*

Agencia Uruguaya de Noticias
Loading
con firma
Enrique Canon Enrique Canon
Cuidado, no caigas
Jaime Igorra Jaime Igorra
Fuerzas Armadas uruguayas y el control de nuestras fronteras
Luis Fernández Luis Fernández
“Por la misma... y cambiando”
Federico Arregui Federico Arregui
La región y Uruguay
Juan Raúl Ferreira Juan Raúl Ferreira
Los tiempos cambian, las visiones de país no
Jorge Aniceto Molinari Jorge Aniceto Molinari
El impuesto al valor agregado. (Abordando eso gris, que parece la teoría).
William Marino William Marino
El Mundo en guerra
Marcelo Marchese Marcelo Marchese
La difamación como arma disuasoria del sionismo
Esteban Valenti Esteban Valenti
La humanidad de los clavos
Gonzalo Moratorio Gonzalo Moratorio
Cazadores de virus, así estudiamos la evolución viral
Carlos Vivas; Homero Bagnulo Carlos Vivas; Homero Bagnulo
La necesidad en determinar la dotación de personal mínima para una atención segura
Fernando Gil Díaz Fernando Gil Díaz
Frontera colada
Daniel Mordecki Daniel Mordecki
Sobre las encuestas basadas en avisos de Facebook II
Lic. Sebastian Hagobian Lopez Lic. Sebastian Hagobian Lopez
Uruguay, mirado desde el mundo
Jorge Balseiro Jorge Balseiro
Redoblando la apuesta
Michael Añasco Michael Añasco
Polonia blanca, Pura y Católica
Carlos Wuhl Carlos Wuhl
¿ISRAEL NOTICIAS O PROPAGANDA? CUANDO SE MIENTE NO SE PUEDE DETENER
Hebert Abimorad Hebert Abimorad
La maradonización de Argentina o viceversa
Adriana Marrero Adriana Marrero
Señores: así, NO.
Carlos Pérez Carlos Pérez
A propósito del borrador del Programa del Frente Amplio
Dr Guillermo Chiribao Dr Guillermo Chiribao
Manini violó las normas y su arresto a rigor es sano para la Democracia
Héctor Musto Héctor Musto
Esteban Valenti se va, yo me quedo
Juan Santini Juan Santini
El regalito del Pepe y del Ñato a Tabaré
Pablo Mieres Pablo Mieres
Se puede cambiar este país
Jorge Ángel Pérez Jorge Ángel Pérez
El nuevo curso escolar, un aparatoso espectáculo en Cuba
Daniel Vidart Daniel Vidart
Alfredo Zitarrosa
Juan Pedro Ciganda Juan Pedro Ciganda
Si estás desorientado y no sabés…
Roberto Sansón Mizrahi Roberto Sansón Mizrahi
Esfuerzo compartido por toda la sociedad: hipocresía e ignominia
Milton A. Ramírez Milton A. Ramírez
El debate por el zócalo
Juan Pedro Ribas Juan Pedro Ribas
Carta abierta al “Negro”
Alberto Rodríguez Genta Alberto Rodríguez Genta
No llores por mi Argentina… que yo lloro por ti!
Daniel Feldman Daniel Feldman
Roraima y la tristeza
Luis E. Sabini Fernández Luis E. Sabini Fernández
Israel, ¿modelo de democracia occidental? La Torah, ¡libro de historia!
Eduardo Vaz Eduardo Vaz
AUF y Frente Amplio
Fernando López D’Alesandro Fernando López D’Alesandro
El regreso de Sanguinetti, los problemas del FA y las limitaciones conservadoras
Charles Carrera Charles Carrera
Lacalle Pou, y el arte de hacer política desde los trascendidos de prensa
José Antonio Vera José Antonio Vera
Paraguay: estado cloacal
José W. Legaspi José W. Legaspi
2019: “Tantas opciones”, y a la vez, ninguna
Jaime Secco Jaime Secco
Odiaos los unos a los otros
Enrique Gerschuni Enrique Gerschuni
Voy a escribir sobre una persona
más columnistas



 
banner cablevision 300 x 138
banner argentino hotel 300 x 138
Te encuentras en: Inicio | Columnas
imagen del contenido Dr. Federico Arregui Mondada

Los problemas siguen pendientes

Dr. Federico Arregui Mondada

13.03.2018

Uno recorre Uruguay a lo largo y a lo ancho, y hace lo mismo por su capital, Montevideo.

¿ Qué ha sucedido en estas últimas cinco décadas que son contadas las grandes obras que marcan y sellan los destinos de los colectivos urbanos y nacionales ?

Nos referimos a obras de infraestructura que permanecen en el tiempo y que son guías de modernidad, calidad de vida y símbolos del progreso de la sociedad que las crean . Como se puede ver en las ciudades latinoamericanas, europeas y asiáticas.

