*

Agencia Uruguaya de Noticias
Loading
con firma
Lilián Hirigoyen Lilián Hirigoyen
Otras literaturas: Mario Barité
David Malowany David Malowany
Más allá del matrimonio gay
Roberto Savio Roberto Savio
Un grito de alarma para Europa.
Esteban Valenti Esteban Valenti
La Revolución de Octubre y la lectura rusa de Marx
Pablo Mieres Pablo Mieres
Shock de transparencia y control
Luis C. Turiansky Luis C. Turiansky
El caso Trías
Jorge Ángel Pérez Jorge Ángel Pérez
Cuba: si no hay dinero se paga con sangre
Homero Bagnulo y Carlos Vivas Homero Bagnulo y Carlos Vivas
Causalidad, casualidad, y embarazo adolescente
William Marino William Marino
Propaganda y comunicaciòn
Jorge Aniceto Molinari Jorge Aniceto Molinari
La lección de Venezuela. (Abordando eso gris, que parece la teoría).
Raúl Maneyro Raúl Maneyro
El puente entre dos mundos en riesgo de caer: los anfibios en peligro
Jaime Secco Jaime Secco
ASSE precisa reingeniarse
Pablo Cúneo Pablo Cúneo
Hoenir Sarthou y la democracia pintada
Jorge Braun Jorge Braun
La disciplina partidaria y la corporación política
Carlos Garramón Carlos Garramón
Trump avanza contra el multilateralismo.
Claudio Riccardi Claudio Riccardi
España - Cataluña 0-0
Alejandro Domostoj Alejandro Domostoj
La ética, la transparencia y la altura de la vara
Roberto Cyjon Roberto Cyjon
Nazis uruguayos
Juan Raúl Ferreira Juan Raúl Ferreira
Conversando con Enrique Bentancor
Ismael Blanco Ismael Blanco
Los pies desnudos y los combatientes uruguayos de el Che
Ana Jerozolimski Ana Jerozolimski
Cara a cara frente a la “la mentira”
Achim Steiner, Patricia Espinosa y Robert Glasser Achim Steiner, Patricia Espinosa y Robert Glasser
El cambio climático amenaza a ricos y pobres por igual
Zózima González Zózima González
Embarazo adolescente: compromiso educativo y social
Luis Fernández Luis Fernández
Volvió la teoría...
Edgardo Sandoya Edgardo Sandoya
Más educación=menos enfermedad coronaria
Pablo Urreta Pablo Urreta
Juguemos a si tu fueras
Fernando Schmidt Fernando Schmidt
Palabras de Fernando Schmidt en la presentación del 'El clavo en el sillón'
Alberto Rodríguez Genta Alberto Rodríguez Genta
¡Paren las rotativas.! ¡Ultimo momento!
Roberto Soria Roberto Soria
¿Hacia una la ''inmobiliaria judicial''?
Mònica Xavier Mònica Xavier
La política no debe convivir con la opacidad
Daniel Feldman Daniel Feldman
Roberto Cataldo, el guardián del libro
Federico Arregui Federico Arregui
Luis Lacalle Pou
Lic. Sebastián Hagobian López* Lic. Sebastián Hagobian López*
El primer año de la presidencia de Javier Miranda en el FA ¿Cómo debemos ver el vaso?, ¿medio lleno o medio vacío?
Ximena Olmedo Ximena Olmedo
Tiempo de Renovación
más columnistas



 
MET-ROND-POINT_Banner200x73 (2)
banner cablevision 300 x 138
banner argentino hotel 300 x 138
Te encuentras en: Inicio | Columnas | Alberto Rodríguez Genta

¡Paren las rotativas.! ¡Ultimo momento!

Alberto Rodríguez Genta

Menos mal que mi último artículo enviado a Uypress hace muy pocos días, no fue publicado. Porque todo él venía muy bien, dado las esperadas conclusiones de un grupo de compañeros del Tribunal de Conducta Política del Frente Amplio, que consideró "inaceptable" el modo en que el vicepresidente de la República Raúl Sendic, utilizó los dineros públicos cuando realizó compras con la tarjeta corporativa del ANC

Y ello acompañado de la tan anunciada renuncia del vicepresidente, tarde pero oportuna, dando un magnífico ejemplo -todo ello -del porqué este país está considerado por los analistas internacionales, dentro de los menos corruptos de la región.

Y yo afirmaba en mi artículo, que el Frente Amplio ha fundamentado con hechos concretos esta convicción, porque ha confirmado que cuando hay que cerrar filas en torno a defender los valores que fueron su promesa electoral ante la nación, no le tiembla el pulso a la hora de juzgar a quienes -sea por mucho o por poco -por  conscientes o inconscientes - amenazan la sustentabilidad del mejor proyecto de izquierda dentro de la región. O sea, no hay complicidades interpartidarias que puedan penetrar la consistencia ideológica fundamental, que ha potenciado los éxitos de su proyecto nacional!

Y prefería resumir los hechos con las  reflexiones de algunos observadores,  como el periodista   Leonardo Pereyra, quien en su artículo del 20 de setiembre en El observador afirma:  "El Frente dejó la vara de la ética muy alta y ya están pasando por debajo", y concluye  "Tras la renuncia de Sendic, lo que parecía todo pérdida empezó a dar ganancias en la izquierda".

Y fíjense ustedes -decía yo - que hasta la temida calificadora de riesgo Fitch Rating, con toda su sapiencia, su desconfianza y su maledicencia, levantó el dedito para arriba y decretó que: "este episodio refleja los altos estándares de gobernabilidad del país en lugar de señalar un deterioro, pero podría plantear riesgos si debilitara la cohesión o el apoyo público del FA de una manera que obstaculice las prioridades políticas como la consolidación fiscal". Y como si fuera poco, hasta el Informe de Transparencia Fiscal 2017, que cada año elabora el nada transparente Departamento de Estado de Estados Unidos, ratificó la ubicación de Uruguay como país transparente. 

