*

Agencia Uruguaya de Noticias
Loading
con firma
Pablo Mieres Pablo Mieres
Controlando y fiscalizando la solidaridad
Mónica Xavier Mónica Xavier
Montevideo avanza
Luis Fernández Luis Fernández
Por si las moscas...
Fernando López D’Alesandro Fernando López D’Alesandro
El Frente Amplio debe irse del Foro de San Pablo
Alejandro Domostoj Alejandro Domostoj
Lo que importa es lo de adentro
Fernando Gil Díaz Fernando Gil Díaz
Amigos
Marcelo Marchese Marcelo Marchese
El Decreto mordaza sobre el agua y su escudero (Respuesta al colega Balseiro)
Ana Jerozolimski Ana Jerozolimski
La ley de nacionalidad de Israel: reacciones y exageraciones
William Marino William Marino
En serio o en broma
Roberto Savio Roberto Savio
Inmigración: muchos mitos y escasa realidad
Carlos Wuhl Carlos Wuhl
En el 70 aniversario del Estado de Israel: la larga marcha a constituirse en un estado fascista y del apartheid
E. Canon-F. López D’Alesandro E. Canon-F. López D’Alesandro
Democracia, propuestas y el verdadero cambio
Juan Raúl Ferreira Juan Raúl Ferreira
La jura de la Constitución
Jorge Aniceto Molinari Jorge Aniceto Molinari
Moneda para ricos, moneda para pobres. (Abordando eso gris, que parece la teoría).
Esteban Valenti Esteban Valenti
¿Para qué sirve?
Jorge Balseiro Jorge Balseiro
Imaginación kafkiana, de la pesca a UPM
Lic. Sebastian Hagobian López Lic. Sebastian Hagobian López
El México progresista y su ventana de oportunidad para Uruguay
Enrique Gerschuni Enrique Gerschuni
Candidatos en el Frente Amplio
Carlos Vivas; Homero Bagnulo Carlos Vivas; Homero Bagnulo
Situaciones estresantes como desencadenantes de enfermedades
Daniel Vidart Daniel Vidart
¿Por qué Montevideo?
Milton A. Ramírez Milton A. Ramírez
Casavalle y la izquierda
Fernando Gil Díaz Fernando Gil Díaz
Tarda, pero (finalmente) llega...
Dr. Federico Arregui Mondada Dr. Federico Arregui Mondada
Ineludible agenda de derechos para el próximo quinquenio
Carlos Visca Carlos Visca
Doctrina Naval, otras reflexiones
Dr. Guillermo Chiribao Dr. Guillermo Chiribao
“Reconocer el fracaso”… No es Deportivamente Correcto
Juan Santini Juan Santini
Martìn Aguirre
Michael Añasco Michael Añasco
Los macacos huyen de Gibraltar
Carlos Garramón Carlos Garramón
Estados Unidos le declaró la guerra a China
Felipe Michelini Felipe Michelini
Las víctimas y el Estatuto de Roma
Hugo Naya Hugo Naya
El genoma humano y la gallina de los huevos de oro
Andrea recomienda: a la uruguaya Andrea recomienda: a la uruguaya
Diseño, Arte, Gastronomía & Co.
Charles Carrera Charles Carrera
A cuarenta y cinco años del Golpe de Estado de 1973: ¡Nunca más terrorismo de Estado en el Uruguay!
Jorge Ángel Pérez Jorge Ángel Pérez
Las UMAP (Unidades Militares de Apoyo a la Producción) o el miedo a decir la verdad
Luis C. Turiansky Luis C. Turiansky
El ser o no ser de Lionel Messi
Ismael Blanco Ismael Blanco
La revolución perdida
Roberto Savio Roberto Savio
Trump está aquí para quedarse y cambiar el mundo
Iván Solarich Iván Solarich
¿Por quién esperamos? ¿Esperamos a alguien?
Macarena Pereyra Macarena Pereyra
Violencia doméstica, entre las carencias del sistema y el estigma social
Daniel Feldman Daniel Feldman
Empiecen a empacar maletas
más columnistas



 
banner cablevision 300 x 138
banner argentino hotel 300 x 138
Te encuentras en: Inicio | Columnas

Salir de la encrucijada

Edmundo Roselli

22.12.2017

El gobierno sigue equivocando el camino. Con una deuda externa récord y un preocupante déficit fiscal el país necesita cambiar el camino y dejar de subir los impuestos y las tarifas públicas como forma de intentar mantener la economía y las finanzas del país.

Una y otra vez el Poder Ejecutivo se aferra a la suba de impuestos y de las tarifas para oxigenar un poco sus números y no cae en la cuenta de que el trabajador ni los empresarios resisten que se les saque un sólo peso más.

