*

Agencia Uruguaya de Noticias
Loading
con firma
José Antonio Vera José Antonio Vera
Paraguay con nuevo capataz
William Marino William Marino
¡Dios por aquí NO paso!
Jorge Aniceto Molinari Jorge Aniceto Molinari
170 años. (Abordando eso gris, que parece la teoría).
Ana Jerozolimski Ana Jerozolimski
No se puede dar nada a Hamas hasta que devuelva a los soldados y civiles que secuestró”
Hugo Rodríguez Almada Hugo Rodríguez Almada
Facultad de Medicina: El statu quo y los conflictos
Esteban Valenti Esteban Valenti
Mujica el gran elector
Milton A. Ramírez Milton A. Ramírez
La primera vez que vi a Mujica
Carlos Vivas; Homero Bagnulo Carlos Vivas; Homero Bagnulo
Las “innovaciones” en Medicina y los medios de información
Michael Añasco Michael Añasco
American Space Forces. Donald Trump contra los extraterrestres
Fernando Gil Díaz Fernando Gil Díaz
Pepe, el último profeta...
Roberto Sansón Mizrahi Roberto Sansón Mizrahi
En la encrucijada contemporánea no más ajuste sino transformación
Luis Sabini Luis Sabini
Una maldecidísima trinidad: Assange, Sala, palestinos
Dr. Guillermo Chiribao Dr. Guillermo Chiribao
Tacuarembó y el triste protagonismo de los últimos días
Dr. Federico Arregui Mondada Dr. Federico Arregui Mondada
Votaremos con el Frente Amplio. O a este mismo
Ismael Blanco Ismael Blanco
Balbi: el toro y la muerte
Jorge Balseiro Jorge Balseiro
El turismo visto desde la celulosa
Pablo Mieres Pablo Mieres
Promesas rotas
Rafael Sanseviero Rafael Sanseviero
La marea verde y la siesta de las izquierdas
Alejandro Domostoj Alejandro Domostoj
La venta del Dique Maua y la crónica de una metamorfosis: El FA de estatizador a continuador de la obra de Aparicio Méndez
Laura Alemán Laura Alemán
Predios del dique Mauá. Vender el alma: tres perlas de un collar oscuro
Charles Carrera Charles Carrera
Tan uruguayos como nosotros
Luis Fernández Luis Fernández
Detalles de la inmigración africana
Carlos Wuhl Carlos Wuhl
No lo digo yo, lo dicen Daniel Barenboin y otros, que se aplica el « apartheid » en Israel
Juan Raúl Ferreira Juan Raúl Ferreira
Desinteligencias de la Inteligencia
Daniel Mordecki Daniel Mordecki
La ley de los pequeños números
Enrique Gerschuni Enrique Gerschuni
Gobiernos y derechos
Marcelo Marchese Marcelo Marchese
UPM 2 NO, cuando la mentira es la verdad
Daniel Vidart Daniel Vidart
Gauchos de las cuchillas y vaqueros de las praderas -II
Juan Pedro Ciganda Juan Pedro Ciganda
¿En qué nos parecemos, tú y yo a la nieve?
Juan Pedro Ribas Juan Pedro Ribas
Cuidado señores candidatos. ¡Oso! del futbol
Edgardo Carvalho Edgardo Carvalho
El programa del FA y los arbolitos de Navidad
Jorge Ángel Pérez Jorge Ángel Pérez
Matrimonio homosexual en Cuba: ¿Buena voluntad o representación?
Iván Solarich Iván Solarich
GRIEZMANN, Y EL PARTIDO DE LA ÉTICA
Agustín Deleo Agustín Deleo
Aleluya hermanos
Fernando Gil Díaz Fernando Gil Díaz
Largaron!!
Daniel Feldman Daniel Feldman
Hacen falta poetas
Fernando López D’Alesandro Fernando López D’Alesandro
El Frente Amplio debe irse del Foro de San Pablo
E. Canon-F. López D’Alesandro E. Canon-F. López D’Alesandro
Democracia, propuestas y el verdadero cambio
más columnistas



 
banner cablevision 300 x 138
banner argentino hotel 300 x 138
Te encuentras en: Inicio | Columnas

Gaza: La filosofía fundamentalista de la muerte

Mauricio Zieleniec

04.04.2018

Israel tiene dos tipos de enemigos y no debemos mezclarlos, los más conflictivos son Hamas, Hezbollha e Irán, ellos quieren la destrucción y desaparición de Israel, es decir su muerte.

Sin más ni menos la muerte del Estado de Hebreo. Frente a la filosofía de muerte o aniquilación primero debemos expresarnos que si queremos vivir, vamos a vivir y el máximo repudio al fundamentalismo islamista y político que nos desea asesinar.

Otros son los posibles adversarios de Israel en la Zona, como Cisjordania donde viven la mayoría de los palestinos y sus planteos son negociables y tolerantes, luego hay varios países regionales musulmanes, con planteos diversos.

