" />
Agencia Uruguaya de Noticias
Loading
con firma
Esteban Valenti Esteban Valenti
La clase media y el bloque de los cambios
Emin Ibrahimov (*) Emin Ibrahimov (*)
La masacre de Jodyalí - constante llamamiento por justicia y paz
Luis Fernández Luis Fernández
Levantando la piedra...
Homero Bagnulo y Carlos Vivas Homero Bagnulo y Carlos Vivas
Expectativa de vida: cuando algunas presunciones no se cumplen
Luis C. Turiansky Luis C. Turiansky
Trías, Corbyn: en buena compañía
Pablo Mieres Pablo Mieres
Inseguridad: basta de echar las culpas a otros
Fernando Gil Díaz Fernando Gil Díaz
Yankees, come back!
Daniel Vidart Daniel Vidart
“Con el sol a la espalda. Vida y poesía”
Carlos Visca Carlos Visca
La necesidad de una Perestroica y Glasnost en la Armada
Jorge Aniceto Molinari Jorge Aniceto Molinari
Se trata del método. (Abordando eso gris, que parece la teoría).
William Marino William Marino
Hacia el 26 de Marzo
José Carlos Mahía Freire José Carlos Mahía Freire
La política y los parientes
Michael Añasco Michael Añasco
El síndrome General Galtieri a la Venezolana
Juan Raúl Ferreira Juan Raúl Ferreira
Las preguntas pendientes en el refrendo de Ecuador
Ana Jerozolimski Ana Jerozolimski
El drone iraní fue el que desató la escalada
Mónica Xavier Mónica Xavier
En Uruguay tenemos futuro porque construimos presente
Omar Fuentes Omar Fuentes
¿La fórmula presidencial del FA podría terminar siendo Orsi — Xavier?
Edmundo Roselli Edmundo Roselli
Mi voto en contra, una puerta abierta
Dr. Federico Arregui Dr. Federico Arregui
La reconstrucción de Uruguay
Gabriel Francescoli Gabriel Francescoli
Comunicación animal: ¿qué tan diferentes somos los humanos?
Carlos Wuhl Carlos Wuhl
El largo y profundo camino al 5 de febrero de 1971
Héctor Musto Héctor Musto
Sobre Ruben Budelli
José Antonio Vera José Antonio Vera
Lucha electoral de aparatos
David Malowany David Malowany
El animal simbólico
Alberto Rodríguez Genta Alberto Rodríguez Genta
“Sever la odnum le”. (El mundo al revés)
Alejandro Domostoj Alejandro Domostoj
¿Más cerca del fin?
Ismael Blanco Ismael Blanco
Alto en el campo
Marcelo Marchese Marcelo Marchese
Autoconvocados: la punta del iceberg
Aureliano Rodríguez Larreta Aureliano Rodríguez Larreta
Cuchillo de Palo: Cataluña: Rajoy ante su fracaso
Jorge Ángel Pérez Jorge Ángel Pérez
Los deseos que arrebató la “revolución”
Daniel Mordecki Daniel Mordecki
Eppur si muove Reloaded
José W. Legaspi José W. Legaspi
Lo superfluo y lo importante: Durazno, la previa y las propuestas de los autoconvocados
Berta Sanseverino Berta Sanseverino
Las políticas sociales nos hacen mejor sociedad
más columnistas



 
banner cablevision 300 x 138
banner argentino hotel 300 x 138
Te encuentras en: Inicio | Columnas

La condición humana. (Abordando eso gris, que parece la teoría).

Jorge Aniceto Molinari

En mí ya entretenido trajinar variopinto por la vida, muchas veces me ha ocurrido de tener que detenerme a "filosofar" controversialmente con distintos seres humanos sobre este tema: la condición humana.

