*

Agencia Uruguaya de Noticias
Loading
con firma
Fernando Gil Díaz Fernando Gil Díaz
Ultraviolentos
Ana Jerozolimski Ana Jerozolimski
Generalidades… ¿Obvias?
Roberto Savio Roberto Savio
Trump está aquí para quedarse y cambiar el mundo
Marcelo Marchese Marcelo Marchese
Fútbol es cultura ¡Animal!
Michael Añasco Michael Añasco
Sin trabajo, sin líder y sin esperanza, los jóvenes palestinos se niegan a rendirse.
Carlos Vivas y Homero Bagnulo Carlos Vivas y Homero Bagnulo
La duración de la consulta como indicador de calidad en la atención sanitaria
Esteban Valenti Esteban Valenti
¿Hay relato?
Pablo Mieres Pablo Mieres
Fiscales, tobilleras, comisarías y cambio de autoridades
Daniel Vidart Daniel Vidart
¿Era Colón judío? - I
William Marino William Marino
Rendición de cuenta
Jorge Aniceto Molinari Jorge Aniceto Molinari
El trabajo en la crisis. (Abordando eso gris, que parece la teoría).
Juan Raúl Ferreira Juan Raúl Ferreira
Hace 34 años Volvimos, Wilson, nosotros y el Pueblo Entero
Enrique Gerschuni Enrique Gerschuni
Discurso de Enrique Gerschuni en el acto homenaje a Jaime Pérez
Fernando López D’Alesandro Fernando López D’Alesandro
Jaime Pérez, renovación y democracia
Federico Arregui Federico Arregui
La buena nueva de la Esperanza
Jorge Balseiro Jorge Balseiro
Contaminación de aguas pluviales
Iván Solarich Iván Solarich
¿Por quién esperamos? ¿Esperamos a alguien?
Macarena Pereyra Macarena Pereyra
Violencia doméstica, entre las carencias del sistema y el estigma social
Alberto Rodríguez Genta Alberto Rodríguez Genta
¡Suéltanos, pasado…que el mundo ha cambiado! Son ellos o nosotros. ¿Estamos claros?
Daniel Feldman Daniel Feldman
Empiecen a empacar maletas
Berta Sanseverino Berta Sanseverino
Pérdidas y desperdicios de alimentos: un problema ambiental, social y económico a modificar
Dr. Guillermo Chiribao Dr. Guillermo Chiribao
Violencia, los miedos y las comisiones
Juan Pedro Ciganda Juan Pedro Ciganda
No andarás solo
Leonel Gómez-Sena Leonel Gómez-Sena
La caliente relación entre el sexo, el cerebro la sociedad y la cultura
Carlos Wuhl Carlos Wuhl
Ceguera frente al abismo
Hebert Abimorad Hebert Abimorad
Mayo 68
Rubén Kotler Rubén Kotler
Normalizar el genocidio palestino
Mónica Xavier Mónica Xavier
Los derechos se conquistan
Jorge Ángel Pérez Jorge Ángel Pérez
Cubano: dime cómo y dónde comes, y te diré quién eres
José Manuel Arenas Díaz José Manuel Arenas Díaz
Jaime Pérez, no te sientas sólo
Andrea recomienda: a los que no usaban gomina Andrea recomienda: a los que no usaban gomina
Diseño, Arte, Gastronomía & Co.
Luis C. Turiansky Luis C. Turiansky
El premio Nobel a la OTAN
Pablo Urreta Pablo Urreta
Bajen el costo del Estado!!, pero cuidadito con tocar mi caja y el bolsillo de mis amigos…
Carlos Garramón Carlos Garramón
Qué es la cuarta revolución industrial y cómo condicionará nuestro futuro
Roberto Soria-Rodrigo Rey Roberto Soria-Rodrigo Rey
Tecnologías de la contrarreforma procesal penal uruguaya
Eduardo Vaz Eduardo Vaz
Seamos utópicos, pidamos lo posible
Alfredo Correa Reissig Alfredo Correa Reissig
LA GRAN OPORTUNIDAD HISTÓRICA PARA EL SR. FISCAL PACHECO (Segunda Parte)
Carlos Visca Carlos Visca
¿Qué es lo primero?
José Antonio Vera José Antonio Vera
Marqués de Sade nacionalizado paraguayo
Gustavo Firpo Gustavo Firpo
El Memorial del Penal de Libertad...
Milton A. Ramírez Milton A. Ramírez
La grieta social en Uruguay y sus 25 barrios excluidos
Edmundo Roselli Edmundo Roselli
Wilson Netto debe renunciar
más columnistas



 
banner cablevision 300 x 138
banner argentino hotel 300 x 138
Te encuentras en: Inicio | Columnas | José Carlos Mahía
imagen del contenido José Carlos Mahía Freire

