*

Agencia Uruguaya de Noticias
Loading
con firma
Pablo Rudich Pablo Rudich
A cien años de la gran transformación en Europa
Juan Raúl Ferreira Juan Raúl Ferreira
Francisco en los Andes: vuelan el Águila y el Cóndor
William Marino William Marino
¿El fin del dólar?
Esteban Valenti Esteban Valenti
Hyundai y la cultura del trabajo en el Uruguay
Aureliano Rodríguez Larreta Aureliano Rodríguez Larreta
Cuchillo de Palo: Cataluña insensata
Pablo Mieres Pablo Mieres
No nos engañemos, se viene un año muy complicado
Luis Fernández Luis Fernández
¿Se puede elaborar una estrategia sin considerar al poder?
Alejandro Domostoj Alejandro Domostoj
A 10 días del nuevo año: Quisiera ser creyente
Jaime Secco Jaime Secco
Entender la crisis del campo, cuatro claves para gente de asfalto
Ana Jerozolimski Ana Jerozolimski
Clara y pura discriminación
Jorge Aniceto Molinari Jorge Aniceto Molinari
Analizamos una salida al problema. (Abordando eso gris, que parece la teoría).
Roberto Savio Roberto Savio
Hay que regular el turismo antes que sea demasiado tarde
José Antonio Vera José Antonio Vera
Arsénico y cianuro
Jorge Ángel Pérez Jorge Ángel Pérez
La “revolución” no triunfó el primero de enero
Marcelo Marchese Marcelo Marchese
Un error de Sanguinetti acerca de los musulmanes y algunas consideraciones en torno a la laicidad y el Ejército
Jorge Balseiro Savio Jorge Balseiro Savio
A la búsqueda del tren perdido
Gol de Actualidad cierra el año y se despacha con todo y sobre todos Gol de Actualidad cierra el año y se despacha con todo y sobre todos
CIERRE DE AÑO
Eduardo Vaz Eduardo Vaz
Seregni amigo
Mónica Xavier Mónica Xavier
Feliz 2018 para todas y todos
Fabricio Cerna Salazar Fabricio Cerna Salazar
Indulto humanitario en Perú como regalo de Nochebuena
Eduardo Contreras Eduardo Contreras
Saudades del 17
Roberto Cyjón Roberto Cyjón
TRUMP, por favor: “gracias por tu ayuda”
Ernesto Nieto Ernesto Nieto
Cristo era Gitano
Joaquín Roy Joaquín Roy
España: un castillo como nación
Edmundo Roselli Edmundo Roselli
Salir de la encrucijada
Ismael Blanco Ismael Blanco
Absolución y castigo
Carlos Visca Carlos Visca
Desguace tres. Se sigue por el mismo camino. ¿Hasta cuándo?
Adriana Marrero Adriana Marrero
Ecuador: la educación que legó Correa
Carlos Garramón Carlos Garramón
Cumbre de la OMC en Buenos Aires
David Malowany David Malowany
Nazismo y cristianismo
Daniel Mordecki Daniel Mordecki
Garantías
Edgardo Carvalho Edgardo Carvalho
El País reescribe la historia
Carlos Vivas y Homero Bagnulo Carlos Vivas y Homero Bagnulo
Salud alimentaria. ¿Derecho individual o segmento del mercado?
Luis C. Turiansky Luis C. Turiansky
Jerusalén, la manzana de la discordia
más columnistas



 
banner cablevision 300 x 138
banner argentino hotel 300 x 138
Te encuentras en: Inicio | Columnas
imagen del contenido Federico Arregui

Luis Lacalle Pou

Federico Arregui

03.10.2017

El asunto de la Etica en el manejo de los asuntos públicos, pese a que pueda sorprender a algunos por la virulencia del tema tratado, la intensidad con el que se maneja tanto por medios de comunicación, como por la gente común y corriente en las redes sociales, no es algo nuevo en Uruguay ya que tiene su simiente hace mucho tiempo atrás.

Tratemos de repasar las últimas décadas en largos trazos.

Los años 60

Cuando en dicha etapa comienzan fuertes movilizaciones del movimiento obrero, estudiantil y político de izquierda en Uruguay comienza a vislumbrase y a poder apreciarse las primeras demandas de que se quería otra gestión de los asuntos públicos. Una época muy teñida de ideología ( necesaria por supuesto ), en un contexto de guerra fría, de guerrillas instaladas contra gobiernos electos democráticamente en varias partes de América Latina y de golpes de Estado puros y duros de Derecha con la sistemática violación de los Derechos Humanos y delitos de lesa humanidad.

Inclusive, en nuestro país tanto se ha escrito y hablado de reuniones entre militares y tupamaros sobre la corrupción de altas esferas de gobierno y privadas que llevó a ambos bandos a vislumbrar la necesidad del ataque frontal a los mismos.

Eso no cambió pese a la noche oscura que se abatió luego sobre el país.

El Frente Amplio nació en ese contexto reivindicando un fuerte contenido ético y descollando el representante de la Etica por excelencia que fue Seregni y el pensamiento político seregnista que aún sigue vigente.

