*

Agencia Uruguaya de Noticias
Loading
con firma
Esteban Valenti Esteban Valenti
Los nuevos monstruos
Dr. Federico Arregui Dr. Federico Arregui
Haddad, Bolsonaro y el futuro de Latam y el mundo
Pablo Mieres Pablo Mieres
No a la grieta
Daniel Vidart Daniel Vidart
Dos poemas
Jorge Ángel Pérez Jorge Ángel Pérez
Alcoholismo en Cuba
Dr Guillermo Chiribao Dr Guillermo Chiribao
Sainete Nacional: Asociación Rural de Tacuarembó, Ministerio de Turismo y Un Solo Uruguay
Milton A. Ramírez Milton A. Ramírez
Giro a la izquierda
William Marino William Marino
Los días del después
Luis Fernández Luis Fernández
Sólo un par de detalles...
Jaime Igorra Jaime Igorra
Isla de Flores
Jorge Aniceto Molinari Jorge Aniceto Molinari
Educar, educar, educar… (Abordando eso gris, que parece la teoría).
Fernando Gil Díaz Fernando Gil Díaz
Injusto
Marcelo Marchese Marcelo Marchese
11 de octubre a las 11 en Torre Ejecutiva, evitemos un nuevo desembarco que agudizaría el desastre
Adriana Marrero Adriana Marrero
El Brasil autoritario: cinco votos y cómo explicarlos
Daniel Feldman Daniel Feldman
Salgo a caminar y desconfío del prójimo
Carlos Wuhl Carlos Wuhl
Los dos payasos peligrosos aún golpean
Ismael Blanco Ismael Blanco
La insoportable levedad de los inútiles
Dr. Federico Arregui Dr. Federico Arregui
Fogones Artiguistas apoya a Daniel Martinez
Carlos Vivas; Homero Bagnulo Carlos Vivas; Homero Bagnulo
Los Sistemas Sanitarios no deben financiar procedimientos inefectivos
Michael Añasco Michael Añasco
Un zarpazo de Erdogan sobre Chipre del Norte
Jorge Balseiro Jorge Balseiro
¡Felicitaciones Alcalde Charo López!
Juan Santini Juan Santini
Tabaré: No la embarres
Juan Pedro Ribas Juan Pedro Ribas
20 años después
Edmundo Roselli Edmundo Roselli
Urge que Uruguay defina su posición sobre Venezuela
Jaime Secco Jaime Secco
Astori casi siempre tuvo razón
Mónica Xavier Mónica Xavier
La histórica e impostergable reforma de la ley orgánica militar
Roberto Sansón Mizrahi Roberto Sansón Mizrahi
Concentración de la riqueza: supernova especulativa
Enrique Canon Enrique Canon
Cuidado, no caigas
Juan Raúl Ferreira Juan Raúl Ferreira
Los tiempos cambian, las visiones de país no
Gonzalo Moratorio Gonzalo Moratorio
Cazadores de virus, así estudiamos la evolución viral
Daniel Mordecki Daniel Mordecki
Sobre las encuestas basadas en avisos de Facebook II
Lic. Sebastian Hagobian Lopez Lic. Sebastian Hagobian Lopez
Uruguay, mirado desde el mundo
Hebert Abimorad Hebert Abimorad
La maradonización de Argentina o viceversa
Carlos Pérez Carlos Pérez
A propósito del borrador del Programa del Frente Amplio
Héctor Musto Héctor Musto
Esteban Valenti se va, yo me quedo
Juan Pedro Ciganda Juan Pedro Ciganda
Si estás desorientado y no sabés…
Alberto Rodríguez Genta Alberto Rodríguez Genta
No llores por mi Argentina… que yo lloro por ti!
Luis E. Sabini Fernández Luis E. Sabini Fernández
Israel, ¿modelo de democracia occidental? La Torah, ¡libro de historia!
Eduardo Vaz Eduardo Vaz
AUF y Frente Amplio
Fernando López D’Alesandro Fernando López D’Alesandro
El regreso de Sanguinetti, los problemas del FA y las limitaciones conservadoras
Charles Carrera Charles Carrera
Lacalle Pou, y el arte de hacer política desde los trascendidos de prensa
José Antonio Vera José Antonio Vera
Paraguay: estado cloacal
José W. Legaspi José W. Legaspi
2019: “Tantas opciones”, y a la vez, ninguna
Enrique Gerschuni Enrique Gerschuni
Voy a escribir sobre una persona
más columnistas