Creo que existe una tercera opción adversa, y está en nuestro interior del país hebreo; los fundamentalistas ortodoxos y los ultra nacionalistas, mucho daño causan en intento de realizar negociaciones. La fortaleza de  ellos en el parlamento, está implícita puesto sus representantes forman la mayoría que a veces falta. A la vez los fundamentalistas palestinos e israelíes, se potencian acarreando mayor confrontación.  

Tenemos una deuda, la ocupación en Cisjordania, nos avergüenza. La ética israelita nada tiene que ver con ocuparla franja Este. Territorio en la  que una población tomo identidad propia a partir de la guerra de 1967, identificándose como palestinos. Nada justifica nuestra presencia en dicha región. Las fuerzas progresistas israelíes presionan lo máximo posible y se entiende la justeza  de generar un Estado Palestino.

Por otra parte, "la marcha del retorno, al borde de la frontera israelí, donde Hamas "dice" que no organizó, pero si la apoya, eso es mentira. La organizó Hamas y está en su propio  territorio con lo peligroso de realizarla a pocos metros de la frontera con Israel.

Qué es para Hamas "la marcha del retorno" donde quiere juntar (aunque fracasó) 100.000 palestinos manifestando para un retorno simbólico a Israel. El 85% de los gazatíes nunca piso Israel y no nació en dicho Estado. Significa, simplemente que quieren ir o llevar dos millones de palestinos de Gaza a Israel para desestabilizar el país e intentar aniquilar dicho Estado. Tal como su fuerza política lo reitera permanentemente. No es una marcha de protesta es una marcha que señala objetivos de aniquilación.

De los palestinos caídos en esta marcha, dos tercios de ellos sabemos por su filiación, son militantes terroristas de organismos de Gaza, como Hamas, Jihad Islámico, Mártires de Al Aksa. Ellos intentaban mezclarse con civiles y entrar a territorio israelí. Alguno con armas de fuego disparaba contra los soldados israelíes. Los escudos de sus propios hermanos palestinos vuelven a ser su estrategia. Los niños son parte de dicha demostración (que vergüenza) y los defensores de los DD HH nunca denuncian la utilización política y terrorista de niños palestinos expuestos en el conflicto.

Esta marcha no es una reivindicación de un estado palestino, como la APN o el Fataj pudieran plantear desde Cisjordania, es la expresión de no aceptar a Israel como Estado.

Coincidimos que debe generarse el Estado Palestino junto a Israel  en conversaciones que Abaas y Netanyahu.   Pero ambos ponen el máximo escollo para resolverlo; se generarían grandes disputas políticas religiosas. A la vez, recordemos las burocracias de las autoridades palestinas, corruptas ellas, todo lo que estarían perdiendo desde sus cargos, sillones de poder y dinero de ayuda del exterior, donde los desvíos son enormes. A la vez Netanyahu perdería su gobierno de coalición y Abaas tendría igual dificultad.

LA PAZ SOLO VENDRÁ CUANDO: los intereses socioeconómicos de Cisjordania y de Gaza tengan una infraestructura desarrollada y exista mucha riqueza que perder con el conflicto. No nos olvidemos que en filosofía política, no rigen aspectos morales, (ya, Maquiavelo los marcaba) fluyen básicamente intereses en juego, siendo el desarrollo económica predominante.

 Años atrás Gaza recibió con la entrega de su autonomía importantes espacios productivos; que los miles de colonos israelíes expulsados por Sharón dejaban en la región de Gaza. Los mismos potenciales productivos funcionando fueron destruidos increíblemente por Hamas. Así está su economía: ayuda-extranjera. En Cisjordania se rompieron emprendimientos turísticos de alto nivel y entre corrupción y desinterés su economía genera pobreza. Eso, no es problema de Israel, aunque, non santo Israel, podría encausar inteligentemente algún desarrollo y generar bases de intereses comunes.

Los Niños y los muertos son el objetivo de estos terroristas para ganar la atención internacional. Barbarie: cuanto más muertos se muestren más vulnerables parecerán ellos. Pero cuando acuchillan inocentes o ponen bombas, en Londres, París, España, Tel Aviv, Argentina, etc. es por Allá y asesinan indiscriminadamente, en esa macabra gloria van al paraíso...? Religión, política, terrorismo, y fundamentalismo islámico, son el juego de Hamas.

Quiero a Israel, quiero negociar con palestinos que reconozcan nuestra existencia (y son la mayoría silenciosa), quiero un Estado Palestino junto a Israel. Y sé que las armas fundamentalistas se juntarán para copar el supuesto nuevo estado Palestino, puesto así funciona la región, por eso Israel tendrá que garantizar que eso no suceda y terroristas o grupos armados impongan el poder, como en Gaza.

 Repudio esta "Marcha del retorno", la misma es un intento de retornar los que nunca estuvieron en Israel y aniquilar al Estado Hebreo.

El resto es polvo y noticias para informativos.

Dos Pueblos Dos Estados

Mauricio Zieleniec fundador de Mensuario Identidad

 

 



UyPress - Agencia Uruguaya de Noticias


MVDCMS  Volver arriba    |    Contacto: uypress@uypress.net