*

Agencia Uruguaya de Noticias
Loading
con firma
Fernando Gil Díaz Fernando Gil Díaz
Ultraviolentos
Ana Jerozolimski Ana Jerozolimski
Generalidades… ¿Obvias?
Roberto Savio Roberto Savio
Trump está aquí para quedarse y cambiar el mundo
Marcelo Marchese Marcelo Marchese
Fútbol es cultura ¡Animal!
Michael Añasco Michael Añasco
Sin trabajo, sin líder y sin esperanza, los jóvenes palestinos se niegan a rendirse.
Carlos Vivas y Homero Bagnulo Carlos Vivas y Homero Bagnulo
La duración de la consulta como indicador de calidad en la atención sanitaria
Esteban Valenti Esteban Valenti
¿Hay relato?
Pablo Mieres Pablo Mieres
Fiscales, tobilleras, comisarías y cambio de autoridades
Daniel Vidart Daniel Vidart
¿Era Colón judío? - I
William Marino William Marino
Rendición de cuenta
Jorge Aniceto Molinari Jorge Aniceto Molinari
El trabajo en la crisis. (Abordando eso gris, que parece la teoría).
Juan Raúl Ferreira Juan Raúl Ferreira
Hace 34 años Volvimos, Wilson, nosotros y el Pueblo Entero
Enrique Gerschuni Enrique Gerschuni
Discurso de Enrique Gerschuni en el acto homenaje a Jaime Pérez
Fernando López D’Alesandro Fernando López D’Alesandro
Jaime Pérez, renovación y democracia
Federico Arregui Federico Arregui
La buena nueva de la Esperanza
Jorge Balseiro Jorge Balseiro
Contaminación de aguas pluviales
Iván Solarich Iván Solarich
¿Por quién esperamos? ¿Esperamos a alguien?
Macarena Pereyra Macarena Pereyra
Violencia doméstica, entre las carencias del sistema y el estigma social
Alberto Rodríguez Genta Alberto Rodríguez Genta
¡Suéltanos, pasado…que el mundo ha cambiado! Son ellos o nosotros. ¿Estamos claros?
Daniel Feldman Daniel Feldman
Empiecen a empacar maletas
Berta Sanseverino Berta Sanseverino
Pérdidas y desperdicios de alimentos: un problema ambiental, social y económico a modificar
Dr. Guillermo Chiribao Dr. Guillermo Chiribao
Violencia, los miedos y las comisiones
Juan Pedro Ciganda Juan Pedro Ciganda
No andarás solo
Leonel Gómez-Sena Leonel Gómez-Sena
La caliente relación entre el sexo, el cerebro la sociedad y la cultura
Carlos Wuhl Carlos Wuhl
Ceguera frente al abismo
Hebert Abimorad Hebert Abimorad
Mayo 68
Rubén Kotler Rubén Kotler
Normalizar el genocidio palestino
Mónica Xavier Mónica Xavier
Los derechos se conquistan
Jorge Ángel Pérez Jorge Ángel Pérez
Cubano: dime cómo y dónde comes, y te diré quién eres
José Manuel Arenas Díaz José Manuel Arenas Díaz
Jaime Pérez, no te sientas sólo
Andrea recomienda: a los que no usaban gomina Andrea recomienda: a los que no usaban gomina
Diseño, Arte, Gastronomía & Co.
Luis C. Turiansky Luis C. Turiansky
El premio Nobel a la OTAN
Pablo Urreta Pablo Urreta
Bajen el costo del Estado!!, pero cuidadito con tocar mi caja y el bolsillo de mis amigos…
Carlos Garramón Carlos Garramón
Qué es la cuarta revolución industrial y cómo condicionará nuestro futuro
Roberto Soria-Rodrigo Rey Roberto Soria-Rodrigo Rey
Tecnologías de la contrarreforma procesal penal uruguaya
Eduardo Vaz Eduardo Vaz
Seamos utópicos, pidamos lo posible
Alfredo Correa Reissig Alfredo Correa Reissig
LA GRAN OPORTUNIDAD HISTÓRICA PARA EL SR. FISCAL PACHECO (Segunda Parte)
Carlos Visca Carlos Visca
¿Qué es lo primero?
José Antonio Vera José Antonio Vera
Marqués de Sade nacionalizado paraguayo
Gustavo Firpo Gustavo Firpo
El Memorial del Penal de Libertad...
Milton A. Ramírez Milton A. Ramírez
La grieta social en Uruguay y sus 25 barrios excluidos
Edmundo Roselli Edmundo Roselli
Wilson Netto debe renunciar
más columnistas



 
banner cablevision 300 x 138
banner argentino hotel 300 x 138
Te encuentras en: Inicio | Columnas | Daniel Vidart
imagen del contenido Daniel Vidart

“Con el sol a la espalda. Vida y poesía”

Daniel Vidart

15.02.2018

Acabo de recoger en una tardía antología una selección de mis poemas. Pienso, de algún modo y aun no sé si en cuerpo bibliográfico o en espíritu virtual – ¡oh la era cibernética!- publicarlos.

