*

Agencia Uruguaya de Noticias
Loading
con firma
Pablo Rudich Pablo Rudich
A cien años de la gran transformación en Europa
Juan Raúl Ferreira Juan Raúl Ferreira
Francisco en los Andes: vuelan el Águila y el Cóndor
William Marino William Marino
¿El fin del dólar?
Esteban Valenti Esteban Valenti
Hyundai y la cultura del trabajo en el Uruguay
Aureliano Rodríguez Larreta Aureliano Rodríguez Larreta
Cuchillo de Palo: Cataluña insensata
Pablo Mieres Pablo Mieres
No nos engañemos, se viene un año muy complicado
Luis Fernández Luis Fernández
¿Se puede elaborar una estrategia sin considerar al poder?
Alejandro Domostoj Alejandro Domostoj
A 10 días del nuevo año: Quisiera ser creyente
Jaime Secco Jaime Secco
Entender la crisis del campo, cuatro claves para gente de asfalto
Ana Jerozolimski Ana Jerozolimski
Clara y pura discriminación
Jorge Aniceto Molinari Jorge Aniceto Molinari
Analizamos una salida al problema. (Abordando eso gris, que parece la teoría).
Roberto Savio Roberto Savio
Hay que regular el turismo antes que sea demasiado tarde
José Antonio Vera José Antonio Vera
Arsénico y cianuro
Jorge Ángel Pérez Jorge Ángel Pérez
La “revolución” no triunfó el primero de enero
Marcelo Marchese Marcelo Marchese
Un error de Sanguinetti acerca de los musulmanes y algunas consideraciones en torno a la laicidad y el Ejército
Jorge Balseiro Savio Jorge Balseiro Savio
A la búsqueda del tren perdido
Gol de Actualidad cierra el año y se despacha con todo y sobre todos Gol de Actualidad cierra el año y se despacha con todo y sobre todos
CIERRE DE AÑO
Eduardo Vaz Eduardo Vaz
Seregni amigo
Mónica Xavier Mónica Xavier
Feliz 2018 para todas y todos
Fabricio Cerna Salazar Fabricio Cerna Salazar
Indulto humanitario en Perú como regalo de Nochebuena
Eduardo Contreras Eduardo Contreras
Saudades del 17
Roberto Cyjón Roberto Cyjón
TRUMP, por favor: “gracias por tu ayuda”
Ernesto Nieto Ernesto Nieto
Cristo era Gitano
Joaquín Roy Joaquín Roy
España: un castillo como nación
Edmundo Roselli Edmundo Roselli
Salir de la encrucijada
Ismael Blanco Ismael Blanco
Absolución y castigo
Carlos Visca Carlos Visca
Desguace tres. Se sigue por el mismo camino. ¿Hasta cuándo?
Adriana Marrero Adriana Marrero
Ecuador: la educación que legó Correa
Carlos Garramón Carlos Garramón
Cumbre de la OMC en Buenos Aires
David Malowany David Malowany
Nazismo y cristianismo
Daniel Mordecki Daniel Mordecki
Garantías
Edgardo Carvalho Edgardo Carvalho
El País reescribe la historia
Carlos Vivas y Homero Bagnulo Carlos Vivas y Homero Bagnulo
Salud alimentaria. ¿Derecho individual o segmento del mercado?
Luis C. Turiansky Luis C. Turiansky
Jerusalén, la manzana de la discordia
más columnistas



 
banner cablevision 300 x 138
banner argentino hotel 300 x 138
Te encuentras en: Inicio | Columnas | William Marino

100 años de una Revolución

William Marino

11.10.2017

El 7 de Noviembre de 1917, en el viejo calendario Ruso, comenzó una de las revoluciones más violentas y apasionantes de los últimos siglos. En el mundo será conocida como la Revolución de Octubre.

Levantamientos y revoluciones había habido muchas, pero ninguna como esta, con un líder Lenin, y lo más importante una organización política detrás.  Lenin no era un caudillo, tal cual los conocemos nosotros, era un verdadero y apasionado revolucionario, que creía más en la organización que en los hombres. En América, cuando el comienzo revolucionario ruso, estaba muy latente aun los levantamientos de Pancho Villa y Emiliano Zapata. Pero esta era muy diferente.  El periodista y escritor norteamericano John Reed, que había presenciado y escrito sobre la Revolución Mexicana en su libro "México Insurgente", se traslada a Rusia desde donde, escribirá notas a periódicos Norteamericanos, para luego escribir uno de los libros más maravillosos, con profundos detalles de cómo fue la Revolución Rusa encabezada por los Bolcheviques: "10 días que conmovieron al mundo".  Lenin realizara el prefacio a la primera edición en los EE.UU. y N. Krupskaia a la edición Rusas ambas saldrá a luz a finales de 1919.

