*

Agencia Uruguaya de Noticias
Loading
con firma
Esteban Valenti Esteban Valenti
Los nuevos monstruos
Dr. Federico Arregui Dr. Federico Arregui
Haddad, Bolsonaro y el futuro de Latam y el mundo
Pablo Mieres Pablo Mieres
No a la grieta
Daniel Vidart Daniel Vidart
Dos poemas
Jorge Ángel Pérez Jorge Ángel Pérez
Alcoholismo en Cuba
Dr Guillermo Chiribao Dr Guillermo Chiribao
Sainete Nacional: Asociación Rural de Tacuarembó, Ministerio de Turismo y Un Solo Uruguay
Milton A. Ramírez Milton A. Ramírez
Giro a la izquierda
William Marino William Marino
Los días del después
Luis Fernández Luis Fernández
Sólo un par de detalles...
Jaime Igorra Jaime Igorra
Isla de Flores
Jorge Aniceto Molinari Jorge Aniceto Molinari
Educar, educar, educar… (Abordando eso gris, que parece la teoría).
Fernando Gil Díaz Fernando Gil Díaz
Injusto
Marcelo Marchese Marcelo Marchese
11 de octubre a las 11 en Torre Ejecutiva, evitemos un nuevo desembarco que agudizaría el desastre
Adriana Marrero Adriana Marrero
El Brasil autoritario: cinco votos y cómo explicarlos
Daniel Feldman Daniel Feldman
Salgo a caminar y desconfío del prójimo
Carlos Wuhl Carlos Wuhl
Los dos payasos peligrosos aún golpean
Ismael Blanco Ismael Blanco
La insoportable levedad de los inútiles
Dr. Federico Arregui Dr. Federico Arregui
Fogones Artiguistas apoya a Daniel Martinez
Carlos Vivas; Homero Bagnulo Carlos Vivas; Homero Bagnulo
Los Sistemas Sanitarios no deben financiar procedimientos inefectivos
Michael Añasco Michael Añasco
Un zarpazo de Erdogan sobre Chipre del Norte
Jorge Balseiro Jorge Balseiro
¡Felicitaciones Alcalde Charo López!
Juan Santini Juan Santini
Tabaré: No la embarres
Juan Pedro Ribas Juan Pedro Ribas
20 años después
Edmundo Roselli Edmundo Roselli
Urge que Uruguay defina su posición sobre Venezuela
Jaime Secco Jaime Secco
Astori casi siempre tuvo razón
Mónica Xavier Mónica Xavier
La histórica e impostergable reforma de la ley orgánica militar
Roberto Sansón Mizrahi Roberto Sansón Mizrahi
Concentración de la riqueza: supernova especulativa
Enrique Canon Enrique Canon
Cuidado, no caigas
Juan Raúl Ferreira Juan Raúl Ferreira
Los tiempos cambian, las visiones de país no
Gonzalo Moratorio Gonzalo Moratorio
Cazadores de virus, así estudiamos la evolución viral
Daniel Mordecki Daniel Mordecki
Sobre las encuestas basadas en avisos de Facebook II
Lic. Sebastian Hagobian Lopez Lic. Sebastian Hagobian Lopez
Uruguay, mirado desde el mundo
Hebert Abimorad Hebert Abimorad
La maradonización de Argentina o viceversa
Carlos Pérez Carlos Pérez
A propósito del borrador del Programa del Frente Amplio
Héctor Musto Héctor Musto
Esteban Valenti se va, yo me quedo
Juan Pedro Ciganda Juan Pedro Ciganda
Si estás desorientado y no sabés…
Alberto Rodríguez Genta Alberto Rodríguez Genta
No llores por mi Argentina… que yo lloro por ti!
Luis E. Sabini Fernández Luis E. Sabini Fernández
Israel, ¿modelo de democracia occidental? La Torah, ¡libro de historia!
Eduardo Vaz Eduardo Vaz
AUF y Frente Amplio
Fernando López D’Alesandro Fernando López D’Alesandro
El regreso de Sanguinetti, los problemas del FA y las limitaciones conservadoras
Charles Carrera Charles Carrera
Lacalle Pou, y el arte de hacer política desde los trascendidos de prensa
José Antonio Vera José Antonio Vera
Paraguay: estado cloacal
José W. Legaspi José W. Legaspi
2019: “Tantas opciones”, y a la vez, ninguna
Enrique Gerschuni Enrique Gerschuni
Voy a escribir sobre una persona
más columnistas



 
banner cablevision 300 x 138
banner argentino hotel 300 x 138
Te encuentras en: Inicio | Columnas | William Marino

Los nuevos tiempos

William Marino

12.04.2018

Hoy el mundo está en una guerra económica desde los EE.UU. contra el mundo, aun contra sus aliados, pero en especial contra China, el país que se perfila como una potencia comercial a nivel mundial. 