Por mi cuenta y por dos motivos. Uno, no hay editorial que publique poesías a un antropólogo visible pero desconocido poeta que, como el Marqués de Santillana ha procurado escuchar "los secretos de la filosofía en los fuertes pasos de la naturaleza" Dos: ya me he rebelado contra el miserable 10% que se le comienza a pagar a los autores a los seis meses de editado el libro.

El titulo que he decidido ponerle es diciente: "Con el sol a la espalda. Vida y poesía". Prosa y verso. Vasijas espaciales y contenidos temporales. Creo que un novedoso, o raro, experimento, según se le considere.

Quiero presentar para finalizar este adelanto y aviso, porque lo creo oportuno, lo que va escrito al final del poemario. He procurado decir mucho y escribir poco. Ojalá que así sea.

Y ahora, el prometido texto.

Termino ya el presente epílogo con la transcripción de un poema que escribí entre los 16 y 17 años, al que al finalizar mi exilio, cambié unas pocas palabras para adaptarlo al inolvidable y estremecedor momento en que regresé al Uruguay (1985)

El regreso a la patria

Piso de nuevo tu delgada tierra,
hundo mis labios en tu frugal gramilla,
y el viento, como un indio, desde la sierra
me lanza su caliente flecha amarilla.

Patria andante, me pierdo por tu río

rescatando guitarras federales;
pongo mi mano sobre tu abierto estío
y siento un pulso fresco de manantiales.

Patria breve, ¿qué tienes mi pequeña
que el rumor de tu nombre me quebranta?
Digo Uruguay y una silvestre leña
me hace hogueras de miel en la garganta.

Patria sola, me acuesto en tu regazo
de humos azules, de malvones rojos;
déjame dormir ceñido por tu abrazo,
quiero morir mirado por tus ojos.

Patria mía, ahuécame tu ala,
dame la bienvenida de tus beso
y ayúdame a volar igual que una luz mala
desde el cuerpo desnudo de mi hueso.

Qué así de nuevo en la matriz oscura
será tuyo mi amor sin desconsuelo:
como un verso de adiós a tu hermosura
escribiré tu nombre sobre el cielo.

Y no más. Alea jacta est. He atravesado el Rubicón del tiempo, descalzo, dorando bajo el sol de la tradición criolla los genes de mis antepasados vascos. Y no voy solo. Me acompaña, cargada sobre mis viejas espaldas, la ingrávida maleta de la poesía. Este es mi legado, que sin duda borrará el paso de los años, como ha sucedido con muchos más importantes escritores de esta patria olvidadiza o, si nos atenemos a la agonía de lo posmoderno y el advenimiento de la posverdad, a la prisa del mundo globalizado que nos lleva en el aquí y ahora de su impetuosa corriente. Aquí . No me quejo. Nada tengo que reprochar: miro alma adentro y arreglo las cuentas que tengo conmigo mismo: mas errores que aciertos, mas defectos que virtudes. A los estrépitos fugaces que golpean la puerta de una cultura liquida, como diría Bauman, ya no quiero escucharlos.

Sé que el presente libro nace con el invisible signo de lo perecedero estampado en su lomo. Es el destino innumerable de la obra literaria de quienes quisieron ser ilustrados pero jamás llegaron a ser ilustres. Sea como fuere, esta herencia rubrica la última ceremonia de paso de mi atormentada existencia y por breves momentos- esos puntos suspensivos de la felicidad- de mis entrañables intimidades. Entrego a los potenciales lectores las memorias poéticas de mi paso por el mundo.

Quiero finalizar esta presentación de mi obra lírica, que corre desde los 12 a los 97 años, con unos versos que les pedí prestados al lejano fantasma de Amado Nervo.

Amé, fui amado, el sol acarició mi faz.

Vida, nada me debes,

Vida, estamos en paz."

Amén.

 



Daniel Vidart. Antropólogo, docente, investigador, ensayista y poeta.

UyPress - Agencia Uruguaya de Noticias



MVDCMS  Volver arriba    |    Contacto: uypress@uypress.net