Hasta aquí todo hermoso, porque si hasta el Papa vive pidiendo perdón por los curas pedófilos, para defender y reforzar la institucionalidad de la Iglesia, por qué un partido político que en apenas algo más de una década ha aportado tanto al país, no puede reconocer y excusar los errores de un compañero  -y aún los propios cuando - en aras de cumplir con cuotas partidarias e ideológicas, se cometen los mayores costos para un proyecto político que tanto ha costado. ¡Y que tanto ha aportado!  Y porque es capaz de reconocer sus falencias y salir fortalecido, aceptando los errores como parte inevitable del crecimiento y fortalecimiento personal e institucional!

¡Paren las rotativas!Si; hasta aquí todo hermoso hasta que un nuevo evento, y desde los mismos vientos, de este  Frente Amplio -que precisamente por ser tan amplio también incluye pensamientos muy cerrados -vino a cuestionar nuevamente esa ética prometida, y hoy nuevamente comprometida. Pero es que no terminamos de limpiar una cuando ya hacemos otra. Lo del pato criollo -con el Frente Amplio -parece infalible! Parecería que hay compañeros que se especializan en destruír, lo que a tantos les ha costado construír! Mientras que hay otros que están permanentemente remendando, lo que aquellos viven descosiendo!

Y por eso le pedí a Uypress que parara las rotativas; lo cual es tan sólo una simbología dentro del mundo de la informática. Yo hacía gárgaras en mi artículo anterior afirmando que "esta era la prueba máxima que le faltaba al Frente Amplio para demostrar, mejor que nadie y mejor que nunca, la validez de la ética prometida durante la propuesta electoral.  Cuánto más exigente sea la oposición a vencer, más fuertes serán nuestros méritos para permanecer! La competencia, y la oposición, son indispensables, para nuestra superación!" Pero lo peor que nos puede pasar es que nuestra peor competencia sean nuestros propios errores!

 

Nuevos titulares.Y debo decirlo bien claro; el hecho de que posteriormente al dictamen del Tribunal de Conducta Política del Frente Amplio, la coyunturalmente Vicepresidente de la nación  -algo que le queda muy grande a cualquier persona -haya decidido bonificar al compañero Sendic con una populista indulgencia, y un jugosísimo subsidio de nada menos que U$S  13.000 mensuales, ahora como premio y  sin tener que trabajar por el plazo de un año, me parece un despropósito!Y la decisión de la vicepresidente, cuando ya en  nada arriesga su futuro, dejándole una pesada herencia al resto de sus compañeros, me parece la peor de las demostraciones  de una sociedad dispuesta a arruinarse a sí misma, con tal de mantener el protagonismo personal!

Y conste que esta decisión va más allá de la interpretación legal  de que si el subsidio le correspondía ahora o le correspondía después, y aun del hecho de que ya lo hubieran obtenido otros representantes políticos, pues lo que está en juego en este caso, es la ética y la dignidad en la conducta del  nada menos que la máxima figura  del gobierno, después del Presidente. Y las virtudes de las cuales el Frente Amplio hizo su bandera.

Si se quería beneficiar al compañero no dejándolo sin el sustento necesario para su supervivencia, podría habérsele buscado otra solución u otra ubicación, pero sin devolverle los onerosos beneficios desde los cuales generó tanto malestar entre propios y extraños. Mal ejemplo del Frente Amplio, ante la ciudadanía toda! ¡Es como tomarle el pelo!

Considero que si el compañero Raúl Sendic quiere volver a ser ese referente al cual toda nuestra fuerza política le encomendó una especial distinción, y a la cual  por falta de preparación o deliberada omisión, no supo responder, pues lo más lógico es que  vuelva desde el cero, desde la base, desde los méritos a conquistar, a ganarse la permanencia redituada -moral y económicamente - por la cual tantos compañeros han arriesgado tanto! ¡Y muchos no han cobrado nada!

No sé qué ejemplo puede dar el Frente Amplio ante la ciudadanía toda, con este tipo de ejemplo.  Una ciudadanía que ya de por sí, seguidores o no del partido de gobierno, vienen cansados y asqueados de tanto populismo! O sea, todo estaba servido para que el Frente Amplio diera una magistral demostración de compromiso con sus valores más preciados, habiendo juzgado y aceptado la renuncia del vicepresidente, la cual tuvo su mérito aun cuando bastante tarde. Pero el pato dio otro paso, y...

Me dirán algunos compañeros intolerantes que con esta autocrítica no hago más que beneficiar a la oposición. ¡Todo lo contrario! No sigamos culpando de nuestras carencias y errores a la prensa, al imperialismo o a la oposición. NO nos preocupemos por la oposición, ocupémonos en seguir construyendo un país mejor! La oposición, en política, es tan necesaria como la competencia en el mundo comercial. Si no tenemos competencia, nunca sabremos hasta dónde llega nuestra excelencia, y además, al dejar de competir, dejaremos de esforzarnos para ser mejores.   Cuánto más exigente sea la oposición a vencer, más fuertes serán nuestros méritos para permanecer! La competencia, y la oposición, son indispensables, para nuestra superación!

¡Lástima que no tengamos una verdadera oposición! ¡Y lástima que desaprovechemos los mejores momentos de nuestra posición!

 

Amen.

 



Alberto Rodríguez Genta



MVDCMS  Volver arriba    |    Contacto: uypress@uypress.net