 

Por otro lado está la guerra con balas de verdad, las que matan al instante, las que van aniquilando, las que quieren exterminar de a poco a todo un pueblo, el Palestino, por parte de Israel aliado incondicional de los EE.UU.  Los EE.UU. en Siria, pero también en Libia, en Irak, Afganistán, del otro lado del mundo juega en México o Venezuela.   Por otro lado está la guerra más silenciosa, o la llamada guerra "justicialista", como la de Brasil o Colombia. Pero ahí los muertos civiles se cuentan por miles solo en lo que va de este año, son civiles que luchan por un plato de comida, para sí o su gente. Son aquellos como Marielle Franco asesinada el 14 de marzo de 9 balazos en la zona El Espacio. Allí fue atacada cuando venía de un acto en el barrio La Lapa, en Rio de Janeiro. Marielle era una luchadora por los DD.HH. de los negros, militante social, feminista y política del partido PSOL, por el cual había sido electa Concejal del Estado de Rio de Janeiro. Fue acribillada a balazos, por "gente desconocida", pero al parecer muy cercana al poderoso ejército brasileño, ella era una persona critica a la intervención del ejército en las favelas, otorgada por el presidente Michel Temer, este se lamento pero nada dijo que desde la intervención del ejército los muertos por las balas son de luchadores sociales y sindicales. Días después fue asesinado el único testigo, Carlos Pereira, se dice que fue a manos de "la policía" de civil.  Los asesinatos y detenciones de personas, que luchan por los más desposeídos, al parecer siguen a la orden. Ejemplo de ello es la detención de Lula, que esperemos no aparezca muerto en la cárcel. Pruebas son las conversaciones entre el piloto del helicóptero y/o avión con la torre de control, diciendo "tira esa basura por la ventana", "llévatelo y no lo traigas nunca más",  al mejor estilo de las dictaduras de la décadas del 70 y 80. La derecha y el poder del gran capital sigue trabajando en sus más variadas formas, solo en Brasil en los últimos años ya fueron asesinados, oficialmente, 194 trabajadores, militantes sociales, sindicales y políticos. Solo en Rio de Janeiro son más de 20 los ejecutados por estos "escuadrones de la muerte".

    Desde que la izquierda, o centro izquierda, o Gobiernos que se preocupan por sus ciudadanos, que combaten la pobreza y la indigencia, que ponen como una prioridad el salario del trabajador, la educación y igualdad social a nivel nacional, la derecha sale con todo su artillería a encontrar defectos, jamás virtudes.  Por eso todos los grandes medios de comunicación en el mundo entero, o hablan mucho o realizan un silencio sepulcral. Lo vemos en el tema Palestino, que en los últimos diez días han sido asesinados las de 20 y dejado unos 2000 heridos, en salvajadas cometidas por los soldados israelíes. En Colombia el gobierno hablaba de Paz y seguía asesinando a los luchadores sociales y dirigentes sindicales, que se podría decir que durante 2017 fueron asesinados cientos de militantes sociales, no integrante de los grupos armados. Lo mismo sucede en México, allí los asesinatos se cuentan por millares.  La revolución por la tierra, o de los campesinos liderada por Emiliano Zapata (1878-1919) justamente en estos días, el 10 de abril, fue asesinado, por el gran capital por los grandes terratenientes de México.  El poder político y pero más el económico cuando ve tastabillar su "poder", trata de ferrarse a él, a como dé lugar. No importa si mata, si usa lo jurídico, la fuerza o la astucia, el mundo y la historia está lleno de ejemplos que darían para escribir decenas de libros, citaremos solo algunos. El primero que me viene a la mente es Espartaco, (113 AC - 71 AC), el esclavo que se rebeló contra el poder en Roma, dirigió lo que se conoce como la guerra de los esclavos. Túpac Amaru, nació en Cusco, Perú, el 19 de marzo de 1738, fue el líder del mayor levantamiento indígena de América del Sur en contra de los colonialistas españoles y la explotación de los indígenas. Fue capturado el 6 de abril de 1781. Torturado a limites increíbles, cuando el enviado del Rey de España José Antonio de Areche le propuso la libertad a cambio de delatar a sus cómplices en el levantamiento, Túpac Amaru le contesto: "solamente tú y yo somos culpables, tu por oprimir mi pueblo y yo por tratar de liberarlo de semejante tiranía". Días después fue ejecutado mediante el descuartizamiento en la plaza pública, no sin antes presenciar la ejecución de sus amigos, su tío, dos hijos y su esposa. A él lo ataron de pies y manos de cuatro caballos, tirando den direcciones opuestas. No pudieron matarlo, "por lo que le cortaron la cabeza, luego los brazos y las piernas, así distribuyeron su cuerpo por todo el Perú". En Brasil unos de los primeros en luchar por la instalación de la Republica fue José da Silva "Tiradentes", nació en 1746 fue ejecutado el 21 de abril de 1792. Su pecado pretender ayudar a su pueblo natal Villa Rica en el estado de Minas Gerais. Corre la misma suerte de Túpac Amaru. Decapitado, "su cabeza es expuesta en una pica a la entrada de su ciudad natal Villa Rica, su cuerpo desmembrado es tirado por los caminos". Se puede seguir con los Libertadores de Haití, Toussaint Louverture y Jacques Dessalines, que fueron asesinados. Podríamos seguir con presidentes asesinados, ministros asesinados como lo eran John F. Kennedy y su hermano. El luchador social Martin Luther King, asesinado, los tres asesinados a la vista de millares de personas. En Chile asesinaron a Salvador Allende en 1973. En 1961 los belgas e ingleses mataron a Patrices Lumumba héroe del Congo, su cuerpo lo metieron en un barril con acido. En Colombia un agente de la CIA asesina el 9 de abril a Jorge Gaitan, eran el futuro Presidente del país. Asesinaron al Gandhi, a Getulio Vargas lo incitaron al suicidio. Seguimossssss................

 "Siguen matando las flores, pero no pueden detener la primavera".





MVDCMS  Volver arriba    |    Contacto: uypress@uypress.net