Podemos enumerar algunas pocas, siendo conscientes que se nos puede escapar alguna, como muestra de nuestro declinar, como sociedad, en su ambicionar: la torre de Antel sobre la rambla portuaria, la doble vía de la ruta 1 y la de la Interbalnearia, el puente sobre la laguna Garzón, el estadio de fútbol de Peñarol. Estamos hablando de obras que involucran décadas de vida de la gente y tiempo precioso para el país. En el camino quedó el Antel - Arena que sería una obra magnífica y preciada para un sinfín de propósitos, la intención de inversores a principios de la gestión de la Prof. Ana Olivera en la IMM que pretendía unir Tres Cruces con el aeropuerto de Carrasco por un túnel bajo el cantero central de Avenida Italia con pretextos municipales muy poco compartibles. Y habrá otros, seguramente, que por "miopía de visión", ceguera ideológica y férreas mediocridades instaladas en el riñón de nosotros mismos como pueblo quedaron por el camino.

¿ Qué ha pasado en el Uruguay y con nosotros? Con muy limitadas herramientas tecnológicas se hicieron en las primeras décadas del 1900: el Estadio Centenario ( en pocos meses ), la rambla montevideana y de ¡ granito !, el Palacio Legislativo, el trazado de las grandes rutas nacionales, el Palacio Salvo, etc. Ni qué decir de que funcionaba un transporte multimodal de mercaderías: transporte fluvial a través de los ríos ( Negro, San Salvador, Uruguay, y Río de la Plata - quedaron subsistentes estos- ), vías férreas y carreteras.

Hoy tenemos un país con carreteras en estado deplorables ( sacando las rutas nacionales ), no hay más ferrocarril y se impide a los inversores de cualquier origen y por sindicatos y en varias oportunidades el recorrido de sus vías cuando se proponen invertir en él ( ¿ casualidad ?, ¿ y el legítimo empleo del derecho y obligación de las autoridades para gobernar ?, ¿ o hay otros intereses que cubrir )?. Por tanto no hay transporte multimodal y ningún país puede avanzar ni ser rentable sus actividades productivas sin el abaratamiento de sus costos de fletes para transporte de mercaderías, para el transporte de pasajeros. Ni qué decir que pedir aeródromos que funcionen mínimamente con servicios de transporte de pasajeros es sólo una quimera...una locura en el país de la flotación....

Seguimos siendo un país atado a la región, sin atrevernos por mayorías legislativas parlamentarias ( que son legítimas ) a celebrar tratados de libre comercio que son riesgos y oportunidades también.

Seguimos siendo un país que cuando nos va bien no nos importa nada y cuando nos va mal pedimos ayuda al Estado. Seguimos siendo un país que, si no hubiera Planes del Mides de asistencia social tendríamos guarismos de pobreza e indigencia sumamente mayores. Seguimos siendo un país que castiga al consumo y a las clases medias que están allí por esfuerzo y estudio, por talento y sacrificio.

Somos un país que vamos en un quinquenio soportando tres Ajustes Fiscales y el déficit sigue allí, tan campante. Sería para reír, si no fuera una tragedia.

Observamos el mundo y vemos como de la nada crean riqueza, o mejor expresado: de la materia gris crean riqueza. Es la revolución de la tecnología, de las comunicaciones, del Conocimiento. Los grandes países observan el espacio profundo, piensan en ir a la Luna nuevamente y a otros planetas...mientras nosotros seguimos atrapados en la cruel tragedia nacional de repartir pobreza y de seguir cayendo comparado a nosotros mismos. No es que no importen las estadísticas internacionales y nuestro posicionamiento. No es eso. Es que debemos siempre mirar un poquito más arriba, ambicionar más, querer crecer desde todo punto de vista y no conformarnos en el charco de la mediocridad rampante que nos asola. Es combatir la mediocridad de nosotros mismos, de querer elevarnos, de ser mejores, de premiar los éxitos...a todo nivel.

Si nos comparamos a nosotros mismos no podemos decir que estamos mejor: hay muchos más homicidios que antes, hay zonas de Montevideo y algún incidente aislado en el interior pero que son señales en donde el Crimen Organizado jaquea a las fuerzas del Estado, el nivel educativo de nuestra población promedio no es mejor que antes ( al menos para quien escribe ) lo que no significa que no haya un esfuerzo social tremendo y hercúleo al destinar un 5% de un PIB en ascenso continuo para la Educación, sigue habiendo zonas del Uruguay de afuera de Montevideo en donde es difícil conseguir médicos e infraestructura hospitalaria de primer nivel. Digan lo que digan es así. Seguimos siendo un país repleto de estudios terciarios humanistas y de ciencias blandas y no de ciencias duras. Y no soy feliz por expresar impresiones y opiniones sobre la realidad que nos rodea.

Ya no hay excusas. Es tiempo de coraje y de audacia, de sabiduría y emprendedurismo en todos los niveles de nuestra sociedad. Como existió hace cien años atrás. ¡ Que paradoja !



UyPress - Agencia Uruguaya de Noticias


MVDCMS  Volver arriba    |    Contacto: uypress@uypress.net