*

Agencia Uruguaya de Noticias
Loading
con firma
Esteban Valenti Esteban Valenti
¡El 35%!
Pablo Mieres Pablo Mieres
Salario, empleo y un ministerio flechado
Jaime Secco Jaime Secco
¿Encontrarás lo que amas en una satrapía?
Charles Carrera Charles Carrera
Ni dignidad ni regocijo
Milton A. Ramírez Milton A. Ramírez
El ejercicio de la autoridad sin complejos y sin sentido de culpa
Daniel Vidart Daniel Vidart
Gauchos de las cuchillas y vaqueros de las praderas III
José Antonio Vera José Antonio Vera
Paraguay con nuevo capataz
William Marino William Marino
¡Dios por aquí NO paso!
Jorge Aniceto Molinari Jorge Aniceto Molinari
170 años. (Abordando eso gris, que parece la teoría).
Ana Jerozolimski Ana Jerozolimski
No se puede dar nada a Hamas hasta que devuelva a los soldados y civiles que secuestró”
Hugo Rodríguez Almada Hugo Rodríguez Almada
Facultad de Medicina: El statu quo y los conflictos
Milton A. Ramírez Milton A. Ramírez
La primera vez que vi a Mujica
Carlos Vivas; Homero Bagnulo Carlos Vivas; Homero Bagnulo
Las “innovaciones” en Medicina y los medios de información
Michael Añasco Michael Añasco
American Space Forces. Donald Trump contra los extraterrestres
Fernando Gil Díaz Fernando Gil Díaz
Pepe, el último profeta...
Roberto Sansón Mizrahi Roberto Sansón Mizrahi
En la encrucijada contemporánea no más ajuste sino transformación
Luis Sabini Luis Sabini
Una maldecidísima trinidad: Assange, Sala, palestinos
Dr. Guillermo Chiribao Dr. Guillermo Chiribao
Tacuarembó y el triste protagonismo de los últimos días
Dr. Federico Arregui Mondada Dr. Federico Arregui Mondada
Votaremos con el Frente Amplio. O a este mismo
Ismael Blanco Ismael Blanco
Balbi: el toro y la muerte
Jorge Balseiro Jorge Balseiro
El turismo visto desde la celulosa
Rafael Sanseviero Rafael Sanseviero
La marea verde y la siesta de las izquierdas
Alejandro Domostoj Alejandro Domostoj
La venta del Dique Maua y la crónica de una metamorfosis: El FA de estatizador a continuador de la obra de Aparicio Méndez
Laura Alemán Laura Alemán
Predios del dique Mauá. Vender el alma: tres perlas de un collar oscuro
Luis Fernández Luis Fernández
Detalles de la inmigración africana
Carlos Wuhl Carlos Wuhl
No lo digo yo, lo dicen Daniel Barenboin y otros, que se aplica el « apartheid » en Israel
Juan Raúl Ferreira Juan Raúl Ferreira
Desinteligencias de la Inteligencia
Daniel Mordecki Daniel Mordecki
La ley de los pequeños números
Enrique Gerschuni Enrique Gerschuni
Gobiernos y derechos
Marcelo Marchese Marcelo Marchese
UPM 2 NO, cuando la mentira es la verdad
Juan Pedro Ciganda Juan Pedro Ciganda
¿En qué nos parecemos, tú y yo a la nieve?
Juan Pedro Ribas Juan Pedro Ribas
Cuidado señores candidatos. ¡Oso! del futbol
Edgardo Carvalho Edgardo Carvalho
El programa del FA y los arbolitos de Navidad
Jorge Ángel Pérez Jorge Ángel Pérez
Matrimonio homosexual en Cuba: ¿Buena voluntad o representación?
Iván Solarich Iván Solarich
GRIEZMANN, Y EL PARTIDO DE LA ÉTICA
Agustín Deleo Agustín Deleo
Aleluya hermanos
Daniel Feldman Daniel Feldman
Hacen falta poetas
más columnistas



 
banner cablevision 300 x 138
banner argentino hotel 300 x 138
Te encuentras en: Inicio | Columnas | Eduardo Vaz

Seregni amigo

Eduardo Vaz

30.12.2017

Cerramos el año 2017 con dos eventos que nos traen al Gral. Líber Seregni desde perspectivas distintas.

