Así amanecieron algunos muros de Montevideo. Pintados con esa frase, tan sencilla como falsa e insultante. Un insulto propio de aquellos que padecen una autoprovocada miopía.

" />
Agencia Uruguaya de Noticias
Loading
con firma
Alejandro Domostoj Alejandro Domostoj
Manuela Presidenta
Milton A. Ramírez Milton A. Ramírez
Casavalle y la izquierda
William Marino William Marino
Las Mujeres en política de EE.UU.
Fernando Gil Díaz Fernando Gil Díaz
Tarda, pero (finalmente) llega...
Jorge Aniceto Molinari Jorge Aniceto Molinari
El fútbol nuestro de cada día. (Abordando eso gris, que parece la teoría).
Juan Raúl Ferreira Juan Raúl Ferreira
Administración Trump y las comunicaciones
Dr. Federico Arregui Mondada Dr. Federico Arregui Mondada
Ineludible agenda de derechos para el próximo quinquenio
Daniel Vidart Daniel Vidart
Indigenismos en el idioma de los uruguayos
Esteban Valenti Esteban Valenti
México, un cambio histórico
Carlos Visca Carlos Visca
Doctrina Naval, otras reflexiones
Dr. Guillermo Chiribao Dr. Guillermo Chiribao
“Reconocer el fracaso”… No es Deportivamente Correcto
Juan Santini Juan Santini
Martìn Aguirre
Michael Añasco Michael Añasco
Los macacos huyen de Gibraltar
Carlos Garramón Carlos Garramón
Estados Unidos le declaró la guerra a China
Pablo Mieres Pablo Mieres
Hay algo que sigue vivo…
Felipe Michelini Felipe Michelini
Las víctimas y el Estatuto de Roma
Carlos Vivas; Homero Bagnulo Carlos Vivas; Homero Bagnulo
Tener siempre en cuenta que un paciente puede caerse de su cama
Hugo Naya Hugo Naya
El genoma humano y la gallina de los huevos de oro
Andrea recomienda: a la uruguaya Andrea recomienda: a la uruguaya
Diseño, Arte, Gastronomía & Co.
Jorge Balseiro Jorge Balseiro
Cuando se afirman las aspiraciones...
Marcelo Marchese Marcelo Marchese
Nace una esperanza: petición ciudadana contra UPM2
Ana Jerozolimski Ana Jerozolimski
Gaza y el mundo del revés
Mónica Xavier Mónica Xavier
45 años del golpe del 73
Charles Carrera Charles Carrera
A cuarenta y cinco años del Golpe de Estado de 1973: ¡Nunca más terrorismo de Estado en el Uruguay!
Jorge Ángel Pérez Jorge Ángel Pérez
Las UMAP (Unidades Militares de Apoyo a la Producción) o el miedo a decir la verdad
Luis C. Turiansky Luis C. Turiansky
El ser o no ser de Lionel Messi
Ismael Blanco Ismael Blanco
La revolución perdida
Roberto Savio Roberto Savio
Trump está aquí para quedarse y cambiar el mundo
Enrique Gerschuni Enrique Gerschuni
Discurso de Enrique Gerschuni en el acto homenaje a Jaime Pérez
Fernando López D’Alesandro Fernando López D’Alesandro
Jaime Pérez, renovación y democracia
Iván Solarich Iván Solarich
¿Por quién esperamos? ¿Esperamos a alguien?
Macarena Pereyra Macarena Pereyra
Violencia doméstica, entre las carencias del sistema y el estigma social
Alberto Rodríguez Genta Alberto Rodríguez Genta
¡Suéltanos, pasado…que el mundo ha cambiado! Son ellos o nosotros. ¿Estamos claros?
Daniel Feldman Daniel Feldman
Empiecen a empacar maletas
Juan Pedro Ciganda Juan Pedro Ciganda
No andarás solo
Carlos Wuhl Carlos Wuhl
Ceguera frente al abismo
Hebert Abimorad Hebert Abimorad
Mayo 68
Rubén Kotler Rubén Kotler
Normalizar el genocidio palestino
José Manuel Arenas Díaz José Manuel Arenas Díaz
Jaime Pérez, no te sientas sólo
Pablo Urreta Pablo Urreta
Bajen el costo del Estado!!, pero cuidadito con tocar mi caja y el bolsillo de mis amigos…
Roberto Soria-Rodrigo Rey Roberto Soria-Rodrigo Rey
Tecnologías de la contrarreforma procesal penal uruguaya
Eduardo Vaz Eduardo Vaz
Seamos utópicos, pidamos lo posible
más columnistas



 
banner cablevision 300 x 138
banner argentino hotel 300 x 138
Te encuentras en: Inicio | Columnas
imagen del contenido Alejandro Domostoj

“El que no está con Venezuela está con el imperialismo”

Alejandro Domostoj

02.03.2018

Así amanecieron algunos muros de Montevideo. Pintados con esa frase, tan sencilla como falsa e insultante. Un insulto propio de aquellos que padecen una autoprovocada miopía.

