*

Agencia Uruguaya de Noticias
Loading
con firma
Daniel Mordecki Daniel Mordecki
Eppur si muove
Mónica Xavier Mónica Xavier
¡Uruguay no se detiene!
Edmundo Roselli Edmundo Roselli
Reclamamos régimen jubilatorio para trabajadores de Juan Lacaze
Jorge Aniceto Molinari Jorge Aniceto Molinari
Se la llama: crisis catalana. (Abordando eso gris, que parece la teoría).
William Marino William Marino
“La Nueva Sociedad”
Juan Raúl Ferreira Juan Raúl Ferreira
América del Sur: zona de paz
Esteban Valenti Esteban Valenti
Barcelona el conflicto entre los recuerdos
Homero Bagnulo y Carlos Vivas Homero Bagnulo y Carlos Vivas
Cuando los comportamientos de los médicos comprometen el contrato social
Jorge Balseiro Savio Jorge Balseiro Savio
Energía y celulosa: medias verdades, medias mentiras
Jorge Larrobla Jorge Larrobla
Brou- El conflicto inventado
Dr. Federico Arregui Mondada Dr. Federico Arregui Mondada
De “ focas “, fachos y traidores
Daniel Feldman Daniel Feldman
Alejandro Rey, el personaje tras bambalinas en el Solís
Pablo Mieres Pablo Mieres
Nueve medidas por la transparencia y contra la corrupción
Alberto Rodríguez Genta Alberto Rodríguez Genta
Clinton y Astori; ¿sin sex appeal, no hay nada..?
Jorge Ángel Pérez Jorge Ángel Pérez
Los hombres que produce el sistema penitenciario cubano
Alejandro Domostoj Alejandro Domostoj
Las sorpresas de ser orejano
Mauricio Toledo Mauricio Toledo
Obesidad y Depresión. Una buena manera de cuidar su salud afectiva es cuidar de su cuerpo.
Pablo de los Reyes Pablo de los Reyes
“La esperanza es lo último que se pierde”
Andrea recomienda: a los amantes Andrea recomienda: a los amantes
Diseño, Arte, Gastronomía & Co.
Omar Gil Omar Gil
Problemas abiertos: retos para la Matemática
Luis Fernández Luis Fernández
...¡Que viva España!!!
Joaquín Roy Joaquín Roy
¿En qué momento se jodió Catalunya?
Edgardo Sandoya Edgardo Sandoya
Angioplastia como placebo
Roberto Soria Roberto Soria
La imprescriptibilidad, asunto político
Héctor Musto Héctor Musto
Algunas cosas que viví con Daniel Viglietti
Ana Jerozolimski Ana Jerozolimski
Cien años después
Nathan Novik Nathan Novik
Condiciones para superar el conflicto árabe israelí
Adriana Marrero Adriana Marrero
Palabras que sobran, palabras que faltan
David Malowany David Malowany
Para el israelí Yuval Noah Harari los derechos humanos son fruto de la imaginación colectiva
Carlos Visca Carlos Visca
El desarrollo de la industria naval como parte de la economía y defensa nacional
Lilián Hirigoyen Lilián Hirigoyen
Otras literaturas: Mario Barité
Pablo Cúneo Pablo Cúneo
La confusión conceptual de Hoenir Sarthou
Dr. Charles Carrera Leal Dr. Charles Carrera Leal
Un circo de mentiras contra ASSE
más columnistas



 
MET-ROND-POINT_Banner200x73 (2)
banner cablevision 300 x 138
banner argentino hotel 300 x 138
Te encuentras en: Inicio | Columnas
imagen del contenido Carlos Wuhl

LAS ORDENANZAS : « Golpe de Estado social »

Carlos Wuhl

11.09.2017

El «Golpe de Estado Social », bautizado por Jean Luc Mélenchon, es la referencia a la aplicación de las ordenanzas por parte del gobierno de Emmanuel Macron. Y mismo está fijado el día : el 22 de setiembre que es en el momento que las presentarán en el parlamento francés.

La reforma del código laboral es una parte fundamental de la agenda de Macron y el primer paso de una revisión más general del modelo social de Francia, que incluirá otros cambios mayores en las prestaciones de desempleo y las pensiones.

El exministro de Economía, que asumió la presidencia en mayo, hizo campaña prometiendo reformar el mercado laboral en Francia para dar a las empresas mayor flexibilidad, siguiendo el modelo de Alemania y los países escandinavos.

Esa es la palabra clave : « flexibilidad », vaya uno a saber porqué de este nombre, en que concretamente permite a las empresas organizar despidos...para nuevamente tomar empleados, la lucha contra el desempleo. Solo la patronal y este gobierno que sigue dándole prebendas, pueden entender que para vencer el desempleo, hay que tener la « flexibilidad » de licenciar !!!.

A pesar de lo expuesto, la patronal francesa, Medef, quiere más: despido más barato, indemnizaciones más bajas, menor poder sindical y mayor capacidad para imponer sus criterios a su antojo con menor tutela judicial para el trabajador. En resumen, más para el empresario, menos para el currante.

Y es en esta situación que mañana 12 de setiembre la central de trabajadores de Francia (la CGT y otras filiales) llaman a una manifestaión de protesta sobre lo que « se viene », y esto ya no es solo en el plano del Código del Tranbajo, un verdadero retroceso antes los años de luchas sindicales para obtenerlo, sino que en las primeras de cambio, serán los trabajadores menos remunerados y los pasivos que serán los primeros en recibir este choque de las « ordenanzas ».