La política y los parientes

José Carlos Mahía Freire

14.02.2018

La historia del Uruguay, casi desde sus orígenes está marcada por familias que se dedicaron a la actividad política durante largas décadas. Casos de padres, hijos, nietos o sobrinos que a lo largo del tiempo ocuparon relevantes responsabilidades de Gobierno o simplemente pasaron de por vida a ser funcionarios públicos.

Esto ha sido así fundamentalmente en los Partidos Tradicionales, varios apellidos por todos conocidos así lo señalan.

Pongamos por caso dos: José Batlle y Ordóñez era hijo de Lorenzo Batlle Carrió; Luis Alberto Lacalle Herrera es el nieto de Luis Alberto Herrera.

Si bien, la distancia en aporte al desarrollo nacional es muy superior del primero sobre el segundo, ambos son ejemplos emblemáticos.

En la Izquierda, también hay casos, bastante menos frecuentes, pero los hay. Apellidos como Arismendi o Michelini así lo reflejan.

Días pasados, el Senador Bordaberry, hijo de Juan María, el Dictador, propuso un proyecto de ley prohibiendo la contratación de familiares de Gobernantes a la función pública.

La iniciativa, que resulta atractiva para quien la escucha, merece un análisis riguroso, y que no resulte un simple saludo a la bandera.

En primer lugar debemos saber diferenciar entre cargos de confianza -que ingresan al cargo y deben cesar como máximo en el tiempo que expira el mandato Gobernante- de la práctica de conseguirle un empleo público de por vida a un familiar directo o cualquier persona.

Durante décadas los Partidos Tradicionales hicieron de esta práctica, una ley no escrita y gran cantidad de oficinas del Estado están colmadas de familiares, amigos o correligionarios de Gobernantes de la época.

En segundo lugar, desde que llegó el Frente Amplio esto cambió sustancialmente y en líneas generales el ingreso al Estado se hizo por llamados a concurso público o sorteos.

Se podrá decir que en algunos hay fallas o irregularidades, pero es buena cosa reconocer que el cambio de reglas de juego es positivo.

En tercer lugar debemos señalar que resulta saludable transparentar estos temas y señalar los casos de abuso.

Situaciones como la de Artigas u otras rompen los ojos, pero de allí a privar el ingreso de familiares al Estado en forma generalizada, es un error y porque no, una injusticia.

Todo partido que accede al Gobierno tiene derecho a formar su equipo, que incluye precisamente cargos de confianza.

El punto, es no caer en los abusos ni en el amiguismo y aprovechar a dejar "colocados " a los propios en el Estado (o su camioneta en un ente del Estado o similar).

Lo que hay que evitar es precisamente lo que le sucedió al Partido Colorado en buena parte del Siglo XX, que al decir de los historiadores José Pedro Barran y Benjamín Nahum, promovieron una generación de políticos que vivieron del Estado y para el Estado.

Esto, en el largo plazo genera un daño en lo que debe ser la esencia del funcionamiento de los Partidos políticos, del sistema democrático y también en la relación de los ciudadanos con la política.

En Uruguay y en otros países de la región se instaló la cultura de acercarse a la política para obtener un empleo público o un beneficio directo y hay que luchar contra ello.

El terminar con esta cultura de viveza criolla mal habida es una de las batallas permanentes de quienes tienen responsabilidades de Gobierno.

Lo es en especial para el Frente Amplio, tratar siempre de evitar de caer en la tentación de continuar en el Poder por el Poder mismo.



UyPress - Agencia Uruguaya de Noticias


MVDCMS  Volver arriba    |    Contacto: uypress@uypress.net