 
banner cablevision 300 x 138
banner argentino hotel 300 x 138
Te encuentras en: Inicio | Columnas | Mónica Xavier

Lula es el enemigo público número uno de las clases dominantes

Mónica Xavier

11.04.2018

El Supremo Tribunal Federal le negó la legítima posibilidad del Habeas Corpus al expresidente de Brasil, el compañero Lula da Silva.

En el artículo 5, LVII, de la constitución de Brasil está escrito que nadie será considerado culpable hasta que la sentencia condenatoria se encuentre firme. Y el Código de Proceso Penal, en su art. 283, tampoco permite prisión (a no ser preventiva o in fraganti) sin sentencia firme. Por estos motivos, muchos juristas consideran que nadie puede ir preso si aún caben recursos de apelación de la condena. Y Lula aún puede apelar al STJ (similar a nuestra Casación) y al STF (Corte Suprema). De modo que no podría ir preso aún.

Sin embargo en una decisión tan controversial como reñida, la jueza Rosa Webber finalmente inclinó la balanza en contra de Lula, al contradecir su propio dictamen de 2016, cuando votó contra la prisión en segunda instancia. Aquel fue un voto categórico. Argumentó que la letra de la constitución la prohíbe y que no existe otra interpretación. Pero para Lula se dio vuelta.

Este caso deja al descubierto la artimaña de poderosos intereses que van mucho más allá del Poder Judicial, y que no respetan la institucionalidad ni la democracia. No es casualidad que hace tan solo unos meses voltearon al gobierno democrático de Dilma - sin ninguna prueba de corrupción en su contra - colocando a usurpadores que impusieran reformas laborales salvajes y raquitizaran presupuestos en políticas sociales. Ni tampoco es casualidad el asesinato a balazos hace pocos días de Marielle Franco ni que la semana pasada dispararon contra la caravana de Lula. Por si fuera poco el ministro de Defensa y el Comandante en Jefe del Ejército amenazan desembozadamente a la institucionalidad.

"Compañeros y compañeras: pueden tener la certeza que yo estoy más tranquilo que los que me están acusando. Porque mi tranquilidad, es la tranquilidad de mi inocencia y la intranquilidad de ellos es la intranquilidad  de quien sabe que están haciendo una gran canallada conmigo y yo no tengo miedo de ellos, y voy a luchar, voy a luchar, voy a luchar y voy a luchar... porque mientras tenga un minuto de vida yo estaré a la par de ustedes, probando que la única cosa que vale la pena saber en ésta nuestra pasada por la tierra, es que no hay que tener miedo de luchar, no hay que tener miedo de vencer y no hay que tener miedo de gobernar". Esto dijo Lula frente a una multitud que colmaba el estadio de Pituaçu, Salvador de Bahia, el 15 de marzo pasado.

Allí está la clave. El establishment asociado a la derecha ya no aguanta más a las fuerzas populares en el gobierno y hace cualquier cosa para impedir que sigamos gobernando. Las bardas en remojo. Quieren apresar a Lula sin haber terminado el juicio en su contra. Porque Lula es el favorito del pueblo para ganar las próximas elecciones y el enemigo público número uno de las clases dominantes.



Dra. Mónica Xavier.

UyPress - Agencia Uruguaya de Noticias



MVDCMS  Volver arriba    |    Contacto: uypress@uypress.net