*

Agencia Uruguaya de Noticias
Loading
con firma
Esteban Valenti Esteban Valenti
La clase media y el bloque de los cambios
Emin Ibrahimov (*) Emin Ibrahimov (*)
La masacre de Jodyalí - constante llamamiento por justicia y paz
Luis Fernández Luis Fernández
Levantando la piedra...
Homero Bagnulo y Carlos Vivas Homero Bagnulo y Carlos Vivas
Expectativa de vida: cuando algunas presunciones no se cumplen
Luis C. Turiansky Luis C. Turiansky
Trías, Corbyn: en buena compañía
Pablo Mieres Pablo Mieres
Inseguridad: basta de echar las culpas a otros
Fernando Gil Díaz Fernando Gil Díaz
Yankees, come back!
Daniel Vidart Daniel Vidart
“Con el sol a la espalda. Vida y poesía”
Carlos Visca Carlos Visca
La necesidad de una Perestroica y Glasnost en la Armada
Jorge Aniceto Molinari Jorge Aniceto Molinari
Se trata del método. (Abordando eso gris, que parece la teoría).
William Marino William Marino
Hacia el 26 de Marzo
José Carlos Mahía Freire José Carlos Mahía Freire
La política y los parientes
Michael Añasco Michael Añasco
El síndrome General Galtieri a la Venezolana
Juan Raúl Ferreira Juan Raúl Ferreira
Las preguntas pendientes en el refrendo de Ecuador
Ana Jerozolimski Ana Jerozolimski
El drone iraní fue el que desató la escalada
Mónica Xavier Mónica Xavier
En Uruguay tenemos futuro porque construimos presente
Omar Fuentes Omar Fuentes
¿La fórmula presidencial del FA podría terminar siendo Orsi — Xavier?
Edmundo Roselli Edmundo Roselli
Mi voto en contra, una puerta abierta
Dr. Federico Arregui Dr. Federico Arregui
La reconstrucción de Uruguay
Gabriel Francescoli Gabriel Francescoli
Comunicación animal: ¿qué tan diferentes somos los humanos?
Carlos Wuhl Carlos Wuhl
El largo y profundo camino al 5 de febrero de 1971
Héctor Musto Héctor Musto
Sobre Ruben Budelli
José Antonio Vera José Antonio Vera
Lucha electoral de aparatos
David Malowany David Malowany
El animal simbólico
Alberto Rodríguez Genta Alberto Rodríguez Genta
“Sever la odnum le”. (El mundo al revés)
Alejandro Domostoj Alejandro Domostoj
¿Más cerca del fin?
Ismael Blanco Ismael Blanco
Alto en el campo
Marcelo Marchese Marcelo Marchese
Autoconvocados: la punta del iceberg
Aureliano Rodríguez Larreta Aureliano Rodríguez Larreta
Cuchillo de Palo: Cataluña: Rajoy ante su fracaso
Jorge Ángel Pérez Jorge Ángel Pérez
Los deseos que arrebató la “revolución”
Daniel Mordecki Daniel Mordecki
Eppur si muove Reloaded
José W. Legaspi José W. Legaspi
Lo superfluo y lo importante: Durazno, la previa y las propuestas de los autoconvocados
Berta Sanseverino Berta Sanseverino
Las políticas sociales nos hacen mejor sociedad
más columnistas



 
banner cablevision 300 x 138
banner argentino hotel 300 x 138
Te encuentras en: Inicio | Columnas
imagen del contenido Dr. Federico Arregui

La reconstrucción de Uruguay

Dr. Federico Arregui

07.02.2018

Introducción Aunque sea de perogrullo decirlo, nuestro país, Uruguay, no empezó a funcionar en el año 2005. No aceptamos afanes ni anhelos refundacionales, eso suena a semillas de populismo. Y que no se niegue porque las hay, las hay.así como también semillas golpistas.

La negación a los ánimos refundacionales

Tampoco empezaron allí las políticas industriales, sociales, agropecuarias, internacionales, etc. Lógicamente, todo empezó antes, mucho antes, desde cualquier peripecia vital que observe la vida institucional desde el hoy. Cualquier afirmación o sentimiento en contrario es o equivocado o falaz. Ningún ánimo refundacional puede ser aceptado, salvo el de la construcción de un sistema democrático desde 1985 a la fecha. Que no termina, ni terminará nunca. Porque siempre, todo, en una Democracia, será perfectible. Y todos tenemos cabida en su vida dinámica, revoltosa a veces, hastiada otras tantas, generosa y fecunda en ocasiones, con la participación de representaciones variadas y con la sociedad civil como principal protagonista. Una Democracia no es perfecta, ni lo será nunca, pero permitirá siempre convivir, en tolerancia, con todas las expresiones políticas, culturales, religiosas, filosóficas, económicas, sindicales y de otras naturalezas. El conflicto será siempre noticia, pero el quid del asunto es cómo se resuelven ellos. Por tal motivo la separación de poderes es esencial, la libertad de movimiento, la libertad de expresión, de reunión, de asociación. Nuestra Constitución que tampoco es perfecta, garantiza a todos la posibilidad de existir y ser, mediante el Estado Social de Derecho que no hemos dejado de ser. Ni que nunca podremos dejar de serlo porque es una señal distintiva de nuestra personalidad como país. Esto es una característica distintiva de los países desarrollados y grandes, con más razón en un país subdesarrollado y pequeño. Que tiene una única riqueza en el siglo XXI: su gente y su cerebro.

