*

Agencia Uruguaya de Noticias
Loading
con firma
Pablo Mieres Pablo Mieres
Antel Arena: ¿por qué se oculta información?
Roberto Sansón Mizrahi Roberto Sansón Mizrahi
Concentración de la riqueza: supernova especulativa
Enrique Canon Enrique Canon
Cuidado, no caigas
Jaime Igorra Jaime Igorra
Fuerzas Armadas uruguayas y el control de nuestras fronteras
Luis Fernández Luis Fernández
“Por la misma... y cambiando”
Federico Arregui Federico Arregui
La región y Uruguay
Juan Raúl Ferreira Juan Raúl Ferreira
Los tiempos cambian, las visiones de país no
Jorge Aniceto Molinari Jorge Aniceto Molinari
El impuesto al valor agregado. (Abordando eso gris, que parece la teoría).
William Marino William Marino
El Mundo en guerra
Marcelo Marchese Marcelo Marchese
La difamación como arma disuasoria del sionismo
Esteban Valenti Esteban Valenti
La humanidad de los clavos
Gonzalo Moratorio Gonzalo Moratorio
Cazadores de virus, así estudiamos la evolución viral
Carlos Vivas; Homero Bagnulo Carlos Vivas; Homero Bagnulo
La necesidad en determinar la dotación de personal mínima para una atención segura
Fernando Gil Díaz Fernando Gil Díaz
Frontera colada
Daniel Mordecki Daniel Mordecki
Sobre las encuestas basadas en avisos de Facebook II
Lic. Sebastian Hagobian Lopez Lic. Sebastian Hagobian Lopez
Uruguay, mirado desde el mundo
Jorge Balseiro Jorge Balseiro
Redoblando la apuesta
Michael Añasco Michael Añasco
Polonia blanca, Pura y Católica
Carlos Wuhl Carlos Wuhl
¿ISRAEL NOTICIAS O PROPAGANDA? CUANDO SE MIENTE NO SE PUEDE DETENER
Hebert Abimorad Hebert Abimorad
La maradonización de Argentina o viceversa
Adriana Marrero Adriana Marrero
Señores: así, NO.
Carlos Pérez Carlos Pérez
A propósito del borrador del Programa del Frente Amplio
Dr Guillermo Chiribao Dr Guillermo Chiribao
Manini violó las normas y su arresto a rigor es sano para la Democracia
Héctor Musto Héctor Musto
Esteban Valenti se va, yo me quedo
Juan Santini Juan Santini
El regalito del Pepe y del Ñato a Tabaré
Jorge Ángel Pérez Jorge Ángel Pérez
El nuevo curso escolar, un aparatoso espectáculo en Cuba
Daniel Vidart Daniel Vidart
Alfredo Zitarrosa
Juan Pedro Ciganda Juan Pedro Ciganda
Si estás desorientado y no sabés…
Milton A. Ramírez Milton A. Ramírez
El debate por el zócalo
Juan Pedro Ribas Juan Pedro Ribas
Carta abierta al “Negro”
Alberto Rodríguez Genta Alberto Rodríguez Genta
No llores por mi Argentina… que yo lloro por ti!
Daniel Feldman Daniel Feldman
Roraima y la tristeza
Luis E. Sabini Fernández Luis E. Sabini Fernández
Israel, ¿modelo de democracia occidental? La Torah, ¡libro de historia!
Eduardo Vaz Eduardo Vaz
AUF y Frente Amplio
Fernando López D’Alesandro Fernando López D’Alesandro
El regreso de Sanguinetti, los problemas del FA y las limitaciones conservadoras
Charles Carrera Charles Carrera
Lacalle Pou, y el arte de hacer política desde los trascendidos de prensa
José Antonio Vera José Antonio Vera
Paraguay: estado cloacal
José W. Legaspi José W. Legaspi
2019: “Tantas opciones”, y a la vez, ninguna
Jaime Secco Jaime Secco
Odiaos los unos a los otros
Enrique Gerschuni Enrique Gerschuni
Voy a escribir sobre una persona
más columnistas



 
banner cablevision 300 x 138
banner argentino hotel 300 x 138
Te encuentras en: Inicio | Columnas | Pablo Mieres

EDUY21: una bocanada de esperanza y un desafío para los partidos políticos

Pablo Mieres

20.05.2018

EDUY21 presentó su Libro Abierto conteniendo una propuesta integral, completa y profunda sobre los cambios que debe realizar nuestro sistema educativo. Un planteo sólido, serio, compartido por cientos de especialistas, académicos, profesores y maestros de todas las orientaciones partidarias.

