" />
Agencia Uruguaya de Noticias
Loading
con firma
Esteban Valenti Esteban Valenti
Los nuevos monstruos
Dr. Federico Arregui Dr. Federico Arregui
Haddad, Bolsonaro y el futuro de Latam y el mundo
Pablo Mieres Pablo Mieres
No a la grieta
Daniel Vidart Daniel Vidart
Dos poemas
Jorge Ángel Pérez Jorge Ángel Pérez
Alcoholismo en Cuba
Dr Guillermo Chiribao Dr Guillermo Chiribao
Sainete Nacional: Asociación Rural de Tacuarembó, Ministerio de Turismo y Un Solo Uruguay
Milton A. Ramírez Milton A. Ramírez
Giro a la izquierda
William Marino William Marino
Los días del después
Luis Fernández Luis Fernández
Sólo un par de detalles...
Jaime Igorra Jaime Igorra
Isla de Flores
Jorge Aniceto Molinari Jorge Aniceto Molinari
Educar, educar, educar… (Abordando eso gris, que parece la teoría).
Fernando Gil Díaz Fernando Gil Díaz
Injusto
Marcelo Marchese Marcelo Marchese
11 de octubre a las 11 en Torre Ejecutiva, evitemos un nuevo desembarco que agudizaría el desastre
Adriana Marrero Adriana Marrero
El Brasil autoritario: cinco votos y cómo explicarlos
Daniel Feldman Daniel Feldman
Salgo a caminar y desconfío del prójimo
Carlos Wuhl Carlos Wuhl
Los dos payasos peligrosos aún golpean
Ismael Blanco Ismael Blanco
La insoportable levedad de los inútiles
Dr. Federico Arregui Dr. Federico Arregui
Fogones Artiguistas apoya a Daniel Martinez
Carlos Vivas; Homero Bagnulo Carlos Vivas; Homero Bagnulo
Los Sistemas Sanitarios no deben financiar procedimientos inefectivos
Michael Añasco Michael Añasco
Un zarpazo de Erdogan sobre Chipre del Norte
Jorge Balseiro Jorge Balseiro
¡Felicitaciones Alcalde Charo López!
Juan Santini Juan Santini
Tabaré: No la embarres
Juan Pedro Ribas Juan Pedro Ribas
20 años después
Edmundo Roselli Edmundo Roselli
Urge que Uruguay defina su posición sobre Venezuela
Jaime Secco Jaime Secco
Astori casi siempre tuvo razón
Mónica Xavier Mónica Xavier
La histórica e impostergable reforma de la ley orgánica militar
Roberto Sansón Mizrahi Roberto Sansón Mizrahi
Concentración de la riqueza: supernova especulativa
Enrique Canon Enrique Canon
Cuidado, no caigas
Juan Raúl Ferreira Juan Raúl Ferreira
Los tiempos cambian, las visiones de país no
Gonzalo Moratorio Gonzalo Moratorio
Cazadores de virus, así estudiamos la evolución viral
Daniel Mordecki Daniel Mordecki
Sobre las encuestas basadas en avisos de Facebook II
Lic. Sebastian Hagobian Lopez Lic. Sebastian Hagobian Lopez
Uruguay, mirado desde el mundo
Hebert Abimorad Hebert Abimorad
La maradonización de Argentina o viceversa
Carlos Pérez Carlos Pérez
A propósito del borrador del Programa del Frente Amplio
Héctor Musto Héctor Musto
Esteban Valenti se va, yo me quedo
Juan Pedro Ciganda Juan Pedro Ciganda
Si estás desorientado y no sabés…
Alberto Rodríguez Genta Alberto Rodríguez Genta
No llores por mi Argentina… que yo lloro por ti!
Luis E. Sabini Fernández Luis E. Sabini Fernández
Israel, ¿modelo de democracia occidental? La Torah, ¡libro de historia!
Eduardo Vaz Eduardo Vaz
AUF y Frente Amplio
Fernando López D’Alesandro Fernando López D’Alesandro
El regreso de Sanguinetti, los problemas del FA y las limitaciones conservadoras
Charles Carrera Charles Carrera
Lacalle Pou, y el arte de hacer política desde los trascendidos de prensa
José Antonio Vera José Antonio Vera
Paraguay: estado cloacal
José W. Legaspi José W. Legaspi
2019: “Tantas opciones”, y a la vez, ninguna
Enrique Gerschuni Enrique Gerschuni
Voy a escribir sobre una persona
más columnistas



