" />
Agencia Uruguaya de Noticias
Loading
con firma
Homero Bagnulo y Carlos Vivas Homero Bagnulo y Carlos Vivas
La responsabilidad social de los médicos en el ejercicio de su profesión
Esteban Valenti Esteban Valenti
Ser de izquierda, votar a la izquierda
Eduardo Vaz Eduardo Vaz
Seamos utópicos, pidamos lo posible
Pablo Mieres Pablo Mieres
EDUY21: una bocanada de esperanza y un desafío para los partidos políticos
Ana Jerozolimski Ana Jerozolimski
Jerusalem no está ocupada
Alfredo Correa Reissig Alfredo Correa Reissig
LA GRAN OPORTUNIDAD HISTÓRICA PARA EL SR. FISCAL PACHECO (Segunda Parte)
Enrique Gerschuni Enrique Gerschuni
¿Como poder explicar, cómo poder transmitir.?
Carlos Visca Carlos Visca
¿Qué es lo primero?
Jorge Aniceto Molinari Jorge Aniceto Molinari
Argentina dividia por la moneda. (Abordando eso gris, que parece la teoría).
William Marino William Marino
La Militancia y los Comités
Michael Añasco Michael Añasco
El Coro de Hombres de Londres vs el Coro de Hombres del Ejército Rojo
Dr. Federico Arregui Dr. Federico Arregui
Las expresiones del ciudadno Mario Layera
José Antonio Vera José Antonio Vera
Marqués de Sade nacionalizado paraguayo
Julio Fernando Gil Diaz Julio Fernando Gil Diaz
Crisis oportunas
Gustavo Firpo Gustavo Firpo
El Memorial del Penal de Libertad...
Milton A. Ramírez Milton A. Ramírez
La grieta social en Uruguay y sus 25 barrios excluidos
Marcelo Marchese Marcelo Marchese
Dólar planchado, defensa del statu quo explicada didácticamente
Edmundo Roselli Edmundo Roselli
Wilson Netto debe renunciar
Fernando López D’Alesandro Fernando López D’Alesandro
Vivian Trías y el proceso hacia el marxismo leninismo
Daniel Vidart Daniel Vidart
CRISTOBAL COLON: IGNORANCIAS Y OLVIDOS DE LA HISTORIA OFICIAL. (Primera parte)
Mario Peralta Mario Peralta
Algunas reflexiones sobre la Hiperinflación, Dolarización y Desocupación en la Argentina durante el periodo 1973-1991
William Marino William Marino
Las redes sociales
Roberto Soria Roberto Soria
Cómo hacer izquierda(s) con palabras: Respuesta a Marcelo Marchese
Héctor Musto Héctor Musto
El Frente Amplio, ¿nos quiere echar?
Carlos Wuhl Carlos Wuhl
Dos payasos desesperados por tocar el botón
Mauricio Zieleniec Mauricio Zieleniec
Los extremos se unen desde el Medio Oriente hasta nuestras latitudes
Ismael Blanco Ismael Blanco
"Volemos a través de la niebla y del aire corrompido"
Daniel Feldman Daniel Feldman
We are fantastic!
Luis C. Turiansky Luis C. Turiansky
No es lo mismo venderse que colaborar
Jorge Ángel Pérez Jorge Ángel Pérez
Laringitis, la enfermedad más común en Cuba el 2 de mayo
Jorge Balseiro Savio Jorge Balseiro Savio
Cuidado del río Negro…
Alejandro Domostoj Alejandro Domostoj
TLC: Un ejemplo de los dilemas frenteamplistas que hacen dudar de la viabilidad de un cuarto gobierno
Gustavo Guarino Gustavo Guarino
Ley de Riego: qué debemos saber
Juan Raúl Ferreira Juan Raúl Ferreira
La gloriosa Paysandú: Wilson renace con Leandro Gómez
Pablo Martínez Bengochea Pablo Martínez Bengochea
¿Segmentación socio-territorial o fractura social?
Jaime Secco Jaime Secco
A 50 años del Mayo Francés
Germán Moldes Germán Moldes
El "garantismo" y la gente*
E. Canon, F. López D’Alesandro, R. Rivarola * E. Canon, F. López D’Alesandro, R. Rivarola *
Cambiar al Frente, al gobierno y al Uruguay
Juan Pedro Ribas Juan Pedro Ribas
El otro día en el INISA; fuimos adolescentes
José W. Legaspi José W. Legaspi
Te equivocaste, Gonzalo Mujica
Adriana Marrero Adriana Marrero
La universidad de la educación: ¿será posible una síntesis? (*)
David Malowany David Malowany
Explicando lo inexplicable
Claudio Martinez Debat Claudio Martinez Debat
Rosalind Franklin y la doble hélice del ADN
Mónica Xavier Mónica Xavier
Un Uruguay para todos
Jorge Braun Jorge Braun
¿Por qué Svalbard justo ahora?
Juan Santini Juan Santini
Miras la paja en el ojo ajeno, y no consideras la viga en el tuyo propio
Bertha Sanseverino Bertha Sanseverino
Diputados estudia proyecto ley Trata de Personas
Andrea recomienda: desplastificate Andrea recomienda: desplastificate
Diseño, Arte, Gastronomía & Co.
Edgardo Carvalho Edgardo Carvalho
El juez Moro y la historia universal de la infamia
Joan Cañete Bayle Joan Cañete Bayle
El espejo de Gaza (CTXT*)
Claudio Visillac Claudio Visillac
Astori ya fue
Roberto Savio Roberto Savio
Reflexiones sobre la crisis
Daniel Mordecki Daniel Mordecki
El dilema del encuestador
más columnistas



