*

Agencia Uruguaya de Noticias
Loading
con firma
José Antonio Vera José Antonio Vera
Paraguay con nuevo capataz
William Marino William Marino
¡Dios por aquí NO paso!
Jorge Aniceto Molinari Jorge Aniceto Molinari
170 años. (Abordando eso gris, que parece la teoría).
Ana Jerozolimski Ana Jerozolimski
No se puede dar nada a Hamas hasta que devuelva a los soldados y civiles que secuestró”
Hugo Rodríguez Almada Hugo Rodríguez Almada
Facultad de Medicina: El statu quo y los conflictos
Esteban Valenti Esteban Valenti
Mujica el gran elector
Milton A. Ramírez Milton A. Ramírez
La primera vez que vi a Mujica
Carlos Vivas; Homero Bagnulo Carlos Vivas; Homero Bagnulo
Las “innovaciones” en Medicina y los medios de información
Michael Añasco Michael Añasco
American Space Forces. Donald Trump contra los extraterrestres
Fernando Gil Díaz Fernando Gil Díaz
Pepe, el último profeta...
Roberto Sansón Mizrahi Roberto Sansón Mizrahi
En la encrucijada contemporánea no más ajuste sino transformación
Luis Sabini Luis Sabini
Una maldecidísima trinidad: Assange, Sala, palestinos
Dr. Guillermo Chiribao Dr. Guillermo Chiribao
Tacuarembó y el triste protagonismo de los últimos días
Dr. Federico Arregui Mondada Dr. Federico Arregui Mondada
Votaremos con el Frente Amplio. O a este mismo
Ismael Blanco Ismael Blanco
Balbi: el toro y la muerte
Jorge Balseiro Jorge Balseiro
El turismo visto desde la celulosa
Pablo Mieres Pablo Mieres
Promesas rotas
Rafael Sanseviero Rafael Sanseviero
La marea verde y la siesta de las izquierdas
Alejandro Domostoj Alejandro Domostoj
La venta del Dique Maua y la crónica de una metamorfosis: El FA de estatizador a continuador de la obra de Aparicio Méndez
Laura Alemán Laura Alemán
Predios del dique Mauá. Vender el alma: tres perlas de un collar oscuro
Charles Carrera Charles Carrera
Tan uruguayos como nosotros
Luis Fernández Luis Fernández
Detalles de la inmigración africana
Carlos Wuhl Carlos Wuhl
No lo digo yo, lo dicen Daniel Barenboin y otros, que se aplica el « apartheid » en Israel
Juan Raúl Ferreira Juan Raúl Ferreira
Desinteligencias de la Inteligencia
Daniel Mordecki Daniel Mordecki
La ley de los pequeños números
Enrique Gerschuni Enrique Gerschuni
Gobiernos y derechos
Marcelo Marchese Marcelo Marchese
UPM 2 NO, cuando la mentira es la verdad
Daniel Vidart Daniel Vidart
Gauchos de las cuchillas y vaqueros de las praderas -II
Juan Pedro Ciganda Juan Pedro Ciganda
¿En qué nos parecemos, tú y yo a la nieve?
Juan Pedro Ribas Juan Pedro Ribas
Cuidado señores candidatos. ¡Oso! del futbol
Edgardo Carvalho Edgardo Carvalho
El programa del FA y los arbolitos de Navidad
Jorge Ángel Pérez Jorge Ángel Pérez
Matrimonio homosexual en Cuba: ¿Buena voluntad o representación?
Iván Solarich Iván Solarich
GRIEZMANN, Y EL PARTIDO DE LA ÉTICA
Agustín Deleo Agustín Deleo
Aleluya hermanos
Fernando Gil Díaz Fernando Gil Díaz
Largaron!!
Daniel Feldman Daniel Feldman
Hacen falta poetas
Fernando López D’Alesandro Fernando López D’Alesandro
El Frente Amplio debe irse del Foro de San Pablo
E. Canon-F. López D’Alesandro E. Canon-F. López D’Alesandro
Democracia, propuestas y el verdadero cambio
más columnistas



 
banner cablevision 300 x 138
banner argentino hotel 300 x 138
Te encuentras en: Inicio | Columnas | Mónica Xavier

Lula es el enemigo público número uno de las clases dominantes

Mónica Xavier

11.04.2018

El Supremo Tribunal Federal le negó la legítima posibilidad del Habeas Corpus al expresidente de Brasil, el compañero Lula da Silva.

En el artículo 5, LVII, de la constitución de Brasil está escrito que nadie será considerado culpable hasta que la sentencia condenatoria se encuentre firme. Y el Código de Proceso Penal, en su art. 283, tampoco permite prisión (a no ser preventiva o in fraganti) sin sentencia firme. Por estos motivos, muchos juristas consideran que nadie puede ir preso si aún caben recursos de apelación de la condena. Y Lula aún puede apelar al STJ (similar a nuestra Casación) y al STF (Corte Suprema). De modo que no podría ir preso aún.

Sin embargo en una decisión tan controversial como reñida, la jueza Rosa Webber finalmente inclinó la balanza en contra de Lula, al contradecir su propio dictamen de 2016, cuando votó contra la prisión en segunda instancia. Aquel fue un voto categórico. Argumentó que la letra de la constitución la prohíbe y que no existe otra interpretación. Pero para Lula se dio vuelta.

Este caso deja al descubierto la artimaña de poderosos intereses que van mucho más allá del Poder Judicial, y que no respetan la institucionalidad ni la democracia. No es casualidad que hace tan solo unos meses voltearon al gobierno democrático de Dilma - sin ninguna prueba de corrupción en su contra - colocando a usurpadores que impusieran reformas laborales salvajes y raquitizaran presupuestos en políticas sociales. Ni tampoco es casualidad el asesinato a balazos hace pocos días de Marielle Franco ni que la semana pasada dispararon contra la caravana de Lula. Por si fuera poco el ministro de Defensa y el Comandante en Jefe del Ejército amenazan desembozadamente a la institucionalidad.

"Compañeros y compañeras: pueden tener la certeza que yo estoy más tranquilo que los que me están acusando. Porque mi tranquilidad, es la tranquilidad de mi inocencia y la intranquilidad de ellos es la intranquilidad  de quien sabe que están haciendo una gran canallada conmigo y yo no tengo miedo de ellos, y voy a luchar, voy a luchar, voy a luchar y voy a luchar... porque mientras tenga un minuto de vida yo estaré a la par de ustedes, probando que la única cosa que vale la pena saber en ésta nuestra pasada por la tierra, es que no hay que tener miedo de luchar, no hay que tener miedo de vencer y no hay que tener miedo de gobernar". Esto dijo Lula frente a una multitud que colmaba el estadio de Pituaçu, Salvador de Bahia, el 15 de marzo pasado.

Allí está la clave. El establishment asociado a la derecha ya no aguanta más a las fuerzas populares en el gobierno y hace cualquier cosa para impedir que sigamos gobernando. Las bardas en remojo. Quieren apresar a Lula sin haber terminado el juicio en su contra. Porque Lula es el favorito del pueblo para ganar las próximas elecciones y el enemigo público número uno de las clases dominantes.



Dra. Mónica Xavier.

UyPress - Agencia Uruguaya de Noticias



MVDCMS  Volver arriba    |    Contacto: uypress@uypress.net