 
banner cablevision 300 x 138
banner argentino hotel 300 x 138
Te encuentras en: Inicio | Columnas

La política de Estado no es por períodos electorales y menos en Defensa

Carlos Visca

02.04.2018

En una fuerza progresista y anti-imperialista, el tema es presente y futuro sin olvidar el pasado, como dice al pie de un monumento a los caídos en la lucha contra el fascismo: "Aquí nada ni nadie será olvidado."

Terminemos de reglamentar la ley Marco de Defensa Nacional de una forma transparente y participativa conjuntamente con la ciudadanía que tiene mucho para aportar. La Defensa Nacional como dice la ley en sus dos primeros artículos, "...La Defensa Nacional comprende el conjunto de actividades civiles y militares dirigidas a preservar la soberanía y la independencia de nuestro país,...". " La Defensa Nacional constituye un derecho y un deber del conjunto de la ciudadanía".

Queda claro que la defensa del  país no es exclusiva de las FF.AA., éstas son parte del conjunto, por eso las otras partes de la sociedad deben participar en la elaboración de la reglamentación definiendo que FF.AA. , con que Leyes Orgánicas, Estructura y Doctrina Militar que tenga como base los dos primeros artículos de la ley.

Este sería el primer paso a dar, teniendo bien informada a la ciudadanía.  

Parar con los remiendos en despliegue y dislocación de las fuerzas, misiones, logística y etc., sin tener una doctrina militar acorde a los tiempos que corren y que trace el desarrollo de las FF.AA de una forma integrada, con una logística unificada, con un armamento unificado en las FF.AA., dejando de lado el desarrollo según las ofertas de los proveedores que la hacen a través de sus intermediarios y receptores de ellos.

Empecemos a usar los términos correctamente: 'Cuartel-acantonamiento', ' Dislocar-trasladar a determinado sitio' y 'Desplegar', cumplir determinada función o misión, actualmente. ¿Cuál es el despliegue de las FF.AA., en dónde y para qué?
 
Cuando se habla de despliegue de las FF.AA. no se sabe para que, sobre que base y a que doctrina; sí a la actual o a la que se debe discutir e instrumentar, estos movimientos marcan la cancha sin haber reglamentado la ley creando dificultades a la aplicación de la nueva doctrina que debe ser netamente defensiva e independiente de lineamientos externos que nos comprometan en las posteriores toma de decisiones.


La Defensa Nacional no es exclusiva de las FF.AA.

Una hipótesis, en caso de tener un conflicto armado, por las características de nuestro país lo primero que pasa es el gran debilitamiento de las FF.AA., si es que no desaparecen, pasando la responsabilidad de la defensa a la población, aquí  surge el tema de preparación y conducción del pueblo movilizado y esto también se debe tener en cuenta para la reglamentación de la ley, aunque haya que corregir algunas viejas leyes,  para que también estén acordes al siglo XXI y prescindiendo de todos los tratados que nos ligan y comprometen militarmente a naciones ajenas a nuestra América Latina.

Una opinión de como cambiar el espíritu del despliegue de nuestras FF.AA., cuyas raíces fue el de las guerras civiles donde se desplegaba al ejercito para establecer el control de una parte sobre la otra y actualmente sigue sin grandes cambios después del golpe cívico - militar con sus terribles consecuencias  y hablando del artiguismo de las FF.AA.

