*

Agencia Uruguaya de Noticias
Loading
con firma
Esteban Valenti Esteban Valenti
Las culpas en la izquierda uruguaya
Mónica Xavier Mónica Xavier
La histórica e impostergable reforma de la ley orgánica militar
Carlos Vivas; Homero Bagnulo Carlos Vivas; Homero Bagnulo
Transparencia en la información. Una exigencia ética de todo sistema de salud
Daniel Vidart Daniel Vidart
Ayestarán
Pablo Mieres Pablo Mieres
Antel Arena: ¿por qué se oculta información?
Roberto Sansón Mizrahi Roberto Sansón Mizrahi
Concentración de la riqueza: supernova especulativa
Enrique Canon Enrique Canon
Cuidado, no caigas
Jaime Igorra Jaime Igorra
Fuerzas Armadas uruguayas y el control de nuestras fronteras
Luis Fernández Luis Fernández
“Por la misma... y cambiando”
Federico Arregui Federico Arregui
La región y Uruguay
Juan Raúl Ferreira Juan Raúl Ferreira
Los tiempos cambian, las visiones de país no
Jorge Aniceto Molinari Jorge Aniceto Molinari
El impuesto al valor agregado. (Abordando eso gris, que parece la teoría).
William Marino William Marino
El Mundo en guerra
Marcelo Marchese Marcelo Marchese
La difamación como arma disuasoria del sionismo
Gonzalo Moratorio Gonzalo Moratorio
Cazadores de virus, así estudiamos la evolución viral
Fernando Gil Díaz Fernando Gil Díaz
Frontera colada
Daniel Mordecki Daniel Mordecki
Sobre las encuestas basadas en avisos de Facebook II
Lic. Sebastian Hagobian Lopez Lic. Sebastian Hagobian Lopez
Uruguay, mirado desde el mundo
Jorge Balseiro Jorge Balseiro
Redoblando la apuesta
Michael Añasco Michael Añasco
Polonia blanca, Pura y Católica
Carlos Wuhl Carlos Wuhl
¿ISRAEL NOTICIAS O PROPAGANDA? CUANDO SE MIENTE NO SE PUEDE DETENER
Hebert Abimorad Hebert Abimorad
La maradonización de Argentina o viceversa
Adriana Marrero Adriana Marrero
Señores: así, NO.
Carlos Pérez Carlos Pérez
A propósito del borrador del Programa del Frente Amplio
Dr Guillermo Chiribao Dr Guillermo Chiribao
Manini violó las normas y su arresto a rigor es sano para la Democracia
Héctor Musto Héctor Musto
Esteban Valenti se va, yo me quedo
Juan Santini Juan Santini
El regalito del Pepe y del Ñato a Tabaré
Jorge Ángel Pérez Jorge Ángel Pérez
El nuevo curso escolar, un aparatoso espectáculo en Cuba
Juan Pedro Ciganda Juan Pedro Ciganda
Si estás desorientado y no sabés…
Milton A. Ramírez Milton A. Ramírez
El debate por el zócalo
Juan Pedro Ribas Juan Pedro Ribas
Carta abierta al “Negro”
Alberto Rodríguez Genta Alberto Rodríguez Genta
No llores por mi Argentina… que yo lloro por ti!
Daniel Feldman Daniel Feldman
Roraima y la tristeza
Luis E. Sabini Fernández Luis E. Sabini Fernández
Israel, ¿modelo de democracia occidental? La Torah, ¡libro de historia!
Eduardo Vaz Eduardo Vaz
AUF y Frente Amplio
Fernando López D’Alesandro Fernando López D’Alesandro
El regreso de Sanguinetti, los problemas del FA y las limitaciones conservadoras
Charles Carrera Charles Carrera
Lacalle Pou, y el arte de hacer política desde los trascendidos de prensa
José Antonio Vera José Antonio Vera
Paraguay: estado cloacal
José W. Legaspi José W. Legaspi
2019: “Tantas opciones”, y a la vez, ninguna
Jaime Secco Jaime Secco
Odiaos los unos a los otros
Enrique Gerschuni Enrique Gerschuni
Voy a escribir sobre una persona
más columnistas



 
banner cablevision 300 x 138
banner argentino hotel 300 x 138
Te encuentras en: Inicio | Secciones | Coberturas Especiales | Infoesfera
imagen del contenido ¿Pueden las redes sociales hacer que votemos un partido político?

INFOESFERA

¿Pueden las redes sociales hacer que votemos un partido político?

12.04.2018

MONTEVIDEO (Uypress) - Según un reciente estudio de Soroush Vosoughi y sus colegas del Instituto Tecnológico de Massachusetts hay un 70% más de probabilidad que una noticia falsa se replique, sobre todo si se trata de una noticia política.

Para este estudio, y su conclusión, fueron evaluados datos que incluyeron aproximadamente 126.000 historias tuiteadas por 3 millones de personas más de 4,5 millones de veces.

Se debe recordar que  las informaciones falsas no se deben a aplicaciones como Twitter sino que son sus usuarios quienes retuitean más la información falsa, solo por el hecho de que inspira temor, disgusto y sorpresa o sencillamente confirma que tenemos razón, escribe Sergio Parra para el portal Yorokobu.

Recuerda el autor que los motores de búsqueda, como Google, proporcionan sus listas de resultados inadvertidamente, a través de una serie de sesgos invisibles, y el principal problema es que los algoritmos que subyacen a estos filtros suelen ser secretos.

Los algoritmos, además de informarnos sesgadamente, nos aíslan de personas informadas bajo el control de otros algoritmos personalizados, de modo que la distancia ideológica con los demás se agranda.

Los algoritmos suelen ser opacos, secretos, inescrutables, a la vez que pueden modificarse sin conocimiento expreso de los usuarios.

Como ejemplo de las afirmaciones anteriores el autor pone cuentan el caso en que dos investigadores, Robert Epstein y Ronald E. Robertson, solicitaron a votantes indecisos en Estados Unidos e India que emplearan el motor de búsqueda de Google para informarse sobre las elecciones que iban a celebrarse poco después. Los motores se programaron para que sesgaran los resultados, favoreciendo un partido frente al otro. Estos resultaron cambiaron en un 20% las preferencias del voto.

También es fácil inferir que Google podría optar por sesgar su algoritmos por motivos empresariales, políticos o económicos.

Según Pew Research Center, un 73 % de los estadounidenses cree que los resultados de las búsquedas son rigurosos e imparciales pero Google podría socavar la democracia con relativa facilidad.

El hecho de que cada vez consumimos más contenidos en nuestras  redes sociales como Twitter, Facebook, Google y otros, permite que los políticos diseñen estrategias de campaña mucho más eficaces y libres del escrutinio crítico de sus detractores.

Afirma el articulista que uno de los objetivos más valiosos para enviar información falsa o tendenciosa es identificar a los votantes vulnerables, entendiendo por vulnerable al desinformado, ignorante, fanatizado, miedoso o generador de odio,  "Gracias a la información que dejamos en nuestras redes sociales, cual migas de pan, permitimos que nos envíen campañas que alimentan nuestra fragilidad".





MVDCMS  Volver arriba    |    Contacto: uypress@uypress.net