Un planteo plural que incorporó las posturas y propuestas de cambio profundo que desde hace años están presentes en las mentes más lúcidas del ámbito educativo, pero que, sin embargo, por un conjunto de ecuaciones de poder no se han llevado a la práctica.

Renato Opertti, Fernando Filgueira y Juan Pedro Mir son los principales referentes de esta propuesta que convoca a la esperanza, acompañados de cientos de personas que quieren y comparten un profundo cambio en la educación, especialistas tan brillantes como Denise Vaillant, Adriana Aristimuño, Pedro Ravela, Javier Lasida, Virginia Piedracueva, Pablo Da Silveira y tantos otros referentes ineludibles de la realidad educativa.

La propuesta es abarcativa de todas las dimensiones del sistema educativo; su diseño institucional, los contenidos del aprendizaje, la gestión de los centros educativos, la formación docente, la calidad de los aprendizajes, la construcción de un marco curricular común. En cada una de ellas, hay propuestas concretas de cambio que desde hace años se comparten.

Hace muchos años que sostengo que el problema de la reforma educativa no es que no se sepa lo que hay que hacer. Por el contrario, los principales especialistas de todos los partidos tienen una concepción muy similar de lo que hay que hacer y se pondrían de acuerdo en muy poco rato. El gran problema es que los que saben y promueven el cambio no son los que dirigen la educación de nuestro país.

Así es que hace un par de años el actual gobierno enterró las expectativas de cambio educativo cuando destituyó a Mir y construyó todas las condiciones para que Filgueira presentara la renuncia a su cargo en el Ministerio. Allí se derrumbó la poca expectativa que quedaba, después de que el gobierno de Vázquez, luego de recorrer el país anunciando un cambio estructural educativo, había decidido el continuismo en la conducción del CODICEN, que es, en nuestro actual esquema institucional, donde se toman las decisiones de política educativa.

La continuidad de Wilson Neto en el CODICEN es la señal más descorazonadora de que nada se puede esperar del actual gobierno.

Por eso, el multitudinario acto del miércoles pasado, con el resurgimiento de una propuesta fundada, seria y profunda con la firma de especialistas de todos los partidos, es el renacer de una esperanza sobre el tema más importante que tiene pendiente nuestro país.

El cambio educativo profundo es una condición indispensable para que nuestra sociedad no se quede atrás en su capacidad de responder a los desafíos del siglo XXI. Es clave para que nuestros niños y jóvenes no sean inempleables en el futuro, es urgente para que los niños y jóvenes que pertenecen a los sectores sociales más vulnerables puedan permanecer y prosperar en su formación educativa.

Rompe los ojos la brutal inequidad que produce y reproduce nuestro actual sistema educativo, empujando a los jóvenes más débiles para afuera de la educación y condenándolos a la marginalidad y, en varios casos, a la delincuencia.

Esta transformación, de todas las que están pendientes en nuestro país, es la más relevante, la más crucial y la más urgente.

Por eso el acto de EDUY21 debe saludarse con emoción, entusiasmo y gratitud. Hay que agradecer al colectivo de EDUY21 que vuelva a generar las condiciones para el cambio educativo, hay que agradecerles en nombre de los niños y jóvenes más carenciados, que son los principales destinatarios de esta propuesta.

Pero no alcanza con que exista y se ponga arriba de la mesa la propuesta de EDUY21, ahora hay que convertirla en base de un gran acuerdo político.

Hay que sentar a la mesa de un diálogo a todos los partidos políticos para que, gane quien gane en 2019, este proyecto se instrumente de manera decidida y urgente. Hay que tratar, además, de que al menos algunas de estas propuestas se puedan instrumentar desde ya.

Justamente, la presencia de todos los principales dirigentes de los partidos que no estamos en el gobierno y la presencia de algunos dirigentes del partido de gobierno indican que la gran mayoría del sistema político comparte la necesidad de una transformación profunda que, lamentablemente, ha sido secuestrada por grupos minoritarios que, sin embargo, han demostrado una enorme capacidad de bloqueo.

Como se sabe, en la vida es mucho más fácil impedir que construir.

Pues bien, es el momento de que el impulso de construcción prevalezca sobre quienes en nombre de no se sabe bien qué concepciones, han impedido el cambio por tantos años, condenando a los jóvenes más pobres a la marginalidad.

Es tiempo de convocar a un diálogo entre todos los partidos sobre la propuesta de EDUY21. Ellos rescataron el proyecto de transformación, ahora los partidos tenemos que convertir ese proyecto en realidad. Nos toca a nosotros.



Pablo Mieres

UyPress - Agencia Uruguaya de Noticias



MVDCMS  Volver arriba    |    Contacto: uypress@uypress.net