*

Agencia Uruguaya de Noticias
Loading
con firma
Esteban Valenti Esteban Valenti
Las culpas en la izquierda uruguaya
Mónica Xavier Mónica Xavier
La histórica e impostergable reforma de la ley orgánica militar
Carlos Vivas; Homero Bagnulo Carlos Vivas; Homero Bagnulo
Transparencia en la información. Una exigencia ética de todo sistema de salud
Daniel Vidart Daniel Vidart
Ayestarán
Pablo Mieres Pablo Mieres
Antel Arena: ¿por qué se oculta información?
Roberto Sansón Mizrahi Roberto Sansón Mizrahi
Concentración de la riqueza: supernova especulativa
Enrique Canon Enrique Canon
Cuidado, no caigas
Jaime Igorra Jaime Igorra
Fuerzas Armadas uruguayas y el control de nuestras fronteras
Luis Fernández Luis Fernández
“Por la misma... y cambiando”
Federico Arregui Federico Arregui
La región y Uruguay
Juan Raúl Ferreira Juan Raúl Ferreira
Los tiempos cambian, las visiones de país no
Jorge Aniceto Molinari Jorge Aniceto Molinari
El impuesto al valor agregado. (Abordando eso gris, que parece la teoría).
William Marino William Marino
El Mundo en guerra
Marcelo Marchese Marcelo Marchese
La difamación como arma disuasoria del sionismo
Gonzalo Moratorio Gonzalo Moratorio
Cazadores de virus, así estudiamos la evolución viral
Fernando Gil Díaz Fernando Gil Díaz
Frontera colada
Daniel Mordecki Daniel Mordecki
Sobre las encuestas basadas en avisos de Facebook II
Lic. Sebastian Hagobian Lopez Lic. Sebastian Hagobian Lopez
Uruguay, mirado desde el mundo
Jorge Balseiro Jorge Balseiro
Redoblando la apuesta
Michael Añasco Michael Añasco
Polonia blanca, Pura y Católica
Carlos Wuhl Carlos Wuhl
¿ISRAEL NOTICIAS O PROPAGANDA? CUANDO SE MIENTE NO SE PUEDE DETENER
Hebert Abimorad Hebert Abimorad
La maradonización de Argentina o viceversa
Adriana Marrero Adriana Marrero
Señores: así, NO.
Carlos Pérez Carlos Pérez
A propósito del borrador del Programa del Frente Amplio
Dr Guillermo Chiribao Dr Guillermo Chiribao
Manini violó las normas y su arresto a rigor es sano para la Democracia
Héctor Musto Héctor Musto
Esteban Valenti se va, yo me quedo
Juan Santini Juan Santini
El regalito del Pepe y del Ñato a Tabaré
Jorge Ángel Pérez Jorge Ángel Pérez
El nuevo curso escolar, un aparatoso espectáculo en Cuba
Juan Pedro Ciganda Juan Pedro Ciganda
Si estás desorientado y no sabés…
Milton A. Ramírez Milton A. Ramírez
El debate por el zócalo
Juan Pedro Ribas Juan Pedro Ribas
Carta abierta al “Negro”
Alberto Rodríguez Genta Alberto Rodríguez Genta
No llores por mi Argentina… que yo lloro por ti!
Daniel Feldman Daniel Feldman
Roraima y la tristeza
Luis E. Sabini Fernández Luis E. Sabini Fernández
Israel, ¿modelo de democracia occidental? La Torah, ¡libro de historia!
Eduardo Vaz Eduardo Vaz
AUF y Frente Amplio
Fernando López D’Alesandro Fernando López D’Alesandro
El regreso de Sanguinetti, los problemas del FA y las limitaciones conservadoras
Charles Carrera Charles Carrera
Lacalle Pou, y el arte de hacer política desde los trascendidos de prensa
José Antonio Vera José Antonio Vera
Paraguay: estado cloacal
José W. Legaspi José W. Legaspi
2019: “Tantas opciones”, y a la vez, ninguna
Jaime Secco Jaime Secco
Odiaos los unos a los otros
Enrique Gerschuni Enrique Gerschuni
Voy a escribir sobre una persona
más columnistas



 
banner cablevision 300 x 138
banner argentino hotel 300 x 138
Te encuentras en: Inicio | Secciones | Coberturas Especiales | Infoesfera
imagen del contenido El FacebookGATE o una manera de saber que nuestros datos personales están regalados

INFOESFERA

El FacebookGATE o una manera de saber que nuestros datos personales están regalados

25.03.2018

MONTEVIDEO (Uypress) - El escándalo de la filtración de datos desde Facebook, mediante la empresa Cambridge Analytica, hacia sectores privados, sin autorización ni conocimiento de los usuarios es una de las demostraciones más tangibles de que la privacidad de nuestros datos está expuesta y regalada.