El pasado debate sobre la Rendición de Cuentas que se desarrolló en el Parlamento dejó claro que el camino elegido por el equipo económico es el de aumentar los impuestos, aún los más insólitos, y el de la tasa consular es un claro ejemplo.

Los países no progresan a base de impuestos y tarifas públicas. El progreso se logra mediante inversiones extranjeras, apertura e inserción internacional, políticas de apoyo destinadas a los sectores productivos, reducción del tamaño del Estado y medidas similares además de una administración seria y responsable y no de despilfarro como sucedió con ANCAP. Pero el gobierno opta por hacer todo lo contrario.

Recordemos que 2018 comenzará con un  nuevo tarifazo: ANTEL y OSE subirán 6,5 %, las naftas 9,8 %, el gasoil 4,8 %, UTE 3,2 % y el gas 15 %.

El gobierno ha intentado explicar las subas con diversos aumentos, hasta hay quienes han dicho que en realidad no es un incremento sino una baja, por ejemplo en el caso de UTE. La lógica de esa argumentación es que el 3,2 % que aumentará en enero está por debajo de la inflación. Y es verdad, se trata de un incremento menor a la inflación, pero se omite señalar el rol recaudador que tiene el ente eléctrico.

UTE tiene la particularidad de haber bajado los costos de generación lo cual es bueno y aplaudimos. Sin embargo es lógico que ante la caída de los costos el ciudadano espere sino una rebaja, sí un incremento del 0 % y que la tarifa se mantenga incambiada.

El razonamiento es que si ANCAP sube los combustibles por la suba del petróleo y las pérdidas que sufrió el ente petrolero, es de esperar que UTE baje la tarifa como consecuencia de producir a menor costo. Pero debido a que UTE es el mayor ente recaudador, el gobierno no utiliza el mismo criterio que con ANCAP y apuesta a recaudar más.

Efectivamente, en materia de empresas públicas UTE es el mayor tentáculo recaudador que posee el gobierno aportando U$S 400 millones a Rentas Generales o sea que sus ganancias totalizan varios millones más que los necesarios para funcionar.

¿Por qué entonces una nueva suba? La respuesta es simple: el Poder Ejecutivo necesita recaudar para disimular las dificultades financieras y económicas en que han metido al país con un déficit fiscal de U$S 2.000 millones y una deuda externa de U$S 60.000 millones.

Cabe recordar que en 2002, en lo peor de la última crisis financiera, la deuda externa era de U$S 17.000 millones. El Frente Amplio sin crisis y con años de bonanza la incrementó a U$S 60.000 millones. No hay dudas que el gobierno necesita recaudar y por eso se aferra a todos los impuestos posibles como hizo en la pasada Rendición de Cuentas, y al incremento tarifario aún en empresas que redujeron sus costos.

Ambos caminos son equivocados y no conducen a buen puerto.

SALIR DE LA ENCRUCIJADA.

La pregunta entonces es ¿qué puede hacer el gobierno para recomponer le economía y las finanzas del país? Lamentablemente el margen de acción es cada vez menor, pero hay varios frentes de acción que cuanto antes se apliquen antes darán resultados.

RECORTE DE IMPUESTOS. El Uruguay productivo que queremos y necesitamos no puede avanzar por muchas razones, una de ellas es la carga impositiva que le quita competitividad y frena el impulso productor y exportador. Un país que produce y exporta genera puestos de trabajo y trae divisas al país.

APERTURA INTERNACIONAL. Elaborar y concretar acuerdos comerciales con otros países y bloques para facilitar el ingreso de nuestros productos a precios accesibles y mejores que nuestros competidores.

ACHICAR EL ESTADO. Las economías competitivas no necesitan de un Estado grande y pesado sino de un Estado con el tamaño suficiente para cumplir con sus funciones fundamentales. No se trata de negar el Estado pero sí de adecuarlo a las necesidades de Uruguay.

Un indicador claro es el número de empleados públicos. En 2016 la plantilla de empleados públicos trepó a 285.700. En 2005, el gobierno del Frente Amplio tomó el gobierno con 228.600 empleados públicos.

SECTORIALES. Desarrollar políticas sectoriales que impulsen las áreas de actividad económicas más destacadas e importantes para el país.

DEUDA. Adoptar medidas que paren con el ensanchamiento del endeudamiento y el déficit fiscal.

Las medidas anotadas son sólo ejemplos de caminos posibles y necesarios que el gobierno no recorre por razones ideológicas o políticas, pero cuando se decida a actuar con coraje y decisión en ese sentido contará con el apoyo de todo el Partido Nacional.

Edmundo Roselli



UyPress - Agencia Uruguaya de Noticias


MVDCMS  Volver arriba    |    Contacto: uypress@uypress.net