, etc. etc.

" />
Agencia Uruguaya de Noticias
Loading
con firma
Pablo Mieres Pablo Mieres
Fiscales, tobilleras, comisarías y cambio de autoridades
Daniel Vidart Daniel Vidart
¿Era Colón judío? - I
William Marino William Marino
Rendición de cuenta
Jorge Aniceto Molinari Jorge Aniceto Molinari
El trabajo en la crisis. (Abordando eso gris, que parece la teoría).
Juan Raúl Ferreira Juan Raúl Ferreira
Hace 34 años Volvimos, Wilson, nosotros y el Pueblo Entero
Esteban Valenti Esteban Valenti
El bullyng político
Ana Jerozolimski Ana Jerozolimski
Los futbolistas uruguayos Daniel Gutiérrez y Cristian “Killy” González saben la verdad. Entre fútbol y apartheid.
Michael Añasco Michael Añasco
Este rey va a la guillotina
Marcelo Marchese Marcelo Marchese
Seis mitos acerca de los autoconvocados y una certeza
Carlos Vivas y Homero Bagnulo Carlos Vivas y Homero Bagnulo
Acreditación en calidad. ¿Se obtiene o se compra?
Enrique Gerschuni Enrique Gerschuni
Discurso de Enrique Gerschuni en el acto homenaje a Jaime Pérez
Fernando López D’Alesandro Fernando López D’Alesandro
Jaime Pérez, renovación y democracia
Federico Arregui Federico Arregui
La buena nueva de la Esperanza
Fernando Gil Díaz Fernando Gil Díaz
¡La culpa es de la mayoría!
Jorge Balseiro Jorge Balseiro
Contaminación de aguas pluviales
Iván Solarich Iván Solarich
¿Por quién esperamos? ¿Esperamos a alguien?
Macarena Pereyra Macarena Pereyra
Violencia doméstica, entre las carencias del sistema y el estigma social
Alberto Rodríguez Genta Alberto Rodríguez Genta
¡Suéltanos, pasado…que el mundo ha cambiado! Son ellos o nosotros. ¿Estamos claros?
Daniel Feldman Daniel Feldman
Empiecen a empacar maletas
Berta Sanseverino Berta Sanseverino
Pérdidas y desperdicios de alimentos: un problema ambiental, social y económico a modificar
Dr. Guillermo Chiribao Dr. Guillermo Chiribao
Violencia, los miedos y las comisiones
Juan Pedro Ciganda Juan Pedro Ciganda
No andarás solo
Leonel Gómez-Sena Leonel Gómez-Sena
La caliente relación entre el sexo, el cerebro la sociedad y la cultura
Carlos Wuhl Carlos Wuhl
Ceguera frente al abismo
Hebert Abimorad Hebert Abimorad
Mayo 68
Rubén Kotler Rubén Kotler
Normalizar el genocidio palestino
Mónica Xavier Mónica Xavier
Los derechos se conquistan
Jorge Ángel Pérez Jorge Ángel Pérez
Cubano: dime cómo y dónde comes, y te diré quién eres
José Manuel Arenas Díaz José Manuel Arenas Díaz
Jaime Pérez, no te sientas sólo
Andrea recomienda: a los que no usaban gomina Andrea recomienda: a los que no usaban gomina
Diseño, Arte, Gastronomía & Co.
Luis C. Turiansky Luis C. Turiansky
El premio Nobel a la OTAN
Pablo Urreta Pablo Urreta
Bajen el costo del Estado!!, pero cuidadito con tocar mi caja y el bolsillo de mis amigos…
Carlos Garramón Carlos Garramón
Qué es la cuarta revolución industrial y cómo condicionará nuestro futuro
Roberto Soria-Rodrigo Rey Roberto Soria-Rodrigo Rey
Tecnologías de la contrarreforma procesal penal uruguaya
Eduardo Vaz Eduardo Vaz
Seamos utópicos, pidamos lo posible
Alfredo Correa Reissig Alfredo Correa Reissig
LA GRAN OPORTUNIDAD HISTÓRICA PARA EL SR. FISCAL PACHECO (Segunda Parte)
Carlos Visca Carlos Visca
¿Qué es lo primero?
José Antonio Vera José Antonio Vera
Marqués de Sade nacionalizado paraguayo
Gustavo Firpo Gustavo Firpo
El Memorial del Penal de Libertad...
Milton A. Ramírez Milton A. Ramírez
La grieta social en Uruguay y sus 25 barrios excluidos
Edmundo Roselli Edmundo Roselli
Wilson Netto debe renunciar
más columnistas