Recién en 1956, año de la invasión al canal de Suez, comencé a oír, primero y leer después lo que era eso del "mundo socialistas", tenía 13 años. Fue en ese año que cayó en mis manos libros como; "Así de templo el Acero" de N. Ostrovski, "el 41", "Poema Pedagógico" y "Banderas en las torres" de Antón Makarenko", "Carretera a Volokolamsk" de A. Bek, "La Madre" de Máximo Gorki y un sinfín de libros a cual más "hermoso" su contenido, pues era una nueva literatura, con personajes en su mayoría reales, de carne y hueso. Creo que es a partir de ahí, de la lectura de decenas de libros y revistas, que empezamos a ver un país con una gran variedad de culturas, pero que vivía en la edad media y ese cambio Revolucionario era el pasaje "de la Edad Media al siglo XX, ofreciendo al mundo estremecido el espectáculo de dos Revoluciones, la revolución política y la revolución social trabadas en una lucha a muerte".  Para mí, y creo que para todos los jóvenes idealistas de fines de la década del 50, vino a suceder algo en América Latina que pudimos vivir en directo, ver como una revolución nacionalista y socialista triunfaba en idioma Español. Allí a pocas millas del imperio, Cuba triunfaba; y no sería derrotada, como lo fueron, Nicaragua, España o Guatemala, por lo menos ese era nuestro deseo. Como jóvenes organizados, social y políticamente, en lo que era nuestra Unión de Jóvenes Comunistas, creíamos ciegamente, con nuestra verdad, con nuestra realidad, sin pensar jamás -¿o si pensamos?- que la realidad NO es una sola, que pueden haber muchas, pues todo está con el cristal con que se mire. Muchos de nosotros los comunistas, nos levantábamos a diario mirando hacia Moscú, como el Católico mira el Vaticano y el musulmán a la Meca.   Hoy con el tiempo, uno puede decir que la dictadura en nuestro país, nos impidió ver y estudiar algunas cosas. Como dijera un compañero, "salíamos de nuestra propia verdad, para ver que alguien veía otra verdad, verdad esta que podía ser tan verdadera como la nuestra".  El aislamiento que nos produjo la dictadura militar en nuestro país, fue muy grande, en especial con lo relacionado con el Mundo Socialista. Durante el periodo 1973-1985, termino la guerra de Viet Nam, Camboya estaba en su apogeo, la guerra en Nicaragua y El Salvador igual, difícil de comprender muchas cosas. La invasión a Afganistán por parte de la URSS, era un hecho muy complejo, que se podría comparar o no, con la invasión a Hungría en el 56 o Checoslovaquia en el 68. Nosotros con nuestros problemas internos, tanto en lo político sectorial como a nivel nacional, nos impedía ver qué pasaba en esa otra parte del mundo llamado campo socialista o socialismo real. Pero si comenzamos a oír que en la URSS, se hablaba de más libertad, más participación a la industria privada. No entendíamos en aquel entonces y se le daba mucha responsabilidad de esos dichos a los medios de comunicación de derecha.

Al parecer todo venia desde 1976, año en que se comienza a discutir la reestructura económica para dar por cerrada la era de Stalin. Cuando el 1985 llega a la primera secretaria del PCUS Mijaíl Gorbachov se reaviva, lo que por esta parte del mundo se conocerá como la "Perestroika", que era toda la reestructura económica del país. También aparecerá una nueva palabra Glasnost, que pretendía atenuar las políticas de censuras y libertad de expresión.  Eso tan sencillo, al parecer para muchos de nosotros fue algo inentendible, pues el campo socialista desapareció, la URSS caerá como un castillo de naipe sin que nadie dentro del país la defendiera. ¿Qué había pasado?  Los partidos comunistas del mundo se dividían, y hasta alguno se disolvió. Nosotros en Uruguay nos dividimos entre renovadores y ortodoxos. Pero aun muchos siguen sin saber que paso, porque cayó el Socialismo. Porque en Rusia hay tantos millonarios. Porque hay tantos pobres. Porque. Porque.

Después de la caída de la URSS, muchos comprendimos que no sabíamos tanto, --que los que fuimos allí- NO observamos casi nada y menos entendimos al pueblo trabajador ruso.    La Revolución Rusa fue la gran Revolución traicionada del siglo XX,, NO por una persona, sino por un conjunto de personas. Fue traicionada por un partido, por una organización política que había gobernado por espacio de 75 años.  Muchos nos deben una explicación...





MVDCMS  Volver arriba    |    Contacto: uypress@uypress.net