 

De un lado, la segunda edición de los premios Seregni y, de otro, la publicación del libro "El juicio contra el General Líber Seregni" del Dr. Gonzalo Fernández.

Los premios

Al cumplirse el centenario del natalicio del General, el 13 de diciembre de 2016, las Redes Frenteamplistas se sumaron a los diversos homenajes promoviendo la instauración de los premios con su nombre. Si de homenajear a personalidades, instituciones o iniciativas ciudadanas se trata, ¿qué más significativo que recibir un reconocimiento con semejante título?

Pero lo hicieron con su impronta participativa y democrática: las Redes únicamente definen las categorías y habilitan los mecanismos para que la gente pueda proponer las candidaturas y vote libremente.

Este año, además, los premios fueron auspiciados por la Fundación Líber Seregni, lo que les otorga un respaldo institucional importante y los prestigia.

Hubo dos categorías en esta edición: trayectoria e innovación. Las ganadoras fueron la Dra. Azucena Berrutti y la comunidad educativa de robótica del liceo de Tala, respectivamente.

No necesitan ni presentación ni fundamentos; tan grande es su prestigio y reconocimiento público que huelgan los elogios.

 

El libro

Se trata de un  pormenorizado análisis del tortuoso proceso que solo la Justicia Militar -oxímoron, si los hay- pudo llamar "juicio". Así, entrecomillado, lo pone el autor que se encarga de desnudar aquella canallada vestida de fraseología leguleya, hueca y falsa, cuando no improcedente o errónea. Escrito con la solvencia técnica que todo el mundo le reconoce y una claridad expositiva que lo hace apto para todo público, incluso hasta para los presuntos "fiscales y jueces" militares.

Cuando esto sale a luz, ¿qué opinan los militares de hoy? ¿No les resulta bochornoso que a uno de sus mejores generales, por mérito propio en la institución, constitucionalista y honorable como pocos, lo hayan pretendido defenestrar de este modo tan espurio? ¿No es tiempo ya que lo reconozcan como el más ejemplar militar de esa época sombría, como gloria del ejército nacional y ejemplo para toda la República?

El resto de la sociedad democrática ya lo hizo hace tiempo, estando preso aun Seregni como testimonian los dichos de Wilson Ferreira en su forzado exilio que lo llamaba "nuestro preso emblemático"  o el pedido de habeas corpus presentado en octubre de 1983 por Julio María Sanguinetti, Juan Pivel Devoto y Humberto Ciganda, referentes de los tres partidos habilitados en esa época, ante el Supremo Tribunal Militar.

Ni que decir del pueblo llano que lo consideró el General del Pueblo, lo recibió como merecía a su salida en libertad aquel 19 de marzo de 1984 y lo acompañó en su multitudinario funeral el 1º de agosto de 2004 con aquella tristeza profunda que solo se siente ante la pérdida de los escasos grandes referentes.

Además del reconocimiento que merece el Dr. Gonzalo Fernández por este aporte fundamental, a quien el FA le debe tanto así como la jurisprudencia penal uruguaya que lo tiene como un referente indiscutido, hay que homenajear a aquellos abogados que desnudaron la farsa, una y otra vez, con una jerarquía, firmeza y valentía que el libro pone en conocimiento público: los doctores José Korzeniak, Carlos Martínez Moreno, José Arlas, Hugo Batalla y Héctor Clavijo.

Por tanto, dos buenas referencias seregnistas para cerrar el año 2017.

 

 



UyPress - Agencia Uruguaya de Noticias


MVDCMS  Volver arriba    |    Contacto: uypress@uypress.net