*

Agencia Uruguaya de Noticias
Loading
con firma
Marcelo Marchese Marcelo Marchese
El Decreto mordaza sobre el agua y su escudero (Respuesta al colega Balseiro)
Ana Jerozolimski Ana Jerozolimski
La ley de nacionalidad de Israel: reacciones y exageraciones
William Marino William Marino
En serio o en broma
Roberto Savio Roberto Savio
Inmigración: muchos mitos y escasa realidad
Carlos Wuhl Carlos Wuhl
En el 70 aniversario del Estado de Israel: la larga marcha a constituirse en un estado fascista y del apartheid
E. Canon-F. López D’Alesandro E. Canon-F. López D’Alesandro
Democracia, propuestas y el verdadero cambio
Juan Raúl Ferreira Juan Raúl Ferreira
La jura de la Constitución
Jorge Aniceto Molinari Jorge Aniceto Molinari
Moneda para ricos, moneda para pobres. (Abordando eso gris, que parece la teoría).
Esteban Valenti Esteban Valenti
¿Para qué sirve?
Jorge Balseiro Jorge Balseiro
Imaginación kafkiana, de la pesca a UPM
Lic. Sebastian Hagobian López Lic. Sebastian Hagobian López
El México progresista y su ventana de oportunidad para Uruguay
Enrique Gerschuni Enrique Gerschuni
Candidatos en el Frente Amplio
Carlos Vivas; Homero Bagnulo Carlos Vivas; Homero Bagnulo
Situaciones estresantes como desencadenantes de enfermedades
Daniel Vidart Daniel Vidart
¿Por qué Montevideo?
Pablo Mieres Pablo Mieres
Fracaso en el corazón del gobierno de izquierda: la integración social
Alejandro Domostoj Alejandro Domostoj
Manuela Presidenta
Milton A. Ramírez Milton A. Ramírez
Casavalle y la izquierda
Fernando Gil Díaz Fernando Gil Díaz
Tarda, pero (finalmente) llega...
Dr. Federico Arregui Mondada Dr. Federico Arregui Mondada
Ineludible agenda de derechos para el próximo quinquenio
Carlos Visca Carlos Visca
Doctrina Naval, otras reflexiones
Dr. Guillermo Chiribao Dr. Guillermo Chiribao
“Reconocer el fracaso”… No es Deportivamente Correcto
Juan Santini Juan Santini
Martìn Aguirre
Michael Añasco Michael Añasco
Los macacos huyen de Gibraltar
Carlos Garramón Carlos Garramón
Estados Unidos le declaró la guerra a China
Felipe Michelini Felipe Michelini
Las víctimas y el Estatuto de Roma
Hugo Naya Hugo Naya
El genoma humano y la gallina de los huevos de oro
Andrea recomienda: a la uruguaya Andrea recomienda: a la uruguaya
Diseño, Arte, Gastronomía & Co.
Mónica Xavier Mónica Xavier
45 años del golpe del 73
Charles Carrera Charles Carrera
A cuarenta y cinco años del Golpe de Estado de 1973: ¡Nunca más terrorismo de Estado en el Uruguay!
Jorge Ángel Pérez Jorge Ángel Pérez
Las UMAP (Unidades Militares de Apoyo a la Producción) o el miedo a decir la verdad
Luis C. Turiansky Luis C. Turiansky
El ser o no ser de Lionel Messi
Ismael Blanco Ismael Blanco
La revolución perdida
Roberto Savio Roberto Savio
Trump está aquí para quedarse y cambiar el mundo
Fernando López D’Alesandro Fernando López D’Alesandro
Jaime Pérez, renovación y democracia
Iván Solarich Iván Solarich
¿Por quién esperamos? ¿Esperamos a alguien?
Macarena Pereyra Macarena Pereyra
Violencia doméstica, entre las carencias del sistema y el estigma social
Daniel Feldman Daniel Feldman
Empiecen a empacar maletas
más columnistas



 
banner cablevision 300 x 138
banner argentino hotel 300 x 138
Te encuentras en: Inicio | Columnas
imagen del contenido Dr. Federico Arregui Mondada

Ineludible agenda de derechos para el próximo quinquenio

Dr. Federico Arregui Mondada

11.07.2018

Toda sociedad que sobreviva, entre el hartazgo y el descreimiento, a partir del hambre, la frustración, el desengaño, sumado a los intentos de manipulación de los grandes mass media en el mundo de hoy, crea un “combo” explosivo para el futuro inmediato.

