*

Agencia Uruguaya de Noticias
Loading
con firma
José Antonio Vera José Antonio Vera
Paraguay con nuevo capataz
William Marino William Marino
¡Dios por aquí NO paso!
Jorge Aniceto Molinari Jorge Aniceto Molinari
170 años. (Abordando eso gris, que parece la teoría).
Ana Jerozolimski Ana Jerozolimski
No se puede dar nada a Hamas hasta que devuelva a los soldados y civiles que secuestró”
Hugo Rodríguez Almada Hugo Rodríguez Almada
Facultad de Medicina: El statu quo y los conflictos
Esteban Valenti Esteban Valenti
Mujica el gran elector
Milton A. Ramírez Milton A. Ramírez
La primera vez que vi a Mujica
Carlos Vivas; Homero Bagnulo Carlos Vivas; Homero Bagnulo
Las “innovaciones” en Medicina y los medios de información
Michael Añasco Michael Añasco
American Space Forces. Donald Trump contra los extraterrestres
Fernando Gil Díaz Fernando Gil Díaz
Pepe, el último profeta...
Roberto Sansón Mizrahi Roberto Sansón Mizrahi
En la encrucijada contemporánea no más ajuste sino transformación
Luis Sabini Luis Sabini
Una maldecidísima trinidad: Assange, Sala, palestinos
Dr. Guillermo Chiribao Dr. Guillermo Chiribao
Tacuarembó y el triste protagonismo de los últimos días
Dr. Federico Arregui Mondada Dr. Federico Arregui Mondada
Votaremos con el Frente Amplio. O a este mismo
Ismael Blanco Ismael Blanco
Balbi: el toro y la muerte
Jorge Balseiro Jorge Balseiro
El turismo visto desde la celulosa
Pablo Mieres Pablo Mieres
Promesas rotas
Rafael Sanseviero Rafael Sanseviero
La marea verde y la siesta de las izquierdas
Alejandro Domostoj Alejandro Domostoj
La venta del Dique Maua y la crónica de una metamorfosis: El FA de estatizador a continuador de la obra de Aparicio Méndez
Laura Alemán Laura Alemán
Predios del dique Mauá. Vender el alma: tres perlas de un collar oscuro
Charles Carrera Charles Carrera
Tan uruguayos como nosotros
Luis Fernández Luis Fernández
Detalles de la inmigración africana
Carlos Wuhl Carlos Wuhl
No lo digo yo, lo dicen Daniel Barenboin y otros, que se aplica el « apartheid » en Israel
Juan Raúl Ferreira Juan Raúl Ferreira
Desinteligencias de la Inteligencia
Daniel Mordecki Daniel Mordecki
La ley de los pequeños números
Enrique Gerschuni Enrique Gerschuni
Gobiernos y derechos
Marcelo Marchese Marcelo Marchese
UPM 2 NO, cuando la mentira es la verdad
Daniel Vidart Daniel Vidart
Gauchos de las cuchillas y vaqueros de las praderas -II
Juan Pedro Ciganda Juan Pedro Ciganda
¿En qué nos parecemos, tú y yo a la nieve?
Juan Pedro Ribas Juan Pedro Ribas
Cuidado señores candidatos. ¡Oso! del futbol
Edgardo Carvalho Edgardo Carvalho
El programa del FA y los arbolitos de Navidad
Jorge Ángel Pérez Jorge Ángel Pérez
Matrimonio homosexual en Cuba: ¿Buena voluntad o representación?
Iván Solarich Iván Solarich
GRIEZMANN, Y EL PARTIDO DE LA ÉTICA
Agustín Deleo Agustín Deleo
Aleluya hermanos
Fernando Gil Díaz Fernando Gil Díaz
Largaron!!
Daniel Feldman Daniel Feldman
Hacen falta poetas
Fernando López D’Alesandro Fernando López D’Alesandro
El Frente Amplio debe irse del Foro de San Pablo
E. Canon-F. López D’Alesandro E. Canon-F. López D’Alesandro
Democracia, propuestas y el verdadero cambio
más columnistas



 
banner cablevision 300 x 138
banner argentino hotel 300 x 138
Te encuentras en: Inicio | Columnas | William Marino

Dormir en la calle

William Marino

07.06.2018

Muchos dicen que al marginado le gusta dormir en la calle porque allí se                   encuentra libre. Pero, ¿quién lo dice y porque lo dicen? Y ¿libre de qué?

