*

Agencia Uruguaya de Noticias
Loading
con firma
Dr. Federico Arregui Mondada Dr. Federico Arregui Mondada
¿Cadena perpetua o cadena perpetua de fracasos?
William Marino William Marino
Unidad es la palabra
Jorge Aniceto Molinari Jorge Aniceto Molinari
Después de la guerra de Corea. (Abordando eso gris, que parece la teoría).
Juan Raúl Ferreira Juan Raúl Ferreira
Carta de Sancho Panza a Wilson
Esteban Valenti Esteban Valenti
Que diferente era ser de izquierda
Alfredo Correa Reissig Alfredo Correa Reissig
El clavo en el sillón o el silencio de los inocentes
Aldo Mazzucchelli Aldo Mazzucchelli
Ya no la busques, no la busco yo
Edgardo Sandoya Edgardo Sandoya
Trampeando a la esperanza
Jorge Ángel Pérez Jorge Ángel Pérez
El precio de una sonrisa en la isla de los desdentados
Edgardo Carvalho Edgardo Carvalho
¿Algo huele mal en Maldonado?
Pablo Mieres Pablo Mieres
“Más unidos que nunca”
Luis Fernández Luis Fernández
Finlandia es un país muy especial
Daniel Mordecki Daniel Mordecki
Eppur si muove
Mónica Xavier Mónica Xavier
¡Uruguay no se detiene!
Edmundo Roselli Edmundo Roselli
Reclamamos régimen jubilatorio para trabajadores de Juan Lacaze
Homero Bagnulo y Carlos Vivas Homero Bagnulo y Carlos Vivas
Cuando los comportamientos de los médicos comprometen el contrato social
Jorge Balseiro Savio Jorge Balseiro Savio
Energía y celulosa: medias verdades, medias mentiras
Jorge Larrobla Jorge Larrobla
Brou- El conflicto inventado
Daniel Feldman Daniel Feldman
Alejandro Rey, el personaje tras bambalinas en el Solís
Alberto Rodríguez Genta Alberto Rodríguez Genta
Clinton y Astori; ¿sin sex appeal, no hay nada..?
Alejandro Domostoj Alejandro Domostoj
Las sorpresas de ser orejano
Mauricio Toledo Mauricio Toledo
Obesidad y Depresión. Una buena manera de cuidar su salud afectiva es cuidar de su cuerpo.
Pablo de los Reyes Pablo de los Reyes
“La esperanza es lo último que se pierde”
Andrea recomienda: a los amantes Andrea recomienda: a los amantes
Diseño, Arte, Gastronomía & Co.
Omar Gil Omar Gil
Problemas abiertos: retos para la Matemática
Joaquín Roy Joaquín Roy
¿En qué momento se jodió Catalunya?
Roberto Soria Roberto Soria
La imprescriptibilidad, asunto político
Héctor Musto Héctor Musto
Algunas cosas que viví con Daniel Viglietti
Ana Jerozolimski Ana Jerozolimski
Cien años después
Adriana Marrero Adriana Marrero
Palabras que sobran, palabras que faltan
David Malowany David Malowany
Para el israelí Yuval Noah Harari los derechos humanos son fruto de la imaginación colectiva
Carlos Visca Carlos Visca
El desarrollo de la industria naval como parte de la economía y defensa nacional
Lilián Hirigoyen Lilián Hirigoyen
Otras literaturas: Mario Barité
Dr. Charles Carrera Leal Dr. Charles Carrera Leal
Un circo de mentiras contra ASSE
más columnistas



 
MET-ROND-POINT_Banner200x73 (2)
banner cablevision 300 x 138
banner argentino hotel 300 x 138
Te encuentras en: Inicio | Columnas

Hoenir Sarthou y la democracia pintada

Pablo Cúneo

17.10.2017

El lunes de esta semana se trató En Perspectiva el tema de las pintadas en el monumento al Holocausto,  hecho de notorio conocimiento. Me querría detener en particular  en las reflexiones de Hoenir Sarthou, punto de referencia por sus agudos y muchas veces esclarecedores puntos de vista.

Su intervención tuvo como eje el cuestionamiento de que en un sistema democrático el negacionismo no debería ser prohibido sino ser confrontado públicamente, por lo que consideró que lo transgresor del hecho de las pintadas fuera que se hiciera sobre un Monumento público y no por el contenido de lo escrito. Su planteo está basado en la idea, tal como fue expresada explícitamente, de que un pensamiento que no permite expresarse lleva a que este se desarrolle con más fuerza.


Llevado a la práctica esto implicaría para Sarthou que el sistema democrático uruguayo debería permitir la expresión pública de los grupos neo-nazis y su virtual participación en la vida política nacional. Su planteo cuestiona pues los límites en el decir en un verdadero sistema democrático y en el fondo es producto para mí de un grave desconocimiento de la gravedad de lo que está en juego acá y del valor y función de la palabra en el campo del relacionamiento humano.


El planteo de Sarthou está realizado como si estos hechos tuvieran que derimirse en el ámbito del conocimiento – una realidad histórica a discutir- desconociendo por su parte en forma total que el negacionismo del Holocausto Judío es siempre obra de los grupos neo-nazis que lo niegan no por no saberlo sino como una estrategia política de ataque a los judíos con argumentaciones del tipo conspirativas.


Me resultó sumamente penosa la elección de algunos términos que eligió Hoenir Sarthou para su argumentación: habló de VERSIÓN OFICIAL para referirse a los hechos históricos que todo el mundo conoce de los campos de exterminio y las cámaras de gas; dijo en forma textual: “yo pienso que lo más saludable para la VERSIÓN que la colectividad judía da sobre su historia es que discutan ese hecho, que DEMUESTREN y que permitan que las voces discrepantes se expresen porque es lo que permite que si tienen razón DEMOSTRAR que los hechos fueron así”.


¿Realmente cree ingenuamente Hoenir Sarthou que este es un debate que debería darse  con los negacionistas neo-nazis en el ámbito de la razón? y subrayo razón; ¿cree que la realidad de Auschwitz es una versión, y subrayo versión, que los judíos dan de su historia?; ¿cree realmente Hoenir Sarthou que hay que demostrar, y subrayo demostrar, el Holocausto? Me pareció sinceramente muy penosas todas estas expresiones.


Querría señalar un aspecto de la reflexión de Sarthou que demuestra una postura realmente sorprendente de su parte y es el lugar que le da a las palabras y su función en contraposición a lo que llama actos. Sarthou dice que con las ideologías autoritarias hay que ser durísimo en los actos, como si no comprendiera que el discurso es también un acto con el que se puede construir odio que luego lleva a otros actos,  que ya sabemos a lo que conducen.


Primo Levi que estuvo en Auschwitz y que nos dio su testimonio de vida luego de la cual se suicidó nos alertó debidamente cuando nos señaló a todos, judíos y no judíos: “quien niega Auschwitz es el mismo que estaría dispuesto a rehacerlo”. Deberíamos recordarlo por estos pagos que vivimos años con la dictadura hija del fascismo y el nazismo.

Pablo Cúneo

 



UyPress - Agencia Uruguaya de Noticias


MVDCMS  Volver arriba    |    Contacto: uypress@uypress.net