 
banner cablevision 300 x 138
banner argentino hotel 300 x 138
Te encuentras en: Inicio | Columnas

La nueva capital en medio del desierto egipcio rivalizara con Dubái

Michael Añasco

01.05.2018

Si hay algo a lo que le temen más que nada los gobernantes argentinos es la Plaza de Mayo. Esta frente a Casa Rosada, desde su balcón hablaron Evita y Perón. Pero desde su azotea huyeron en helicóptero De la Rúa en el 2002 e "Isabelita" en 1976.

Cuando estallo la "primavera árabe" políticos y militares egipcios, tomaron conciencia de que La plaza de la Liberación o plaza Tahrir no era el mejor lugar para sedes gubernamentales. Se necesitaba otra capital. "Recuerdo a los egipcios y al mundo entero que Egipto se está despertando... La gente pensaba que mi país había muerto. Pero no, Egipto es un país que Dios creó para la vida", manifestó el presidente egipcio Abdel Fattá al Sisi en 2016, cuando comenzaran las obras, frente a periodista, diplomáticos e inversores potenciales. También el proyecto es una nueva inyección multimillonarias de las Petro-Monarquías del golfo Pérsico y China -el principal soporte del nuevo régimen-. a la economía egipcia: La economía de la nación del Nilo experimentó un frenazo en seco tras la revolución del 2011, y desde entonces el crecimiento de su PIB se ha estancado alrededor del 2%. Gracias a la construcción de megaproyectos de infraestructuras públicas, como la nueva ramificación del canal de Suez, y a la multiplicación de la inversión extranjera, el gobierno espera elevar la tasa de crecimiento económico durante los próximos años hasta el 6% y reducir la tasa del paro al 10%.

La nueva capital de Egipto se acerca un paso más a convertirse en una realidad con el anuncio de la de la finalización de la primera fase del gran del megaproyecto, para el 2019. Con hoteles de lujo, elegantes barrios residenciales, un aeropuerto moderno o una torre de 345 metros, Egipto espera asombrar al mundo con su nueva capital en pleno desierto a 45 km al este de El Cairo, entre las carreteras de Suez y de Ain Sokhna, varios camiones circulan por las vías recién estrenadas a través de una ancha extensión de arena prácticamente virgen.

En la obra de la futura sede del Consejo de ministros, los obreros construyen el futuro distrito gubernamental, donde se situará el palacio presidencial, el parlamento, 32 ministerios y varias embajadas, que estarán en la dominada "Zona Verde". La nueva capital está siendo construida por desarrolladores chinos principalmente, cuyo gobierno ha proporcionado los primeros 20.000 millones de dólares de los 45.000 millones del total previsto. La nueva ciudad de 700 kilómetros cuadrados, con un aeropuerto-previsto- mayor que el londinense de Heathrow está siendo construida en el desierto al este de El Cairo, se convertirá en la nueva sede del gobierno y es presentada como una visión mucho más grandiosa de la capital actual. La nueva Dubái del Mediterráneo. Las propuestas para la ciudad incluyen vivienda para cinco (5) millones de personas, más de 1.000 mezquitas, casas inteligentes, zonas industriales, un centro de conferencias para 5.000 espectadores y el parque más grande del mundo. El interés en el proyecto ha sido muy fuerte. Se reporta que una empresa de la India está planeando un gran centro médico y universitario, mientras que una empresa de Arabia Saudí esta de construyendo un complejo de mezquitas en predio de 12,6 hectáreas y un museo islámico. El-Cairo, inhabitable. El Cairo, una de las ciudades más emblemática del mundo. Su cercanía a monumentos egipcios de proyección universal-las pirámides, paseos por el Nilo-. le convierte en un nodo del turismo internacional, y su carácter cosmopolita le asegura una posición económica y cultural preferente en el mundo árabe. Pero existe otro lado de la capital egipcia.Según las estimaciones del gobierno del país, El Cairo cuenta con unos 18 millones de habitantes, cifra que posiblemente se duplique en el plazo de cuarenta años. No son estimaciones particularmente aventuradas: la totalidad del continente africano cuenta con altas tasas de natalidad, a lo que hay que sumar el permanente traslado de poblaciones más pobres actualmente asentadas en el campo. En los alrededores de la ciudad se forman asentamiento de viviendas precarias sin electricidad, agua o saneamiento .Agreguemos que los distintos grupos islámicos se vuelven reorganizar en las "sombras" de la ciudad y ayudando con médicos, medicinas y escuelas.  Los "Hermanos Musulmanes" no han desaparecido, siguen presentes en muchos de estos barrios olvidados por los gobernantes.

