*

Agencia Uruguaya de Noticias
Loading
con firma
Esteban Valenti Esteban Valenti
La izquierda y las políticas regresivas
Ana Jerozolimski Ana Jerozolimski
Jerusalem, el mundo y la paz
Pablo Mieres Pablo Mieres
Con el país de rehén
Luis C. Turiansky Luis C. Turiansky
Jerusalén, la manzana de la discordia
William Marino William Marino
Los desaparecidos.
Dr. Federico Arregui Dr. Federico Arregui
El Sistema Político uruguayo
Jorge Ángel Pérez Jorge Ángel Pérez
Cuba necesita un poco de frivolidad
Jorge Aniceto Molinari Jorge Aniceto Molinari
Jubilaciones, pensiones, seguridad social (Abordando eso gris, que parece la teoría).
Daniel Mordecki Daniel Mordecki
Un gran paso adelante
Jorge Balseiro Savio Jorge Balseiro Savio
UPM no es solamente el cambio de nombre BOTNIA. Tampoco es simplemente celulosa.
Edgardo Sandoya Edgardo Sandoya
Cuando la esperanza sana
Carlos Vivas y Homero Bagnulo Carlos Vivas y Homero Bagnulo
Metas asistenciales. ¿Por qué es controversial el pago por performance?
Luis Fernández Luis Fernández
Otra vez : “El Poder”
Falsos secuestros ¿Quién/Qué hay detrás de esto? Falsos secuestros ¿Quién/Qué hay detrás de esto?
Julio Gil Díaz
Jaime Secco Jaime Secco
Un motivo para comer
Mónica Xavier Mónica Xavier
Terminar con la violencia de género depende de todos
Juan Raúl Ferreira Juan Raúl Ferreira
Un año sin la Vieja
José Antonio Vera José Antonio Vera
Paraguay reclama atención
Bertha Sanseverino Bertha Sanseverino
Solo un compromiso político efectivo podrá erradicar el hambre y la malnutrición: El Plan CELAC y su vigencia
Fabricio Cerna Salazar Fabricio Cerna Salazar
Espejo latinoamericano: Bolivia o el vaticinio de una tercera Cuba
Marcelo Marchese Marcelo Marchese
UPM: negociación secreta, democracia a oscuras
Ismael Blanco Ismael Blanco
La asamblea
Hebert Abimorad Hebert Abimorad
# Metoo salpica a la Academia Sueca
Carlos Garramón Carlos Garramón
Un gran dilema se cierne sobre Alemania y Europa
Fernando López D'Alesandro Fernando López D'Alesandro
A la oposición uruguaya sólo le queda el pasado
Alfredo Correa Reissig Alfredo Correa Reissig
El clavo en el sillón o el silencio de los inocentes
Aldo Mazzucchelli Aldo Mazzucchelli
Ya no la busques, no la busco yo
Edgardo Carvalho Edgardo Carvalho
¿Algo huele mal en Maldonado?
Edmundo Roselli Edmundo Roselli
Reclamamos régimen jubilatorio para trabajadores de Juan Lacaze
Jorge Larrobla Jorge Larrobla
Brou- El conflicto inventado
Daniel Feldman Daniel Feldman
Alejandro Rey, el personaje tras bambalinas en el Solís
Alejandro Domostoj Alejandro Domostoj
Las sorpresas de ser orejano
más columnistas



 
MET-ROND-POINT_Banner200x73 (2)
banner cablevision 300 x 138
banner argentino hotel 300 x 138
Te encuentras en: Inicio | Información Forestal
imagen del contenido Río Negro y la polémica celulósica

NUEVA PLANTA UPM

Río Negro y la polémica celulósica

26.11.2017

MONTEVIDEO (Uypress/Jorge Balseiro Savio)- La instalación de una nueva planta de celulosa en el río Negro ha despertado toda suerte de comentarios y opiniones.  Se habla -muy a la ligera- de “un río muy contaminado por agrotóxicos- y cuestiones por el estilo.