Y ese "combo", no genera precisamente una irradiación de ventura ni de frescura, sino de descontento social y quiebre estructural, si no se ataca a tiempo y eficazmente.

Basta ver en tal sentido, la actual crisis regional, concretamente la difícil situación de Argentina y Brasil. Ambos países inmersos en un gran descalabro económico, político, institucional. Grandes países sin rumbo y que generan, además, exclusión social, pobreza, explotación, marginación, y la vulneración del derecho a Ser de millones de seres humanos

Tiempos aciagos vendrán en caso de no jugarnos enteramente por la humanidad, y dentro de ella, por los más débiles y desprotegidos; por aquellos que no tienen capacidad de hacer lobby, ni poseen vínculos con el poder. Aquí y ahora, en esta pequeña comarca que es el Uruguay.

Existen mentes lúcidas, tanto a izquierda como a derecha. Solo basta que se atrevan a jugársela, aunque sea más fácil permanecer en la tibieza del hogar y los afectos inmediatos, dejando de sopesar si los dichos son o no políticamente correctos, sea por eventuales etiquetamientos o adjetivaciones.

Y no se dice esto para juzgar, sólo para recordar que el mundo está en manos de quien acciona, y fundamentalmente, porque cuando los buenos no actúan ni se la juegan, las sociedades humanas suelen correr grave peligro.

Rendirse a la absurdidad del mundo, implica de alguna manera - parafraseando a Jean Paul Sartre en su libro "San Genet, comediante y mártir"-, transformarse en muertos vivos, en especies de zombies, categoría tan en boga a partir de algunas series y películas taquilleras.

Lo absurdo de la vuelta a un pasado de miseria, salarios y jubilaciones de hambre, nos retrotrae a quienes ya lo vivimos y tenemos memoria, a la necesidad de analizar y reflexionar sobre el espectro político, tanto el pasado como el actual.

Luego de leer por Facebook atentamente, la carta que escribió para sí mismo Edison Cavani, días atrás, me di cuenta del peligro que encierra volver al país de "el gol del helado". . .

Más de un compatriota habrá leído las vivencias, pensamientos y dolores de nuestro goleador cuando sólo tenía nueve años, esto es, cuando corría el año 1998. Carta que nos emocionó y que demuestra que clase de ser humano sensible y buena gente es este jugador de fútbol, pero antes persona que viene de las clases humildes. Aún hoy existen miles de cavanis en nuestro Uruguay corriendo tras la pelota, en los campitos y en las canchas de fútbol.-

Eran los mismos pesares y la dura realidad que golpeaba a muchas familias y a sus "botijas" por aquel entonces, años de pobreza rampante en nuestro país y en la región.

Esos niños que, como Edison Cavani, tenían un don especial, fueron afortunados en un único sentido, pues su único porvenir estaba en el fútbol.

Muchos niños pobres como él, soñaban con comer un helado, y la única manera que tenían era concretando un gol. Sí, el niño que hiciera el último gol se ganaba un helado, y cuando aquel Cavani de sólo nueve años tuvo la oportunidad de concretar ese gol, hizo realidad su sueño, el sabor de la victoria se amalgamaba al de un delicioso helado. "¿Será de chocolate?", se preguntaba en aquel momento. . .

