*

Agencia Uruguaya de Noticias
Loading
con firma
Martín Puchet Anyul Martín Puchet Anyul
México: de la solidaridad ante la tragedia a la institucionalidad para la vida
Pablo Mieres Pablo Mieres
Inclusión financiera: cambios imprescindibles y urgentes
Gerardo Rey Gerardo Rey
El FA y el delito de abuso de funciones
Jorge Aniceto Molinari Jorge Aniceto Molinari
Lula. (Abordando eso gris, que parece la teoría).
William Marino William Marino
La violación sexual que.
Carlos Wuhl Carlos Wuhl
Tres días que sacudirán Francia
Juan Raúl Ferreira Juan Raúl Ferreira
Lalo Paz: Recuerdos de Hace 3 Décadas
Esteban Valenti Esteban Valenti
La crítica cuesta mucho
Jorge Ángel Pérez Jorge Ángel Pérez
La “revolución'' al pie de un árbol navideño
Homero Bagnulo y Carlos Vivas Homero Bagnulo y Carlos Vivas
Medición de la seguridad asistencial. Los riesgos de ignorar los indicadores cualitativos
Mónica Xavier Mónica Xavier
No es tiempo de carrera electoral
Dr. Federico Arregui Dr. Federico Arregui
Mirar hacia adelante
Jorge Braun Jorge Braun
Mujica, Topolansky y la bancada MPP, los grandes ganadores
Edmundo Roselli Edmundo Roselli
El equivocado mensaje del Dr. Vázquez
Fernando López D'Alesandro Fernando López D'Alesandro
La izquierda después de Sendic
Lilián Hirigoyen Lilián Hirigoyen
Otras literaturas: Ana Lacoste
José W. Legaspi José W. Legaspi
La unidad triunfa sobre la ética, otra vez
Edgardo Sandoya Edgardo Sandoya
Revisando lo que comemos y bebemos
Jaime Secco Jaime Secco
Reflexiones del día después
Roberto Soria Roberto Soria
De eufemismos y justificaciones en torno a la Ley 19.210
Adriana Marrero Adriana Marrero
El cántaro fresco: educación, hoy
Aureliano Rodríguez Larreta Aureliano Rodríguez Larreta
Cuchillo de Palo: no habrá vicepresidente
Alejandro Domostoj Alejandro Domostoj
Ética vs Unidad: Falacia frenteamplista
Alfredo Correa Alfredo Correa
Apuntes para un plenario
Luis Garibaldi Luis Garibaldi
De viáticos y rendiciones
Luis Fernández Luis Fernández
El TCP del FA, nueva “arma” de la derecha y el imperialismo!!
Héctor Musto Héctor Musto
Palabras con cansancio sobre Sendic y el FA
Alberto Rodríguez Genta Alberto Rodríguez Genta
“Habla, para que yo te conozca.” ¡Y Sócrates no usaba pantalones!
Daniel Feldman Daniel Feldman
Manzanita se hace a la mar
Ismael Blanco Ismael Blanco
El Fiscal Pacheco y la doctrina del Derecho Penal Temerario
Marcelo Marchese Marcelo Marchese
Cuentos chinos
Pablo de los Reyes Pablo de los Reyes
La arenga
más columnistas



 
banner cablevision 300 x 138
banner argentino hotel 300 x 138
MET-ROND-POINT_Banner200x73
Te encuentras en: Inicio | Columnas

Espejo latinoamericano. Emblemática justicia peruana

Fabricio Cerna Salazar

14.07.2017

Ollanta Humala, expresidente de Perú (2011 — 2016), es, históricamente, el segundo mandatario de este país en ir a la cárcel después que el Poder Judicial peruano dictara prisión preventiva ante el riesgo de que eluda a la justicia junto a su esposa. ¿Cuánto más puede resistir un país cuyos últimos presidentes están en prisión o a punto de llegar a ella?

Una tarde cualquiera del año 2006, Nadine Heredia, esposa del expresidente de Perú, Ollanta Humala, tomó la decisión de abrir en Lima dos cuentas en el Banco de Comercio a nombre de sus hijas, menores de edad, sin imaginar la acusación que caería sobre ella hace solo dos días: «Las cantidades de dinero no han sido fruto de su trabajo, sino de aportes ilegales con dinero ilícito que venían del extranjero por empresas producto de la corrupción». Este es, solo uno de los nuevos hechos fácticos que interpuso el Ministerio Público para sustentar el pedido de prisión preventiva en contra de ambos. Casi en su totalidad, fueron admitidos por el Juez a cargo del caso como nuevos elementos de convicción: «En el caso de los investigados, Ollanta Humala y Nadine Heredia, la prisión preventiva es idónea y necesaria para tenerlos vinculados al proceso». América Latina amanece con los titulares periodísticos que informan sobre el segundo presidente peruano encarcelado.

En Perú, este caso es considerado como emblemático (después de la sentencia al expresidente Alberto Fujimori en el año 2009), al encontrarse ahora acusada la pareja Humala Heredia por delitos de lavado de activos y asociación ilícita para delinquir. Puntualmente, se les imputa haber recibido dinero de Venezuela (padrinazgo chavista) y de las empresas brasileñas Odebrecht y OAS para el financiamiento de las campañas electorales de los años 2006 y 2011. Sin embargo, a pesar de no estar penado esto último, la hipótesis del Fiscal a cargo, refiere que estos aportes económicos han servido para enriquecer al expresidente peruano y su círculo más cercano.