 

A los hechos, el río Negro está intensamente monitoreado desde 90, primero por UTE y Facultad de Ciencias, y a partir de 2009 DINAMA.

De todos los parámetros analizados hay uno que ha venido creciendo sistemáticamente que es el fósforo, y que supera los estándares de calidad de agua admisibles.  A consecuencia de ello, y de la retención que provocan los lagos de las represas -lo conocemos muy bien en Mercedes- desde fines de los 90 se repiten episodios de floraciones algales y la consecuente aparición de cianotoxinas.  Otros elementos no hay, en particular ningún específico agropecuario como el glifosato, que al usarse la expresión "agrotóxico" en la ignorancia y/o la mala fe, se induce deliberadamente al error.  Tanto, que el río Gualeguaychú que transita en una cuenca mucho más agrícola e industrial y tiene varios parámetros fuera de rango, no tiene excedencias de glifosato u otros agroquímicos.

El fósforo de por si no es tóxico, tanto que forma parte de la composición de las bebidas cola, y el fosfato de calcio es de uso medicinal para atender deficiencias de calcio, al tiempo que es un elemento imprescindible en la conformación celular de todas las formas de vida.

Si son tóxicas las sustancias que liberan las algas al morir, -cianotoxinas- más allá que no hay mayor registro en Uruguay de impacto directo en humanos y animales.  En los casos que se ha atribuido problemas con el ganado ha quedado en evidencia que la causa ha sido la ingesta de determinadas malezas.  Para el uso humano, el agua potable requiere el tratamiento adicional con carbón activado, algo que OSE aplica regularmente desde hace décadas asegurando la calidad adecuada al agua potable que recibe la población.

Si bien habrá que esperar el Estudio de Impacto Ambiental que se inicia, existe abundante información que permite hacer una composición de lugar sobre los impactos de la nueva planta.  Sorprende que desde la academia haya quien diga que "no hay información".

La agresión kirchnerista determinó que se hiciera un monitoreo tan exhaustivo como innecesario. Respecto al parámetro más crítico, fósforo, en valores promedios redondeados el río Uruguay llega a la planta con un contenido de fósforo de 0,06 mg/l y un caudal de 6.200 m3/s lo que implica que diariamente llegan unos 30.000 kg/día. El río Gualeguaychú muestra una concentración de fósforo más de cinco veces mayor, 0,33 mg/l, un caudal de 110 m3/s, o sea 3.200 kg/día.  Viendo que es lo que vierte la planta de Fray Bentos, los monitoreos indican 46 kg/día, o sea 0,15% de lo que aporta el río Uruguay, impacto indetectable, que los monitoreos confirman al mostrar que no hay variación sensible del fósforo antes y después de pasar por la planta.  De paso, estos números muestran que las supuestas acciones de la administración Mujica para la mejora de la planta en ocasión del aumento de producción, fueron de una inutilidad supina, tanto desde lo ambiental como desde lo político, donde la vieja probó una vez más que era peor que el tuerto, y que ella era el problema no la planta.  Se fue la vieja y todos los problemas con Argentina se resolvieron.

Si pasamos al río Negro, en la zona de la nueva planta la concentración de fósforo es de 0,09 mg/l, un 50% más que el río Uruguay y menos de la tercera parte que el Gualeguaychú.  Con un caudal promedio de 650 m3/s nos da el equivalente a 5.000 kg/día.  Si tenemos que la actual planta de Fray Bentos es de 1.300.000 toneladas por año y la nueva de dos millones, se podrían estimar un vertido 70 kg de fósforo diarios.  Hay que tener presente que entre las medidas de compensación DINAMA ya ha exigido a la construcción de plantas de efluentes urbanos para Paso de los Toros y Centenario.  Esto se puede estimar en una reducción del vertido de fósforo de unos 20 kg por día.  Además la planta va a extraer agua del río, y el fósforo en ella contenido, unos 10 kg diarios.  