He llegado a la conclusión de que las opiniones trasvasan los límites de todas las categorías, clases, religiones, políticas,  e instituciones de la más variada especie.-

Puedo encontrar a alguien que juzgue a otro ser humano como que está predestinado para el mal, tanto en filas de la izquierda como de la derecha. Así como encontrar también formidables seres humanos militando en las antípodas entre sí. Si es cierto que el trabajo como tal es un disciplinador y un acondicionador, las más de las veces, de las virtudes humanas y en sus filas están los mejores y precisamente allí es donde se los encuentra marcando el camino.

Encontramos en la derecha, en la izquierda y en el centro, gente que piensa que los malos, nacen malos y que los buenos están predestinados a ello: es la forma que en el análisis social en ellos toma el idealismo. Entendiendo por idealismo la falta de explicación material para el origen de ese pensamiento. Es así porque es así.-

Personalmente no tengo una opinión formada definitiva, porque de si de filosofar se trata, son muchos los factores a tener en cuenta; me inclino decididamente a pensar que son las condiciones materiales la que determinan, -en primer lugar el trabajo- el carácter y la respuesta a las vicisitudes de la vida (o como diría  el maestro Tabares: lo importante es el camino).- Estamos hablando de una tendencia general y no de una relación mecánica, no de casos puntuales que pueden escapar a la regla general, sino de lo que sucede en el conjunto del desarrollo social.

Además la mayoría de los seres humanos que claramente comprenden que en la vida de cada uno la historia es de que se nace, se crece y luego se muere; esto mismo no lo comprenden para el desarrollo de la sociedad, y creen que lo que predominan en esta son modelos de producción creados antojadizamente al libre arbitrio por la voluntad humana.

Llegan al modelo ideal sin comprender que los modos de producción también nacen, se desarrollan y mueren. Y que para ello es imprescindible analizar, estudiar su base material.

Entonces llegar al planteo marxista del devenir material de la sociedad les resulta extraño. Es más, hay "algunos marxistas" que alinean de un lado y de otro de las barricadas, a defensores de distintos "modelos" de organización social, e idealizan el origen de esa supuesta contienda en el devenir de un hecho material como es la lucha de clases. La lucha de clases no es un invento para justificar una teoría política, es un hecho de la realidad que no se puede ignorar para encontrar las vías de desarrollo de la humanidad. Ignorar la lucha de clases en el estudio social es como ignorar la ley de la gravedad en el plano científico correspondiente. Ahora otra cosa es predicar la confrontación de clases para resolver los problemas que el desarrollo material del capitalismo provoca, y que no tienen salidas por el lado de la confrontación de "modelos", pues no se trata de la creación ideal de los mismos.- Tal vez la mejor síntesis para los que eso piensan es la de que "socialismo es igual a propiedad estatizada" lo que no deja de ser también una forma grotesca de idealismo.

Se nos dice: el capitalismo es producto de la condición humana y para superarlo hay que superar primero al ser humano, crear para ello al "hombre nuevo", con lo cual se crea una condición idealista difícil de superar sin la intervención de condicionantes a la vez imposibles de encontrar en la competencia capitalista. Un verdadero "circulo vicioso".

Ningún modo de producción abandona su predominancia en el escenario del desarrollo universal de la economía sin agotar sus posibilidades (Marx - las leyes del capital), el capitalismo pasó de la gobernanza estadual a la gobernanza global a través de las condicionantes que imponen los conglomerados multinacionales que en pugna intercapitalista manejan el gobierno económico del mundo, y en el cual no rigen las conquistas democráticas, forma actual de la dictadura de la burguesía.- El ex Presidente Mujica lo puso en evidencia en la ONU, setiembre del 2013