 
banner cablevision 300 x 138
banner argentino hotel 300 x 138
Te encuentras en: Inicio | Columnas

Apuntes para un plenario

Alfredo Correa

07.09.2017

Es muy probable que la elección del título de esta columna conspire contra el natural destino pretendido por todo aquel que quiera expresarse mediante letras impresas, o sea, ser leído. Y por el contrario provoque la fuga del lector que se quiere captar, quien huirá diciendo "más de lo mismo", "otra vez Sendic y las tarjetas", "que el dictamen del TCP es...o que no es...", etc. etc.

Porque, es cierto, por estos días parece que el mundo dejó de girar y la platea expectante por el Plenario del sábado, aguarda algo parecido a "la pelea del siglo" de Mayweather y Mcgregor. ¿Qué dirá Sendic? ¿Sale consenso? Declaración, ¿leve o dura?

Al igual que en el ejemplo elegido ("caramba, qué coincidencia" diría Les Luthiers), aquí también hay millones de dólares en juego.

Según parece, a pesar de la falla geológica que se viene ahondando entre sectores de nuestro (todavía "nuestro")  Frente, se pactaron cuatro condiciones a respetar:  1.- Concurrencia para asegurar la mayoría necesaria. 2.- No hacer cuartos intermedios para no dilatar una resolución 3.- En el mismo sentido, pocos oradores, dos o tres por sector y 4.- Que se procure que lo resuelto refleje la unidad de la Fuerza Política.

¡Ahh! "Unidad", unidad, siempre "unidad", sacrosanta unidad, por encima de todo y todos (no voy a agregar "todas", ¡por favor! ).

 Unidad que con el tiempo ha devenido en una gran alfombra, bajo la cual se barre la mugre. Pero, como le dije a la Cra. (y Licenciada) Constanza Moreira, en una carta que publicó Uypress con gran repercusión en redes sociales, "un día se levanta la alfombra y salta la roña".

¿Adónde nos lleva toda esta cháchara?. Empecemos por el principio (que eso "quieren las cosas")

Quien estas líneas escribe estuvo presente en el primer acto de masas del Frente, aquel (que ahora parece tan lejano) 26 de marzo del 71.  Tal confesión revela una pertenencia generacional que inmediatamente me ubica dentro de los frentistas gerontes, aquellos que mamamos un Frente muy especial. Aquel de "aprontá tu corazón que ya sale un nuevo sol".

Ese Frente que Esteban Valenti llama "el auténtico Frente Amplio, con sus principios, sus valores y su historia..." y que contrasta con "el Frente Amplio del TCP o las posiciones que niegan al FA y su historia". Es que para quien vivió esa historia resulta muy difícil entender lo que ahora está sucediendo, impensable en aquellos tiempos.

Pero debemos tratar de entender. Aquí ensayaremos algunas explicaciones a tanto desconcierto.

Para ello debemos decir que también, a quien estas líneas escribe, le tocó vivir una situación muy particular cuando intentó llamar la atención a los compañeros del Frente sobre algunos "errores" que en una inversión muy grande (la planta de etanol de Paysandú) estaba cometiendo quien hoy está en el ojo de la tormenta.   

El resultado fue diverso y diversas las respuestas. De parte del Presidente de ALUR de la época (adivinen quién), el afán colaborador de este frentista, mereció como premio un Juicio Penal por "Calumnias y Simulación de Delito" (Penal 17º Ficha 2-15255-2014) que resultó un verdadero boomerang para el actor de los obrados.