Una campaña cerrada de la prensa (la cual a la vez depende de sus propiearios- la mayoría de grande propietarios de consorcios) en que ataca a la CGT de usar la « técnica del miedo », ya que no ha logrado que las otras centrales obreras desfilen a su lado. Force Ouvriére  y la CFDT no se han decidido en acompañar esta primera manifestación. Sin embargo, y por las noticias que vienen llegando, las bases de estos y los otros sindicatos que no llaman al desfile, van a unirse al cortejo bajo el llamado de la CGT.

Es decir, que mañana 12 de setiembre es el primer encontronazo, entre quienes ya combaten las ordenanzas de Macron (las cuales no serán discutidas en el Parlamento, ya que son reglamentadas por la Coinstitución de la V República) y además como el movimiento « En Marcha » de Macron, tiene amplia mayoría parlamentaia, solo será de presentarlas y aceptarlas.

Otra lección importante es que es necesario construir la unidad la más amplia posible entre los trabajadores del sector privado, los principales afectados por la reforma laboral, con los del sector público, que ya están en la mira del gobierno, pero también con la juventud precarizada en las universidades, colegios y los jóvenes de los barrios periféricos azotados por el desempleo, la exclusión y, en gran parte, el racismo de Estado.

Con casi un 10 por ciento de desempleo registrado, Francia es la sexta economía mundial. Su deriva neoliberal a golpe de decreto tendrá mucho eco a escala internacional, tanto por los efectos en su mercado laboral como por la respuesta colectiva de la clase trabajadora. Que es la verdadera pulseada entre este gobierno de tecnocratas, y la voz popular en las calles.

El diputado de la « Francia Insumisa », Alexis Corbière expresa : ».. sl el vergonzoso el retiro de 5 euros de los PLA para 6,8 millones de franceses, junto con el deseo de reducir la ISF para los ultra ricos, haciéndolos 2.500 millones de euros, es un ejemplo desolador. Tampoco olvido el aumento de la CSG que penalizará al 60% de los jubilados. Pero sobre todo quiere romper el código laboral, pacientemente construido por décadas de luchas sociales y victorias electorales, y que protege a 18 millones de empleados y empleadores. El diseño de la Macromanía es la república en marcha ... ¡detrás!

« Quiere uberizar la sociedad francesa, facilitar incluso los despidos abusivos, adelantarse a los asalariados, debilitar la representación del personal, revertir la jerarquía de las normas sociales, etc. A medida que la precariedad se extiende por todo el país, quiere hacerlo más general. »

Y prosigue : « El poder macronista, a pesar de su arrogancia de fachada, es en realidad muy débil. Sus ideas son una minoría en la sociedad. No tiene una base social verdaderamente sólida para llevar a cabo su política. Su aplomo descansa sobre un poder presidencial de orden monárquico e instituciones godillotes. Pero no es seguro que los 310 diputados en marcha estén listos para afrontar una protesta popular. »

Al mismo tiempo Jean Luc Mélenchon, el líder de la « France Insumisa », hace un llamado :  aprovechando de su discurso de clausura  en que su movimiento efectuó una « universidad de verano », en Marsella, y  en especial para prometer al gobierno una masiva protesta popular para luchar contra su reforma de la legislación laboral.

"A mi llamado, a la de los Insumisos y de las Insumisas que estaban allí, para que  el próximo 23 de septiembre, el pueblo debe entrar en París contra el golpe social y antidemocrático que se organiza contra él". "¡No bla-bla, peleando!", Martilló.

Es decir que mañana será la central Obrera (CGT y otras, como la FSU sindicato de la enseñanza, la central « Sud » y los movimientos estudiantiles) desfilarán en Paris y en la mayoría de las ciudades de Francia, y en esos cortejos también estarán los miembros de la Francia Insumisa, así como otos partidos politicos que ya han dicho de su rechazo a las ordenanzas « macronistas ».

Contra la política de "todos contra todos"

Para Jean-Luc Mélenchon, "nuestra sociedad está cambiando bajo los golpes del capital en un orden de cosas y una organización social que da la espalda a lo que el Consejo Nacional de Resistencia y todas las luchas de nuestros mayores han forjado para liberarnos ". Según Mélenchon, Emmanuel Macron "estaba equivocado". El pueblo francés, añadió, "ya no quiere política liberal que abandone a la gente a la salvajería de la competencia de todos contra todo »

Es por ello que si la Francia Insumisa, estará en el cortejo sindical, su manifestación del 23 de setiembre, al día siguiente de la proclamación de las « ordenanzas », es un llamado a todos quienes resisten lo arrollador y prepotente del gobierno de Emmanuel Macron.

Ya otras organizaciones políticas, como los Verdes, y miembros del PS estarán tambien, el propio Benoît Hamon que fue el candidato del PS, también adhiere a esa manifestación por una « izquierda unida ».

Esta fecha del 23 de setiembre puede aportar que más allá de los objetivos personales, esa fuerza de la izquierda francesa encuentre, como aquél memorable 1° de mayo del 36, la unidad en la lucha y en las proclamas por una sociedad mas justa, más humana y sobre todo combativa que de una vez por todas debe finalizar con la V República, símbolo de un poder monárquico, antidemocrático y a espaldas del pueblo francés.

Carlos Wuhl



UyPress - Agencia Uruguaya de Noticias


MVDCMS  Volver arriba    |    Contacto: uypress@uypress.net