Nuestras FF.AA. compuestas por escasos 29.000 efectivos, si contamos a los no combatientes y pensamos que misiones pueden cumplir efectivamente en defensa de la nación y su tiempo de permanencia en ella.

Vemos los organigramas de las tres fuerzas y sus componentes, le ponemos la cantidad mínima acorde a cada denominación: División, Brigada, Batallón y Compañía. Vemos que todo es figurativo y si vemos la enorme cantidad de oficiales superiores que solo comandan a otros oficiales.

NO SOLO CON LEYES Y DECRETOS RESOLVEMOS EL TEMA: SI CON LA PRESENCIA EN EL TERRENO DE FORMA PERMANENTE Y COORDINADA.

Como decía Paco "Un país sin soberanía es un pedazo de tierra con gente arriba".
 
¿Como conjugar a los tres Ministerios, Relaciones Exteriores, Defensa e Interior en el tema fronterizo de forma integral, permanente y dejarse de hacer remiendos en base a situaciones circunstanciales, cambiar el espíritu del despliegue y sus misiones, que no sean parcialmente cumplidas por una parte de las FF.AA. como ahora?

Crear el Servicio o Dirección de Guardia Fronteras integrando parte de las tres fuerzas, Armada, Ejercito y Fuerza Aérea (como se le quiera denominar) seria verdaderamente el nuevo y verdadero DESPLIEGUE de las FF.AA., con un marco jurídico acorde a la Misión, actuaría en conjunto con el Ministerio de Relaciones Exteriores e Interior.

Un pequeño ejemplo a tener en cuenta: cuando se dice 'cierre de fronteras' a una persona o el tan meneado tema del terrorismo o contrabando de droga, combustible, químicos etc., ¿quién es el responsable de vigilar, controlar el acceso o salida del País por fuera de los pases legales coordinados con los vecinos?

Transformar a los Fusileros Navales (FUSNA), una fuerza con una concepción y formación de carácter ofensivo en base a una doctrina que no es la nuestra, en responsables de las fronteras marítimas y fluviales en coordinación con las Unidades de Apoyo (UNAPO) de la Prefectura Nacional Naval (PNN) como asesora de la justicia.

Este nuevo servicio (o como se acuerde en llamar) no significa la ampliación del gasto de defensa: sería una verdadera racionalización y transparencia del gasto. Este es un tema a tener en cuenta en la definición de la nueva doctrina y ley orgánica pendiente en la reglamentación la Ley Marco de Defensa Nacional.

Erradicar de forma definitiva el concepto seguridad nacional heredado del proceso cívico-militar y dejar de considerar que las FF.AA., son el segundo escalón de la seguridad interna y en esta consideración se siguió desarrollando el sistema de inteligencia militar con una contra inteligencia funcional al sistema que no aporta nada al control y promoción de cuadros de las FF.AA.

En este tema, como en el resto de las fuerzas, debe quedar claro que la función en las FF.AA. es de Dedicación Total y aclarando el termino, no al doble empleo.

Otra opinión de coordinación ministerial, Defensa, Economía e Industria.

Crear una Dirección de Industrias Militares integrando todos aquellos servicios logísticos que pueden aportar por sus conocimientos, infraestructura y tecnología, en  primer término resolver el tema logístico de las FF.AA., centralizando el desarrollo logístico y sus compras. Luego esperando la guerra defensiva: entrenar y aportar a la economía nacional.


Las FF.AA no deben desaparecer, deben integrarse al quehacer nacional, no se debe dejar de tener en cuenta la gran participación de personal civil en los distintos servicios.

Otra opinión: profundizar el desarrollo académico coordinando con la UDELAR en la no repetición  curricular, asignaturas que bien se pueden concentrar en un mismo lugar sin perder su identidad como integrantes de las FF.AA. Teniendo un sistema de educación público y gratuito, ¿por que repetirlo en las FF.AA.?

 

Carlos Visca



UyPress - Agencia Uruguaya de Noticias


MVDCMS  Volver arriba    |    Contacto: uypress@uypress.net