*

Agencia Uruguaya de Noticias
Loading
con firma
Esteban Valenti Esteban Valenti
La clase media y el bloque de los cambios
Emin Ibrahimov (*) Emin Ibrahimov (*)
La masacre de Jodyalí - constante llamamiento por justicia y paz
Luis Fernández Luis Fernández
Levantando la piedra...
Homero Bagnulo y Carlos Vivas Homero Bagnulo y Carlos Vivas
Expectativa de vida: cuando algunas presunciones no se cumplen
Luis C. Turiansky Luis C. Turiansky
Trías, Corbyn: en buena compañía
Pablo Mieres Pablo Mieres
Inseguridad: basta de echar las culpas a otros
Fernando Gil Díaz Fernando Gil Díaz
Yankees, come back!
Daniel Vidart Daniel Vidart
“Con el sol a la espalda. Vida y poesía”
Carlos Visca Carlos Visca
La necesidad de una Perestroica y Glasnost en la Armada
Jorge Aniceto Molinari Jorge Aniceto Molinari
Se trata del método. (Abordando eso gris, que parece la teoría).
William Marino William Marino
Hacia el 26 de Marzo
José Carlos Mahía Freire José Carlos Mahía Freire
La política y los parientes
Michael Añasco Michael Añasco
El síndrome General Galtieri a la Venezolana
Juan Raúl Ferreira Juan Raúl Ferreira
Las preguntas pendientes en el refrendo de Ecuador
Ana Jerozolimski Ana Jerozolimski
El drone iraní fue el que desató la escalada
Mónica Xavier Mónica Xavier
En Uruguay tenemos futuro porque construimos presente
Omar Fuentes Omar Fuentes
¿La fórmula presidencial del FA podría terminar siendo Orsi — Xavier?
Edmundo Roselli Edmundo Roselli
Mi voto en contra, una puerta abierta
Dr. Federico Arregui Dr. Federico Arregui
La reconstrucción de Uruguay
Gabriel Francescoli Gabriel Francescoli
Comunicación animal: ¿qué tan diferentes somos los humanos?
Carlos Wuhl Carlos Wuhl
El largo y profundo camino al 5 de febrero de 1971
Héctor Musto Héctor Musto
Sobre Ruben Budelli
José Antonio Vera José Antonio Vera
Lucha electoral de aparatos
David Malowany David Malowany
El animal simbólico
Alberto Rodríguez Genta Alberto Rodríguez Genta
“Sever la odnum le”. (El mundo al revés)
Alejandro Domostoj Alejandro Domostoj
¿Más cerca del fin?
Ismael Blanco Ismael Blanco
Alto en el campo
Marcelo Marchese Marcelo Marchese
Autoconvocados: la punta del iceberg
Aureliano Rodríguez Larreta Aureliano Rodríguez Larreta
Cuchillo de Palo: Cataluña: Rajoy ante su fracaso
Jorge Ángel Pérez Jorge Ángel Pérez
Los deseos que arrebató la “revolución”
Daniel Mordecki Daniel Mordecki
Eppur si muove Reloaded
José W. Legaspi José W. Legaspi
Lo superfluo y lo importante: Durazno, la previa y las propuestas de los autoconvocados
Berta Sanseverino Berta Sanseverino
Las políticas sociales nos hacen mejor sociedad
más columnistas



 
banner cablevision 300 x 138
banner argentino hotel 300 x 138
Te encuentras en: Inicio | Internacionales
imagen del contenido Temer será el vampiro del neoliberalismo en una comparsa del carnaval de Río de Janeiro
CC0 / Unsplash

FIGURA

Temer será el vampiro del neoliberalismo en una comparsa del carnaval de Río de Janeiro

09.02.2018

RIO DE JANEIRO (Sputnik) - El presidente brasileño Michel Temer será uno de los protagonistas del Carnaval de Río de Janeiro gracias a la escuela de samba Paraíso de Tuiuti, que prepara para su desfile en el Sambódromo una fuerte crítica a las "formas modernas de esclavitud".

"En una carroza llevaremos a un vampiro del neoliberalismo sentado sobre una maleta de dinero", explicó a Sputnik el carnavalesco (una especie de director artístico) de esta escuela, Jack Vasconcelos, añadiendo con ironía que el muñeco tiene un cierto parecido con alguien muy importante.