Tampoco empezó en 1830, ni en 1825, aunque estas fechas fueron hitos importantes. También hay otras fechas importantes: la del comienzo de la Reforma Educativa Vareliana, el sufragio universal y secreto, las leyes sociales. Para nosotros, quienes nos consideramos orientales y artiguistas empezó con la revolución oriental con el líder, el primero entre sus iguales, el inigualable, José Gervasio Artigas. Y sus reformas impostergables y pendientes que deberán ser, siempre reevaluadas, con la lógica salvedad de las revoluciones enormes que ha habido en todos los campos de la vida humana.

La permanente tarea de la reconstrucción

Si nuestras vidas como personas están en permanente cambio, qué decir sobre nuestra sociedad. Equivocamos, acertamos, persistimos, cambiamos de rumbo, disculpamos y somos disculpados, aceptamos la diversidad en todas las manifestaciones de nuestra sociedad. Pero cuando deben darse inflexiones es bueno estar atentos.

No puede haber más enfrentamientos izquierda-derecha. Porque si bien éstas son categorías de análisis, la vida es mucho más rica que está distinción. Y sobre todo porque esa división así, sin más, solo sirve a los pastores de quienes pretenden manejar a la gente como ovejas de un rebaño. Y quienes creemos en el liberalismo político, en la intrínseca libertad de conciencia de cada ser humano, pensamos que cada hombre y mujer siguen siendo dueños de sus destinos aunque siempre hayan fuerzas que nos condicionen.

En Uruguay es imperioso que haya un partido político en el que confluyan corrientes de centro izquierda y centro derecha, amplios acuerdos sociales, institucionales, gubernativos con participación de actores públicos y privados para construir, o mejor expresado para seguir construyendo un país mejor. Deben haber acuerdos sustanciales en la educación y en la innovación que van de la mano, en el combate a la delincuencia organizada y la de los delincuentillos.

Sin embargo ello no acontece. Aún.

La Etica no es la moralina

 

Con el affaire escandaloso y terrible del tema Ancap y su gestión que tuvo como protagonista central a Sendic y al Frente Amplio, los Indignados que tanto fuimos denostados, surgieron otros casos también en otras filas partidarias: antes Sanabria y el Partido Colorado, luego Bascou y la compra de combustibles. En todos estos temas están actuando los órganos pertinentes del Poder Judicial. Y a su resultado se deberá estar.

Pero rápidamente, en las redes sociales ( donde habitan los estúpidos, al decir de Umberto Ecco, o hay una gran cantidad de ellos y ellas ) ha surgido la moralina.

Por eso una cosa es la Etica en el manejo de los recursos públicos y otra la moralina tonta y tramposa en la que se cae.

Todos los partidos políticos tienen cargos de confianza, comienzan y terminan con el jerarca de turno ( electo o no, y también de confianza en el último caso ). Los partidos políticos pueden o no abusar de este mecanismo necesario y esencial para la vida institucional. Pero aquí nadie puede señalar a nadie. Caram y su compañera fue el boom, Caram y su hermano el otro. Vamos a no engañarnos. En el amplio elenco gubernativo departamental y nacional hay ejemplos de sobra: hijos, hermanos, esposas. No está ni mal ni bien. Es algo de lógica: usted ni yo pondremos en contacto con nuestras informaciones vitales de nuestras tareas a gente que no sea de confianza y ella viene muchas veces de los vínculos familiares y de amistades. Cosa natural y lógica.

Pero ya. Basta de bastardear las discusiones. Hay mucho e importante por delante para trabajar y me refiero a: gobernantes nacionales y municipales, oposiciones nacionales y departamentales, periodismo de investigación.

¿ Qué pasó que el Jefe del Cártel de Drogas de Los Cuinis estaba instalado en Punta del Este durante años ?, ¿ qué pasó con un jefe de la N¨darangheta que lo mismo hacía en dicha ciudad ?, ¿ o Balcedo en otra localidad de Maldonado ?.

¿ Qué pasa con las bandas criminales de droga uruguayas que tienen en vilo y en jaque a barrios enteros según consignan los medios de prensa y que hasta nombre tienen ?.

¿ Qué pasa con la delincuencia organizada que lleva 27 cajeros robados ?, ¿ qué pasa con los asaltos a mano armada a supermercados y Hoteles 5 estrellas ?, ¿ qué pasa con los homicidios en seguidilla interminable ?.

¿ Qué pasa con nuestros cursos de agua dulce, todos nuestros ríos, prácticamente podridos ?.

¿ Qué pasa que un sindicato, el de AFE, no permite que inversores extranjeros, puedan recorrer para analizar el estado de las vías férreas ?. Y no una vez sino varias.

¿ Qué pasa con el importante déficit fiscal que nos tiene a todos preocupados y que ha llevado a aumentar el IRPF, las tarifas, los servicios y que no permite bajar costos para hacer competitiva nuestra producción?.

¿ Qué pasa con el Frente Amplio a nivel parlamentario que no aprueba los Tratados de Libre Comercio que impulsa el Ejecutivo de la misma fuerza política ?. Ello permitiría a nuestra producción entrar a otros mercados sin pagar aranceles y sería un alivio real al sector productivo.

En fin. Este año 2018 nos reencontrará analizando variados temas.

Contacto: federicoarregui07@gmail.com

 



UyPress - Agencia Uruguaya de Noticias


MVDCMS  Volver arriba    |    Contacto: uypress@uypress.net