LA RUTA A PRISIÓN

En dos semanas se cumplirá un año desde que Ollanta Humala entregó la banda presidencial. Tan solo doce meses lo separaron de los dieciocho dictados la noche pasada por el Juez para que el expresidente y su esposa afronten, desde la frialdad de una cárcel peruana, el proceso de investigación que se le sigue. Sin embargo, aunque este es el inicio de una lucha bien ganada de la justicia, todo podría ser un mero trámite del que fácilmente podrían librarse. La defensa del expresidente ha interpuesto la apelación que deberá ser fundamentada en los próximos tres días y con ello se definirán finalmente los meses venideros.

Algunos de los nuevos hechos fácticos que fueron aceptados por el Juez para aceptar el pedido de prisión preventiva son el haber recibido dinero de Kaysamak (Venezuela) y una serie de personas de confianza; recibir dinero presuntamente ilícito de OAS y Odebrecht procedente de actos de corrupción y utilizarlo en la campaña presidencial de los años 2006 y 2011, con complicidad de Ilan Heredia. Además, habrían adquirido una casa y camioneta, simulando contratos ficticios con otras empresas y; haber obstaculizado un proceso penal anterior (caso Madre Mía en el que se acusó al expresidente de autor intelectual por secuestro y asesinato) comprando y manipulando las declaraciones de testigos.

Para llegar hasta aquí, el sustento se ha dado desde Brasil vía Marcelo Odebrecht y Jorge Barata, ex funcionarios de la transnacional Odebrecht, que se encuentran colaborando con la justicia gracias a sus confesiones. Se sabe por cuenta de ellos que fueron más de 788 millones de dólares americanos los que se movieron para actos de corrupción en 12 países de Latinoamérica y África. Del total, el Departamento de Justicia brasileño, informó al Ministerio Público peruano que cerca de 29 millones de dólares se utilizaron para sobornar a autoridades peruanas entre los años 2005 al 2014. Esto comprende a los últimos tres presidentes (Alejandro Toledo, Alan García y Ollanta Humala).

Desde Brasil, Jorge Barata, confesó haber entregado 3 millones de dólares en efectivo a Nadine Heredia para el financiamiento de la campaña del año 2011 y fue admitido ahora como un nuevo elemento de convicción por el Juez para la investigación.

DE PUÑO Y LETRA

Sin embargo, nada de esto tendría mayor relevancia, si no se hubiesen adherido al caso una prueba que se intentó desestimar por todos los medios. En el mes de agosto del año 2015, un programa periodístico peruano reveló la existencia de unos cuadernos de anotaciones propiedad de Nadine Heredia. Estas agendas contienen notas hechas en clave (poco singulares), sobre montos, pagos, transferencias, fechas y nombres de personas fácilmente reconocibles, así como caricaturas infantiles hechas por su propietaria. A pesar que la esposa de Ollanta Humala negó conocer las agendas, posteriormente encuadró una defensa que poco le sirvió ahora. «Lo que aparece en la agenda no se trata de fondos del Estado. Son enteramente privados. En el contenido no hay delito», sostuvo. Una de las anotaciones que aparecen en las páginas confirma el encuentro entre Jorge Barata y Nadine Heredia mediante el que se habría dado el aporte económico. Tal es así que la noche pasada el Juez determinó: «Lo que se anota en la agenda tiene correlación en las cuentas bancarias».

ESTA VEZ NO

Nadine Heredia, sabe hoy más que nunca de las paradojas que juega la vida. La justicia parece jugar a favor de la lucha contra la corrupción que tanta falta hace en esta parte del planeta. «El juez se puede escoger», escribió la esposa de Ollanta Humala en una de sus agendas. Esta vez no. Tan solo minutos después de la decisión del Poder Judicial peruano, en una entrevista con el periodista Beto Ortiz, el padre del expresidente, Isaac Humala, recordó una frase que le dijera a su nuera: «Si te metes en política y te gusta la plata, acabarás en la cárcel», sentenció proféticamente años atrás. 

Desde el retorno de la democracia en Perú, el único presidente considerado como íntegro en su gestión fue Valentín Paniagua. Jamás fue electo. El suyo, un gobierno de transición. En consecuencia, no habrá heroicidad si es que no se incluyen formalmente las más serias investigaciones a los expresidentes Alejandro Toledo y Alan García, así como a sus colaboradores más cercanos involucrados en casos de corrupción similares a los de Ollanta Humala. Por ahora, ambos pasean tranquilamente en los Estados Unidos y España, respectivamente.

Fabricio Cerna Salazar (Trujillo, Perú) es periodista especializado en temas de análisis coyuntural latinoamericano. Artículos de su autoría han aparecido en medios como El Comercio de Perú, la revista Cultura Errante y el diario El Mundo de México. Es corresponsal de América del Sur para el  portal informativo Hemisferio Zero y columnista de la Agencia Uruguaya de Noticias.



UyPress - Agencia Uruguaya de Noticias


MVDCMS  Volver arriba    |    Contacto: uypress@uypress.net