 

Dice el diccionario, en una de sus acepciones, que miope es la persona que no tiene la suficiente capacidad o perspicacia ver las cosas que son muy claras y fáciles de entender o para darse cuenta de algún asunto. En este caso la miopía es bastante particular, porque sus autores tienen sobradas capacidades, pero parece que han decidido vivir bajo la premisa de la ceguera selectiva.

La crisis económica, política, social y democrática que vive Venezuela es inocultable, solo quien padezca miopía hemipléjica puede ignorarla. Como la demostración empírica de lo inocultable está aquí nomás, al lado nuestro, con Venezolanos que deambulan en nuestras calles en busca de bienes tan suntuarios como "comida y medicamentos", ahora el tema pasa por buscar a los culpables. Es que parece que poco importa la desolación del país, importa dejar en claro que la culpa es "del imperio". Tan absurdo como responsabilizar al imperio de todos los males sería negar su injerencia y fogoneo de la crisis.

Ahora bien, paradojal resulta que un país rico en recursos naturales pueda achacar toda la responsabilidad de sus males a la influencia externa, por más que se elabore una sofisticada teoría sobre la baja de los precios de los hidrocarburos que, aunque tiene base cierta, tampoco puede explicar el descontrolado y corrupto manejo del país. Llamativo es que quienes esto sostienen son también defensores del proceso cubano y entonces cabe preguntarse cómo la isla, con muchos menos recursos y con embates mucho más duros, ha logrado soportar más de 50 años el proceso, exhibiendo buenosíndices en materia de salud, educación, mortalidad infantil, alfabetización, nutrición, etc. mientras que la rica Venezuela se desangra en un negro panorama que muestra todo lo contrario. Lo único que las iguala es la ausencia de democracia, pero he ahí también una diferencia, mientras Cuba es un proceso revolucionario, Venezuela es... no se sabe ni lo que es.

Tampoco es posible negar que la oposición venezolana no representa ninguna garantía y su posicionamiento, al menos para quien esto escribe, es también cuestionable.

La pregunta central de todo esto es, entonces, ¿qué significa estar con Venezuela?. Y es inocultable que para quienes realizaron las pintadas estar con Venezuela es respaldar el déspota, demente y sinvergüenza de Maduro y su intento de celebrar un acto electoral totalmente falto de garantías que le permita continuar en el Poder -lo que hará de cualquier manera-. La pintada se realiza en momentos en que el Gobierno Uruguayo, a través del Cancieller Rodolfo Nin Novoa (Ex Vicepresidente de la República) se sumó al pedido de la OEA para que las elecciones venezolanas sean legítimas, con garantías, respetando la separación de Poderes, sin proscriptos ni presos políticos.  Gobierno que pertenece al Frente Amplio, partido al que los pintores pertenecen y gobierno cuyos representantes integran.

Pero no contentos con su embestida hacia el gobierno y al canciller, inspirados en su visión bipolar de las cosas nos espetan que quienes no estamos con Venezuela (en su visión de lo que estar con tal proceso significa), estamos con el Imperio. Así nomás, sin medias tintas nos desayunamos que Tabaré Vázquez, Rodolfo Nin y la mayoría del gabinete, siguiendo por las bancadas parlamentarias y los votantes frenteamplistas de ayer, de hoy y de siempre, que no estamos dispuestos a ser cómplices del autoritarismo venezolano, somos todos imperialistas. Seguramente el insulto lo hacen con la sinrazón que les otorga la miopía hemipléjica que han decidido padecer.

Se equivocan los camaradas. Estamos con Venezuela los que queremos volver el río a su cauce, lo que queremos parar la desesperada huida de mujeres y hombres en busca del destino que su patria les niega, los que queremos evitar las muertes, la desnutrición, el desabastecimiento, lo que queremos el respeto a los derechos humanos, la libertad de los presos políticos y la restauración de la democracia plena con separación de poderes, con una concepción política, económica y social de la misma.

No sé quiénes serán los imperialistas. Tal vez los que añoran la guerra fría. Pero está claro no los que estamos con Venezuela, e incluyo en ello al gobierno que ha actuado con ponderación y respeto, pero sin mirar para el costado, porque no puede confundirse el principio de libre determinación de los pueblos, con falta de solidaridad internacional e indiferencia ante una grave crisis humanitaria.

Sabemos lo que los pintores pesan la interna del Frente Amplio, no en votos, pero si en poder enquistado en el vetusto aparato de bases. Esperemos que, junto a sus nuevos aliados, no hagan rehén a todo el Frente Amplio de tan lamentable mensaje.

Alejandro Domostoj



UyPress - Agencia Uruguaya de Noticias


MVDCMS  Volver arriba    |    Contacto: uypress@uypress.net