*

Agencia Uruguaya de Noticias
Loading
con firma
Pablo Rudich Pablo Rudich
A cien años de la gran transformación en Europa
Juan Raúl Ferreira Juan Raúl Ferreira
Francisco en los Andes: vuelan el Águila y el Cóndor
William Marino William Marino
¿El fin del dólar?
Esteban Valenti Esteban Valenti
Hyundai y la cultura del trabajo en el Uruguay
Aureliano Rodríguez Larreta Aureliano Rodríguez Larreta
Cuchillo de Palo: Cataluña insensata
Pablo Mieres Pablo Mieres
No nos engañemos, se viene un año muy complicado
Luis Fernández Luis Fernández
¿Se puede elaborar una estrategia sin considerar al poder?
Alejandro Domostoj Alejandro Domostoj
A 10 días del nuevo año: Quisiera ser creyente
Jaime Secco Jaime Secco
Entender la crisis del campo, cuatro claves para gente de asfalto
Ana Jerozolimski Ana Jerozolimski
Clara y pura discriminación
Jorge Aniceto Molinari Jorge Aniceto Molinari
Analizamos una salida al problema. (Abordando eso gris, que parece la teoría).
Roberto Savio Roberto Savio
Hay que regular el turismo antes que sea demasiado tarde
José Antonio Vera José Antonio Vera
Arsénico y cianuro
Jorge Ángel Pérez Jorge Ángel Pérez
La “revolución” no triunfó el primero de enero
Marcelo Marchese Marcelo Marchese
Un error de Sanguinetti acerca de los musulmanes y algunas consideraciones en torno a la laicidad y el Ejército
Jorge Balseiro Savio Jorge Balseiro Savio
A la búsqueda del tren perdido
Gol de Actualidad cierra el año y se despacha con todo y sobre todos Gol de Actualidad cierra el año y se despacha con todo y sobre todos
CIERRE DE AÑO
Eduardo Vaz Eduardo Vaz
Seregni amigo
Mónica Xavier Mónica Xavier
Feliz 2018 para todas y todos
Fabricio Cerna Salazar Fabricio Cerna Salazar
Indulto humanitario en Perú como regalo de Nochebuena
Eduardo Contreras Eduardo Contreras
Saudades del 17
Roberto Cyjón Roberto Cyjón
TRUMP, por favor: “gracias por tu ayuda”
Ernesto Nieto Ernesto Nieto
Cristo era Gitano
Joaquín Roy Joaquín Roy
España: un castillo como nación
Edmundo Roselli Edmundo Roselli
Salir de la encrucijada
Ismael Blanco Ismael Blanco
Absolución y castigo
Carlos Visca Carlos Visca
Desguace tres. Se sigue por el mismo camino. ¿Hasta cuándo?
Adriana Marrero Adriana Marrero
Ecuador: la educación que legó Correa
Carlos Garramón Carlos Garramón
Cumbre de la OMC en Buenos Aires
David Malowany David Malowany
Nazismo y cristianismo
Daniel Mordecki Daniel Mordecki
Garantías
Edgardo Carvalho Edgardo Carvalho
El País reescribe la historia
Carlos Vivas y Homero Bagnulo Carlos Vivas y Homero Bagnulo
Salud alimentaria. ¿Derecho individual o segmento del mercado?
Luis C. Turiansky Luis C. Turiansky
Jerusalén, la manzana de la discordia
más columnistas



 
banner cablevision 300 x 138
banner argentino hotel 300 x 138
Te encuentras en: Inicio | Columnas | William Marino

Los desaparecidos.

William Marino

08.12.2017

Menos para los asesinos, los violadores de los Derechos Humanos, los traidores a la patria, los vividores que viven del estado burocrático.