La salida post-dictadura

Un pueblo golpeado por la lucha, anestesiado en vastos sectores populares tanto de Montevideo como del Interior por la campaña metódica de desinformación y deformación de lo sucedido, salía ingenuo y esperanzado hacia quienes gestionarían la cosa pública.

Así asistimos al desarrollo del accionar gubernativo de varios gobiernos, cuatro en total de los partidos Colorado y Nacional. En ambos la Ética en la cosa pública falló en varios aspectos de su accionar - inclusive con aspectos delictivos probados en varios temas aunque en otros no-, independientemente de los proyectos de país que sostenían. El Poder Judicial de la época usó las herramientas que tenía pero quedó mucho por hacer.

La gran esperanza

Con gente pasando mal, con una crisis económica y social feroz que catalizó grandes colectivos de seres humanos, el Frente Amplio se transformó en el depositario de la esperanza en un futuro mejor y en un manejo diferente de la cosa pública: honradez, país de primera, meter la pata y no la mano en la lata fueron ideas fuerza que movilizaban mucho en los hombres y mujeres de este país.

Nadie podía, despegado de sus pasiones, negar que el nuevo elenco gubernativo estaba compuesto por hombres y mujeres ( básicamente por hombres ) y que la condición humana es la misma para los integrantes de la sociedad en la que vivimos.

Así, asistimos a un primer gobierno frenteamplista exitoso: privilegio de los más infelices, planes audaces y esperanzadores en un tiempo de bonanza económica externa pero también de fuertes shocks negativos ( recordar la disparada del precio del petróleo, la crisis del año 2008 que no nos afectó ).

Luego asistimos al segundo gobierno. Ya se apreciaba lo de los dos equipos económicos paralelos y discusiones, muchas discusiones. Y algunas averías éticas que se vislumbraban. Aún así, seguía el crédito popular a esta formidable fuerza política.-

Hoy

El tema de Raúl Sendic demostró la total falta de reflejos del Frente Amplio, con evidencias contundentes de todo tipo y color se priorizó el apoyo al compañero y se puso la Unidad como un valor por sobre la amalgama que quiere la gente y que es la probidad, la ética.

Aún hoy, pasado ese tema desde el punto de vista político y que no del jurídico, pasando y observando una conclusión: la fuerza política como tal no sancionó a esa persona. Ergo, la misma puede volver a ser candidato dentro de esa fuerza política. Esa señal es clara y contundente.

Parecía que las esquirlas estaban apagándose cuando sale el tema Bascou en Soriano y la salpicadura al Partido Nacional. Primer reflejo político idéntico al del Frente Amplio el del Senador Jorge Larrañaga: solidaridad con el correligionario, hacer valer el principio de presunción de inocencia ( que está bien pero estamos en el plano político ), que falle la Comisión de ética. Otros no actuaron igual: la senadora Verónica Alonso pidió un paso al costado. Finalmente; quien obtuvo 937 mil votos en el Balotage, el Senador Luis Lacalle Pou dijo en voz clara y firme y sin medir consecuencias que si fuera él daría un paso al costado.

En la interna del Partido Nacional no voy a meterme en esta oportunidad.

Luis Lacalle Pou

Francamente, su figura emerge despegada del resto de los actores del sistema político. Ahora con un tema que quema: la Etica. Alguien puede pensar que esto es nuevo. Falso. Este Senador hizo renunciar a un director de AFE por desvíos éticos ( por lo menos ) en el año 2014.

Se está haciendo depositario de la confianza de muchos uruguayos que hoy no tienen partido político. ¿ Fue una jugada ?

Sinceramente creo es su postura política. ¡ Cuidado ! Algunos creen que pegando su pasado a la gestión de su padre es garantía de que no lo van a votar. Lo conocimos hace unos meses y nos asombró su apertura al diálogo, su franqueza y su énfasis en que los más humildes sean los más privilegiados.

No significa lo escrito que lo vayamos a votar los integrantes de los Fogones Artiguistas que es, al fin y al cabo, un humilde grupo de ciudadanos que nos fuimos del Frente Amplio. También el Partido Independiente al no haber gestionado la cosa pública puede ser un buen depositario de muchas voluntades a la luz de sus posicionamientos.

Pero hoy, Luis Lacalle Pou, es el único político de altísima envergadura que puede estar diciendo: que lo que denuncia afuera de su Partido lo practica en el propio.

Hay también que ser honestos en algo: el Frente Amplio de Soriano dió una señal que parecía perdida. Es una departamental de 19 pero por algo se empieza.

Al fin y al cabo lo que importa es el día de mañana, que vivamos en un Uruguay más honesto en el manejo de la cosa pública, un país con igualdad de oportunidades desde el nacimiento, trabajo digno, vivienda ídem, derechos obtenidos que no sean erosionados.

Lo demás...lo demás es la vida de cualquier República....ruidos, efectos, y la alternancia republicana que es sana y necesaria.

 



UyPress - Agencia Uruguaya de Noticias


MVDCMS  Volver arriba    |    Contacto: uypress@uypress.net