*

Agencia Uruguaya de Noticias
Loading
con firma
Esteban Valenti Esteban Valenti
¿De quién es Punta del Este?
Jorge Aniceto Molinari Jorge Aniceto Molinari
Relecturas del verano (Abordando eso gris, que parece la teoría).
Jorge Ángel Pérez  Jorge Ángel Pérez 
¡La cara limpia!. ¿Y lo de atrás qué?
Pablo Rudich Pablo Rudich
A cien años de la gran transformación en Europa
Juan Raúl Ferreira Juan Raúl Ferreira
Francisco en los Andes: vuelan el Águila y el Cóndor
William Marino William Marino
¿El fin del dólar?
Aureliano Rodríguez Larreta Aureliano Rodríguez Larreta
Cuchillo de Palo: Cataluña insensata
Pablo Mieres Pablo Mieres
No nos engañemos, se viene un año muy complicado
Luis Fernández Luis Fernández
¿Se puede elaborar una estrategia sin considerar al poder?
Alejandro Domostoj Alejandro Domostoj
A 10 días del nuevo año: Quisiera ser creyente
Jaime Secco Jaime Secco
Entender la crisis del campo, cuatro claves para gente de asfalto
Ana Jerozolimski Ana Jerozolimski
Clara y pura discriminación
Roberto Savio Roberto Savio
Hay que regular el turismo antes que sea demasiado tarde
José Antonio Vera José Antonio Vera
Arsénico y cianuro
Marcelo Marchese Marcelo Marchese
Un error de Sanguinetti acerca de los musulmanes y algunas consideraciones en torno a la laicidad y el Ejército
Jorge Balseiro Savio Jorge Balseiro Savio
A la búsqueda del tren perdido
Gol de Actualidad cierra el año y se despacha con todo y sobre todos Gol de Actualidad cierra el año y se despacha con todo y sobre todos
CIERRE DE AÑO
Eduardo Vaz Eduardo Vaz
Seregni amigo
Mónica Xavier Mónica Xavier
Feliz 2018 para todas y todos
Fabricio Cerna Salazar Fabricio Cerna Salazar
Indulto humanitario en Perú como regalo de Nochebuena
Eduardo Contreras Eduardo Contreras
Saudades del 17
Roberto Cyjón Roberto Cyjón
TRUMP, por favor: “gracias por tu ayuda”
Ernesto Nieto Ernesto Nieto
Cristo era Gitano
Joaquín Roy Joaquín Roy
España: un castillo como nación
Edmundo Roselli Edmundo Roselli
Salir de la encrucijada
Ismael Blanco Ismael Blanco
Absolución y castigo
Carlos Visca Carlos Visca
Desguace tres. Se sigue por el mismo camino. ¿Hasta cuándo?
Adriana Marrero Adriana Marrero
Ecuador: la educación que legó Correa
Carlos Garramón Carlos Garramón
Cumbre de la OMC en Buenos Aires
David Malowany David Malowany
Nazismo y cristianismo
Daniel Mordecki Daniel Mordecki
Garantías
Edgardo Carvalho Edgardo Carvalho
El País reescribe la historia
Carlos Vivas y Homero Bagnulo Carlos Vivas y Homero Bagnulo
Salud alimentaria. ¿Derecho individual o segmento del mercado?
Luis C. Turiansky Luis C. Turiansky
Jerusalén, la manzana de la discordia
más columnistas



 
banner cablevision 300 x 138
banner argentino hotel 300 x 138
Te encuentras en: Inicio | Columnas
imagen del contenido Alejandro Domostoj

Vázquez: Maestre divide et impera

Alejandro Domostoj

24.12.2017

Si en algo el Presidente Vázquez está realmente despegado de sus colegas de la política uruguaya, es en el arte de elaborar jugadas que “prima facie” parecen actos burdos o torpes para un gobernante de su talla. Pero que, tras un análisis más detenido, nos pueden llevar a concluir, sin dificultades, que el doctor está en condiciones de merecer el título de “gran maestre”.

 

Todo empezó "de casualidad", cuando rumbo hacia algún evento de nula relevancia pública, vio luz en un Comité de Base frenteamplista y entró a saludar. Todo parecía indicar que el torpe de Vázquez no se dio cuenta que en la era de las comunicaciones, y en plena sociedad de la información, tal deslucida visita podría viralizarse y tras ella un debate sobre las zonas grises de la prohibición constitucional de art. 77 numeral 5. La torpeza de Vázquez llevó al "sagaz" Lacalle Pou a plantear el tema en el Senado y así los 3 millones de políticos uruguayos discutimos, cada uno desde nuestros respectivos ámbitos, la constitucionalidad o no del aparentemente torpe acto del Presidente.

Pocas horas después de procesada la discusión, Vázquez se despacha en un medio amigo con una entrevista donde no duda en volver a marcar la línea: de un lado el mejor proyecto de país, del otro los incapaces y retrógrados. El eco fue inmediato, la oposición pegando y todo el oficialismo defendiendo, desde las cúpulas a las bases respectivamente, cada ejército en su trinchera. Cuando la edición de la revista llegó a la calle Buschental, seguramente con su pícara sonrisa, el Presidente decretó las vacaciones: tras un año agitado la casa volvía al orden.

Veamos ahora las otras consecuencias de ambas acciones que comprenden una única jugada inspirada en la lógica "divide y reinarás" que tanto éxito tuvieron en los cercanos tiempos de Napoleón o Julio César. Lo primero estuvo muy lejos de ser casual y torpe. Vázquez sabía muy bien que las fuerzas frenteamplistas atravesaron un año muy duro, que necesitaban un mensaje, un respaldo, una arenga unificadora. El "saludo a los compañeros" se materializó en un Comité, pero Vázquez sabía que iba a llegar desde Bella Unión hasta Punta del Este. Ahí estaba el Presidente recordando que es uno más de la tropa, y que los malos están del otro lado de la raya, y que saldrán a combatirlo. Como anillo al dedo vino la "lucidez" de Lacalle Pou, que planteando el tema en el Senado de la República logró, por un lado, darle al episodio la difusión que le faltaba, verificando el afán de la derecha en "pegarle al compañero Presiente"; y por otro unificar a la dividida bancada frenteamplista en la cerrada defensa a Vázquez, que con un simple saludo vuelve a liderar la unidad de las fuerzas.

Lo segundo, la nota en Caras y Caretas, fue la confirmación del éxito de la primera jugada y la efectiva realineación de todas las fuerzas. Tras sentir que el compañero Presidente se acercó a las bases frenteamplistas, en la nota de prensa volvió a dividir las aguas, utilizando sabiamente las dosis de descalificación del oponente que siempre son festejadas por las fuerzas propias, dejando al Uruguay cual Estadio Centenario con separación de hinchadas.

Nada hay de torpe en sus jugadas, ni en su manejo de los tiempos y contextos. Con Macri como colateral aliado (que infunde el miedo de lo que la derecha es capaz de hacer cuando gana) Vázquez sabía que era el momento justo para reposicionarse como líder, tensar las fuerzas y arengar a la tropa para un 2018 de batalla, usando los nuevos medios, pero con la vieja receta de la cual es un gran maestre: divide et impera.

Alejandro Domostoj



UyPress - Agencia Uruguaya de Noticias


MVDCMS  Volver arriba    |    Contacto: uypress@uypress.net