La infraestructura, de la nueva capital incluyendo puentes y 210 kilómetros de carreteras, tren de alta velocidad y un abastecimiento de agua potable desde el Delta del Nilo. El agua tratada se usará para la irrigación de las parques y plazas. Los datos dados a conocer sobre esta empresa parecen desmesurados para un país en vías de desarrollo y con graves carencias sociales. La primera fase se está construyendo edificios de viviendas para los funcionarios gubernamentales. Para el 2019 podría completarse con la mudanza de los primeros residentes del proyecto, se verán los ministerios gubernamentales y, embajadas en un espacio denominado "zona verde" un espacio de máxima seguridad, similar a la de Bagdad, con un aeropuerto al interior. Eso si, ninguna plaza o espacio donde organizar protestas. Se definiría a algo similar como el Kremlin Moscovita, pero sin Plaza Roja. ¿Pueblos fantasmas? A pesar del optimismo de los funcionarios, existe la preocupación de que el proyecto se encuentre con problemas familiares. Egipto ya ha construido varias ciudades satélites alrededor de El Cairo, para descongestionar la urbe, aunque esta que registran baja ocupación a pesar de la alta inversión. "Las necesidades de El Cairo deberían ser resueltas por las ocho nuevas ciudades existentes a su alrededor", dice David Sims, un planificador urbano y autor radicado en El Cairo. "Pero la gente los llama pueblos fantasmas". "Las nuevas ciudades fabrican viviendas, inasequibles para la mayoría de los habitantes de El Cairo", indica Sims. "Las nuevas ciudades construidas con un enfoque altamente modernista, no permiten las empresas y actividades informales de la que dependen la mayoría de los egipcios" Primera fase terminada La primera fase del proyecto verá ministerios gubernamentales y, embajadas en un "en un espacio denominado "zona verde" un área de máxima seguridad, similar a la de Bagdad y si ninguna plaza o espacio donde organizar protestas. En esta fase se están construyendo edificios de viviendas para los funcionarios gubernamentales. Esta fase podría completarse con la mudanza de los primeros residentes. Los ministerios, edificios oficiales, viviendas de funcionarios y embajadas se trasladarían a la nueva capital.

 A pesar del optimismo de los funcionarios, existe la preocupación de que el proyecto se encuentre con problemas. Con un ingreso de 250 dólares per cápita al mes, un funcionario o un vendedor de Bazar de EL-Cairo, no puede comprar un apartamento de 100.000 mil dólares" Las nuevas ciudades construidas son casas unifamiliares y bloques de apartamentos con un enfoque altamente modernista, no permiten el funcionamiento las empresas y actividades informales de la que dependen la mayoría de los egipcios y del EL-Cairo. Pronostico realista sobre la nueva capital. Para la mayoría de los analistas la nueva capital, sin nombre todavía, no se convertirá en el nuevo Dubái. Los funcionarios estatales imposibilitados de comprar una vivienda, se trasladarán por los 45 km que separan El-Cairo, de la nueva capital o el posible tren de alta velocidad. "la ciudad se convertirá en una simple capital administrativa- siempre y cuando se subsidien las vivienda-, llegará a tener a 100.000 a 200.000 habitantes" y no está claro si funcionarios, legisladores y "Generales" quieran mudarse y dejar sus valiosos inmuebles y negocios de todo tipo en El-Cairo. La nueva capital seguirá mientras mariscal presidente Al-Sisi siga ganando con el 90% de los votos o hasta la próxima primavera árabe.

 

Michael Añasco, Blogger



UyPress - Agencia Uruguaya de Noticias


MVDCMS  Volver arriba    |    Contacto: uypress@uypress.net