*

Agencia Uruguaya de Noticias
Loading
con firma
Dr. Federico Arregui Mondada Dr. Federico Arregui Mondada
¿Cadena perpetua o cadena perpetua de fracasos?
William Marino William Marino
Unidad es la palabra
Jorge Aniceto Molinari Jorge Aniceto Molinari
Después de la guerra de Corea. (Abordando eso gris, que parece la teoría).
Juan Raúl Ferreira Juan Raúl Ferreira
Carta de Sancho Panza a Wilson
Esteban Valenti Esteban Valenti
Que diferente era ser de izquierda
Alfredo Correa Reissig Alfredo Correa Reissig
El clavo en el sillón o el silencio de los inocentes
Aldo Mazzucchelli Aldo Mazzucchelli
Ya no la busques, no la busco yo
Edgardo Sandoya Edgardo Sandoya
Trampeando a la esperanza
Jorge Ángel Pérez Jorge Ángel Pérez
El precio de una sonrisa en la isla de los desdentados
Edgardo Carvalho Edgardo Carvalho
¿Algo huele mal en Maldonado?
Pablo Mieres Pablo Mieres
“Más unidos que nunca”
Luis Fernández Luis Fernández
Finlandia es un país muy especial
Daniel Mordecki Daniel Mordecki
Eppur si muove
Mónica Xavier Mónica Xavier
¡Uruguay no se detiene!
Edmundo Roselli Edmundo Roselli
Reclamamos régimen jubilatorio para trabajadores de Juan Lacaze
Homero Bagnulo y Carlos Vivas Homero Bagnulo y Carlos Vivas
Cuando los comportamientos de los médicos comprometen el contrato social
Jorge Balseiro Savio Jorge Balseiro Savio
Energía y celulosa: medias verdades, medias mentiras
Jorge Larrobla Jorge Larrobla
Brou- El conflicto inventado
Daniel Feldman Daniel Feldman
Alejandro Rey, el personaje tras bambalinas en el Solís
Alberto Rodríguez Genta Alberto Rodríguez Genta
Clinton y Astori; ¿sin sex appeal, no hay nada..?
Alejandro Domostoj Alejandro Domostoj
Las sorpresas de ser orejano
Mauricio Toledo Mauricio Toledo
Obesidad y Depresión. Una buena manera de cuidar su salud afectiva es cuidar de su cuerpo.
Pablo de los Reyes Pablo de los Reyes
“La esperanza es lo último que se pierde”
Andrea recomienda: a los amantes Andrea recomienda: a los amantes
Diseño, Arte, Gastronomía & Co.
Omar Gil Omar Gil
Problemas abiertos: retos para la Matemática
Joaquín Roy Joaquín Roy
¿En qué momento se jodió Catalunya?
Roberto Soria Roberto Soria
La imprescriptibilidad, asunto político
Héctor Musto Héctor Musto
Algunas cosas que viví con Daniel Viglietti
Ana Jerozolimski Ana Jerozolimski
Cien años después
Adriana Marrero Adriana Marrero
Palabras que sobran, palabras que faltan
David Malowany David Malowany
Para el israelí Yuval Noah Harari los derechos humanos son fruto de la imaginación colectiva
Carlos Visca Carlos Visca
El desarrollo de la industria naval como parte de la economía y defensa nacional
Lilián Hirigoyen Lilián Hirigoyen
Otras literaturas: Mario Barité
Dr. Charles Carrera Leal Dr. Charles Carrera Leal
Un circo de mentiras contra ASSE
más columnistas



 
MET-ROND-POINT_Banner200x73 (2)
banner cablevision 300 x 138
banner argentino hotel 300 x 138
Te encuentras en: Inicio | Columnas
imagen del contenido Dr. Federico Arregui Mondada

De “ focas “, fachos y traidores

Dr. Federico Arregui Mondada

13.11.2017

Este artículo lo escribo pensando en el futuro de nuestra sociedad. Lo hago desde la buena fe, desde el corazón y desde la racionalidad. También lo hago desde el lugar de conocedor de mis raíces inmigrantes, personales, familiares, profesionales y políticas. Y aceptando que todo cambia.

 

Uruguay

La configuración de nuestro país es responsabilidad de todos. Sin excepciones. Por acciones y/o omisiones.  Fundamentalmente, para los que creemos en el Estado de Derecho, en la República, en la alternancia de los partidos en el Gobierno como un axioma republicano, y que están en todas las colectividades políticas - aunque no de manera homogénea-, la principal responsabilidad le cabe a quienes son electos por la voluntad popular. Esto es, por los partidos políticos, principales vehículos de representación de la ciudadanía, del Demos, del pueblo. Pero no los únicos. También están las agrupaciones que representan intereses de clase, económicos, culturales, geográficos, ecológicos. Ahí radica la diversidad y la riqueza de una comunidad espiritual, que es nuestra Nación.

El Uruguay no nació antes del triunfo del Frente Amplio, y fueron muchas las vertientes políticas, culturales, filosóficas, religiosas incluídas, claro está, las anarquistas, socialistas y comunistas, que coexistieron y aportaron cada cual, desde diferentes visiones, zonas geográficas e intereses diferentes.

No puede haber discusión en ello y si de construcción en clave democrática se habla. Pero fundamentalmente no puede controversia en ello, si queremos sentirnos incluídos todos, en la difícil tarea de guiar y conducir a nuestra gente. Cada cual desde el lugar que le toque: desde el más humilde trabajador y pequeño empresario al más encumbrado gobernante y empresario. Y desde la célula básica de nuestra organización que es la Familia tal como preceptúa en la parte dogmática nuestra Constitución: la familia es la base de la sociedad. Es allí donde se inculcan valores, se preparan a los más chicos para la difícil aventura que es la Vida.

La fractura

Hoy en Uruguay son muchas las familias que sufren discusiones terribles y tremendas por lo que sucede en la actividad política. Eso no puede suceder más.

Es inadmisible que, como se aprecia en las redes sociales que es un lugar representativo del sentir popular por excelencia en los tiempos que corren, la gente se descalifique de manera tan ruin y poco democrática. La mayoría de las veces sin fundamentos, con adjetivos tales como focas - para quienes defienden al Gobierno-, fachos o rosaditos - para quienes defienden a los partidos Nacional y Colorado- o traidores a quienes nos hemos ido de alguno de los tres grandes lemas partidarios.

No. Así no se puede construir. Solamente se genera más crispaciones, más intolerancia, más discriminación y grietas por pensar diferente. ¡ Pensar diferente !. Por eso estamos en Democracia. Está bien que así sea, por este sistema se sufrió mucho y se peleó más. Deben elevarse las miras de todos los que de alguna manera u otra estamos influyendo en el pensamiento de la gente - así sea desde artículos como el presente-.

Que no sea tarde.

Es necesario que la élite política de los partidos todos comprendan que es necesario dar una gran señal en conjunto para que se aprecie por parte de la ciudadanía que es posible creer en un futuro mejor trabajando, estudiando, pensando, creando arte, soñando.

Honestamente creo que el Sr. Presidente de la República debería convocar a una gran reunión de los principales referentes de los partidos políticos para dialogar, sin agenda previa, tan sólo como una señal de que pueden juntarse y dialogar.

Ya eso sería muchísimo.



UyPress - Agencia Uruguaya de Noticias


MVDCMS  Volver arriba    |    Contacto: uypress@uypress.net