*

Agencia Uruguaya de Noticias
Loading
con firma
Martín Puchet Anyul Martín Puchet Anyul
México: de la solidaridad ante la tragedia a la institucionalidad para la vida
Pablo Mieres Pablo Mieres
Inclusión financiera: cambios imprescindibles y urgentes
Gerardo Rey Gerardo Rey
El FA y el delito de abuso de funciones
Jorge Aniceto Molinari Jorge Aniceto Molinari
Lula. (Abordando eso gris, que parece la teoría).
William Marino William Marino
La violación sexual que…
Carlos Wuhl Carlos Wuhl
Tres días que sacudirán Francia
Juan Raúl Ferreira Juan Raúl Ferreira
Lalo Paz: Recuerdos de Hace 3 Décadas
Esteban Valenti Esteban Valenti
La crítica cuesta mucho
Jorge Ángel Pérez Jorge Ángel Pérez
La “revolución’’ al pie de un árbol navideño
Homero Bagnulo y Carlos Vivas Homero Bagnulo y Carlos Vivas
Medición de la seguridad asistencial. Los riesgos de ignorar los indicadores cualitativos
Mónica Xavier Mónica Xavier
No es tiempo de carrera electoral
Dr. Federico Arregui Dr. Federico Arregui
Mirar hacia adelante
Jorge Braun Jorge Braun
Mujica, Topolansky y la bancada MPP, los grandes ganadores
Edmundo Roselli Edmundo Roselli
El equivocado mensaje del Dr. Vázquez
Fernando López D’Alesandro Fernando López D’Alesandro
La izquierda después de Sendic
Lilián Hirigoyen Lilián Hirigoyen
Otras literaturas: Ana Lacoste
José W. Legaspi José W. Legaspi
La unidad triunfa sobre la ética, otra vez
Edgardo Sandoya Edgardo Sandoya
Revisando lo que comemos y bebemos
Jaime Secco Jaime Secco
Reflexiones del día después
Roberto Soria Roberto Soria
De eufemismos y justificaciones en torno a la Ley 19.210
Adriana Marrero Adriana Marrero
El cántaro fresco: educación, hoy
Aureliano Rodríguez Larreta Aureliano Rodríguez Larreta
Cuchillo de Palo: no habrá vicepresidente
Alejandro Domostoj Alejandro Domostoj
Ética vs Unidad: Falacia frenteamplista
Alfredo Correa Alfredo Correa
Apuntes para un plenario
Luis Garibaldi Luis Garibaldi
De viáticos y rendiciones
Luis Fernández Luis Fernández
El TCP del FA, nueva “arma” de la derecha y el imperialismo!!
Héctor Musto Héctor Musto
Palabras con cansancio sobre Sendic y el FA
Alberto Rodríguez Genta Alberto Rodríguez Genta
“Habla, para que yo te conozca.” ¡Y Sócrates no usaba pantalones!
Daniel Feldman Daniel Feldman
Manzanita se hace a la mar
Ismael Blanco Ismael Blanco
El Fiscal Pacheco y la doctrina del Derecho Penal Temerario
Marcelo Marchese Marcelo Marchese
Cuentos chinos
Pablo de los Reyes Pablo de los Reyes
La arenga
más columnistas



 
banner cablevision 300 x 138
banner argentino hotel 300 x 138
MET-ROND-POINT_Banner200x73
Te encuentras en: Inicio | Economía
imagen del contenido Fondo de Estabilización Energética: Gobierno “mete mano” otra vez, ahora son US$ 173 millones

BUSCANDO RECURSOS

Fondo de Estabilización Energética: Gobierno “mete mano” otra vez, ahora son US$ 173 millones

14.07.2017

MONTEVIDEO (Uypress)- El Ministerio de Economía y Finanzas (MEF) volvió a apelar a la caja de UTE y al menor costo de generación de la energía eléctrica para cubrir las necesidades de gasto e inversiones del Estado.

 

Por segunda vez en menos de un año, el Fondo de Estabilización Energética (FEE) será el instrumento al que recurre el gobierno para volcar recursos extra a Rentas Generales, aunque esta vez por monto de US$ 173 millones, bastante por encima de los US$ 18 millones que a fines del año pasado había quitado para auxiliar inversiones que debía encarar OSE.

La resolución que publicó este jueves Presidencia justifica esa mayor transferencia producto de que el Valor Objetivo de Cobertura del Fondo (VOCF) del FEE tiene actualmente un monto bastante superior a sus necesidades. Previa a esa resolución, el Poder Ejecutivo había allanado el camino al dinero al flexibilizar la reglamentación del FEE para que el gobierno pudiera recurrir a una nueva fuente de ingresos. El 29 de mayo se publicó un decreto que en su considerando indica que "los cambios que se vienen operando en la matriz energética, determinan que las sumas con las que es necesario contar en el fondo de contingencia (FEE) para atender situaciones de déficit hídrico, hayan ido disminuyendo".

Por ese motivo, el artículo 1° y único del decreto estableció que en caso que "el saldo del FEE supere el VOCF anual estimado más un incremento del 50%, el Poder Ejecutivo, en consulta con la UTE, podrá transferirle con cargo al excedente".

La resolución del Ejecutivo del 11 de julio indica que un informe de UTE -validado por la Administración Nacional del Mercado Eléctrico (ADME)-, ubica en US$ 81 millones el VOCF para el ejercicio 2017. Agrega que de acuerdo a los estados financieros, el saldo del FEE se ubica hoy en $ 8.467 millones (unos US$ 295 millones). Así el resolución habilitó al FEE -un fideicomiso que es administrado por la Corporación Nacional para el Desarrollo- a volcar a UTE la suma de US$ 173 millones. Fuentes de UTE explicaron a El Observador que ese dinero no quedará en la caja del ente, ya que luego aparecerá otra resolución solicitando al ente energético que transfiera ese monto a Rentas Generales, como ya ocurrió el año pasado con los US$ 18 millones que fueron para OSE.

En esta oportunidad, las fuentes desconocen el destino que el gobierno pretende darle a esos fondos. Con la última quita que se le habilitó al FEE, ahora los recursos para atender una eventual contingencia climática como una sequía y evitar que eso impacte en las tarifas al consumidor se redujeron a US$ 122 millones.

El Fondo de Estabilización Energética (FEE) fue creado reglamentado en 2011 y en ese entonces se le fijó un tope de 4.000 millones de unidades indexadas (unos US$ 507 millones a valores de hoy). Este fondo de reserva se nutrió durante los primeros años cuando la generación hidroeléctrica superaba la media histórica. Sin embargo, desde 2012 el ingreso de fuentes renovables (eólica y biomasa) fue reduciendo la vulnerabilidad a la que históricamente estaba expuesta la empresa por el nivel de hidraulicidad de sus embalses.

En 2014, el gobierno de José Mujica decidió cambiar la reglamentación y UTE dejó de volcar recursos. Se consideró que los US$ 300 millones que tenía en ese entonces eran suficientes. Ahora en 2017 se aprobó un nuevo decreto que permitió reducir aún más ese fondo de reserva.

El objetivo inicial de esa herramienta fue la de evitar shocks en la situación financiera de UTE y de las finanzas públicas globales. Por ejemplo, en caso de una sequía el ente no se vería obligado a subir tarifas para cubrir un mayor gasto en centrales térmicas y generar desequilibrios en la trayectoria del déficit fiscal.

 

jwl



UyPress - Agencia Uruguaya de Noticias


MVDCMS  Volver arriba    |    Contacto: uypress@uypress.net