Será uno de los dardos que esta tradicional escuela de samba, asentada en una de las regiones más humildes del norte de Río, lanzará contra el Gobierno y contra las políticas conservadoras y el capitalismo salvaje en general.

En realidad, el "enredo" (tema escogido por la escuela de samba para desarrollar en el Sambódromo) trata sobre una efeméride: los 130 años de la aprobación de la "Ley Áurea", que abolió la esclavitud en Brasil.

"Dios mío, Dios mío, ¿está extinta la esclavitud?" es el lema que resume el ideario de la escuela, que se pregunta de forma retórica si el trabajo forzado fue realmente extinguido en Brasil cuando la princesa Isabel firmó aquella norma tan esperada.

"Partimos de la base de que la abolición en Brasil estuvo mal pensada, no fue estudiada, fue una decisión más económica que humanitaria", aseveró Vasconcelos, remarcando que la alegría que supuso la llegada de la libertad para los africanos esclavizados duró muy poco.

En su desfile Paraíso de Tuiuti representará los clásicos navíos negreros que llegaron de África a Brasil, pero una carroza posterior muy similar hará una analogía y en lugar de remos de las galeras tendrá unas manos gigantes meciendo unos hilos.

Representarán las manos de los "señores" de Wall Street, los grandes amos de la economía mundial, que si bien ya no poseen a negros en sus fincas de café o caña de azúcar continúan dominando a los trabajadores del mundo.

Las críticas tendrán grandes dosis de actualidad y uno de los disfraces que llevarán los componentes de la escuela representará a un obrero con varios brazos y todo tipo de herramientas, protegido con un permiso de trabajo en forma de escudo arruinado.

Se trata de una crítica a la reforma laboral aprobada el año pasado por el Gobierno Temer, que fue rechazada por sindicatos y movimientos de la izquierda por eliminar grandes conquistas de la clase trabajadora.

Tampoco faltarán reproches a los que "ayudaron" a colocar a Temer y los suyos en el poder: un grupo del desfile irá vestido como los miles de brasileños que protestaron en masa a favor del "impeachment" contra la expresidenta Dilma Rousseff (2003-2016) en nombre de la corrupción y que ahora permanecen en silencio, a pesar de los numerosos escándalos del actual Gobierno.

La composición del disfraz es elocuente: un manifestante con cacerola (en alusión a las ruidosas caceroladas), nariz de payaso y camiseta amarilla de la selección de fútbol brasileña (las que usaban aquellos manifestantes).

El disfraz también incluye un flotador inflable de pato amarillo, en recuerdo del gigantesco pato que los empresarios de São Paulo colocaron en el centro de la ciudad para patrocinar las manifestaciones; todo ello movido por los hilos de una gran mano con traje oscuro, en alusión a las artimañas de las élites para manipular al pueblo.

"Todo arte colectivo refleja lo que el pueblo está pasando", dice Vasconcelos para justificar sus diseños, al tiempo que confiesa que ha recibido muchos insultos y amenazas de quienes consideran que tomó partido y escoró la escuela de samba hacia la izquierda.

El carnavalesco recuerda que en los años 70 y 80 las escuelas de samba realizaban desfiles más combativos y que ese espíritu irreverente no debe perderse, porque si no existe el riesgo de que la fiesta se acabe y se convierte simplemente en un producto de consumo.

"La idea de que el Carnaval es puro entretenimiento es consecuencia de cómo el Carnaval se dejó vender como puro espectáculo, pero no es solo un "show", es una producción cultural", reclama.

Paraíso de Tuiuti no será la única escuela de samba en realizar fuertes críticas en el Sambódromo.

Mangueira arremeterá contra el alcalde de Río, Marcelo Crivella, por perseguir el carnaval en base a sus creencias religiosas (es exobispo de la ultraconservadora Iglesia Universal del Reino de Dios) y Beija Flor reclamará contra la patria que abandona a sus hijos más pobres, por ejemplo.

 



UyPress - Agencia Uruguaya de Noticias


MVDCMS  Volver arriba    |    Contacto: uypress@uypress.net