Una columna de Zeynep Tufekci, escritora, académica y tecno-socióloga turca conocida principalmente por su investigación sobre las implicaciones sociales de las tecnologías emergentes en el contexto de política y responsabilidad corporativa, en The New York Times, explica que Facebook hace dinero con nuestros perfiles y luego vende nuestra atención a los anunciantes y a los actores políticos que son los verdaderos clientes de Facebook.

Tufekci explica que "Facebook no se limita a registrar cada "clic" y "me gusta" en el sitio. También recoge historiales de navegación y compra datos "externos" como la información financiera sobre los usuarios (aunque hay países europeos que tienen algunas regulaciones que bloquean parte de esta)".

Además, agrega la columnista, Facebook anunció recientemente su intención de combinar datos "offline" - las cosas que se hacen en el mundo físico, cómo las compras en una tienda y las combina con sus enormes bases de datos en línea.

Este escándalo no es parte de lo que podríamos llamar una acción de hackers. No. Se produjo por medio de una aplicación, una app de Facebook llamada 'thisisyourdigitallife'.

270.000 personas instalaron la aplicación a cambio de US$1 a US$ 2 por cada descarga. La aplicación recolectó información de los perfiles de Facebook, así como información detallada de los perfiles de sus amigos.

Facebook proporcionó todos esto datos a los creadores de la aplicación que a su vez se los pasó a Cambridge Analytica.

Anota Tufekci que "unos cientos de miles de personas pueden no parecer mucho, pero ya que los usuarios de Facebook tienen unos pocos cientos de amigos cada uno en promedio, el número de personas cuyos datos se cosechó alcanzado unos 50 millones".

Las personas invadidas por esta herramienta de recolección de datos no tenían ni idea de que estos habían sido desviados y mucho menos que los datos se utilizaban para dar forma a la orientación de los votantes y mensajes en la campaña presidencial de Trump.

Además de esta situación, advierte la columnista "Facebook incluso crea perfiles "sombra" de los no usuarios. Es decir, incluso si no está en Facebook, la empresa puede muy bien haber compilado un perfil de usted, inferido a partir de datos proporcionados por tus amigos o de otros datos".

A pesar de las afirmaciones de Facebook, negando estar involucrado en el incidente de Cambridge Analytica, ya que dice que no dio su consentimiento, Tufekci subraya que "si usted encontró y leyó toda la letra pequeña en el sitio, es posible que haya notado que en 2014, sus amigos de Facebook tenían derecho a entregar todos sus datos a través de este tipo de aplicaciones. (Facebook ya ha desactivado esta función.) Si se hubiera logrado hacer su camino a través de una desconcertante variedad de opciones, es posible que incluso han descubierto la forma de desactivar la función".

Y agrega "Vamos a suponer, por el bien del argumento, que usted había dado el consentimiento expreso a entregar sus datos de Facebook a otra empresa, ¿se mantiene al día con las últimas investigaciones académicas en la inferencia computacional?, ¿sabías que los algoritmos ahora hacen un muy buen trabajo de inferir los rasgos de personalidad de una persona, orientación sexual, opiniones políticas, el estado de salud mental, historia de abuso de sustancias y más justo desde su Facebook "me gusta" - y que no son nuevas aplicaciones de estos datos están descubriendo todos los días?".

The New York Times y The Observer de Londres están informando de que los datos no se han eliminado. Y los empleados de Cambridge Analytica afirman que los datos forman la columna vertebral de las operaciones de la empresa en la elección presidencial de 2016.

Y se pregunta Tufekci "El problema en este caso va más allá de Cambridge Analytica y lo que pudo haber hecho. ¿Qué otras aplicaciones se les permitió sacar datos de millones de usuarios de Facebook?¿Que pasaría si un día Facebook decide suspender desde su sitio una campaña presidencial o un político cuya plataforma pide cosas como el aumento de la privacidad de datos para los individuos y límites a la retención de datos y usar? ¿Y si se decide a compartir los datos con una campaña política y no otro? ¿Y si se da mejores tarifas de publicidad a los candidatos que se alinean con sus propios intereses?".

En Uruguay expresamos estas preocupaciones con la sencilla sentencia de "estamos regalados".



UyPress - Agencia Uruguaya de Noticias


MVDCMS  Volver arriba    |    Contacto: uypress@uypress.net