Es esta realidad la que determina el carácter de la vida de la gente, cada vez más conflictiva, con más situaciones criminales, con la presencia más siniestra de la extensión de los conflictos bélicos. La realidad económica se representa con el desarrollo de permanentes desequilibrios que hacen que la planificación económica universal en beneficio de la gente sea imposible, en contradicción con avances tecnológicos que hoy la harían posible. Todos los avances civilizatorios que se han conquistado en movimientos sociales de la más diversa índole quedan reducidos a núcleos determinados y sin posibilidades reales de universalizarse. Ello además se empieza a percibir en países que por su desarrollo parecían estar al margen de estas vicisitudes en el mundo actual, seguramente olvidando lo que sus generaciones anteriores vivieron previo a las conflictos bélicos que dejaron millones de muertos,  heridos e inválidos, que seguramente asociaron a la maldad de gobernantes como los nazis y no como el surgimientos de esas corrientes criminales sobre las circunstancias económicas creadas por la crisis, que también es una forma de idealismo.-

En contraste con esto, un ejemplo -los hay en todos los aspectos del quehacer- de lo que está frenado para beneficio de la humanidad toda, que hemos reiterado, es el de la posibilidad técnica actual de tener la historia clínica digital de cada uno de los seres y además acceder a través de un examen de poco costo, al diagnostico de las enfermedades sufridas por cada uno de ellos a la vez de contar también con el diagnostico de posibles enfermedades futuras, tirando abajo los costos siderales que consumen los presupuestos de la salud y que son un rompe cabeza para los Ministros de economía de los distintos países.-

Todo se refleja de alguna manera en la cultura, y en todas sus expresiones, hoy en la música, en la pintura, en las películas, en los informativos, el dramatismo de la crisis social se expresa de mil maneras, en crímenes, en guerras. Se alimentan en la crisis, tanto es así que hay ejemplos actuales de escritores que para pintar la realidad social recurren a la novela policial, como en su momento lo hizo el Ing. Grompone en el Uruguay (recordemos entre ellas "Asesinato en el hotel de baños"), hoy lo hacen Andrea Camilleri (Italia) con el comisario Montalbano, o Petros Márkaris con el comisario Kostas Jarito, y son apenas algunos ejemplos, tomados al azar, o por tenerlos hoy en mis lecturas.

Entonces concluyamos que para realizar el giro beneficioso a la humanidad, no necesitamos de seres excepcionales e inmaculados, sino cambiar el giro de la economía que permita construirnos en el futuro a un nivel superior y eso está a nuestro alcance.-

¿Cuáles son las medidas programáticas necesarias para implementar este cambio?: ¿estatizar la economía? -que en determinadas circunstancias podría ser necesario coyunturalmente para proteger el aparato productivo de la sociedad -  O simplemente terminar con el juego de las distintas medidas monetarias y establecer formas de recaudación impositiva sobre el giro del dinero que permitan que los organismos de la sociedad planifiquen en beneficio de la gente los proyectos ecuménicos necesarios, imprescindibles diríamos y que hoy al capitalismo ya no les son rentables, para los cuales necesariamente se debe partir de la gigantesca  capacidad productiva ya instalada; seguramente se van a solapar formas empresariales nuevas con la ya existentes del modo de producción hasta ahora predominante que debe dejar su lugar de predominancia en el desarrollo económico del Planeta.

No tenemos dudas entonces que la reacción de la condición humana sería muy superior a la que hoy se manifiesta como resultado de una crisis ya irreversible en la predominancia del modo de producción capitalista.

Hay riesgos, la predominancia del modo de producción capitalista necesita de la ayuda organizada de la sociedad para que pueda morir en paz, de  no lograrse se puede destruir todo el aparato productivo hasta hoy construido. La humanidad corre el riesgo de ser conducida mediante la guerra al suicidio.

Cuando afirmamos que la vía no es la confrontación no es porque desconozcamos la responsabilidad concreta por los crímenes que se han cometido y se cometen y por los cuales deben juzgarse a sus responsables, sino porque no existe otro camino posible, para poder iniciar la transición que transporte a la humanidad a un peldaño superior.-

Jorge Aniceto Molinari



UyPress - Agencia Uruguaya de Noticias


MVDCMS  Volver arriba    |    Contacto: uypress@uypress.net