Todos queremos en forma sincera la aparición de los desaparecidos, que lucharon, con la fuerza de su palabra y la convicción de sus ideas, contra las armas de guerra, de un estado autoritario, al servicio del gran capital, de la ciudad,  el campo y al servicio del gran capital financiero y del F.M.I. Por eso no sé si reír o llorar ante las palabras del responsables como institución de cientos de desaparecidos, como lo es el ejército uruguayo. El comandante en jefe del ejercito el General Manini Rios dijo: "el principal interesado en la aparición de los cuerpos es el ejercito para poder así de una vez por todas unir esfuerzos de toda la sociedad para tratar de sacar adelante este país". Ya por 1984, Rodríguez Camusso, recordaba palabras pronunciada por el entonces comandante en jefe del ejército el Gral. Chiappe Posse en 1973 a propósito de una carta pública, del Senador Juan P. Terra, donde el pedía que se aclarara el tema de las torturas en los cuarteles. En ese momento Camusso decía "que la contestación de de Chiappe Posse, era una humorada", pues dicho General decía "que el Senador Terra se apartaba de las normas constitucionales", cuando lo que debía decir "era que en los cuarteles NO hay tortura y si la hubiere, el o los torturadores serian sancionados".

 En estos días se conmemoraron los 42 años de la desaparición de un amigo, un compañero, un luchador político, social, como lo fue Juan Manuel Brieva, carpintero de profesión. Trabajador grafico de el diario El Popular. Fue detenido en 30 de noviembre junto a su madre. A su madre la "tiraron", luego de varios días de detención, en una calle cerca del Prado. Al otro día comenzó su peregrinaje por cuarteles y comandos del Ejército. Ella siempre decía que al principio le decían que eran mentiras, que al "hijo jamás lo habían  detenido". A lo que ella contestaba que si, pues lo habían llevado junto con ella. Pasada la dictadura, entre los años 1985 y 1995, los militares y la derecha blanqui-colorada, siempre decían que en Uruguay "no habían desaparecidos". Pero la mentira siempre tiene patas cortas y eso los militares lo saben. Por eso siempre cerraron filas los oficiales "amenazando" al subalterno, que solo cumplía órdenes. 

   Es cierto, cuando el "voto verde", ganaron ellos los asesinos, el pueblo en general tuvo "miedo" de votar y que "volvieran los milicos". En 1994 la censura electoral por parte de los grandes medios de comunicación fue "grande", porque el ocultamiento de información o la información equivocada es censura.  Lo que ellos han usado hasta este momento ha sido la defensa corporativa de sus integrantes, usando para ellos los "servicios de información", para desinformar al pueblo.  Pero aun así ellos saben que los pueblos no olvidan, aun con miedo, no olvidan los atropellos a la constitución. No olvida a sus muertos y desaparecidos, NO olvida a sus torturados, tanto en lo físico como en lo psíquico. El pueblo no olvida el desprecio que el ejército siempre tuvo por el obrero y el trabajador. ¿Quién olvida cuando el General Aguerrondo, jefe de policía, que mando "estaquear" a los obreros de los frigoríficos, en las orillas del arroyo Pantanoso?  Pero como las "bestias", pueden pedirle a las mujeres detenidas, que se olviden de que ellos las violaron en los cuarteles y campos de detención que existían por decenas en el Uruguay durante la dictadura. Eso no se olvida, ni se perdona. Aunque la institución lo trate de tapar, con juegos de palabras o el silencio.

    Al parecer nos quieren hacer creer que los datos sobre los enterramientos, paso un "marciano" y se lo entrego al Comandante y este a su vez lo entrego, porque es bueno, a los Familiares de los Desaparecidos, aun a costa de crear falsas expectativas. Por eso el comandante del ejército miente. Miente porque le dan datos equivocados, pero miente porque quiere seguir ocultado los asesinatos cometidos por el ejército. Pero lo que el comandante en jefe NO puede negar es que en los cuartes, se torturaba, se asesinaba, se violaban hombres y mujeres, se planificaba como se iban a quedar con las casas, los autos y todo lo de valor de los detenidos. El comandante en jefe NO va a renunciar, seguirá protegiendo a los suyos. Esos que por las noches aun no pueden dormir por los gritos de sus torturados. Esos que violaban a las mujeres y luego iban a sus casas a acostarse con su esposa; como buenos señores y vecinos, y en el fondo eran vulgares asesinos escondidos detrás de un uniforme y sus armas.  No creo en la justicia divina, creo en la justicia de los pueblos. Memoria - Verdad y Justicia.  Basta de impunidad.





MVDCMS  Volver arriba    |    Contacto: uypress@uypress.net