En resumen, un vertido neto de 40 kg en un río que lleva 5.000, o sea 0,8%, menos del 1%.  Y si tomamos nota -como señalara en ocasión del aumento de producción el Ministro Aguerre- que el área forestada para la primera planta de celulosa implica una reducción en el fósforo a los cursos de agua de 83 toneladas anuales (230 kg/día) por menor erosión, y un uso de fertilizante de liberación prolongada junto al plantín al momento de plantarlo, por tanto no escurre, tenemos que el balance de fósforo considerándolo en su conjunto, o sea la fase forestal y la industrial, es ampliamente favorable.  De un lado más de 400 kg diarios que se evitan y del otro apenas 40 kg agregados. Y todo esto sin tener en cuenta las condiciones más restrictivas a la emisión de fósforo que impone el contrato de inversión.

Se podría decir -con razón- que el río Negro tiene situaciones en donde el caudal baja, y que las represas en ocasiones cortan todo caudal.  Para ello el contrato de inversión firmado, prevé que la operación de las represas asegure siempre un caudal mínimo.  Algo que vimos recientemente resulta imprescindible más allá de la llegada de la planta.  Todos vimos la mortalidad de peces en Palmar estos días.  

También es sabido que las algas se favorecen en aguas estancadas.  Implementar un caudal mínimo es otro elemento más de ese verdadero plan de gobierno en que resulta este contrato de inversión.  Aparece en la ley de riego y en los planes de agua sin que la cansina rutina del MVOTMA, DINAGUA y comités de cuenca hayan movido un dedo en estos años.  Al decir de Ortega y Gasset "¡A las cosas!"  Bueno tener en cuenta que semanas atrás en Finlandia se ha puesto en marcha una nueva planta del tamaño de las de Fray Bentos y Conchillas, en Äänekoski por Metsä Fibre, la ex Botnia. Opera sobre un pequeño curso de agua llamado Kuhnamo cuyo caudal medio es de 80 m3/s, -comparado con los 650 del río Negro-,  y mínimos de 20 m3/s, como para tener idea que se trata de caudales mínimos manejables por el formidable lago artificial del Rincón del Bonete.  De paso, mentís para quienes insisten que en Europa y/o en ríos interiores están prohibida. El Kuhnamo desemboca en el lago Päijänne que es la fuente de agua potable de la capital Helsinki.

Lo de fondo, cuando se analiza el río Negro y sus fuentes de fósforo, es claro que desde que empezaron a aparecer algas no ha habido ni un aumento de población ni de industrias.  Claramente proviene de cambios en la actividad agropecuaria, sea por mejoras e implantación de praderas y/o agricultura como arroz y soja.  Nada para demonizar al sector, que actuó en función de los incentivos que recibió desde las políticas públicas.  Hasta no hace tanto incluso el propio Dr. Bordaberry proponía un Banco Nacional del Fósforo, para tapizar de fosforita todos los campos ganaderos.  Una vez más, este contrato de inversión sirve para que el gobierno se ponga las pilas a través de la iniciativa del río Negro apoyada por la empresa, en un tema que no hizo casi nada -el monitoreo no pasa de saludo a la bandera-, hay muchos más votos en la cuenca del Santa Lucía que en el río Negro.

En resumen, hay que que esperar los resultados del EIA aunque todos los indicios muestran que es absolutamente viable su instalación en términos ambientales.  Sería bueno que la parte de la academia que desde la vaguedad manifiesta todo tipo de críticas, no subordine sus acciones a las miserias de la política -antes sólo de ultraizquierda, ahora también de derechas- y se ponga a estudiar antes de opinar livianamente, información hay de sobra.

¡Orientales, a las cosas!

El resto...el resto es silencio

 



UyPress - Agencia Uruguaya de Noticias


MVDCMS  Volver arriba    |    Contacto: uypress@uypress.net