La mente humana es tan vasta para decir cosas, sobre otras personas que es muy difícil poder razonar.  Solo el que durmió en las calles sabe lo penoso que es estar ahí, en esa jungla de cemento donde el delito de todo tipo, es moneda corriente, donde el destrato viene del lado más inverosímil. El que te tendría que defender es el que más te ataca, es el que te viola o te roba, es el que te pega y luego te pregunta que haces ahí. Hoy en ocasiones me rio de cuando muchos responsables, y no tanto, ponen en las redes sociales números telefónicos de organismos públicos, para que el común de la gente llame. ¿A quién hay que llamar? Policía, MIDES, Salud Publica, refugios, I.M., y ahí sale la voz fría, de gente que se encuentra en lugares calentitos, con pocas ganas de salir de sus "refugios nocturnos", porque el frio cala los huesos y entumece la mente. ¿Pero eso sucede? SI sucede o no, más que nada desde que se esconde el sol y el ponchito de los pobres nos deja de calentar, pues es a partir de ese momento que se deja una contestadora. Que como no tiene alma, no tiene corazón, te habla en forma automática y tú te preguntas ¿para qué puta madre estoy llamando si estoy en la puerta de un organismo, que es al que llamo?  El dormir en la calle, o plaza de Montevideo, es estar a merced, del chorro y/o oportunista, pues lo poco que posee, es mucho para él que te roba. No hace muchos días, en San José entre Ejido y Yaguaron, un joven de unos 20 y pico de años lloraba, pues mientras dormía lo habían despojado de sus zapatos y una manta, lloraba porque tenía frio, lloraba porque se había quedado sin zapatos, lloraba porque tenía hambre. Una señora le compro algo de comida y de decía de ir a realizar la denuncia a la jefatura, el decía que no porque "no le creerían". Le dirían que estaba borracho o drogado, pero según él no lo estaba. La señora le dejo una bufanda y se retiro.

   Plaza Suarez, en la avenida Suarez, frio, mucho frio, una persona tirada en la vereda, casi sobre el pasto, mojado tiritando de frio. Pasa en ese momento un patrullero se lo para y plantea el tema y nos contesta que ellos nada pueden hacer en ese tema. Una vecina le trae leche caliente, mientras sigue la conversación con la policía, que nada puede hacer, pues el mismo no estaría enfermo, el hospital no lo recibe pues en apariencia nada tiene. ¿Qué hacer? En ese mismo día en los informativos, veo un cartel con el justo reclamo ante un cobarde asesinato de una persona: "una familia lo esperaba". Pero al que vive y duerme en la calle nadie lo espera.  El tema seria porque duerme ahí. Yo no lo sé y creo que pocos lo saben. Las causas pueden ser muchas y a la mayoría de los que duermen en hogares cálidos, poco le interesa. Como lo solucionamos, vuelvo a decir que no lo sé, pero nuestro estado invierte mucho dinero en este tema. Aunque a fuerza de ser sinceros, ese grupo apolítico del campo "Un solo Uruguay", pide que no se gaste más dinero en esa gente, aunque el que duerme en la calle, es tan ciudadano como ellos y nosotros.  De pronto la sociedad los quiere condenar, al decir de Máximo Gorki, a ser "los ex hombres", hoy tal vez diríamos los ex humanos.....

P.D.: hace unos días en una charla sobre este tema se daban  al toque, unas treinta direcciones donde dormía gente en condiciones muy jodidas. Tema interesante para analizar.





MVDCMS  Volver arriba    |    Contacto: uypress@uypress.net