De parte de muchos compañeros, preocupación, comprensión, apoyo. Pero siempre "Off de record", "sotto voce", "tenés razón, pero la ropa sucia se lava en casa"

Todo esto es anecdótico, ya fue. ¿Por qué entonces lo traigo a colación? Porque tal experiencia vital me dio el privilegio de una visión particular sobre el magno evento que viviremos el sábado. Es para mí una especie de "deja vu", algo ya vivido y muy de adentro.

Entonces digo (sin pretender inventar la pólvora):

1.- Esto no comienza con el título, ni con la Comisión Investigadora. Comienza cuando, al decir de Valenti, este "oscuro personaje" salta de pronto a alturas jamás imaginadas algún tiempo atrás. Sospecho cuál fue ese milagroso "resorte". No sé por qué huele a metal.

2.- Dentro del Frente (fuera también) todos conocían lo que hoy nos hace rasgar las vestiduras. Y cuando digo todos, DIGO TODOS. Que nadie se haga ahora el distraído. Y si algún despistado tiene dudas, tengo una larga, larguísima lista de nombres de conspicuos frentistas, dirigentes gremiales de esos que aparecen todos los días en televisión, intendentes, ministros, legisladores, que han recibido desde hace CINCO AÑOS, información de este humilde servidor.

Legaspi en una columna hacía referencia a otro Plenario de hace mas de un año y que tuviera el mismo cometido del que acaecerá en unas horas. Debía recibir las mismas explicaciones del mismo personaje. Consigna el columnista que "De los 187 delegados presentes ninguno votó en contra. Simplemente se esbozaron algunas tímidas, temerosas y tibias abstenciones", preguntándose si tendrá razón el tango en que "la historia vuelve a repetirse" .

Por lo tanto proclamo enfáticamente que lo que el Plenario tratará como tema "muy delicado y preocupante" es lo menos delicado y preocupante. Sendic ya fue. Las tarjetas corporativas ya fueron. Sendic ya no importa. La Ancap de Sendic (y "secuaces" dijera alguien) ya fue. Todo eso pasó. Ya no es relevante el Audi de 140.000 dólares ni los trajes Armani, ni el colchón de Divino, ni los Free Shop. Nada, nada de eso importa.

El análisis del comportamiento del Cro.Raúl ya no debe preocuparnos pues será objeto de otro campo de estudio. Ha migrado del ámbito de la Ciencia Política y la Sociología al de la Psiquiatría.  

No deberían perder un segundo las 187 almas que exprimirán su cerebro buscando una salida que logre que al final nos abracemos en una gran algarabía, gritando "unidad, unidad", con la paz de que la sangre no llegó al río, ni rodó ninguna cabeza.

Tienen preparado el "banquillo del acusado" para quien su propio abogado definió como un "cadáver político". Los muertos sólo se juzgan en el mas allá (si existe). En el "mas acá" el juicio es otro. Es hacia el futuro.   

La gran pregunta es ¿QUE QUEDA DESPUÉS DE SENDIC? ¿QUE APRENDIMOS? ¿QUE FRENTE QUEREMOS? 

"Hemos guardado un silencio parecido a la estupidez" citaba Galeano como acápite de su libro "Las venas abiertas de América Latina"

¿Seguiremos siendo estúpidos? ¿Seguiremos mirando para el costado?

Lo que es seguro es que, pase lo que pase, después del super sábado, nada será igual. No sé si estas palabras verán la luz antes de tal suceso. Caso contrario será una voz del pasado interpelando a un futuro que ya es presente.

Todo un símbolo. El futuro no espera. El futuro muy rápido se hace presente.

Y ese futuro-presente depende de nosotros, sólo de nosotros.

 

Alfredo Correa Reissig



UyPress - Agencia Uruguaya de Noticias


MVDCMS  Volver arriba    |    Contacto: uypress@uypress.net