" />
Agencia Uruguaya de Noticias
Loading
con firma
Esteban Valenti Esteban Valenti
Los nuevos monstruos
Dr. Federico Arregui Dr. Federico Arregui
Haddad, Bolsonaro y el futuro de Latam y el mundo
Pablo Mieres Pablo Mieres
No a la grieta
Daniel Vidart Daniel Vidart
Dos poemas
Jorge Ángel Pérez Jorge Ángel Pérez
Alcoholismo en Cuba
Dr Guillermo Chiribao Dr Guillermo Chiribao
Sainete Nacional: Asociación Rural de Tacuarembó, Ministerio de Turismo y Un Solo Uruguay
Milton A. Ramírez Milton A. Ramírez
Giro a la izquierda
William Marino William Marino
Los días del después
Luis Fernández Luis Fernández
Sólo un par de detalles...
Jaime Igorra Jaime Igorra
Isla de Flores
Jorge Aniceto Molinari Jorge Aniceto Molinari
Educar, educar, educar… (Abordando eso gris, que parece la teoría).
Fernando Gil Díaz Fernando Gil Díaz
Injusto
Marcelo Marchese Marcelo Marchese
11 de octubre a las 11 en Torre Ejecutiva, evitemos un nuevo desembarco que agudizaría el desastre
Adriana Marrero Adriana Marrero
El Brasil autoritario: cinco votos y cómo explicarlos
Daniel Feldman Daniel Feldman
Salgo a caminar y desconfío del prójimo
Carlos Wuhl Carlos Wuhl
Los dos payasos peligrosos aún golpean
Ismael Blanco Ismael Blanco
La insoportable levedad de los inútiles
Dr. Federico Arregui Dr. Federico Arregui
Fogones Artiguistas apoya a Daniel Martinez
Carlos Vivas; Homero Bagnulo Carlos Vivas; Homero Bagnulo
Los Sistemas Sanitarios no deben financiar procedimientos inefectivos
Michael Añasco Michael Añasco
Un zarpazo de Erdogan sobre Chipre del Norte
Jorge Balseiro Jorge Balseiro
¡Felicitaciones Alcalde Charo López!
Juan Santini Juan Santini
Tabaré: No la embarres
Juan Pedro Ribas Juan Pedro Ribas
20 años después
Edmundo Roselli Edmundo Roselli
Urge que Uruguay defina su posición sobre Venezuela
Jaime Secco Jaime Secco
Astori casi siempre tuvo razón
Mónica Xavier Mónica Xavier
La histórica e impostergable reforma de la ley orgánica militar
Roberto Sansón Mizrahi Roberto Sansón Mizrahi
Concentración de la riqueza: supernova especulativa
Enrique Canon Enrique Canon
Cuidado, no caigas
Juan Raúl Ferreira Juan Raúl Ferreira
Los tiempos cambian, las visiones de país no
Gonzalo Moratorio Gonzalo Moratorio
Cazadores de virus, así estudiamos la evolución viral
Daniel Mordecki Daniel Mordecki
Sobre las encuestas basadas en avisos de Facebook II
Lic. Sebastian Hagobian Lopez Lic. Sebastian Hagobian Lopez
Uruguay, mirado desde el mundo
Hebert Abimorad Hebert Abimorad
La maradonización de Argentina o viceversa
Carlos Pérez Carlos Pérez
A propósito del borrador del Programa del Frente Amplio
Héctor Musto Héctor Musto
Esteban Valenti se va, yo me quedo
Juan Pedro Ciganda Juan Pedro Ciganda
Si estás desorientado y no sabés…
Alberto Rodríguez Genta Alberto Rodríguez Genta
No llores por mi Argentina… que yo lloro por ti!
Luis E. Sabini Fernández Luis E. Sabini Fernández
Israel, ¿modelo de democracia occidental? La Torah, ¡libro de historia!
Eduardo Vaz Eduardo Vaz
AUF y Frente Amplio
Fernando López D’Alesandro Fernando López D’Alesandro
El regreso de Sanguinetti, los problemas del FA y las limitaciones conservadoras
Charles Carrera Charles Carrera
Lacalle Pou, y el arte de hacer política desde los trascendidos de prensa
José Antonio Vera José Antonio Vera
Paraguay: estado cloacal
José W. Legaspi José W. Legaspi
2019: “Tantas opciones”, y a la vez, ninguna
Enrique Gerschuni Enrique Gerschuni
Voy a escribir sobre una persona
más columnistas



 
banner cablevision 300 x 138
banner argentino hotel 300 x 138
Te encuentras en: Inicio | Columnas | William Marino

La Militancia y los Comités

William Marino

17.05.2018

"Nuestro objetivo fundamental es la acción política permanente. Esta acción política no es la que pueden realizar los dirigentes, la bancada parlamentaria o los miembros frenteamplistas del gobierno de Montevideo.

