*

Agencia Uruguaya de Noticias
Loading
con firma
Esteban Valenti Esteban Valenti
La clase media y el bloque de los cambios
Emin Ibrahimov (*) Emin Ibrahimov (*)
La masacre de Jodyalí - constante llamamiento por justicia y paz
Luis Fernández Luis Fernández
Levantando la piedra...
Homero Bagnulo y Carlos Vivas Homero Bagnulo y Carlos Vivas
Expectativa de vida: cuando algunas presunciones no se cumplen
Luis C. Turiansky Luis C. Turiansky
Trías, Corbyn: en buena compañía
Pablo Mieres Pablo Mieres
Inseguridad: basta de echar las culpas a otros
Fernando Gil Díaz Fernando Gil Díaz
Yankees, come back!
Daniel Vidart Daniel Vidart
“Con el sol a la espalda. Vida y poesía”
Carlos Visca Carlos Visca
La necesidad de una Perestroica y Glasnost en la Armada
Jorge Aniceto Molinari Jorge Aniceto Molinari
Se trata del método. (Abordando eso gris, que parece la teoría).
William Marino William Marino
Hacia el 26 de Marzo
José Carlos Mahía Freire José Carlos Mahía Freire
La política y los parientes
Michael Añasco Michael Añasco
El síndrome General Galtieri a la Venezolana
Juan Raúl Ferreira Juan Raúl Ferreira
Las preguntas pendientes en el refrendo de Ecuador
Ana Jerozolimski Ana Jerozolimski
El drone iraní fue el que desató la escalada
Mónica Xavier Mónica Xavier
En Uruguay tenemos futuro porque construimos presente
Omar Fuentes Omar Fuentes
¿La fórmula presidencial del FA podría terminar siendo Orsi — Xavier?
Edmundo Roselli Edmundo Roselli
Mi voto en contra, una puerta abierta
Dr. Federico Arregui Dr. Federico Arregui
La reconstrucción de Uruguay
Gabriel Francescoli Gabriel Francescoli
Comunicación animal: ¿qué tan diferentes somos los humanos?
Carlos Wuhl Carlos Wuhl
El largo y profundo camino al 5 de febrero de 1971
Héctor Musto Héctor Musto
Sobre Ruben Budelli
José Antonio Vera José Antonio Vera
Lucha electoral de aparatos
David Malowany David Malowany
El animal simbólico
Alberto Rodríguez Genta Alberto Rodríguez Genta
“Sever la odnum le”. (El mundo al revés)
Alejandro Domostoj Alejandro Domostoj
¿Más cerca del fin?
Ismael Blanco Ismael Blanco
Alto en el campo
Marcelo Marchese Marcelo Marchese
Autoconvocados: la punta del iceberg
Aureliano Rodríguez Larreta Aureliano Rodríguez Larreta
Cuchillo de Palo: Cataluña: Rajoy ante su fracaso
Jorge Ángel Pérez Jorge Ángel Pérez
Los deseos que arrebató la “revolución”
Daniel Mordecki Daniel Mordecki
Eppur si muove Reloaded
José W. Legaspi José W. Legaspi
Lo superfluo y lo importante: Durazno, la previa y las propuestas de los autoconvocados
Berta Sanseverino Berta Sanseverino
Las políticas sociales nos hacen mejor sociedad
más columnistas



 
banner cablevision 300 x 138
banner argentino hotel 300 x 138
Te encuentras en: Inicio | Política
imagen del contenido Los feudos departamentales inmorales

EN CASCADA

Los feudos departamentales inmorales

06.02.2018

MONTEVIDEO (Uypress/Esteban Valenti) - Por dos vías diferentes en el Uruguay actual se ha instalado el feudalismo moral y administrativo. Por un lado las normas que confieren autonomía a las intendencias y son interpretadas con mucha alegría y liviandad por algunos señores feudales intendentes y por otro lado por el creciente liberalismo moral y administrativo imperante.

En los últimos meses, con antecedentes un poco más lejanos varios intendentes han hecho lo que quisieron en sus "feudos". Comenzando por el intendente de Soriano  Agustín  Bascou (Partido Nacional) que se firmó a si mismo contratos con dos estaciones de servicio para venderse y comprarse combustibles para la Intendencia. La diferencia de volúmenes vendidos por una de esas estaciones situada en el centro de Mercedes en relación a la de otra empresa (que está exactamente enfrente) es concluyente y escandalosa.

