*

Agencia Uruguaya de Noticias
Loading
con firma
Enrique Canon Enrique Canon
Cuidado, no caigas
Jaime Igorra Jaime Igorra
Fuerzas Armadas uruguayas y el control de nuestras fronteras
Luis Fernández Luis Fernández
“Por la misma... y cambiando”
Federico Arregui Federico Arregui
La región y Uruguay
Juan Raúl Ferreira Juan Raúl Ferreira
Los tiempos cambian, las visiones de país no
Jorge Aniceto Molinari Jorge Aniceto Molinari
El impuesto al valor agregado. (Abordando eso gris, que parece la teoría).
William Marino William Marino
El Mundo en guerra
Marcelo Marchese Marcelo Marchese
La difamación como arma disuasoria del sionismo
Esteban Valenti Esteban Valenti
La humanidad de los clavos
Gonzalo Moratorio Gonzalo Moratorio
Cazadores de virus, así estudiamos la evolución viral
Carlos Vivas; Homero Bagnulo Carlos Vivas; Homero Bagnulo
La necesidad en determinar la dotación de personal mínima para una atención segura
Fernando Gil Díaz Fernando Gil Díaz
Frontera colada
Daniel Mordecki Daniel Mordecki
Sobre las encuestas basadas en avisos de Facebook II
Lic. Sebastian Hagobian Lopez Lic. Sebastian Hagobian Lopez
Uruguay, mirado desde el mundo
Jorge Balseiro Jorge Balseiro
Redoblando la apuesta
Michael Añasco Michael Añasco
Polonia blanca, Pura y Católica
Carlos Wuhl Carlos Wuhl
¿ISRAEL NOTICIAS O PROPAGANDA? CUANDO SE MIENTE NO SE PUEDE DETENER
Hebert Abimorad Hebert Abimorad
La maradonización de Argentina o viceversa
Adriana Marrero Adriana Marrero
Señores: así, NO.
Carlos Pérez Carlos Pérez
A propósito del borrador del Programa del Frente Amplio
Dr Guillermo Chiribao Dr Guillermo Chiribao
Manini violó las normas y su arresto a rigor es sano para la Democracia
Héctor Musto Héctor Musto
Esteban Valenti se va, yo me quedo
Juan Santini Juan Santini
El regalito del Pepe y del Ñato a Tabaré
Pablo Mieres Pablo Mieres
Se puede cambiar este país
Jorge Ángel Pérez Jorge Ángel Pérez
El nuevo curso escolar, un aparatoso espectáculo en Cuba
Daniel Vidart Daniel Vidart
Alfredo Zitarrosa
Juan Pedro Ciganda Juan Pedro Ciganda
Si estás desorientado y no sabés…
Roberto Sansón Mizrahi Roberto Sansón Mizrahi
Esfuerzo compartido por toda la sociedad: hipocresía e ignominia
Milton A. Ramírez Milton A. Ramírez
El debate por el zócalo
Juan Pedro Ribas Juan Pedro Ribas
Carta abierta al “Negro”
Alberto Rodríguez Genta Alberto Rodríguez Genta
No llores por mi Argentina… que yo lloro por ti!
Daniel Feldman Daniel Feldman
Roraima y la tristeza
Luis E. Sabini Fernández Luis E. Sabini Fernández
Israel, ¿modelo de democracia occidental? La Torah, ¡libro de historia!
Eduardo Vaz Eduardo Vaz
AUF y Frente Amplio
Fernando López D’Alesandro Fernando López D’Alesandro
El regreso de Sanguinetti, los problemas del FA y las limitaciones conservadoras
Charles Carrera Charles Carrera
Lacalle Pou, y el arte de hacer política desde los trascendidos de prensa
José Antonio Vera José Antonio Vera
Paraguay: estado cloacal
José W. Legaspi José W. Legaspi
2019: “Tantas opciones”, y a la vez, ninguna
Jaime Secco Jaime Secco
Odiaos los unos a los otros
Enrique Gerschuni Enrique Gerschuni
Voy a escribir sobre una persona
más columnistas



 
banner cablevision 300 x 138
banner argentino hotel 300 x 138
Te encuentras en: Inicio | Columnas

Cuando se afirman las aspiraciones...

