerardo Rey

13.07.2017

El parlamento uruguayo tiene a su consideración y en la agenda inmediata algunos proyectos como la Rendición de Cuentas y la Reforma del Servicio de Retiros y Pensiones de las Fuerzas Armadas que resultan relevantes en el plano económico y se enmarcan dentro del proceso de transformaciones que ha impulsado el FA hacia una sociedad más equitativa.

A todas luces y con una mirada de izquierda, los éxitos de la política económica al servicio del programa que los ciudadanos eligieron en las últimas tres elecciones han sido elocuentes. La calidad de la vida de la gente y en particular de quienes viven de su trabajo ha mejorado en forma constante y esa mejora es comparativamente más importante en los sectores menos favorecidos de la sociedad.

El equipo económico ha mantenido una línea estratégica al servicio del proyecto progresista que avanza hacia el desarrollo inclusivo con un manejo profesional y responsable, reconocido dentro y fuera de fronteras. Naturalmente, la oposición política intenta apelando a los más diversos recursos y sin animarse demasiado a proponer la vuelta al pasado (que es su verdadera seña de identidad), desacreditar la misma. Pero los agoreros del fracaso, los pronosticadores del empeoramiento de los resultados, los que todo lo explican por el viento de cola o las decisiones de otros países y así trasmiten la falta de esperanza y nos quieren convencer que todo es cuestión de suerte, no la tienen fácil. Uruguay, con la modestia característica de nuestro pequeño país, exhibe resultados envidiables para decenas de gobernantes del continente, en un contexto que luce por demás complejo para cualquiera que se tome el mínimo trabajo de leer las noticias de los vecinos sin ir más lejos.

Por cierto, en el marco del debate democrático que todas las medidas de gobierno tienen que tener, no todas las soluciones contemplan a rajatabla los planteos del equipo económico. Basta recordar, a modo de ejemplo, las iniciativas del Frente Amplio para implementar el ajuste o consolidación fiscal (no es cuestión relevante la semántica) donde la fuerza política en contacto directo con Tabaré marcó prioridades, sensibilidades y logró de esa forma modificar algunos aspectos de la propuesta original propiciando un clima de unidad de acción imprescindible para impulsar las mismas.

En este contexto, llaman la atención algunas medidas propuestas en el proyecto de Rendición de Cuentas como el artículo que estable modificaciones para pasar la tributación del ficto actual a un 3% a las rifas con premios de determinado monto. No se trata de dar la discusión sobre el impacto que tendrá ni para quienes compran las rifas de Arquitectura (por poner un ejemplo) ni para los estudiantes. Ni los primeros dejarán de comprar ni los segundos de visitar alguna ciudad. Lo relevante, a mi juicio, es que luego de una profunda modificación del sistema tributario hacia uno más equitativo, transparente y sencillo, estas medidas notoriamente se salen del libreto. No podemos volver atrás implementando tasas o impuestos de difícil fiscalización y escaso aporte.

Por otra parte, luego de un trabajoso acuerdo en el seno del Consejo de Ministros, se presentó un proyecto de Reforma de la popularmente conocida como Caja Militar que resulta equilibrado, gradual, respeta los derechos adquiridos y contiene un régimen de transición donde los militares seguirán teniendo condiciones de jubilación más beneficiosas que el resto de los afiliados al BPS, pero bastante más parecido al común de los mortales. A la espera de esta reforma profunda (como creo que lo es) se aplazó en su momento el tratamiento de un impuesto específico a las jubilaciones militares más altas para compensar parcialmente los 470 millones de dólares que cada año requiere de asistencia el Servicio de Retiros y Pensiones de las Fuerzas Armadas. No resulta comprensible, volver a plantear nuevamente un aplazamiento de la discusión y aprobación del proyecto sin perjuicio de adherir entusiastamente a dar una amplia discusión de la estructura que tendría que tener nuestra defensa nacional para cumplir los desafíos de los tiempos que corren.

Sigamos transformando, innovando, propongamos nuevos temas, nuevos desafíos....pero sin perder la línea.

 



Gerardo Rey

UyPress - Agencia Uruguaya de Noticias



MVDCMS  Volver arriba    |    Contacto: uypress@uypress.net