Fue absuelto sin ninguna elegancia por la Comisión de ética de su Partido y a pesar del que sector mayoritario, el de Lacalle Pou reclamó sanciones más claras. Plin. Allí sigue Bascou en su feudo, rodeado de sus  correligionarios de fierro.

La justicia dirá la suya, algún día, porque sus tiempos son geológicos, pero la mínima mirada moral y los antecedentes de otras intendencias, incluso de su propio partido (Tacuarembó) sobre un caso muy similar son concluyentes. Fue una inmoralidad que lo favoreció directamente y así sea el mejor intendente del planeta, (que no lo es) no lo exime de asumir sus responsabilidades. El Partido Nacional lo apercibió...

El intendente de Cerro Largo reconoció y defendió que en su "feudo" designó salteándose todas las normas, concursos y algo con se parezca a algo decente, a 220 funcionarios de "confianza". Y lo sigue defendiendo y a los autoconvocados les debe decir que "bajen el costo del Estado por favor". Y no pasa nada, ni se les mueve un pelo a los líderes blancos nacionales. Es Cerro Largo... El intendente es también del Partido Nacional.

Ahora le tocó al feudo del norte, Artigas. En esta seguidilla infernal, Pablo Caram intendente de ese departamento también blanco declaró muy suelto de cuerpo que  le "importa la gestión" y que por ello colocó a cuatro familiares, más la ex pareja de su sobrina en cargos de alta jerarquía en el gobierno departamental.

La carencia de gente capaz en ese departamento es tan aguda, que Caram tuvo que sacrificar a media familia para que el feudo funcione. Además insulta a la gente de su departamento.

El intendente blanco del Maldonado Enrique Antía, acumula tantas y de tantos colores que es difícil reseñarlas, compras millonarias sin licitación de ningún tipo, obviamente clamando por la seguridad. Habrá que ver si los precios de esos equipos son los mismos que se pagan en otros países o ciudades... Nuevos cargos a granel y excepciones para construir torres a viejos y pacientes empresarios, que supieron esperar lo necesario para que les vendieran incluso una calle, o dos.

¿Habrá terminado la saga feudal?

El senador Lacalle Pou que en el caso del intendente Bascou fue firme y exigente, ahora estamos esperando que opina de su nuevo y estrecho correligionario Caram. ¿Comparte el "sacrificio" familiar a favor de la gestión?

Y por último la intendenta de Lavalleja Adriana Peña aumentó de un decretazo los sueldos más de 100% a sus directores, incluyendo su esposo. Hasta los propios ediles del Partido Nacional se opusieron. Es que cuando el Estado que todos quieren reducir les traslada más de 500 millones de dólares a las Intendencias, puntualmente y regularmente, las tentaciones feudales son muy grandes. No todos los casos son de igual gravedad, pero son parte de un proceso general de deterioro de la moral pública amparada en el "feudalismo" departamental y en la extrema lentitud de la justicia. Las denuncias dormirán el sueño de los justos.

NO acepto hacer un concurso para ver quién es el más inmoral, estos intendentes o los que fundieron un ente monopólico y le mintieron sistemáticamente a su gente y al país. Esos sí son atentados a la política.

Los que ahora levantan horrorizados sus voces contra la anti política, deberían reaccionar con mucha más vehemencia contra la inmoralidad en la política. Esa si es una bomba atómica contra las instituciones. Inclusive la inmoralidad propia, en primer lugar la inmoralidad propia nunca asumida.

Esta cascada de feudalismos inmorales no se lo merece el Uruguay, no se lo merecen los intendentes que cumplen a cabalidad sin desviaciones morales sus responsabilidades, sean del partido que sean, menos se lo merecen los blancos que no son "pillos", que son gente decente. Y no se trata de parecerlo, utilizando esa maldita frase del emperador Julio Cesar: "No basta que la mujer del César sea honesta, también tiene que parecerlo."

Nosotros lo que tenemos que exigir es que sean verdaderamente honestos, que al final siempre la inmoralidad aflora y la honestidad también, porque los ciudadanos somos inteligentes, aunque a veces un poco distraídos...



UyPress - Agencia Uruguaya de Noticias


MVDCMS  Volver arriba    |    Contacto: uypress@uypress.net