Jorge Balseiro

03.07.2018

Una inversión minera o forestal no la hacen capitales golondrinas. Lo realizan por décadas y se evalúan los riesgos asociados.

Uruguay no es una excepción en el mundo. Que los costos suban en Uruguay, es más que esperable, sobre todo cuando viene un crecimiento económico luego de la peor crisis de la historia que hundió los ingresos de trabajadores y empresas.


Si analizamos fríamente nuestra situación, es aceptable pensar que es difícil encontrar dónde sacar provechos redituables, ergo no extraña inversiones o ventas en rubros como soja, carne o pasta celulósica en forma competitiva que no sea el Mercosur.


Tampoco olvidemos que los chinos e hindúes y el resto de las economías emergentes siguen incorporando millones de pobladores rurales al año a niveles de consumo básicos.

Y si alguno de los inversores, luego de concienzudos estudios, ve la inviabilidad de un proyecto, junta las cacharpas, saluda cortesmente y se va.  Minería y petroleo son ejemplos.

Una vez que se dan las maduras para Uruguay es que aparecen los desconfiados y contras que hacen filosofía de boliche.


Y que ven fantasmas hasta en el baño o debajo de la cama.
Ese mismo negativismo que se reía del tren, que nunca terminó de enterarse de las dura batalla del bloqueo de un puente internacional. Allá ellos.

Miremos lo positivo. Las inversiones que buscan un lugar tranquilo en el Uruguay. Una estabilidad que no encuentran en otras latitudes.


El resultado de una dura batalla en pro de esas inversiones pasteras y mineras. De nuevos puertos para dar salida a la producción del Mercosur. Un tren que sirva de conexión. Barcazas que complementen y ahorren combustibles y caminerías.


En fin. Una enorme etapa donde el futuro va adquiriendo nuevas formas.
Abandonamos el tren casi desde que nos lo vendieron los ingleses... Cuando hay una posibilidad y es factible, a trabajar pues.

Un amigo decía hace muy poco que un país que tuviera un río como una banda presidencial en su territorio, seguramente lo utilizaría para transportar por barcazas la producción agropecuaria, industrial y minera hacia su sistema portuario. Uruguay tiene el río Negro. No hay esclusas en sus represas ni barcazas en su curso de agua. Es una gran asignatura pendiente desde el punto de vista ambiental y económico.

Uruguay es la llave del sistema fluvial platense.
Aquella creación por 1828 pergeñada por Lord Ponsomby, el mismo que luego participara de la gestación de Bélgica por 1830.


Ese Estado Oriental del Uruguay, desgajado de las provincias platenses sin que aún fuera nación, es tutelado por sus creadores, no sin conflictos como el conducente a la Guerra Grande. Pero desde el fin de la Guerra de la Triple Alianza (1870) contra Paraguay, Inglaterra lo tutela hasta que la búsqueda de hegemonía en la región de USA se lo disputa y quita en el siglo XX.

El pasaje de Uruguay de la condición de “estado tapón” a la de articulador del bloque sudamericano cuesta mucho e incomoda a mucha gente.


Y esos dolores de parto pasan por la búsqueda de la consolidación de una definitiva y total independencia en la elección de su
futuro. De los tutelajes pero también de las serpientes de Hércules que lo rodean. Porque no es una planta de celulosa. Es mucho más que ello.

Es el futuro de un país donde una compra malparida a los ingleses nos aisló medio país al este que hasta hay quienes opinan de vendérselo a Brasil... desde donde las forestales nos miran con ojos libidinosos...
Y capaz alquilar las  costas del rio Uruguay si los entrerrianos pagan un buen canon...

Un cirujano uruguayo repite algo que mucho importa: la oportunidad es una diosa de pelo corto y pies ligeros. Gran verdad.

Y en esto hay mucho en juego para ese nuevo Uruguay.

El resto… el resto es silencio.

 

Jorge Balseiro



UyPress - Agencia Uruguaya de Noticias


MVDCMS  Volver arriba    |    Contacto: uypress@uypress.net