Por talentosos que ellos sean -y vaya si lo son-, por creativos, estudiosos o trabajadores que sean, si no tienen detrás una masa de pueblo imaginativa y participante, terminaran por convertirse, muy a su pesar, en una elite despegada de sus bases. Es decir, despegada de su legitimidad".  Liber Seregni   18 abril 1991     

 Hace ya unos cuantos años, tal vez más de diez, que en la interna del Frente Amplio se observaba primero, después la alarma y por último el acostumbramiento el declinar de la militancia, que trajo consigo el cierre de decenas de comités, por no decir centenares. Pero una cosa muy curiosa también trajo la creación de muchos nuevos grupos dentro del Frente.   Cuando se publique este artículo faltan apenas un año -370 días- para las próximas elecciones NO obligatoria, seis meses más, para las "presidenciales". Pero el frente como tal, duerme el sueño de los justos, aunque si la lucha por el sillón Presidencial, esta cada día siendo más evidente. Es más parece que nos estamos peleando por una gerencia de empresa, más que un país. Cada día se nos pegan más cosas de la derecha y la ultra izquierda. No logramos encontrar el punto justo. No logramos consensos en cosas importantes y en ocasiones tampoco en las otras. Todo nos cuesta desde, abrir un Comité, a salir a realizar una pintada. Por algo los colores -Rojo, Azul y Blanco- han desaparecido de las muros de nuestra ciudad, ni banderas vemos.  Ni hablar de las que se veían en las casa de familia, sino también en los comités. Todo parece estar oscuro y lúgubre, como si estuviéramos en una etapa de disolución. Es claro que hay compañeros, que siguen gastando suela de zapatos, pero son los menos. Hoy muchos de los que andan en "auto", siguen diciendo abiertamente, cuando se los invitan a comités alejados del centro, NO voy, otros dicen a esa hora "no me animo", pues el sol ya se escondió. Y miren que puedo seguir con muchas escusas mas que se escuchan al ser invitados algunos compañeros.

     Seguro que esto molesta, cuando se dice o se escribe, más que nada por los aun seguimos en la militancia activa. No puede ser, que se ningunee a militantes de base que esta siempre en primera línea, pero en el llano. Pues tenemos un Programa para cumplir, para luchar por él, aunque muchos no lo conozcan. Ya Seregni en aquel lejano -NO tanto- 18 de abril del 91, en los salones del Palacio Sudamérica, decía que había que abrir las puertas a la militancia, tanto en los sectores como en el propio Frente Amplio. En aquella ocasión, ese encuentro de militantes tenía como fondo el II Congreso del Frente. Teníamos a nuestras espaldas una división del Frente y la conquista del primer gobierno departamental en Montevideo. Pero los comités tenían vida, los militantes no solo discutíamos sino que también realizábamos una tarea fundamental: PROPAGANDA, salíamos a agitar los barrios, en el puerta a puerta con folletos, charlábamos en el cara a cara con los vecinos, todos con la misma consigna. Nuestros representantes salían con la militancia, marcaban su presencia en los barrios. No creo que existiera una feria, fabrica o lugar con concentración de gente que el frenteamplista no estuviera allí presente con sus banderas. No había "miedo", marcábamos nuestra presencia desde la Rural del Prado a la puerta del Estadio Centenario.  Aunque en ese encuentro el General Seregni nos recuerda algo más: "el camino del Frente Amplio conduce inexorablemente al poder; pero es un sendero estrecho, y además, extenso". Más adelante decía: "¿es que acaso somos mejores personas que los demás? ¿fuimos tocados por una mano divina que nos hizo más puros, mas incontaminados que el resto de los ciudadanos? Por supuesto que no. Semejante soberbia nos haría insufribles y nos conduciría con toda justicia, a desaparecer del mapa político."

    Vamos a un nuevo Congreso del Frente, en donde se elaborara el Programa (2020-2025) para el próximo gobierno. El mismo se debe de discutir desde los Comités de Base con la gente y no dentro de cuatro paredes, pues el Programa a presentar debe de ser para la sociedad toda. Para esto NO tenemos iluminados, es con el vecino que se realiza.  Es el vecino el que nos debe de indicar lo que "prometimos" y no cumplimos, Es el vecino el que nos debe de indicar que quiere que el Frente Amplio realice desde el 4* gobierno.  Pero para eso tenemos que salir a decirle al vecino que participe. ¿Cómo y desde donde se los décimos? Lo invitamos en lo personal, golpeando la puerta para preguntar: ¿usted que le pediría al 4* gobierno del Frente? ¿O lo invitamos desde un escritorio con sillones bien mullidos, apretando teclas solamente? Sin que el vecino nos vea en lo físico, pues muchos dirán que hoy para eso están las redes sociales.

 En fin, al parecer muchos quieren cambiar el Frente Amplio, desde la distancia otros lo vemos desde el contacto con el vecino, pretendiendo ser la bisagra entre los dirigentes y el pueblo. El MILITANTE es eso la voz, el oído y la vista del pueblo de a pie. El militante es el que recorre en el día a día su barrio, su lugar de trabajo, su lugar de esparcimiento. Es el que escucha a cualquier hora del día o de la noche las quejas del vecino, porque los ómnibus no pasan en tiempo y forma, porque hay problemas en la escuela, por la seguridad, por las luminarias de las calles, por cómo está funcionando el fonasa, el militante es el que informa al barrio en que anda el Municipio, la Intendencia y el Gobierno Central. Pero para que esto funcione debe de ser escuchado por el dirigente que también debe de bajar a las bases para escuchar al vecino de primera mano.  El iluminado o súper héroe no existe, como decía Seregni somos seres humanos. Esperemos no ser arrogantes.





MVDCMS  Volver arriba    |    Contacto: uypress@uypress.net