Es ineludible pensar en la frustración y el deseo de los demás niños que también jugaban, pero que no contaban con el don especial de goleador. Eran niños que no tenían derecho a comer helado, y mal podían hacerlo cuando se encontraban por debajo de la línea de la pobreza. ¿ Y los otros?, los llamados pataduras, quedaban sin el helado, y sin la ilusión.

Lastima el alma pensar que cosas como estas sucedieron en el Uruguay del último período del gobierno del famoso " estadista " Sanguinetti, un fiel reflejo de un sector desfavorecido de la sociedad y de la niñez en aquellos años.

Fue inhumana y trágica, la política de "el gol del helado", por eso, si de gestiones se habla, años después de la crítica de Sanguinetti sobre la gestión de Tabárez, hace unos años ( aunque algunos dicen era una fake new) , no cabe más que el silencio. Los hechos por sí solos se encargan de decirlo todo. Muchos deberían seguir en el ostracismo y perderse en la oscuridad...para siempre....no queremos más el regreso de " los muertos vivos ".

Volviendo, pues, al presente, sin perder de vista la historia reciente, es visible la necesidad de una agenda política con fuerte tinte social para el próximo quinquenio. Sí. Es necesario seguir persistiendo con políticas sociales desde la Educación, desde el Fútbol, el Básquetbol, para que la inclusión social y verdadera tenga a la brevedad éxito. Por supuesto que, además de ello, es prioritario seguir combatiendo el narcotráfico, el microtráfico, el crimen organizado a través de la trata de personas. El combate al delito y los delincuentes cualquiera sea su origen. Como bien dijo el Intendente de Canelones, Yamandú Orsi: " son ellos o nosotros ".-

Con acierto se encamina el próximo presupuesto a fortalecer los sectores educación, salud y vivienda, a partir de los cuales es posible construir un Uruguay con futuro. No obstante ello, es preciso recordar que la masa de trabajadores tanto privados como públicos, y los pasivos que tanto dieron por el país, deben continuar siendo contemplados en aras de mejores ingresos y calidad de vida. En definitiva una política progresista se puede medir solamente y básicamente si la gente vive cada día mejor en todos los aspectos. Por supuesto que es prioritario transformarnos en un Japón o Singapur, podemos hacerlo. Debemos tener la mente abierta para la creación de conocimiento y en un país chico como el nuestro, debemos esperar ello del Estado, la Universidad de la República, sectores innovadores privados. Mente abierta, persistencia y tiempo y lo lograremos.

Salario vacacional para los funcionarios públicos. Aguinaldo para los jubilados:

Los sallopards siguen más vivos que nunca, cobrando en sus oficinas litros de sangre, músculos y cerebro de los oprimidos canjeados en euros, dólares, letras de tesorería, acciones y/o establecimientos agropecuarios. Lo más deleznable es que en la región, algunos logren sus objetivos demonizando a los funcionarios públicos y a los jubilados incluyéndolos en la fría categoría de "gasto público". Es dable recordar una vez más, el ejemplo más crudo en la región: Argentina. Los están echando como si fueran alimañas, cuando bien sabemos quién es quién en estas latitudes. Por eso una afirmación categórica: quien vitupere o insulte a los funcionarios públicos debe ser visto como un notable adversario a vencer.

Y sin embargo, los sectores de los trabajadores públicos y jubilados, tienen aún derechos a conquistar: el salario vacacional para los primeros y el aguinaldo para los segundos. Claro, hay que desterrar por falaces, las prédicas de monjes grises de corte neoliberal, especies de "agoreros" y "pájaros de mal agüero", que sacan enseguida la carta del déficit fiscal como contracara a derechos que son legítimos. Es cierto que el déficit fiscal debe ser manejado con prudencia y tender a su descenso, pero bajarlo a costa de la gente y a los que solo viven de sus salarios y sus jubilaciones es de una tremenda injusticia social y una perversa alma.

