*

Agencia Uruguaya de Noticias
Loading
con firma
Daniel Mordecki Daniel Mordecki
Eppur si muove
Mónica Xavier Mónica Xavier
¡Uruguay no se detiene!
Edmundo Roselli Edmundo Roselli
Reclamamos régimen jubilatorio para trabajadores de Juan Lacaze
Jorge Aniceto Molinari Jorge Aniceto Molinari
Se la llama: crisis catalana. (Abordando eso gris, que parece la teoría).
William Marino William Marino
“La Nueva Sociedad”
Juan Raúl Ferreira Juan Raúl Ferreira
América del Sur: zona de paz
Esteban Valenti Esteban Valenti
Barcelona el conflicto entre los recuerdos
Homero Bagnulo y Carlos Vivas Homero Bagnulo y Carlos Vivas
Cuando los comportamientos de los médicos comprometen el contrato social
Jorge Balseiro Savio Jorge Balseiro Savio
Energía y celulosa: medias verdades, medias mentiras
Jorge Larrobla Jorge Larrobla
Brou- El conflicto inventado
Dr. Federico Arregui Mondada Dr. Federico Arregui Mondada
De “ focas “, fachos y traidores
Daniel Feldman Daniel Feldman
Alejandro Rey, el personaje tras bambalinas en el Solís
Pablo Mieres Pablo Mieres
Nueve medidas por la transparencia y contra la corrupción
Alberto Rodríguez Genta Alberto Rodríguez Genta
Clinton y Astori; ¿sin sex appeal, no hay nada..?
Jorge Ángel Pérez Jorge Ángel Pérez
Los hombres que produce el sistema penitenciario cubano
Alejandro Domostoj Alejandro Domostoj
Las sorpresas de ser orejano
Mauricio Toledo Mauricio Toledo
Obesidad y Depresión. Una buena manera de cuidar su salud afectiva es cuidar de su cuerpo.
Pablo de los Reyes Pablo de los Reyes
“La esperanza es lo último que se pierde”
Andrea recomienda: a los amantes Andrea recomienda: a los amantes
Diseño, Arte, Gastronomía & Co.
Omar Gil Omar Gil
Problemas abiertos: retos para la Matemática
Luis Fernández Luis Fernández
...¡Que viva España!!!
Joaquín Roy Joaquín Roy
¿En qué momento se jodió Catalunya?
Edgardo Sandoya Edgardo Sandoya
Angioplastia como placebo
Roberto Soria Roberto Soria
La imprescriptibilidad, asunto político
Héctor Musto Héctor Musto
Algunas cosas que viví con Daniel Viglietti
Ana Jerozolimski Ana Jerozolimski
Cien años después
Nathan Novik Nathan Novik
Condiciones para superar el conflicto árabe israelí
Adriana Marrero Adriana Marrero
Palabras que sobran, palabras que faltan
David Malowany David Malowany
Para el israelí Yuval Noah Harari los derechos humanos son fruto de la imaginación colectiva
Carlos Visca Carlos Visca
El desarrollo de la industria naval como parte de la economía y defensa nacional
Lilián Hirigoyen Lilián Hirigoyen
Otras literaturas: Mario Barité
Pablo Cúneo Pablo Cúneo
La confusión conceptual de Hoenir Sarthou
Dr. Charles Carrera Leal Dr. Charles Carrera Leal
Un circo de mentiras contra ASSE
más columnistas



 
MET-ROND-POINT_Banner200x73 (2)
banner cablevision 300 x 138
banner argentino hotel 300 x 138
Te encuentras en: Inicio | Columnas

Cuchillo de Palo: no habrá vicepresidente

Aureliano Rodríguez Larreta

10.09.2017

La democracia uruguaya saldrá fortalecida si tras la dimisión de este lunes se ciñe a la idea que sugería aquel film alemán llamado “Olvidar a Mozart”. Además de olvidado, el vicepresidente no podrá ser sustituido, en esa jerarquía, hasta la próxima elección.

El hasta ahora presidente de la Asamblea General del Poder Legislativo, y presidente del Senado de la República, Raúl Sendic, presenta  este lunes, en la Secretaría General de ese Poder del Estado, renuncia a ambos cargos y a sus altas responsabilidades.

A esas dignidades accedió por imperio de la Constitución de la República, al haber sido elegido Vicepresidente por el voto popular en la justa electoral de 2014, completando la candidatura del Frente Amplio que encabezó el actual Presidente, Tabaré Vázquez.

Valgan estas precisiones y reiteraciones fácticas por todos conocidas, en un intento, tal vez inútil, por rectificar el error que en estos días se ha generalizado a nivel informativo. Se repite la afirmación de que, al presentar su dimisión, el señor Sendic será sustituído en el cargo de Vicepresidente. No es así.

La Constitución determina que el ciudadano elegido Vicepresidente ejercerá las funciones arriba indicadas dentro del Poder Legislativo, además de sustituir, de forma temporal o definitiva, al Presidente de la República en los eventuales casos de ausencia o vacancia.

En otros países, por ejemplo en Brasil, la Constitución no le asigna al Vicepresidente  función institucional alguna, aparte de la sustitución eventual del jefe del Estado. De hecho, el titular de ese cargo desempeña las funciones políticas que el Presidente tenga a bien confiarle al organizar su gobierno.

Esto ha ocasionado no pocas dificultades, dependiendo de las relaciones personales y políticas entre ambos altos cargos. En los dos mandatos de la ex presidente Dilma Rousseff, el vicepresidente Michel Temer no pudo ocultar, en muchas ocasiones, su incómoda situación de aislamiento, cuando no su enfrentamiento con la titular del Ejecutivo federal.

En el caso uruguayo, el constituyente no ha querido un vicepresidente sin funciones. Le ha asignado esa alta responsabilidad en el Poder Legislativo, concediéndole además la condición de senador número 31, con derecho a voz y voto, tanto en el Senado como en la Asamblea General. Sin contar las importantes tareas administrativas que el cargo conlleva.

El cargo institucional llamado "vicepresidente" sólo es designado por el voto popular y no es sustituible por vacancia, aunque esto no parezca más que un juego de palabras. El renunciante será sustituido en sus atribuciones legislativas y también en el orden sucesorio de la Presidencia de la República tal como lo establece la Constitución, pero no habrá un nuevo vicepresidente.

Podrá reiterarse el error institucional cometido tras el fallecimiento del vicepresidente Hugo Batalla, cuando se atribuyó ese tratamiento al senador Fernández Faingold. Sin embargo, es necesario precisar que el país sólo volverá a tener un vicepresidente después de efectuadas las próximas elecciones generales.

 

Aureliano Rodríguez Larreta



UyPress - Agencia Uruguaya de Noticias


MVDCMS  Volver arriba    |    Contacto: uypress@uypress.net