Respecto al salario vacacional, señalaba el Profesor Santiago Pérez del Castillo en su "Manual Práctico de Normas laborales": "Todos los trabajadores contratados por particulares o empresas privadas de cualquier naturaleza, tienen en principio el derecho al goce de una licencia anual paga de veinte días. Quedan incluidos los empleados del hogar y los trabajadores rurales. Los veinte días de vacaciones deben hacerse efectivos dentro del año inmediato siguiente al período en que se generó el derecho. Está prohibida su renuncia o la sustitución en dinero". ( Manual Práctico de Normas Laborales, novena edición, FCU ).-

¿Cuál es la razón para que los trabajadores públicos no gocen de idéntico derecho? No se aplica a los funcionarios públicos lo que dicta la Constitución: a igual función igual remuneración. De ese principio surge la pregunta obvia: ¿ por qué un funcionario administrativo que lleva contabilidad por ejemplo en la actividad privada cobra salario vacacional y el idéntico trabajo de un funcionario público no ?. Injusticia terrible que no se ha resuelto. La respuesta al día de hoy, es la inexistencia de voluntad política para plasmar y reconocer este derecho en la normativa nacional. Invitamos a los legisladores y gobernantes a pensar en esto.

Los artículos 8°, 7°, 72 y 332 de la Constitución de la República, así como tratados de la O.I.T exigen el aggiornamiento de la legislación en este sentido en el Uruguay. La cobrarían todos los trabajadores públicos desde el más humilde portero de una Intendencia del interior hasta el Presidente de la República. Sería un pago único, anual y que inyectaría cantidades de dinero importantes que dinamizarían el mercado interno. Claro que hay detractores: los monetaristas, los intereses de clase que intentan demonizar al funcionario público con la pretendida mácula de que son parásitos que no trabajan y así, con ese facilongo y putrefacto argumento quieren hacer creer que los únicos productores de la riqueza son ellos. ¡ Y que injusto que es ! Es como si dijéramos al barrer, generalizando, que los cursos de agua están contaminados al punto de poner en riesgo la salud, si tomamos agua con los productos que ponen los agricultores ( fertilizantes, herbicidas, etc ). Pues bien, será más dinero que deberá salir del Estado uruguayo pero es justo y necesario, es justo y perfecto que se consagre.

Aguinaldo para los pasivos: vieja reivindicación que debe ser atendida ya, son gente de avanzada edad con la muerte en el horizonte y que no pueden esperar para vivir sus últimos años con mejor calidad de vida, para darse algún gustito. ¿ Es que acaso ello no es justo ?. El ser humano, único e irrepetible, una vez muerto no tendrá otra chance de vivir su vida. No es dinero para joyas, ni viajes al extranjero, es para vivir un poquito mejor. Sin dejar de reconocer que el aumento constante del poder adquisitivo de las jubilaciones es verdadero y tangible.

El déficit fiscal

Habrá que hacer una profunda reforma estatal y terminar ya con los gastos superfluos del Estado, así como elevar los impuestos a quienes tengan la capacidad contributiva. Quien sea y como sea. El Movimiento de Participación Popular ha sido ingenioso al proyectar el impuesto a las herencias: con ello se puede lograr cubrir la conquista del salario vacacional. La propuesta del Pit-Cnt de aumentar algunas alícuotas de la renta empresarial también es razonable. Al fin y al cabo basta remitirse a la doctrina tributarista para darse cuenta de que quien posee capacidad contributiva en este país y quien no.

" Es indudable que históricamente se ha ido abriendo camino la tendencia doctrinaria de hallar un criterio que justifique ética y jurídicamente ese poder de imposición, en torno del concepto de capacidad contributiva, o facultades económicas del contribuyente, es decir, la posibilidad económica que tiene el individuo de contribuir a sufragar los gastos públicos destinados a satisfacer las necesidades colectivas " ( pág. 445 Instituciones de Derecho Tributario, Ramón Valdés Costa, Editorial Depalma, julio de 1992 )

Contacto: federicoarregui07@gmail.com





MVDCMS  Volver arriba    |    Contacto: uypress@uypress.net